Qué pasa en la frontera

FRONTERA. Es la Comisión Especial de diputados, que preside Laidy Gómez, Gaby Arellano (Vicepresidenta) además de Juan Requesens, Omar Barboza y Julio Montoya. Investigan las consecuencias del cierre de la frontera y evalúan la Ley Orgánica de Fronteras (30/12/2015). No obtuvieron respuesta alguna de los ministros de la Defensa y de Estado para la Nueva Frontera de Paz, ni de la Fiscal General, Vicepresidente Ejecutivo de la República ni de la Canciller de la República. Los diputados del Polo Patriótico no quisieron conformar ni participar en la Comisión. Hay algunas similitudes en lo que plantearon las comunidades fronterizas: “contrabando de combustible, productos de primera necesidad, materia prima, minería ilegal, extracción de productos forestales, productos pesqueros, especies exóticas, procesos  migratorios  ilegales,  penetración  del  narcotráfico,  el  ingreso  de  grupos  irregulares  (guerrillas colombianas), degradación de vida de las etnias aborígenes, la destrucción del medio natural, mafias alentadoras del soborno, peajes ilícitos, secuestro, invasión de territorios, acrecentamiento del sicariato”. El cierre de la frontera en Táchira, se ejerce por Decreto de Estado de Excepción por 60 días continuos, que se extiende a 24 municipios (Táchira, Zulia, Amazonas y Apure). Fue prorrogado por 60 días más, debió ser hasta el 19/12/2015, pero los pasos fronterizos principales están cerrados, no así las cientos de trochas. El 12  de febrero la comisión se reúne en una asamblea en Boca de Grita con distintos sectores. Los informaron de “la actuación abusiva por parte de militares. Falta de insumos para comercializar, retención ilegal de la mercancía. No consiguen semillas, fertilizantes, repuestos para las unidades”. Los funcionarios militares piden a quienes ingresan a Boca de Grita el RIF y carta de residencia. El 13/2/16 la comisión hizo una asamblea en la Plaza Bolívar de San Antonio del Táchira. “Muchos del sector transporte dicen tener sus unidades retenidas al otro lado de la frontera”. Habitantes frecuentaban el sistema de salud de Cúcuta, en especial por la quimioterapia y la diálisis. “Hay denuncias del cobro de vacunas y de tarifas para el paso por las trochas alternas, la confiscación de los productos de primera necesidad por parte de funcionarios de la FANB”. El 19/2/2016 la Comisión se trasladó a Guasdualito, Apure. “Los funcionarios militares han tomado control total de la venta de los pocos productos que llegan, incluyendo alimentos y cemento”. Hay contrabando del chip de combustible. Los estudiantes, para asistir a las universidades en Colombia, tienen que gestionar un carnet emitido por el Vicealmirante Antonio Clemente Carreño”. Las cooperativas de chalaneros en El Amparo denunciaron que se les impide el traslado de personas al otro lado de la frontera, pero efectivos de la FANB, con sus embarcaciones militares, sí trasladan personas cobrando Bs. 5 mil por viaje”. El 26/2/16 la Comisión se traslada a Paraguaipoa, Zulia. Llegaron al límite de la frontera en el puesto de Paraguachón y de allí a Puerto Aleramo. La asamblea la terminó un grupo de 60 personas identificadas con el partido de gobierno “gritando consignas y saboteando la actividad”. El 8 y 9 de marzo llegó la comisión a Amazonas. Se reunieron con autoridades y luego con las organizaciones indígenas Coiba, Sarai, Orpia y Horonami. “La Policía de Amazonas está intervenida desde el 9/7/2013 y está casi desmantelada. Los Órganos de Seguridad del Estado (Sebin, Cicpc, Redi, Zodi) no actúan coordinados y articulados entre ellos. De los 13 cuadrantes del Plan Patria Segura ninguno funciona. Incremento desproporcionado de homicidios. FARC y el ELN controlan la zona”. Se quejaron de las requisas físicas por parte de los militares. “La comida para las comunidades indígenas, a través de los Hércules, la desvían a las minas”. El informe concluye solicitando al Ejecutivo Nacional que se levante el cierre fronterizo de manera inmediata. Al informe le hacen falta dos cosas muy puntuales: no hay ni una línea en referencia a los grupos paramilitares (Urabeños, Rastrojos, etc), sólo se habla de los abusos de los militares, pero ni una mención a la actuación de civiles victimarios de los residentes de la frontera.

