“Hay una gran tormenta dentro de la FANB”

La periodista de la fuente militar Sebastiana Barráez sostuvo que la Fuerza Armada Nacional “está implosionando” por la crisis económica y la dudosa legitimidad de las elecciones presidenciales.

Barráez se refirió a la grave situación interna que se ha presentado en los componentes castrenses tras las detenciones masivas de oficiales.

“Una gran tormenta está agitando a la Fuerza Armada Nacional. Con el llamado a la Asamblea Constituyente se ha creado una fractura que no ha sido resuelta y lo que está sucediendo ahora es por una situación similar con las elecciones, tomando en consideración que esa FANB vio con mucha desconfianza el llamado a unos comicios que no terminaban de ser transparentes”.

En una entrevista para el programa La Tarde, la comunicadora vaticinó que la situación dentro de los cuarteles puede empeorar.

“Tenemos una crisis de tal magnitud que amenaza con desbordarse y es por ello que el Presidente de la República puede anunciar, antes de julio, cambios radicales en la estructura militar… Ya no se trata de un golpe de Estado es que  está haciendo aguas la Fuerza Armada”.

Indicó que las detenciones de militares representan una estrategia equivocada. “No creo que se resuelva así porque es un problema más interno”.

Barráez sostuvo que las aprehensiones continuarán.

Redacción NTN24 Venezuela

Esta fue la entrevista entre Idania Chirinos y Sebastiana Barráez:

