La alianza Montilla- Silva

POLIFALCÓN. Es la Policía del estado Falcón, la que está a orden de la gobernadora Stella de Montilla. Hace años el jefe de la policía era su esposo Jesús Montilla, entonces gobernador, porque ellos se turnaron en el cargo y esperan que luego sea un hijo quien ocupe el poder. En ese entonces denuncié que un grupo de policías estaba exterminando jóvenes con la excusa de que eran “desechos sociales”. Casi tres centenares de muertos. La policía la presidía el hombre más cercano al gobernador, Oswaldo Rodríguez León. Montilla se dedicó entonces a descalificar mis denuncias argumentando que era una campaña de “una escuálida que quería acabar con la revolución”. Nadie averiguó, ni la fiscalía ni la Asamblea Nacional, ni la oposición. El tiempo pasó. Montilla y Rodríguez León se pelearon por la intención de Rodríguez de acceder al poder. Montilla logró que a Rodríguez León lo denunciaran y procesaran por la desaparición forzosa de un joven. Rodríguez León está preso desde entonces. Pero esa policía es la misma, aunque es justo decir que no son todos, es un grupo como manzana podrida. La utilizan para que ataque a mi familia y frenar así la investigación sobre la gran cantidad de obras inconclusas y que ingresaron en una centrífuga para que le asignen dineros y las obras paralizadas, a medio hacer y consumiéndose millones de bolívares y euros. Son muchas. ¿La guinda? La gobernadora invitó a Mario Silva, aquel personaje de la noche, a Coro, con trato de figura nacional, incluso estuvieron juntos en un programa en la emisora de la gobernación. Y lo presenta como ejemplo de lo que es un hijo de Chávez. Eso fue el 14 de octubre. Silva desataría una campaña para señalarme de pretender destruir a la revolución y al gobierno. Es hora que aquí dejen de escudarse tras el cuento de la revolución y cada quien asuma su responsabilidad, como en el caso de los grandes elefantes blancos del estado Falcón. La Contraloría General tiene un compromiso con el pueblo falconiano. Y la Comisión de Medios de la Asamblea Nacional, como va investigar la reventa de papel periódico, que lo haga con uno regional que usan los Montilla a su antojo y que le estaría revendiendo papel a La Prensa de Lara y a otros medios regionales.
________________________________________________________

EDGAla alianza montilla silvaR PÉREZ. Este funcionario es el jefe del COIN, encargado de investigaciones en la Policía del estado Falcón. Vestido de civil y sin credencial alguna, dio el nombre de su superior cuando le preguntaron el suyo. Este policía fue quien primero agarró al presidente del Ateneo, Justo Barráez, y lo agredió físicamente para sacarlo de la presidencia.

 

 

 

________________________________________________________
GARCÍA Y. Trató de arrebatarme el ipad y el teléfono para evitar que tomara fotos del momento en que otro policía sacaba al presidente del Ateneo a la fuerza.
________________________________________________________
BARRETO. Otro de los funcionarios que agredió físicamente al presidente del Ateneo. Y a mí por añadidura.
________________________________________________________
J. GUTIÉRREZ. Este es otro de los primeros policías que ingresaron a la presidencia del Ateneo, sin respetar las cerraduras.
________________________________________________________
HERMES JOSÉ ARIAS. Este oficial de la policía del estado Falcón llegó cuando el fiscal estaba reunido con el presidente legal del Ateneo y la junta de facto. Amenazó a Justo Barráez con someterlo y llevárselo preso por desacato a la autoridad. Él se erigió allí como la autoridad, que amenaza e impone. Arias no es cualquier policía, no sólo porque tiene rango de jefe. Este individuo no debería estar ni libre, ni uniformado y menos dirigiendo comisiones. Fue imputado, el 8 de noviembre 2005, (expediente IP01-R-2009-000157, IP11-P-2007-002123), junto con otros tres policías por: homicidio calificado en grado de complicidad, uso indebido de arma de fuego y simulación de hecho punible contra José Luis Luliano Colmenares (asesinado el 3 de agosto 2004). El Ministerio Público solicitó, de manera infructuosa, que a Arias no lo beneficiaran con medidas sustitutivas de libertad, por ser un hecho grave, pero en Falcón el poder político todo lo puede.
________________________________________________________
REGISTRADORA. Primero fue el funcionario Alí González autorizado por la doctora Yvett Gutiérrez, encargada de la Notaría Pública Segunda de Punto Fijo. La Notaría dio fe de un acto con soportes no vigentes, como el acta de Junta Directiva, pues tomaron la de hace 14 años y obviaron la registrada el 19 de diciembre 2013. Tampoco verificó quiénes en realidad estaban allí en una reunión que es lo que da pie a que decidan destituir a la Junta Directiva legal y legítima. Más grave aún le da visos de legalidad a la usurpación de funciones que hace el taxista (tipo pirata) y una mujer que renunció a la directiva hace meses y por escrito. Y para completar, la abogado Norma Urbina, registradora pública del municipio Carirubana del estado Falcón registra a la directiva de facto, a pesar que la directiva legal le presentó días antes una comunicación para que se abstuviera de hacerlo, presentándole los soportes que indicaban que la directiva legal es la presidida por Barráez. ¿Alguien duda que detrás de todo esto hay poder?
________________________________________________________
FISCALÍA. Cuando el presidente del Ateneo llamó al Ministerio Público, ante el atropello que sufría por la policía del estado Falcón, el fiscal superior Argenis Ruiz de inmediato envió a un fiscal, que llegó poco después. El fiscal auxiliar, hombre amable y gentil, no pudo con la prepotencia policial ni pudo evitar que Hermes Arias impusiera su criterio y sacara a Barráez del cargo. Luego de los hechos, el fiscal superior se comunica con la gobernadora Stella de Montilla y ésta le dijo que ella nada tenía que ver con eso. Diez días antes ya Polifalcón había intentado hacer algo similar. Esa vez se presentó el supervisor José Carrera, quien estaba como segundo comandante de la Policía en la zona, con un grupo de policías. Pretendió dirimir él lo que es un problema interno del Ateneo. La respuesta que me dio el diputado Jesús Montilla, esposo de la gobernadora, es que un funcionario de la Gobernación, Simón Petit, había pedido la intervención de la policía porque alguien se quejó de que a un cantante lo habían querido agredir en el Ateneo. “Es absurdo que la policía se meta en eso, estoy muy molesto con esa actuación de la policía”, me dijo Montilla. Ahora la gobernadora y el marido dicen que no saben por que la policía hizo eso. ¿La gobernadora no manda y está anarquizada Polifalcón? ¿O la gobernadora sí manda y la policía obedeció sus órdenes como lo dijeron los funcionarios policiales?

DALTON. Es Roque, el maravilloso poeta asesinado por sus compañeros de lucha, el que un día escribió: “Junto al dolor del mundo mi pequeño dolor,/ junto a mi arresto colegial la verdadera cárcel de los hombres sin voz,/ junto a mi sal de lágrimas/ …/ junto a mi mano desarmada el fuego/ junto al fuego el huracán y los fríos derrumbes, junto a mi sed los niños ahogados/…/ junto a mi miedo, el miedo que vencieron los muertos,/ junto a mi soledad, la vida que recorro,/ junto a la diseminada desesperación que me ofrecen,/ los ojos de los que amo/ diciendo que me aman”.