Así miente el INTI

carta consejos comunalesAGROPECUARIA. Es la Misisi C.A. Queda en la carretera vieja Trujillo – Boconó, sector Finca Los Ranchos. Hace semanas les dije lo que ocurría con esa propiedad. La familia de Paulo Briceño Salas tiene cadena  titulativa, desde 1881 por desprendimiento del Estado. Un grupo encabezado por Yulezky Doritza Medina Guillermo invadió parte de la hacienda. Vinieron amenazas e insultos. Una persona me aseguró que ella era una defensora de campesinos explotados por Briceño Salas. Decidí ir hasta el sitio. Después de llegar a Trujillo, capital del estado, tomamos una angosta carretera de montaña. Por más de dos horas subimos hasta casi llegar a las nubes. Desde ahí un rústico nos adentró a las fincas que integran la agropecuaria. Temperatura de 10 grados y una leve llovizna. Es un crimen lo que hizo el Instituto de Tierras (INTI) al declarar esa tierra ociosa e improductiva y ordenar el rescate. Allí hay evidencias claras de la producción, las lagunas y del sistema de riego, a la que le han cortado las mangueras y los aspersores. Briceño Salas sacó en producción en el año 2008 más de 400 toneladas de apio, remolacha, repollo, papa, zanahoria y cebolla.  En el 2009 llegó a 441 toneladas. En el 2010 la producción iba muy bien hasta que Yulezki y su grupo actuó junto con el INTI y la producción bajó a la mitad, 200 Tn. Empeoró en el 2012 cuando apenas hubo 60 mil Tn. En el 2014 lograron recuperar algo de la producción con 377 Tn porque incorporaron 307 Tn de ajo. En el 2015 a duras penas algunas toneladas de papa. Lo más asombroso es que Yulezky Medina vive ahora en la finca, en una de las casas que Paulo Briceño construyó para sus obreros; y se quedó con parte importante del mejor sembradío. Mientras a Briceño le prohibieron la medianía con los obreros, Yulezky tiene en medianía con un grupo de gente ese sembradío que no le pertenece. Funcionarios del INTI, del gobierno regional y autoridades militares dicen que Yulezky Medina, quien es diputada suplente, se presenta como amiga personal de la primera dama Cilia Flores, con quien dice hablar a cada momento y de ahí el poder que tiene. Los consejos comunales de La Cristalina, el Riecito y La Cañada, así como la comunidad de Misisi y la red de productores libres Mukokuikas, dan fe por escrito, en septiembre 2015, de que la Agropecuaria Misisi lleva 40 años con producción continua de alimentos. Llegué a la casa de Maritza Villegas, presidenta del Consejo Comunal de La Cañada, una mujer identificada con la revolución bolivariana. Ella dice que el dueño de la Agropecuaria Misisi, les dio el terreno que les permitió construir la escuela. Les regaló 7 mil metros de terreno donde construirían ambulatorio, cancha y salón comunal. “Teníamos listo el dinero para empezar el ambulatorio, pero llegó el INTI con esa señora (Yulezky) y nos prohibieron hacer uso del terreno y se lo asignaron a una persona en detrimento de la comunidad”. La hacienda tiene 2 mil hectáreas, de lo que son aprovechables poco más de 300 porque el resto conforma un hermosísimo bosque, con nacientes y manantiales. He ahí el documento de los consejos comunales y la foto de cómo sabotean los sistemas de riego.

GENERAL. Es el de división del Ejército Montilla Pantoja. Está en situación de retiro. Denuncia que los militares y familiares no reciben el servicio de medicina porque no hay medicamentos ni en Locatel ni en el Ipsfa. Destaca que “la responsabilidad recae sobre el ministro Padrino López, quien como líder de la FANB tiene obligación de resolver ese problema”.

