El Psuv busca a los culpables

DERROTA. Es la más histórica de las que ha sufrido el chavismo. Aun no la asimilan los dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela. Jorge Rodríguez, en una reunión con el GPP, había prometido que llegarían a 114 diputados. Antes, estando Hugo Chávez con vida, era fácil prometer y muy difícil contrariar a Jorge. Muchos jefes de los partidos del Polo Patriótico comentaron, al salir de esa reunión, que el alcalde estaba desubicado, que no se quería dar cuenta de lo que sucedía en la calle, que pretendía ignorar el descontento que había en el común de la gente, no solo en la oposición, sino entre los otrora seguidores del chavismo. Ahí sucedía lo que en el resto del país, la prepotencia de quienes fueron conquistando poder absoluto, estando Chávez con vida. No han querido oír. La declaración más acertada de autocrítica, hasta ahora, es la de Francisco Ameliach, gobernador del estado Carabobo.

CAMPAÑA. Fue una grosera compra de votos lo que pretendió el Psuv a nivel nacional. El silencio de la gente pronosticaba que esas dádivas no se reflejarían en las urnas electorales y así fue. Mientras los hospitales están sin medicinas, sin suficientes médicos, sin suministros, mientras muchas escuelas no reciben los alimentos respectivos, y además no hay alimentos en los anaqueles, no se consiguen pañales, toallas sanitarias, leche para bebés, jabón, etc. algunos candidatos del Psuv estaban regalando a manos llenas teléfonos, carros, casas, tablets, canaimitas y pare de contar. Fue un acto que se convirtió en búmeran contra el chavismo. Era tan difícil entender que quien no consigue medicamentos contra el cáncer, la madre que oye llorar a su bebé por el efecto de leche entera ante la imposibilidad de conseguir fórmula, que no halla cauchos, baterías, que los bachaqueros proliferen por miles, abandonando los trabajos para dedicarse a esa ilícita acción, que sea un problema adquirir carne, leche, pollo, pues no es tan difícil imaginar que el triunfo del chavismo cada día se alejaba más.

OPOSICIÓN. Ha tenido profundas diferencias. Se hicieron extrañas alianzas entre quienes no tienen en común ni ideología, proyecto de país, intereses, ni coincidencia de clases. Les costó años entender y asumir sus diferencias, y eso permitió que mientras el chavismo avanzaba, la oposición sufriera derrota tras derrota. El último acto de soberbia, el de Henrique Capriles al pretender imponer a Primero Justicia como el partido con poder de decisión en la oposición, contribuyó a que el PSUV ganara entontes con comodidad. La posición de la Mesa de la Unidad (MUD) con dirigentes como María Corina Machado, demostraron mezquindad y ausencia de solidaridad. Ese no fue el único caso. Pero a diferencia de otros, Machado siguió conquistando votos para la oposición, se convirtió en una peligrosa enemiga de los revolucionarios. El mejor ejemplo es que era invitada permanente al programa de Diosdado Cabello, descalificándola, demostrando que la tenían vigilada y grabada. María Corina cometió dos errores que ya algunos toman como inaceptables, apoyando a dos candidatos; uno del Táchira, lo que le permitió al chavismo sacar el único diputado que lograron en el estado. Y el otro en Barquisimeto con Eduardo Gómez Sigala, quien no llegó ni siquiera cerca ante los candidatos que Henry Falcón respaldó. La Oposición tiene ahora el compromiso de recordar aquella máxima de “honor al vencido”.

FANB. Es la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Ha sido atacada de múltiples rumores. No existió ninguna amenaza del ministro de la Defensa, Mayor General (Ej) Vladimir Padrino López al presidente de la República, Nicolás Maduro. Ni pasó ni fue necesaria. La avalancha de votos fue aplastante a favor de la oposición. La FANB y Padrino sólo cumplieron con su deber, lo contrario hubiese sido una traición al pueblo que se volcó a las urnas electorales. Tampoco es cierto que habrían intentado detenerlo ni que la intención de Maduro en pedir la renuncia al tren ministerial solape la intención de sacar al titular castrense. Es probable que Maduro ratifique a Padrino como ministro de la Defensa, aunque sea por unos meses más. Hay oficiales como el comandante de la Guardia Nacional, general Néstor Reverol, que pretenden iniciar una cacería de brujas contra quienes no votaron el 6D. Solicitó a las diferentes dependencias de ese componente la lista de los guardias que no sufragaron.

