De Atahualpa a Fidel

ATAHUALPA. Su apellido es Montes. Fue funcionario de alto rango de la Digepol (Dirección General de Policía) en el gobierno de Rómulo Betancourt. Luego de la muerte de Castro, escribió: “Al fin estiró la pata el más grande criminal de la historia contemporánea. El mayor comediante político que haya parido madre alguna. El mejor encantador de serpientes nacido fuera de la India. El asesino de todo un pueblo, el suyo, y de muchos otros a donde llevó la muerte por encargo de dictadores como él, que contrataban sus servicios mercenarios para solucionar sus problemas políticos internos. Por fin, repito, se murió Fidel Castro Ruz. Alcanzó la respetable edad de 90 años, de los cuales dedicó al menos setenta a amenazar, matar, encarcelar, torturar, robar, invadir otros países, masacrar pueblos enteros… Por fin dejó de respirar el mismo aire que el resto de los cubanos y a partir del instante en que entregó su alma al Diablo… destapé una botella de wisky y bebí varios tragos con un inmenso placer, celebrando la muerte de quien en algún momento de mi lucha contra las guerrillas venezolanas, entrenadas y armadas por él, emitió una sentencia de muerte en mi contra… No me importa en lo absoluto el que se me critique por decir que disfruto por la muerte de Fidel Castro… al exilio forzado como el mío y el de varios millones de compatriotas sumidos en la diáspora y separados de sus familias”.

IRÓNICO. Es cierto que Fidel pasará a la historia como un dictador más, no al estilo de Pinochet, pero sí porque esquilmó el liderazgo de varias generaciones, silenció con sangre la protesta de los irreverentes y atrapó en la isla la libertad de los cubanos. Lo irónico es que Atahualpa, a los 81 años debe tener problemas con la memoria. Cuando apenas él era un muchacho, el otrora poderoso jefe de la Digepol en Yaracuy, Lara y Falcón, fue reconocido por tener como praxis la tortura y el asesinato (que le critica a Fidel) de quienes enfrentaban al gobierno de Betancourt. Tampoco debe recordar que siendo yo reportera del Diario La Nación del Táchira lo contacté en el estado Anzoátegui. Le pedí una entrevista sólo para ver la cara de aquel hombre que ordenó asesinar a mi padre. Él no sabía entonces que soy hija de Víctor Barráez, un luchador de la verdad, un soñador de la justicia, un hombre honesto a toda prueba, el padre ejemplar, el hijo sin igual y el hombre más valiente que he conocido. Atahualpa me dijo, creyendo que yo escribía una historia para resaltar su valentía: “uno de mis más fieles subalternos en la Digepol me comentó hace unos años que se había encontrado a Barráez en el aeropuerto de Barquisimeto. “Le pregunté: ‘y por qué no le disparaste ahí’. Él me dijo que lo había visto muy viejo, que estaba con varios niños y su mujer. Esa fue una buena oportunidad para liquidarlo”. El miserable policía aún creía que libraba una guerra que había terminado 30 años atrás. Al despedirnos nos llevó a tomar el ferry y destacó las bondades de una hija suya. En mí no había rencor, sólo lástima por él.

EL DOCTOR. El 9Nov1963 mi padre fue herido por miembros de la Digepol. Testigos contaron cómo Atahualpa, posteriormente, reclamó furioso a sus subalternos por haber trasladado a mi padre al hospital Antonio María Pineda de Barquisimeto: “Debieron –les dijo- liquidarlo allí mismo o en el traslado a la Digepol”. Atahualpa se presentó pretendiendo sacar a mi padre. El joven médico Adalberto Barrueta Velazco se opuso, argumentando que papá debía ser operado y que luego del reposo, podría llevárselo. Esa noche, en un extraño incidente, un policía mata a disparos, y en la emergencia del hospital, al doctor Barrueta, quien sólo tenía 26 años. Un equipo comando del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) apresura al día siguiente a sacar a mi padre del hospital, ante la certeza de que Atahualpa lo asesinaría. Mi padre se ocultó salvando así su vida, teniendo 12 hijos y luego siendo un alto dirigente del entonces honesto Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).

