Asesinato por control de los CLAP

zobeida

CALABOZO. Es la capital del municipio Miranda del estado Guárico. El pueblo recibió asombrado la noticia, que corrió como pólvora: “detuvieron a Omar, el hermano de la alcaldesa, y a cuatro policías municipales”. Pero más sorpresa causó saber que fue por el asesinato del ex diputado del PSUV al Consejo Legislativo, Ramón Enrique Barreto Andrade. El ex parlamentario y su esposa fueron asesinados de varios tiros. La alcaldesa Zobeida El Hinnaoui (PSUV) causó polémica hace un mes por un video donde ella aparece hablando de saqueos a negocios que vendan por encima del precio. En esta columna habíamos denunciado la anarquía del municipio. Las autoridades municipales vendieron a capricho terrenos del centro del pueblo, incluyendo unos de la Iglesia. La alcaldesa y 8 de los nueve concejales, que son dirigentes del PSUV, hace meses aprobaron un exagerado aumento de los impuestos. La acaban de derogar. La alcaldesa se sentía guapa y apoyada. Todo marchaba bien, hasta la creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). Barreto hacía seguimiento a la distribución de alimentos a través de los CLAP en el municipio. El programa lo maneja la alcaldesa y su hermano Omar como director general de la alcaldía. Barreto habría descubierto que las bolsas de alimentos eran llevadas a otros sitios para revenderlas. Su intención de denunciar habría motivado a que Omar y los policías, lo asesinaran junto a su esposa. Hubo una lucha de poder por el control de los Clap. Al diputado lo habrían asesinado como parte de ese control. Cuando el hermano de la alcaldesa fue apresado y ella llevada al Cicpc a declarar, la hilaridad del pueblo no se hizo esperar. El gobernador corrió a sacarle la silla, como a todos los que caen en desgracia. En San Juan de Los Morros, a kilómetros de Calabozo, dijo en rueda de prensa que estaba resuelto el asesinato y que las pruebas eran contundentes. La alcaldesa lo criticó por declarar a priori, le dijo que él no era policía ni formaba parte del poder judicial. Se suponía que la alcaldesa renunciara, pero ella se hace la desentendida. Ahora en las calles de Calabozo sólo se oye: “renuncie, renuncie, renuncie”.

PELIGROPELIGRO. Es lo que corre un grupo de humildes familias en el sector Vuelta de Oreja, vía al Rincón Andino del barrio La Palmita de Rubio, Táchira, coordenadas UTM 854108N/790829E. Un individuo llamado Julio César Hernández les vendió parcelas, de la finca Versalles, para viviendas, en terrenos arcillosos y no aptos para ello, además de ser reserva forestal. Con el oficio DPU-VA-045/2015 del 20 de octubre 2015, el director de Planificación de la alcaldía, Nelson Núñez le envió comunicación al capitán (GNB) Gabriel Ramírez Molina, del Destacamento de Fronteras. Lo alerta de que se están haciendo trabajos urbanísticos talando gran cantidad de árboles sin autorización. Según el PDUL vigente, es un terreno incompatible con uso residencial, asistencial, educacional y similares, además de que es un área inmediata a la quebrada La Capacha, considerada zona de protección. Le informa que el municipio no ha dado permiso alguno para tales obras. De ese caso tiene conocimiento Guardería Ambiental, Protección Civil, GNB y el Ministerio Público. El años pasado en una parte de esa zona se construía un el proyecto habitacional, de la Misión Vivienda, 7 de Octubre. En plena construcción de 20 viviendas, el terreno cedió y lo invertido se perdió. Ahora, insiste Julio César Hernández en vender terrenos poniendo en riesgo la vida de los parceleros. La primera fiscal que conoció del caso en marzo 2015 fue Carmen García. Luego Karina Gamboa, que se fue de vacaciones. Y desde hace unos días, Idania Peña Molina. ¿Van a esperas que ocurra una desgracia? He ahí la comunicación del Director de Planificación Urbana.

RUEDA. Es Salvador, el poeta que nació en Málaga en 1857 y que murió a los 79 años de edad. Fue él quien un día escribió: “Me verás de noche/ en mis mudas y solas veladas/ componer las poesías que, ansiosa,/ deletrea tu vista cansada./ La vejez no duerme,/ y oírla me encanta;/ me dirás cien historias sabrosas/ de duendes y hadas,/ y en el ritmo vibrante y preciso/ que la idea condensa en palabras,/ les daré con la rima sonora/ las plumas de oro que formen sus alas”.

autoridades municipalesperiodistas homenajeadosprof pascual mora y SBPPERIODISTAS. Es la sesión del Concejo Municipal de Junín en homenaje a los comunicadores sociales. Fue un hermoso acto en el palacio municipal y que tuvo como fondo montañas andinas y la majestuosa catedral de Rubio. Allí recibí por parte del presidente del Concejo, Luis Antonio Ruda, medalla y la condecoración Orden Don Gervasio Rubio en su Primera Clase, la mayor distinción que da el municipio. Recibieron botón Honor al Mérito los colegas nativos de Rubio Gonzalo Fuentes, Jorge Hernández, Magaly y Yanett Gutiérrez Ardila, Gonzalo Rey Muñoz, Norma Pérez, Gastón Santander, Deysi de Carrillo, Lisanka Acero, Ender Barrientos, Omar Ocariz y Juan Moros. Por los medios regionales: Maryné Glod, Aleida Carrillo, María Delgado, Lorena Arraiz, Augusto Medina, Sandra Rondón, Humberto Rodríguez, Manuel Cardozo, Pablo Rodríguez, Carmen Zambrano, Miguel Ángel Rodríguez y Carmen Torres. Entre los invitados especiales: diputada Laidy Gómez, alcaldesa Virginia Vivas, ex alcaldes Juan Peñaloza y Fuentes La Cruz, ex rector de la UNET Sánchez Frank, Adolfo Sánchez de la Sociedad Bolivariana, presidente de la Historia Pascual Mora, Prof. Lisette de Molina, entre otros. El alcalde Yobel Sandoval y los concejales Walter Chacón, Marleni Mora, Danny Carrillo, Jesús Sarmiento y Francisco Rincón, Alejandro Pinilla, también engalanaron el acto, además de representantes de los partidos políticos, Orquesta Norberto Parada, clubs locales, directivos de unidades educativas, otros. Entre algunas de las cosas que expresé, como oradora de orden, ante aquel auditorio de comunicadores y dirigentes políticos, sociales y gremiales fue: “El periodismo es libre o sino es una mentira o un recurso usado por el poder para subyugar, para que engañemos a las masas, para que usemos la palabra para someter a nuestros lectores. /…/ ¿Puede entonces un periodista argumentar que los bajos salarios, la ausencia de comodidades o simplemente el temor ante el poder es la excusa para convertirnos en la celestina de los gobernantes o para callar lo que tenemos la obligación de decir? No, no, yo no acepto ese destino. Nunca lo acepté cuando en el pasado los poderosos partidos políticos de entonces intentaban lo mismo que hoy, desde sectores del gobierno de turno, han logrado con mayor éxito: censurarnos, limitarnos, imponernos el silencio”.

ÚLTIMA HORA

  • Militares reclaman al IPSFA la medicina que les corresponde. Los hipertensos están desesperados.
  • Desde los organismos de inteligencia trabajan por el esclarecimiento de la desaparición del Sargento Supervisor (GNB) Buitrago Castellanos.
  • ¿Por qué el Gobierno permite que para comprar alimentos regulados haya que adquirir yogurt, refrescos, galletas u otras cosas costosísimas?