ALUNASA. Él es Francisco Javier Rivas Ramos, hasta enero jefe de Logística de CVG Alunasa en Costa Rica. El general Noel Martínez Rivero lo señaló en entrevista publicada en la anterior columna. “Soy el último en salir de la empresa por no comulgar con su gestión, por eso pensará que su fuente soy yo”. Señaló que en la empresa trabaja el primo del embajador en Costa Rica, Jesús Javier Arias Fuenmayor, hijo del gobernador del Zulia. No entiende por qué el general Guasipati lo menciona. “He estado en silencio, en mi casa, disfrutando de la familia”. Aclara que nunca ha trabajado en el Banco del Tesoro. “De la red de Abastos Bicentenario renuncié para irme a Costa Rica”. Él es capitán retirado del Ejército, donde conoció al general. “No pienso ser un chivo expiatorio del general para justificar sus faltas. Cuando yo trabajaba en Bicentenario, bastante comida por bultos que me pidió para su finca, y nunca pagó; yo pagaba por él”. ¿Por qué se enemistaron? “No sé cómo me hice enemigo del vicepresidente Wilmer Fernández, su cuñado y esposo de su hermana Clara Indira Martínez Rivero (coordinadora de Logística); ambos en nómina. Ella vive en San José en una casa de César Días y cuyo alquiler paga Alunasa. Igual pasa con una casa que usa el general los fines de semana en San José y otro inmueble que se usa para trabajo. A ellos les gusta los lujos y aparentar”. Cuenta que el general en enero lo puso a buscar mucha comida para la finca. “Me mandó a llevarla a Puerto Ordaz por tierra. De allí me hizo ir a Upata. Tuvimos un impase porque pretendió tratarme como un soldado y le contesté”. Destaca qué familiares del general Martínez Rivero trabajan en CVG Alunasa: “Tres sobrinos, dos Martínez Gamardo, Rafael Ángel, gerente de Recursos Humanos, y su esposa Yessika Panetta; y su hermano José Gregorio, Auditor interno. El otro es Rafael Ángel Martínez Madrid, que trabaja en Operaciones. También el tío de su esposa Romaisa (jefa de la oficina de desarrollo social); él es José Gregorio del Nogal García. Un gerente, el de RRHH, para dos personas, lo crearon para el sobrino con 5 mil dólares de sueldo”. El cargo de auditor interno lo crearon para el otro sobrino. “Zuleima Niño, es la niñera de Guasipati desde hace más de 10 años. Carmen Zambrano es asistente y esposa de Iván Pérez, chofer y escolta de Guasipati por años y jefe de seguridad en Alunasa. Desiré Rodríguez, asistente de Guasipati, es esposa de Alejandro Márquez, jefe de compras y quien lleva años con Guasipati. Ana Alejandra Chacín de Palladino, asistente, es esposa del coronel Palladino Mata, gerente de administración. A Rosmery, hermana de Romaisa, la tienen en Caracas, cuidando la casa de Guasipati en Fuerte Tiuna y por eso recibe dos mil dólares mensuales. Los únicos que tienen carnet y uniforme y se han cuidado de no estar en nómina son César y Alexánder Días, los que verdaderamente mandan en Alunasa”. Cuando Rivas Ramos regresa a Costa Rica el 24 de enero, el general Martínez Rivero no estaba. “Me mandó a decir con el mayor Valera Silva que entregara el cargo”. Quiso aclarar que “no tenía nada qué decir del general hasta salir la entrevista. Me pidieron el cargo, facultad del presidente. Lo entregué como profesional que soy. Solo palabras de agradecimiento por la oportunidad. Yo estaba tranquilo y le guardaba mucho respeto al general hasta que se le ocurrió mencionarme en su entrevista. Lealtad y verdad, dos cosas que aprendí del General Guasipati. Lamento que él escuche chismes y comentarios. Si quiere hablar conmigo, espero que también me invite a ir a Costa Rica con todos los gastos pagos”.

BENEDETTI. Es el inigualable Mario, el de siempre, el que un día escribió: “Todos tenemos un enigma/…/ y vos también tenés el tuyo/ un enigmita tan sencillo/ que los postigos no lo ocultan/ ni lo descartan los presagios/ está en tus ojos y los cierras/ está en tus manos y las quitas/ está en tus pechos y los cubres/ está en mi enigma y lo abandonas”.

Última Hora

  • Hasta el 30/09/16, 1ra edición del Premio CIDEP 2016 para estudiantes de Derecho. Hay diploma y Bs. 50 mil. cidep.com.ve
  • En la Zona Educativa del Táchira se perdieron 16 modernas computadoras integrales. ¿Quién investiga?
  • Complot militar y civil para sacar a Padrino López del Min-Defensa
  • El jueves 5/05/16, a las 6:30 PM, estaremos en la Librería Sin Límite de San Cristóbal presentando el libro de mi autoría La Verdadera Historia.