¿Por qué a los militares venezolanos los corrieron de Apure?

27/03/2017
ElEstimulo.com

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pegó tres gritos, secundado por su ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, y por su canciller, María Ángela Holguín; cuando 123 soldados venezolanos se instalaron en el sector Los Pájaros del caño Jujú, donde con orgullo y sentido de patria izaron la bandera venezolana. Los gritos de Santos bastaron para que la siempre exaltada canciller venezolana, Delcy Rodríguez, y otros funcionarios se apresuraran a presionar la salida de la FANB, en un gesto bastante parecido a traicionar la patria.

Santos no aceptó ni siquiera sentarse a conversar ni a determinar las coordenadas. “Se salen y punto”.

El lunes 20 de marzo la Fuerza Armada Nacional Bolivariana instaló cuatro campamentos en el Apure, a la margen del río Arauca. Uno de ellos, con muchachos que apenas empiezan su carrera militar y parte de las Tropas de Acción Rápidas, al otro lado de esa corriente de agua, que según las coordenadas LN 07°02’31”, LO 71°35’12,5” y de acuerdo a las cartas de Cartografía Nacional: 1:100.000, Hoja 5837, DCN-El Nula, es territorio venezolano.

El primer grito lo pegó un funcionario de bajo rango, el secretario de Gobierno de Arauquita, Nelson Pérez, quejándose de que los militares venezolanos destruyeron unos cultivos de plátano. Colocaron a un campesino a que se quejara de los platanitos que le dañaron. “Acabo de hablar con el Presidente Maduro, a quien le manifesté que para Colombia es totalmente inaceptable la situación que se ha producido”, dijo entonces Santos, agregando: “No cabe la menor duda. La línea de frontera en ese sector la determina, según los tratados vigentes, el río Arauca, y los militares venezolanos se encuentran en la ribera colombiana”.

Colombia envió a la zona 400 soldados de la Brigada 18, helicóptero y unidad fluvial de su Fuerza Armada.

 

El general Padrino

 

El malestar en la FANB se elevó, a niveles bastante ruidosos, como casi nunca. Eso obligó al ministro de la defensa, G/J Vladimir Padrino López, quien asombrosamente había permanecido en silencio, a decir, a través de un video publicado en el Twitter del Comando Estratégico Operacional (Ceofanb), que los soldados venezolanos que se encontraban en el sector Los Pájaros, en el estado Apure, estaban en territorio venezolano y no colombiano.

Ahí mismo justificó que la Fanb se retirara del lugar. “Lo que hicimos fue desplazarnos más a lo interno de nuestro territorio para facilitar el diálogo político, que es una política de la diplomacia de paz de la revolución bolivariana, para facilitar que los equipos técnicos diplomáticos hagan el trabajo y podamos esclarecer cuáles son las delimitaciones correctas e históricas entre Venezuela y Colombia”.

El comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia, general Juan Pablo Rodríguez Barragán, le garantizó a los colombianos “la salida de los uniformados venezolanos en Arauca”, para después publicar en su cuenta de Twitter “Aquí vemos al Ejército venezolano devolviéndose a su país”, enseñando en un video cómo se desmontó la bandera de Venezuela y los soldados venezolanos retirándose.

Horas después el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, escribió: “Acaba de salir último soldado venezolano de territorio colombiano”.

 

El jefe de la Zodi Apure

 

Santiago Sandia es general de División y comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral Nº 31 (ZODI 31 Apure). Explicó que la costumbre ha llevado a creer que el límite es el río Arauca. “La gente cruza el río y piensa que está en Colombia, pero no es así; después del río cinco kilómetros más allá, sigue siendo espacio venezolano. Estamos actuando en base a nuestra soberanía, porque somos un pueblo libre y soberano, y no un pueblo invasor o agresor”.

Este oficial destacó que el territorio venezolano es el que se ha visto muy afectado con la crecida del río Arauca y por la matanza de animales en tierras venezolanas para luego contrabandear las carnes hacia Colombia.

Reportes internos de la Fuerza armada han determinado que el interés que tiene Colombia en ese territorio es que se habría descubierto una importante reserva de petróleo ultra liviano de hasta 55 mil barriles diarios, ubicado en Balcóncito, cerca de la población venezolana de El Nula.

 Así sucedió

 

El Comando Caribe fue el que ordenó el desplazamiento de los destacamentos precursores para el inicio de los cursos de Tropas de Acción Rápida y Caribe, en una acción contra el contrabando de extracción y con mayor presencia de grupos guerrillero que desde tiempos de Chávez llaman “grupos generadores de violencia”.

El problema se origina en el campamento N° 2, sub dividido en 2-A (ribera norte del rio Arauca) y 2-B (en la sur, en el sector Los Pájaros).

Casi un mes antes, el 27 de febrero, se reunieron los comandantes de unidades Tácticas y Fundamentales Aisladas, para planificar el Periodo de Adiestramiento Individual del Soldado (PBIIS.) del contingente enero 2017, de las Unidades de la 92 Brigada de Caribe, que se realizará con los cursos TAR 01-2017 y Caribe 01-2017, en tres campamentos.