  • No llevo la cuenta, pero si sumáramos en los últimos tiempos hay cientos de militares detenidos. ¿No?
  • Sí, detenidos y ubicados en cárceles militares hay cerca de un centenar de funcionarios militares de diferentes rango, algunos activos y otros retirados, pero en las dos últimas semanas ha habido detención de oficiales de los cuatro componentes. Esto ha sido de manera muy acelerada y ha creado gran alarma al interior de la Fuerza Armada, porque están deteniendo, casi de manera masiva a funcionarios militares, algunos con comandos y poder de fuego, oficiales en comandos estratégicos en Caracas, Valencia y Maracay.
  • ¿Qué ocurre Sebastiana? ¿Hay una purga en la FANB? Rumores hay siempre muchísimos. Contrario a lo que pasa normalmente, no ha sido ésta es la característica de los últimos días. Lo que sí son ciertas son las detenciones de las que estás hablando ¿Aguas agitadas dentro de la Fuerza Armada?
  •  Creo que una gran tormenta está agitando a la FANB. El año pasado cuando conversaba, por este mismo medio contigo, explicaba lo que sucedía al interior de la Fuerza Armada, con el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente; ahí se creó una fractura en esa institución castrense, que no ha sido resuelta. Y lo que está sucediendo ahora, y empezó justo antes de las elecciones presidenciales, es porque está respondiendo a una situación similar, tomando en consideración que esa Fuerza Armada vio con mucho resquemor y desconfianza el llamado a unas elecciones presidenciales, que no terminaban de ser transparentes o por lo menos no terminaban de legitimarse en el sentimiento venezolano y, por supuesto, tampoco en la Fuerza Armada. ¿Qué sucede? Que tenemos una crisis de tal magnitud, dentro de la institución militar, que amenaza con desbordarse y es por ello que es posible que el Presidente de la República anuncie, en el día de hoy o en los posteriores, pero mucho antes del tiempo establecido que debe ser en julio, cambios radicales en la estructura de mando militar, en el Alto Mando y en el Alto Mando Militar Ampliado.
  • ¿Cuando hablamos de cambios en el Alto Mando Militar, no es precisamente ese Alto Mando Militar el que ha estado justamente al lado de Maduro, el que lo ha sostenido, no así en esta pirámide hacia abajo?
  • Por eso es interesante que ocurran estos cambios porque cuando Nicolás Maduro cambió todo el Alto Mando Militar, en vísperas de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, lo que se estaba evidenciando al interior de la institución castrense era una fractura profunda, era la primera real crisis que tenía la institución armada. Lo que sucede ahora es que los cambios militares, que ocurren tradicionalmente en julio, por el cumplimiento de los años en actividad de las promociones, ahora hay un apresuramiento en el cambio tanto de altos funcionarios de la estructura militar y eso es lo que evidencia que hay una grave crisis. Si los incondicionales están bajo sospecha, ¿qué pueden esperar los demás? Y eso responde, Idania, a la cantidad de militares que han sido detenidos en las últimas semanas y van a seguir siendo detenidos oficiales, también civiles. Ayer y hoy han sido presentados civiles ante los tribunales militares, señalados por traición a la patria e instigación a la rebelión.
  • Como siempre que ocurre un movimiento de este tipo, la pregunta Sebastiana es ¿hasta dónde han permeado la estructura? Al final, cuando vemos la gran crisis por la que atraviesa Venezuela, uno piensa, que la Fuerza Armada tiene familia, que pasa hambre, que no tienen medicamentos, que la crisis los tiene que arropar igual que al pueblo venezolano.
  • Bueno ahí está la respuesta. Mientras que se les trató de dar ciertos privilegios a los que podían ser peligrosos, entre comillas, para sostener al Gobierno, dentro de la Fuerza Armada la situación se pudo manejar. Idania, desde diciembre hasta el día de hoy, a los altos oficiales, al generalato, les han casi quintuplicado el sueldo y aún así no ha logrado minimizar el efecto de crisis que hay entre esos altos oficiales para mantener a sus familias, porque ellos están sufriendo la escasez de alimentos, de inflación, de medicamentos. Ya ni siquiera el Instituto Social de la FANB es capaz de mantener el suministro de medicamentos de enfermedades prolongadas, crónicas. La FANB también entró en crisis igual que se vive en el resto de la sociedad.
  • ¿Sebastiana, podemos hablar de una implosión? Hay un país que ya no aguanta más.
  • Esa sería la palabra correcta. Ya no se trata de un golpe de Estado, ya no se trata de una rebelión que busca derrocar al presidente de la República, es que está haciendo aguas la Fuerza Armada, se está desbordando la situación de crisis y esto se complementa con una serie de hechos de tipo delictivo. Por ejemplo Idania, por la cantidad de oficiales detenidos por el robo de armas, pero no para la insurrección, sino para venderlas a bandas delictivas con intención de obtener dinero a cambio. Una cantidad alarmante de oficiales aparecen implicados en robo, extorsión, asaltos a instituciones militares. La FANB ha venido implosionando porque no hay quien la controle. No me cabe duda que ese llamado que hace hoy el ministro de la Defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López, a ese acto para demostrarle la lealtad al presidente de la República y Comandante en Jefe, a ratificar la lealtad, lo que está demostrando es que tienen un problema grave de no lealtad y que esa cantidad de grupos que antes existían conspirando, ha dado paso a una conspiración general. Esto coloca en alerta al Gobierno y a la propia institución castrense.
  • ¿La duda es hasta dónde puede llegar esto? Tú decías que se ha quintuplicado el salario de algunos funcionarios en la FANB y eso no logra paliar la crisis. Pero cuando uno piensa en las sanciones de EEUU, las que vienen de la Unión Europea, el Banco de Desarrollo que acaba de suspender los préstamos por una deuda, lo que ve en el horizonte es un agravamiento en la crisis. ¿Se puede desbordar en los próximos días o semanas?
  • Eso es lo que está tratando de evitar el Gobierno. Ahora, es equivocada la solución que plantea, al suponer que cambiando oficiales, sacándolos o enviándolos a sus casas pueden resolver esta situación. Yo creo que esto no se va a resolver por esa vía, porque es un problema mucho más interno, es casi estructural en la institución armada, Es muy difícil suponer que mientras el resto de la población soporta la crisis, la Fuerza Armada que es la que tiene el monopolio de las armas, pueda aguantar con el mismo estoicismo que lo están haciendo los civiles.
  • Es una situación delicada. Me dirás tú que conoces esa fuente, que hemos pasado por situaciones complicadas, pero en este momento realmente el país está en terapia intensiva, población civil-militar.
  • Tenemos un problema que no es solo económico, sino un problema moral, ético, de credibilidad hacia el Gobierno y las instituciones, de falta de credibilidad hacia los sectores opositores, esto lo que puede es generar un problema de anarquía en el país.
  • Sebastiana Barráez, periodista, maneja la fuente militar. Sebastiana, como siempre un gusto tenerte en el programa, cuídate mucho.
  • Gracias Idania. Un abrazo