PRESIDENTE. Es Nicolás Maduro. Hizo un acto noble de reconocimiento al triunfo de la oposición. Su error estuvo, desde el principio, en pretender parecerse a Hugo Chávez, cuyo carisma y poder de mando era excepcional. Siempre luce desdibujado, no ha logrado mostrar un rostro de autenticidad. Venezuela no le quiso reconocer a Maduro que él recibió un país comprometido, en el cual la corrupción había avanzado a niveles asombrosos y la impunidad, como la inseguridad, se extendía aceleradamente. Una jauría de militares y civiles ha logrado instalarse cerca del poder, para obtener millonarios y jugosos negocios, mientras el país languidece. La única opción que quizás tiene Maduro es empezar a actuar con liderazgo propio. Es ubicar, a lo ancho y largo, del poder ejecutivo, personas con alguna solvencia moral, talento y capacidad. Para los chavistas es triste ver que su líder, el que le dio origen a la revolución, cae aparatosamente porque se supone que el pueblo le iba a dedicar su triunfo a Chávez, quien no logro ser portaviones de nadie.

FALCÓN. Ejemplo de la soberbia que le permitió el triunfo a la oposición, es que caudillos locales del chavismo quieren seguir conservando el poder del partido y el poder regional. He ahí el caso de los Montilla en falcón. Se propusieron cerrarle el paso a quien pudiera ser un virtual candidato a la gobernación, al alcalde de Carirubana, Alcides Goitía, quien había logrado salir triunfante en todos los procesos electorales de los últimos 10 años. Ya hace más de un año la gobernadora empezó a restringir los operativos móviles de Mercal para ese municipio, hasta estar casi desaparecidos. Luego a opacar la gestión exitosa del alcalde. Hizo actos con figuras nacionales, incluyendo el presidente Maduro, al que ni invitaban ni dejaban entra a Goitía. Después hizo una alianza con los alcaldes de la oposición para atacar públicamente al burgomaestre. Pretendieron usar a la Contraloría General de la República para investigarlo. Y así se hizo. El esposo de la gobernadora, quien antes fue gobernador y ahora aspiró a repetir como diputado, presionó para que se buscara cualquier indicio contra el alcalde. La CGR no encontró ninguna evidencia de peso. Escoger el candidato por ese circuito encontró mil inconvenientes porque Víctor Clark inicialmente no quiso ir, luego dijo que si, luego mandó a Sol Musset como candidata y después dijo que Cilia Flores lo imponía como candidato por lista. Jesús Montilla dijo en un programa por A1TV que Maduro había ordenado que el candidato fuera Clark. ¿Entonces para qué elecciones internas? Finalmente la candidatura la gana Raúl Primera, quien aparecía triunfador en las encuestas, pero su exposición pública con la gobernadora, que tiene un altísimo rechazo en el estado, lo perjudicaron de manera atroz. La gobernadora concentró recursos, dinero, presiones y dirigentes para favorecer a su esposo, Jesús Montilla, quien es jefe del partido y en lugar de ocuparse del Psuv se dedicó a tratar de lograr su repetición sacrificando a los otros diputados.

NERVO. Es Amado, el poeta que nació, el 27 de agosto de 1870, en Tepic, capital del hoy estado mexicano de Nayarit de Nervo. Fue élquien un día escribió: “Silenciosamente miraré tus ojos,/ silenciosamente cogeré tus manos;/ silenciosamente, cuando el sol poniente/ nos bañe en sus rojos/ fuegos soberanos,/ posaré mis labios en tu limpia frente,/ y nos besaremos como dos hermanos./ …/ Ansío regazos que a entibiar empiecen/ mis otoños; almas que con mi alma oren;/ labios virginales que conmigo recen;/ diáfanas pupilas que conmigo lloren”.

Última Hora

  • En Tves hay tres hombres presionando a personal femenino a cambio de favores sexuales.
  • CNE quita poder a los presidentes de mesas electorales cuando el operador de la misma no actúa de acuerdo a la Ley sino a las órdenes del ente electoral.
  • En algunos centros los militares pretendieron darles órdenes a los miembros de mesa, a decidir el cierre o no del proceso. Eso es ilegal.