Entre el 13 y el 20 de marzo se instalaron los campamentos.

El 19/03/17 llegó el Cónsul de Colombia en El Amparo, a la sede de la 92 BC, a quien se le informó de la instalación de los campamentos.

El 22 de marzo el coronel Marco Tulio Álvarez Reyes, segundo Comandante y Jefe del Estado Mayor de la 92 Brigada de Caribe, con el Cf Carlos Sahel Barrios Moreno, en representación del VA José  Clemente Carreño, Autoridad Única de la zona especial No.6 y un T/P y 08 II/TT, fueron hasta el sector Los Pájaros, parroquia Urdaneta, municipio Páez, estado Apure para evaluar la ubicación del Campamento, ubicado al otro lado del margen del Río Arauca, coordenadas  N 07°02`31.0“ y W 71°35`12.5“.

Se reunieron con el Comandante del 923 “Sucre”, el  Tcnel Franklin José Varela, y con Axel Anzola comisionado municipal del Gobierno Bolivariano y voceros del poder Comunal, verificándose en la carta y el GPS  que dicho campamento se encuentra en territorio venezolano. Luego llegó Segundo Salamanca Rodríguez, propietario de la finca “Los cinco hermanos” quien dijo que desde 1991 el río Arauca ha socavado territorio quitándole 5 km a su finca.

Ese mismo 22 de marzo, a las 7 y 30PM, tres helicópteros Black Hawk  UH-60L del Ejército  de Colombia sobrevolaron el área  a unos 100 mts del campamento venezolano y a las 9 PM hubo otro sobrevuelo.

El 23 de marzo, el comandante del 923 B.C. “Sucre”, recibe a personeros de comunidades colombianas y miembros de protección civil de Colombia, quienes llevaban GPS y habrían reconocido que dicho campamento sí estaba en territorio venezolano.

En la madrugada, 5:30AM, de ese 23 de marzo, los militares venezolanos se percatan de la presencia del sobre vuelo de un dron sobre espacio venezolano.

A las 8AM, el Comandante del 923 B.C. “Sucre” habló con el comandante de la Brigada 18 del Ejército colombiano, Cnel. Miguel Ángel Fajardo, y ambas unidades militares procedieron a instalar bases de patrullas, el Ejército Nacional de Colombia al margen del cauce original del rio Arauca y los Caribes a 1.5 Km. al margen de la franja fronteriza.

A final de la mañana llegó a Los Pájaros un aerodeslizador, con Ricardo Montenegro, (cancillería de Colombia, Dirección de Soberanía), Jhon Flores y Eduardo Rodríguez (asesores Min-Defensa), Cnel. Miguel Ángel Fajardo, Cmdte de la 18 Brigada del Ejército Colombiano, manifestando que la intención era establecer los enlaces entre los organismos civiles diplomáticos entre ambos países.

Un ahora después llegó el G/B Ovidio de Jesús Delgado Ramírez, Comandante de la venezolana 92 Brigada de Caribe para reunirse con la comisión de la cancillería de Colombia, pero el ministro de Fronteras el M/G Gerardo Izquierdo Torres debió retornar a Maiquetía por mal tiempo en la zona.

A la una y 45 de la tarde del 23 de marzo el Alto Mando Militar, cumpliendo órdenes del presidente Nicolás Maduro y del ministro Padrino López, ordenaron retirar a los soldados y recoger el material y equipos que tenían en ese campamento. Luego llamaron el M/G Iván Josué Hidalgo Terán, el G/D Jonny Orlando Sandia Santiago y del Comandante General del Ejército, el M/G Juan de Jesús García Toussaintt, ratificando que los soldados debían retirarse del lugar. Ese jueves a las 4 de la tarde se retiró el 100% del personal, material y equipo del Campamento numerado como 2-A, ubicado en el sector Los Pájaros.

 ¿Qué pasará?

 

Al día siguiente, 24 de marzo, a la 01PM el M/G Gerardo Izquierdo Torres y el G/B Ovidio de Jesús Delgado Ramírez, la asesor jurídico de la cancillería venezolana y personal de la Dirección General de Cartografía de la FANB (Digecafa), llegaron al campamento militar para reunirse con su homólogo colombiano Ricardo Montenegro y la comitiva diplomático-militar de Colombia para una inspección técnica in situ y determinar el límite fronterizo con Colombia.

Los militares venezolanos supieron a raíz de este incidente que el Ejército Colombiano posee equipos de escucha de todos nuestros medios de comunicación, ya que hicieron varias pruebas controladas e inmediatamente se generó la respuesta por parte de ellos. Utilizan medios de alta tecnología como drones, para observar a los venezolanos.

Las unidades adscritas a la 92 Brigada de Caribe, demostraron eficiencia y disposición de defender el suelo y la soberanía venezolana. ¿Qué hará ahora el presidente Maduro, la Canciller y el Ministro de la Defensa? El país espera.