Caen los poderosos de Pdvsa

PODEROSOS. Primero fue Rafael Ramírez, quien por más de una década manejó a su antojo a la industria petrolera, la convirtió en “roja rojita”, en una caja chica de la revolución. Con el cuento de la Nueva Pdvsa hizo de la más importante empresa estatal del país, un cascarón viejo, descuidado, con personal que no sentía orgullo de su empresa, cuya única obligación era ir de rojo a las marchas o concentraciones del partido de Gobierno y gritar consignas. Ramírez usó a Petróleos de Venezuela para pagar todos los caprichos del entonces presidente Chávez. El dinero de la empresa parecía un barril sin fondo. De ahí se pagaron todos los inventos con nombres de misiones, y sin que nadie auditara, que se le ocurrieron al poder. En 2016, la Asamblea Nacional denunció a Ramírez –en un debate de dos horas- que concluyó con la responsabilidad política de RR, por la enorme corrupción en la estatal, y exhortaron al presidente Maduro a destituirlo como embajador ante la ONU. Pero Ramírez era aún rojo rojito y el Gobierno hizo mutis. Más de un año después el fiscal nombrado por la Asamblea Constituyente dice que hay corrupción y solicita detener a gerentes y a ministros.   

LUONGO. Se llama Jesús Enrique. Fue jefe de Refinación de Pdvsa. Ante su inminente detención, se entregó en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ubicada en Punto Fijo, estado Falcón. Era un hombre con mucho poder en la industria y ahora es parte de altos ejecutivos de la industria presos por denuncias de corrupción. Le hace compañía a los ex ministros Eulogio Del Pino y Nelson Martínez. También están: Keila Gatica, del Centro Refinador Paraguaná, Lexy Briceño y Keila Martínez. Y José Espinoza, presidente de Espidel, empresa que hizo fortuna en tiempo record. Los imputaron por peculado doloso, lavado de capitales y asociación para delinquir. Antes Longo fue detenido porque estaría vinculado al primo de RR, Diego Salazar, detenido por lavado de dinero. El país está convencido ahora que la revolución convirtió a Pdvsa en un nido de corruptos, que arruinaron a la empresa que daba de comer a los venezolanos, sacaron a 20 mil empleados, con el cuento del sabotaje petrolero, para ingresar a una nómina multiplicada de personas que ordeñaron a la estatal petrolera.

LA GRITA. Ahí queda el Liceo Militar Jáuregui (Limijau), en Táchira. No se ha declarado el cierre. Los alumnos llevan dos años aportando un kilo de comida semanal cada uno. Algunos tienen, en sus habitaciones, cocinitas de alcohol; “ahí hacen fororo para tomar calientico antes de dormir”, narra una fuente. La Fundación de ex alumnos sabe que hay interesados en cerrar el Liceo y apropiarse de las majestuosas instalaciones. “En el liceo –resalta un ex alumno- realizan los cursos de tropas profesionales y curso para oficiales asimilados, mezclado con los alumnos  de la institución”. A las autoridades les tienen prohibido “por órdenes de la superioridad” hablar con la prensa. Los estudiantes han recogido fondos, proyectado películas y acordaron subir la mensualidad, para salvar el Liceo. La sede exhibe puertas rotas, ventanas dañadas, paredes sucias y rayadas, etc. De ahí son egresados el vicepresidente El Aissami, el ministro José Gregorio Vielma Mora (siendo gobernador arregló el comedor y el auditorio), políticos como César Pérez Vivas y periodistas como Miguel Ángel Rodríguez. He ahí una de las fotos del Limijau.

