“General López Ramírez, ni preso ni lo están buscando”

Artículo exclusivo para PuntodeCorte.com

Sebastiana Barráez

@SebastianaB

28/03/2018

Desde que el periodista Vladimir Villegas anunció, el 15 de marzo, que fue informado de la detención, por organismos de seguridad, del mayor general (Ej) Alexis López Ramírez, la versión corrió como pólvora. La reconocida periodista Luz Mely Reyes también lo aseguró: “Me confirman detención del general López Ramírez y la persecución contra los militares del 4F, excepto a Diosdado Cabello. La purga de los leales a Chávez”. Y desde entonces numerosos medios de comunicación han insistido en la versión.

La situación se fue convirtiendo en misteriosa, porque el día antes, es decir, el 14 de marzo, en su cuenta de Twitter, López Ramírez publicó este mensaje: “Mi solidaridad con mi hermano Rodtor, sus hijas y toda su familia. Todo pasará y Venezuela recuperará el carácter republicano que nos legó Bolívar y la democracia que tanto esfuerzo, sufrimiento y sangre nos costó consolidar en el siglo pasado. Viva Bolívar, viva Venezuela…!” Desde entonces no se volvió a saber del oficial retirado.

Este mayor general es compañero de promoción del mayor general (Ej) Miguel Rodríguez Torres, a quien sus amigos llaman Rodtor, detenido en la Dirección de Contrainteligencia Militar, señalado por instigación a la rebelión y traición a la patria. Ambos de la misma promoción, amigos y socios en una  finca ubicada en el llano.

López Ramírez fue cercano a Hugo Chávez, de los militares afectos a la revolución bolivariana, fue comandante del Ejército, jefe de Casa Militar. “Mira Sebastiana – me comenta un oficial retirado- mi general López fue de los radicales, olvidó que la institución era más importante que su afinidad política. Él, al igual que mi general Rodríguez Torres, mi general Baduel y otros, nos calificaban de rebeldes o sospechosos si se nos ocurría hacer una crítica por la desviación que está sufriendo la Fuerza Armada. ¡Claro! Si ellos estaban disfrutando del poder. Cuántas carreras destruidas de compañeros con méritos y excelentes profesionales, pero que no comulgaban con la revolución. Me pasó, lo padecí”.

El MG López se ubicó en la palestra pública, cuando en junio del año 2017, renunció a la secretaría del Consejo de Defensa de la Nación (Codena), cargo que ocupaba desde el 7 de julio de 2014, por estar en desacuerdo con la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Incertidumbre

Con la aprehensión del ex ministro Rodríguez Torres, a quien el Gobierno asegura haber descubierto relacionado con un grupo de comandantes, detenidos el 2 de marzo, y quienes estarían conspirando, se prenden las alarmas y corren los rumores.

El 16 de marzo la fundación Época Humana publica en redes: “Se comunicó con nuestra fundación un familiar del MG Alexis López Ramírez y nos informó que aun no tienen la certeza de la detención, solo tiene la Orden de Aprehensión que les llegó esta tarde. Hasta ahora no saben de la ubicación del MG López Ramírez”.

Pero nunca hubo tal orden de aprensión contra el oficial retirado, quien desde el 5 de junio 2013 fue ascendido a Mayor General.

Ante la no confirmación de la información, Luz Mely Reyes publica: “Rectifico. Una fuente me ratifica la detención. Otra que está escondido. Y la orden de detención”.

Una figura bastante relacionada con la revolución bolivariana, Eva Golinger, también se hace eco de la detención.

El politólogo Nixon Moreno dijo, sobre la detención de López Ramírez, que “la DGCIM detuvo al MG Alexis Ramírez López, ex secretario ejecutivo del Codena y ex Comandante General de la FANB. El General y su familia no están solos. La resistencia y el pueblo venezolano deben apoyar a los militares patriotas; a quienes tanto le hemos pedido se rebelen”.

“¡Última Hora! Fue detenido el MG Alexis López Ramírez, ex Comandante General de la FANB”, publicó Jesús Medina Ezaine.

Numerosos medios de comunicación dieron veracidad al hecho: Noticiero Digital, Resisteciav58, Reporteya, el periodista Manuel Malaver, el general Carlos Peñaloza, Noticias Venezuela, Tal Cual, LucioQuincioC, Primicia, ACN, Mundo24, Apuntoenlinea, Jaquemateweb, Theworldnews y un largo etcétera.

Para Notitarde “El mayor general del Ejército, Alexis López Ramírez, habría sido detenido y trasladado a tribunales militares”.

El sacerdote José Palmar incluso aseguró que esa detención “ha generado descontento generalizado en los cuarteles”.

La Razón aseguró que “el general Padrino tiene presos e incomunicados a dos compañeros de promoción: MRT y López”.

El periodista Juan Fernández se aventuró a decir que el general salió por el río Arauca. Caraota Digital publicó que “habría sido trasladado a tribunales militares”.

ElEstímulo habló de “orden de captura contra ex secretario del Codena Alexis López Ramírez”

Aún hoy día, medios como Infobae y algunos internacionales, hacen mención a la detención del oficial, como si fuera un hecho.

El mayor general Alexis López Ramírez no está detenido, nunca lo estuvo, ningún organismo de seguridad lo buscó, ni fue trasladado a tribunales militares, ni siquiera a la sede de la Dgcim o el Sebin, fiscalía militar no tiene registrada ninguna orden de aprehensión contra él.

¿Qué causó la confusión en los medios de comunicación, entre periodistas, políticos y personajes públicos?

Hay interés, por parte de salas situacionales del Gobierno y de opositores en distorsionar hechos, crear alarma, desprestigiar a periodistas y medios de comunicación.

Además, en las redes sociales hay muchos “analistas” que le dan a sus sospechas el carácter de certezas. Parecía lógico que con la captura de Rodríguez Torres, cayeran sus amigos más cercanos, por aquello de que conspiraban juntos. Pero para el Gobierno nacional había demasiado ruido con la detención del ex ministro del Interior y Justicia, incluso dentro de los cuarteles, policías del país, afectos al chavismo y dirigentes del Psuv; no había interés de detener a otros, teniendo a la joya de la corona.

Familiares del general López Ramírez no aclararon la confusión que habían creado. El oficial no se comunicó más a través de las redes sociales, lo que alimentaba la sospecha de que estaba detenido o desparecido.

El general no ha querido hablar, se quiere mantener de bajo perfil, pero está bien y en libertad. Al menos por ahora.