La historia de los mineros desaparecidos

MINEROS. Es el caso de Tumeremo, a unas tres horas de Ciudad Guayana, luego de pasar por Guasipati y El Callao. Están desaparecidos y se presume asesinados 28 mineros tras la fiebre del oro. Familiares reclaman sus cuerpos. “Por 8 kgs de oro empezó la matazón”, comentan entre los sindicatos. Cientos de mineros se fueron hacia la mina Atenas, tras un hallazgo de oro (conocido como bulla, por el ruido que hacen los mineros celebrando). Algunos fueron interceptados en alcabalas que serían de la banda de El Topo, quien controla las minas de Sifontes. Pero otros habrían sido asesinados. Hubo alarma porque los mineros de la mina Hoja de Lata (a una hora de Tumeremo), no regresaron. Se desató la histeria. Habría sobrevivientes asegurando que los mineros fueron descuartizados y llevados en un camión volteo hasta el sector Pozo el 51, en la vía a Ana Coco, en la frontera. El diputado De Grazia fue el primero en denunciar el hecho. El Gobernador Rangel Gómez lo llamó politiquero y lo desmintió. El Topo dirige una de las cuatro bandas más poderosas que controlan las minas al sur del estado Bolívar y su área de influencia está hacia la zona en reclamación. Muchos mineros aseguran que militares y policías son cómplices de esas bandas. Ellas imponen la ley: El del 88 es el pran Guancho; Colombo es el más temido y domina desde Upata hasta Icabarú. Desde hace tiempo los 28 mineros que sacaban oro, donde unos chinos lograron una concesión, habían sido amenazados. “Eso habría causado la masacre”. Las minas administradas por Minerven están invadidas.  En ese territorio, donde el Estado y la Fuerza Armada perdieron el control hace rato, hacen luchas como en los antiguos circos romanos: pelean hasta morir por altas sumas de dinero en apuestas. Hay una complicidad macabra entre militares, delincuentes comunes, paramilitares, guerrilla y funcionarios gubernamentales. El gobernador demostró una gravísima irresponsabilidad. Quizá apostó a que ocurriera como con otras desapariciones: silencio. De los 28 mineros y las dos muchachas, una de ellas embarazada, no se sabe nada. El ministro de la Defensa fue más prudente, aunque se molestó porque hay quienes involucran a militares en la desaparición de los mineros. “Tenemos más de mil hombres buscando, actuando, hablando, conversando con el pueblo, con las familias de las supuestas víctimas”. Lo que a Padrino no debe sorprenderle es que aparezcan militares involucrados, como ocurre a todo lo largo de la frontera con la extorsión, el contrabando y otros hechos delictivos. También el presidente Nicolás Maduro fue receptivo y ordenó “zona militar especial” para proteger el Arco Minero del Orinoco.

FRONTERAS. Es el tema del foro en el que estaremos participando este sábado 12 de marzo, a las 8 de la mañana. Será en el Colegio de Abogados de San Cristóbal. Es auspiciado por la ONG Somos Ciudadanos Organizados (Socio). Disertarán Aldo De Santis, María Teresa Belandria, Carlso Romero, José Gregorio García, Ana Marleny Bustamante y yo. La entrada es libre y allí estaremos toda la mañana. Usted está invitado.

MINISTRO DEFENSADOCUMENTO. Es el radiograma Nro. 01583, suscrito por el Ministro de la Defensa y Comandante Estratégico Operacional, Vladimir Padrino López. Es del 2 de marzo. El general en Jefe da una orden. Es como consecuencia de la sentencia del TSJ sobre las funciones de la Asamblea nacional, y que a su juicio “estableció sus límites democráticos para garantizar el equilibrio entre los poderes y sus principios de autonomía”. Por eso ordena a todos los militares que no pueden acudir a interpelaciones ni siquiera a invitaciones o reuniones en la Asamblea Nacional, si no lo ordena el presidente de la República Nicolás Maduro. Con esa decisión el titular castrense incurre en un hecho gravísimo. Se involucra en la diatriba entre el Ejecutivo Nacional y el Poder Legislativo. Pretende ignorar que hay una crítica valedera sobre los magistrados nombrados luego que un grupo de magistrados fueron obligados a renunciar “por órdenes superiores”. Olvida el ministro que en las diatribas de civiles no deben participar quienes tienen el monopolio de las armas. No hay diálogo con quién tiene un arma de fuego en la mano. He ahí el radiograma.