ATENCIÓN. Es lo que requiere Janet Jacqueline Uzcátegui Ledo. Es, desde el 2010, maestra de aula en la UE Nacional Padre Sojo, parroquia El Recreo, municipio Libertador de Caracas. Necesita casa. “El anexo en el cual me encuentro tiene adentro tres postes de luz, tubería de agua en la sala, tanque subterráneo, filtraciones, por lo que mis hijos y yo dormimos en la sala”. Un informe del director de Defensa Civil del Gobierno del Distrito Federal, Wilhelm Armando Fabiani, los califica como damnificados. El cuerpo de Bomberos del Distrito Federal, hace constar que inspeccionaron la casa 125, de la calle 16 Bis, sector La Pilita, El Valle. “Colapso estructural de la residencia por deslizamiento del cerro en la parte posterior”, destacan los Bomberos y recomiendan reubicación del núcleo familiar, suscriben el Jefe del área de prevención, el inspector actuante y el jefe de la oficina de riesgos especiales, Tcnel. Enrique Bart, TTE Vicente Campos y Cap Gustavo Vaamonde, respectivamente. Explica Janet Uzcátegui que está, desde hace 15 años, en la conserjería del edificio Santa María, como trabajadora residencial, sin bono de alimentación, trabajando vacaciones, le pagan con recibo y sin ningún beneficio de Ley. “Quedé damnificada desde 1993 por la tormenta Bret”.  Ella corre el riesgo de ser electrocutada por los cables de los postes al entrar en contacto con el agua. He ahí una de las fotos.

POLICÍAS. Son los capturados por robar o atracar a los pasajeros que llegaban a Maiquetía. Los interceptaban en la subida hacia Caracas. Eran mujeres las que hacían seguimiento y abordaban a las víctimas en el aeropuerto. En la vía hacia Caracas los policías los atracaban. Por eso detienen a los Policías Nacionales Bolivarianos: Yefferson Oswaldo González Devia, Nicole José Rivera Quintero, Yoraco Linfa García Lugo. Los otros detenidos son: Thayler Ildemaro Hernández Velázquez, Anaid Yetzabel Colina Morales,  Argenis Ramón Blanco Meza y Ana Dilys  Marqués Heredia. Tienen orden de captura: Gabriel Alexánder Perales Fernández (PNB), Miguel Ángel Vargas Vásquez (PNB), los civiles Yeison Otilio Serna Bello, Einer Enrique Visquel Martell y Wesner Abiley Arias Lovera.

 FUNCIONARIO. Era de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Táchira, descubierto cuando llevaba junto con otros funcionarios a un comerciante colombiano secuestrado. Se enfrentó al CONAS de la Guardia Nacional de Táchira, muriendo producto de los disparos. Se llamaba Oscar Miguel Camperos Maldonado. Eso fue en el parque 12 de Febrero en la entrada de Táriba. Detenidos resultaron el S1 Jhonny Humberto Pabón Buitrago (Dgcim Carabobo) y Jimmy Alejandro Gómez Valencia.

BERGAMÍN. Es José, el poeta madrileño que nació en 1895 y murió en el país vasco a los 88 años de edad. Cuando triunfó Franco se fue al exilio, con estadías cortas en varios países, incluso Venezuela donde estaba su hermano arquitecto Rafael. Fue este poeta, destacado por el drama, el ensayo y la poesía, quien un día escribió: “Como quien oye llover/ te pido que oigas mis versos:/ con atención tan profunda/ como se escucha el silencio./ como se escucha a los árboles/ cuando los menea el viento,/ y caer, como hojas secas,/ las horas muertas del tiempo./ como el crepitar sonoro/ de las llamas en el fuego,/ y en los cielos el callado/ arder de los astros muertos”.

Última Hora

  • Preso el fiscal superior de Yaracuy, Cruz María León Lugo y el fiscal Miguel Ángel Gómez Torres por “corrupción, abuso de poder, tráfico de influencias, concusión agravada y agavillamiento”.
  • Ni Tareck El Aisami ni el jefe del Sebin, general Gustavo González López, explicaron cómo es que a Walid Mackled le retiraron el grillete electrónico, para que grabara la amenaza contra Cliver Alcalá.