Así va el cierre de frontera

Foto cortesía AFP/George Castellanos

FRONTERA. Táchira fue territorio arrasado por la oposición el 6-D. Todo el esfuerzo que el presidente Nicolás Maduro hizo para poner orden en la frontera, se perdió. A pesar de la guerra feroz por parte de algunos medios y dirigentes opositores, incluyendo a algunos oficialistas, la medida inicialmente fue exitosa: se controló en gran parte la salida de gasolina, alimentos y materiales de construcción. Varios paramilitares y delincuentes fueron detenidos. Uno de los hechos más criticados, por quienes desconocen lo que sucede en la frontera, fue la acción militar en el sector La Invasión de San Antonio. El gobierno tenía razón, en ese lugar no vivían solo inocentes amas de casa, trabajadores y niños angelicales. Era la guarida de gran cantidad de delincuentes y paracos que se escudaban entre desplazados colombianos. La alharaca desde algunos medios y sectores políticos, nacionales e internacionales, atacaron la medida e impidieron que el gobierno terminara la acción. Hoy en día esa parte de la frontera tiene una dictadura militar y paramilitar. Ya el cierre no cumple función alguna, más allá de llenarle los bolsillos a los uniformados. Para pasar a territorio colombiano hay que pagar hasta 20 mil bolívares. Para trasladar mudanzas por el río, 200 mil bolívares. Y la gasolina sale por miles de litros. Nunca como antes sectores como Delicias, El Tabor, La Honda y otras aldeas del municipio Rafael Urdaneta había tenido tanto contrabandista. Después de las 5 PM aquello parece la vía hacia el pesebre del niño Jesús, por la cantidad de luces. La vulgaridad militar arranca desde algunos oficiales de la Guardia Nacional y el Ejército fundamentalmente. A las causas de la derrota del oficialismo en Táchira súmele que el gobernador Vielma Mora no ha logrado identificarse con el pueblo tachirense. A él no le importó el gran rechazo que tuvo la designación de Luis Velásquez (hermano del rey de la cabilla), forzando la Ley de la Lotería del Táchira. Maniobró candidaturas para imponer la de su esposa por lista. Se ha peleado con los medios de comunicación y periodistas tachirenses. Etc. La derrota estaba cantada.

MERENTES. El presidente del Banco Central solicitó que los involucrados en el robo a su vivienda, no fueran presentados en los tribunales. La Policía de Vargas detuvo a los implicados, recuperaron unos bienes muebles pero no el dinero. El robo lo ejecutó una pareja allegada a una chica amiga de Merentes.

ARAURE. Es en Portuguesa. La alcaldesa Nubia Cupare es denunciada ante la Contraloría General de la República (nro. 9617) por Edward Rodríguez. El 3 de agosto 2015, 8 de 9 concejales de Araure, le improbaron la memoria y cuenta, por presuntas irregularidades. Señala que la administración municipal mantiene 102 cuentas bancarias, 75 de las cuales sin movimiento bancario. En el informe de gestión de la alcaldesa no aparecen sustanciados los balances general, de ingreso ni egreso, tampoco créditos adicionales provenientes del Ejecutivo Nacional ni por excedente en la recaudación, cuadro analítico del presupuesto de ingreso, distribución de los dozavos 2014, estados de cuenta de fondos a tercero de 2014, estados cuenta y movimientos bancarios de los créditos adicionales del 2014. Hay discrepancia en los pasivos por 51 millones 160 mil siendo el monto correcto 33 millones 244 mil. Igual sucede con las cuentas de Hacienda del Balance General la sumatoria es de 32 millones, siendo la suma real 35 millones. Además hay numerosas obras inconclusas, pagadas pero no ejecutadas.