DEMANDA. Es la querella que contra mí introdujo el concejal y comisionado por la Paz de la Gobernación de Falcón. La jueza Tercera de Coro, Karina Zavala, me notificó que su tribunal remite las actuaciones de esa querella a los tribunales de juicio de Caracas.

RESERVISTA. Es la empresa de Carlos Eduardo Carrillo Ochoa, que el 2/3/16 cumplió su 10 aniversario. Vende prendas militares, incluyendo uniformes, permisado por el Ministerio de la Defensa. Ese día llegó a su sede, en La Yaguara, el GB Eduardo Serrano Díaz, Jefe de Operaciones de la Policía Nacional, con un grupo de funcionarios vestidos de civil. Se asombró de encontrar uniformes militares en una empresa que vende uniformes militares. El oficial ordenó que a Carrillo Ochoa lo metieran preso, le quitaran los teléfonos, lo encapucharan ante los uniformes de su empresa y los electrodomésticos de una empresa vecina, porque “esos uniformes quizás van para El Picure o paramilitares”. Carrillo estuvo 12 horas incomunicado, presentado con foto y nota de prensa de la PNB en medios de comunicación y redes sociales, alguien llamó a una fiscal del Ministerio Público, quien se negó a hacer el procedimiento diciendo que con las horas incomunicado se había violado la ley. Llegó otro fiscal quien al revisar la documentación, ordenó la libertad de Carrillo y no quedó ningún uniforme incautado. ¿Por qué se pretende destruir a la empresa y al empresario? Una vieja deuda desde que el hoy general Serrano Díaz era coronel y Director de Intendencia de la Milicia Militar Bolivariana. Para el desfile del 4F y 5 de Julio, del año 2012, El Reservista fue contratado para surtir las prendas militares (uniformes, correajes, bufandas, gorras, sombreros, porta fusiles y banderolas) a los componentes. El coronel se molestó porque habría pretendido que el contrato para el material de la Milicia se lo dieran a un proveedor amigo suyo y no fue así.

BAUDELAIRE. Es Charles, uno de los “poetas malditos”. Nació en París y allí murió en 1867 a los 46 años de edad. Un día escribió: “Mi juventud fue solo tenebrosa tormenta,/ por rutilantes soles cruzada acá y allá;/ relámpagos y lluvias la hicieron tan violenta,/ que en mi jardín hay pocos frutos dorados ya./…/ ¡Dolor!, ¡dolor! ¡El tiempo, ay, devora la vida,/ y el oscuro enemigo que roe nuestro interior/ con nuestra propia sangre crece y se consolida”.

Héroe

heroina ana teresaEs una heroína Ana Teresa Quintero Morales. Jamás vi a alguien luchar con tanta tenacidad por hacer justicia. A ella el entonces tristemente famoso y poderoso doctor Edmundo Chirinos, le asesinó a su hija Roxana Vargas Quintero, una joven estudiante de periodismo. El día que entró a mi oficina iba con la más enorme carga de tristeza que alguna vi en los ojos de alguien. En ese cuerpo pequeño y frágil, de voz que susurra como el viento, se escondía una gigante. Desde el principio ella confió en la justicia venezolana, en la fiscalía y en los jueces. No tenía dinero para pagar abogado, pero me dijo que tenía a Dios y a su hija Mariana. Me asustó su confianza. Ella sonrió en una mueca y en un hilo de voz murmuró: “Yo por Chirinos no siento odio ni siento rabia, porque le dejé todo a Dios”. Y se hizo justicia. No volví a saber de ella hasta que me llamó porque la desgarraba de dolor que hubiese un libro y hasta una obra con la historia de Roxana. Ya su esposo había muerto y ella se recuperaba de un accidente. “Me reedita la muerte de mi hija”. El dolor de Ana Teresa le estalló en los nervios. Se recupera lentamente. Sin duda ella es la mujer más valiente que he conocido.

ÚLTIMA HORA

  • El venezolano Emmanuel Rincón (25 años), ganó el Certamen Relato Corto “Eugenio Carbajal”, de la concejalía de Juventud de Mieres. Felicitaciones.
  • Se metieron a la casa del Negro Uzcátegui (PPT). Él viajaría a México a hablar de Vzl. Los malandros insistían en su pasaporte. Él ha venido criticando internamente al Gobierno.