HUYÓ. El policía, apenas llegó Chávez al poder, huyó a los Estados Unidos, dice él que al exilio. Pretende compararse con quienes por alguna razón enfrentan al gobierno chavista y terminaron siendo perseguidos políticos. Atahualpa huyó por temor a que cuando se investigara las atrocidades en esos años de muerte y desapariciones, él sería enjuiciado sin duda alguna. La verdad es que Atahualpa huyó como todos aquellos cobardes, que mientras están protegidos por el poder, cometen atrocidades asumiendo que jamás tendrán que rendir cuentas. No le critico que usted disfrute la muerte de Fidel Castro, cada quien con sus miserias y la manera de asumir sus placeres. Lo que sé es que este mundo estará mejor sin usted, cuando le corresponda ir al mismo lugar al que se fue Fidel.

ORIENTE. Es la zona del Istmo Caribe. Hay urbanizaciones clase media, con varias viviendas solas, cuyos dueños van algunos fines de semana. Aquellas casas cuyos dueños han salido del país, fueron invadidas con la tolerancia de las autoridades locales. Muchos de esos invasores roban en las casas cercanas e incluso secuestran personas para llevarse sus bienes. Algunos de esos robos y secuestros los cometen delincuentes que se desplazan en botes, por el mar o por la laguna de Unare. Los negocios, especialmente chinos, tienen precios altísimos en los productos de primera necesidad. Dos de las panaderías son de gente familiarizada con el alcalde, con precios prohibitivos del pan. Eleoriente es ciega, sorda y muda a las solicitudes de los habitantes.

JUSTICIA. Es lo que clama Manuel Augusto Márquez Pires, el dueño de la Quinta La Muchachera, Nrs. 25 y 26, ubicada en calle La Fe, urbanización Alto Barinas, estado Barinas. Le arrendó la vivienda al juez Oscar Eduardo Zamudia, quien luego de varios años se niega a desocuparla. El 17Nov2016 la Sala de Casación Civil del TSJ, declara perecido el recurso de casación anunciado por el referido Juez, y remite al Tribunal Superior de Barinas, para la referida ejecución de la Sentencia. No hay quien ejecute el desalojo y el juez sencillamente se niega a entregar la casa. El tribunal ordenó al demandado a pagar Bs. 147 mil 500, por los cánones de arrendamiento vencidos. En el expediente se lee: “tampoco se puede pasar por alto la conducta deleznable y temeraria del codemandado Oscar Eduardo Zamudia, quien ostenta el título de abogado y aún más el cargo de juez del Tribunal Primero de Municipio y Ejecutor de Medidas de Barinas”.

BORGES. Es el poeta argentino. Aquel que un día escribió: “Ya no es mágico el mundo. Te han dejado. / Ya no compartirás la clara luna/ Ni los lentos jardines. Ya no hay una/ Luna que no sea espejo del pasado. / Cristal de soledad, sol de agonías. / Adiós las mutuas manos y las sienes/ que acercaba el amor. Hoy solo tienes/ la fiel memoria y los desiertos días. / Nadie pierde (repites vanamente)/ sino lo que no tiene y no ha tenido/ nunca, pero no basta ser valiente/ para aprender el arte del olvido”.

Última Hora

-Se avecinan cambios determinantes en el gabinete y en otros cargos por parte del presidente Nicolás Maduro.

-Un verdadero caos causó la decisión de sacar de circulación, en 72 horas, el billete de Bs. 100.

-En la frontera ofrecieron sumas astronómicas a quienes trajeran por las trochas las maletas de billetes.

-Los grupos de paracos y guerrilla estaban de primeros en las colas de los bancos con sus bultos de dinero.