FALCÓN. De ahí es Ulises Mora, el ex diputado detenido por equipo médico en su casa. Él vivía en uno de los callejones más pobres, en la calle Progreso de Punto Fijo. Fue un excelente estudiante y obtuvo dos carreras: administrador y contador. Su dedicación y el ser meticuloso lo hizo trabajar con contratistas de la empresa petrolera. Concursó para entrar como docente en la universidad, pero cierta tartamudez que lo acompaña desde chico, no lo hizo ser seleccionado. Cuando Jesús Montilla llega a la gobernación de Falcón, al inicio de la revolución bolivariana, contrata a Ulises Mora como director de Hacienda. Era tal la humildad del entonces Mora, que se juramentó con un paltó prestado. Montilla se lleva para la Gobernación a un grupo de amigos y contemporáneos con quienes se identificaba, entre ellos al diputado suplente Alexis Rodríguez, que tiene su historia particular, y a Ulises Mora, que estuvo en la gobernación los dos períodos de Montilla. Cuando la esposa sustituye a Montilla en la Gobernación, nombra a su propio equipo. Paralelo a eso, el director de Salud de Montilla fue Henry Ventura, quien al igual que Andrés Eloy Méndez, formó parte del equipo más estrecho de poder en Falcón. Antes que el Montillismo acabara con la fuerza de la revolución bolivariana en Falcón, Jesús, Henry y Andrés entran como diputados principales y Ulises como suplente de Montilla. La jefa política del PSUV en Falcón es la gobernadora y esposa de Jesús, Stella de Montilla. Es así como la relación del montillismo con el ex vicepresidente Jorge Arreaza, propone a Ventura al Ministerio de Salud, sacándolo del juego de las candidaturas a diputados. Montilla desplaza a Andrés Eloy hacia el circuito de la costa y lo saca del circuito salidor de la sierra, al cual se postula él; para colmo le traslada a un importante número de electores desde la costa para la sierra. Ventura se llevó a Ulises Mora para el Ministerio como Director de Gestión Administrativa. Hace unos días Maduro saca a Ventura y con él sale Ulises Mora. No pasó mucho tiempo sin que la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) llegara, el pasado sábado, a la casa de Ulises Mora en la urbanización Doña Emilia, municipio Carirubana. En una cava, en la casa de Ulises, encontraron varios aires acondicionados, equipo material quirúrgico. Una página web llamada cactus, tras la cual está un concejal cobrador de comisiones y un empresario de carnes, se desató en ardua defensa de Mora e incluso manipuló a dos consejos comunales para que protestaran a su favor. Un tal Wilfredo de una comuna socialista dijo que presentarían fotos de las entregas de aires que ha venido haciendo Mora. Lo que no explicó es de dónde sacó Ulises esos aires, porque ya no está en el Ministerio y aún estando es ilegal que tenga material médico cuando su cargo era administrativo. Lo inaudito de esta historia es que la llamada de un militar y la de diputados y ex diputados dejaron libre a Ulises Mora. La DIM, aunque lo captura infraganti, ni siquiera lo puso a orden de la fiscalía. Abrieron el muerto y cerraron el muerto. Eso sucede en Falcón.

BENEDETTI. Es el maravilloso poeta uruguayo del amor y la solidaridad, el que un día escribió: “Quién iba a prever que el amor/ ese informal/ se dedicara/ a ellos tan formales/ mientras almorzaban por primera vez/ ella muy lenta y él no tanto/ y hablaban con sospechosa objetividad/ de grandes temas en dos volúmenes/ su sonrisa/ la de ella/ era como un augurio o una fábula/ su mirada/ la de él/ tomaba nota/ de cómo eran sus ojos/ los de ella/ pero sus palabras/ las de él/ no se enteraban de esa dulce encuesta”.

ÚLTIMA HORA

  • Dudosa actuación del TSJ al sentenciar contra 3 diputados y desconocer la mayoría del pueblo que votó para que una mayoría absoluta controle la AN.
  • En El Japón, detrás del monumento a la virgen, en la entrada de Rubio (Táchira), la alcaldía sembró gran cantidad de basura en tierra agrícola.
  • Ramos Allup demostró prepotencia y sentimiento de odio en la manera de ordenar el retiro de los cuadros.
  • Diosdado dice que a la AN no le enviarán dinero ni le publicarán en Gaceta leyes aprobadas. Como si el país fuera suyo.
  • Está bien que el ministro Padrino quiera a Chávez, pero no que violente la Historia presentándolo a nivel del Libertador Simón Bolívar.
  • Maduro devolvió al cuartel al otrora poderoso ministro Osorio; desplazó al general Benavides Torres de la REDI central a la de Guayana.
  • Muy acertado, para el Gobierno, la designación de un político hábil como Aristóbulo Isturiz en la Vicepresidencia.