BOLÍVAR. Ocurre en Santa Elena. Está invadida de delincuentes. A raíz del problema con El Topo, los grupos de malandros agarraron hacia Santa Elena. Los brasileros, más estrictos con su territorio, han restringido la frontera. Y como al bajar el real brasileño baja el oro, los venezolanos van a La Línea a 8 kilómetros. Hay 4 km de sabana. Ahí hay un fuerte militar y una comunidad indígena llamada San Antonio; luego hay terrenos indígenas. Del lado nuestro hay un banco, una bomba, una oficina del Seniat, una zona de alivio y luego la frontera de Brasil. Allí hay gente que cambia real. Ha habido plomo, asesinatos. Hay un hospital en Boa Vista (capital del Roraima, a kilómetros de Manaos). Santa Elena está hecha un polvorín. Los niños no quieren ir a la escuela. El Callao está en estado de sitio; la gente honesta no sale después de las 6 pm. Hay armas de todo tipo. ¿Y Tumeremo? Es el cementerio general de los muertos de la violencia. En Guasipati matan mucha gente. Allí comentan que está lloviendo mucho, pero que los ríos que alimentan el Caroní fueron desviados para sacar oro por kilos. El poder en la región lo tiene el gobernador Rangel Gómez.

HOSPITAL. Es el Padre Justo de Rubio. Les dije que hace semanas presencié cómo la emergencia estaba sin médicos. Y no hay ni siquiera suero o medicamentos suficientes para atender a los pacientes. En la Emergencia no hay especialistas (pediatra, neumonólogo, cirujano, internista o traumatólogo). En la morgue no hay sistema de esterilización del ambiente ni material de limpieza para desinfectar (jabón, cloro); las dos únicas cavas para cadáveres están fuera de servicio desde hace 12 años y ubicadas junto a Observación Pediátrica en Emergencia. De los aires acondicionados solo funcionan 3 en todo el hospital (Emergencia, Pabellón de cirugía piso 2 y Sala de rayos X), los demás no funcionan. Ni siquiera el del Laboratorio que es prioritario por ser un ambiente donde se trabaja con sangre, heces y orina. En la cocina falta iluminación y existe contaminación de cucarachas y chiripas. Proliferan los gatos. El ambiente contaminado con olores nauseabundos. No hay recursos para comprar los repuestos de las ambulancias, que se reparan con donaciones de los vecinos. Las camareras no cuentan con material de limpieza y bolsas para la basura, ni equipos de seguridad industrial al manipular entes contaminantes. El sistema de alumbrado es deficiente en la parte interna y externa del hospital. De dos calderas solo funciona una. Hay dos plantas eléctricas pero solo una funciona. Hay un autobús y un carro fuera de servicio y desvalijado; y una ambulancia deteriorada. El Cicpc llegò al hospital porque se perdió un lote de pañales destinados para los niños. Y los habitantes de Rubio son las víctimas de tanta negligencia.

BUESA. Es José Ángel, el poeta del amor y el romanticismo. Fue él quien un día escribió: “A veces me pregunto dónde estarás ahora,/ después de tantas noches sin tu mano en la mía,/ noches de abrir un libro para esperar la aurora,/ noches de largo viento por la calle vacía./ A veces me pregunto si hay alguien que te espera,/ alguien que no conoces, que pasa y te saluda/ y, como siempre vistes de negro en primavera,/ no sé si tus vecinas pensarán que eres viuda./ …/ Y también me pregunto si alguna madrugada/ prefieres no dormirte para soñar despierta,/ o cómo se entristece de lluvia tu mirada/ cuando pasa el cartero sin tocar en tu puerta”.

Última Hora

  • Se recrudece la guerra entre líderes militares por el acceso al poder. De ahí la insistencia en asegurar que hay un “golpe de Estado en marcha”.
  • Avanzan “los verdaderos hijos de Chávez”.
  • Otra vez hay quienes pretenden satanizar a quienes en justo derecho exigen la activación de referendo revocatorio.
  • Tristeza y asco oír a funcionarios del Gobierno amenazar a quienes firmaron por el RR con dejarlos sin casa, sin trabajo, sin contrato, sin limosna.