Hay militares en rebeldía

?

 

Sebastiana Barráez

ElEstimulo.com

15/08/2017

 

Acaba la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de descubrir su vulnerabilidad. Un hecho puntual, el del ataque al Fuerte Paramacay, así se lo revela. Pero también indicó un campanazo de alerta. Los militares sí saben lo que significa, para la seguridad del país, que ese grupo se haya llevado un lote de armas de guerra. En la FANB ha venido produciéndose un quiebre progresivo, con incidentes que no tuvieron respuesta, entre ellos el pronunciamiento cada cierto tiempo de jóvenes oficiales.

Llenar las cárceles militares de jóvenes que se rebelan, enviarlos a las fiscalías o tribunales castrenses, empujarlos al exilio o presionarlos para abandonen la Fuerza Armada, no resuelve el problema. Hay militares alzados en la FANB y aunque eso no se materialice en un golpe de Estado o en rebelión, debe ser atendido por quienes dirigen la institución que tiene el monopolio de las armas en el país. La principal queja tiene que ver con la politización de la FANB.

El 18 de mayo 2017 el soldado activo de la Guardia Nacional Bolivariana, Paul Enrique Machado Briceño, se presentó a una protesta en La Tendida, municipio Samuel Darío Maldonado del Táchira. Allí se declaró en rebeldía y rompió el carnet de la patria “que no sé –manifestó- para qué sirve”, del cual dijo que lo tiene por instrucción del Alto Mando Militar, evidenciando que no fue un acto voluntario.

“Más traición a la patria la está cometiendo Nicolás Maduro y el Alto Mando Militar”, gritó con énfasis. Pero dijo algo muy significativo del sentimiento que lo invadió: “mi sueño el otro año es ser capitán, pero para qué seguir, si no hay dignidad ni respeto”, dijo sobre la institución castrense. Habló del país que somos con tantas riquezas y añoro que alguna vez hubiésemos sido una nación exportadora de café y cacao. “Ustedes aquí en La Tendida, así como en muchos otros lugares de Táchira y de Mérida, ustedes no son terroristas, son trabajadores que le suministran al país el 75% del alimento”.

 

La Espada de Dios

Otro hecho fue el ocurrido con varios jóvenes oficiales del Ejército. El caso se hizo público cuando un grupo de primeros tenientes publicaron un video, en el que aparece el 1TTe (Ej) José Alejandro Méndez, encargado del registro de los integrantes del Movimiento por la Libertad y la Democracia, también llamado La Espada de Dios, que según él tiene unos 110 integrantes. También Alfredo Rodríguez Contreras y Ángel Mogollón. Los tres huyeron para Colombia.

“Desconocemos categóricamente la autoridad de Nicolás Maduro como presidente de la República y Comandante en Jefe y desconocemos al Alto Mando Militar. Damos un paso al frente para salvar a nuestro país. En Venezuela se han agotado las vías pacíficas”, dijo a la vez que acusaron a la oposición venezolana de luchar por sus intereses mezquinos.

Pidieron levantar la bandera de la libertad y la justicia. Criticaron que “haya una dictadura super armada ante el pueblo indefenso” y alertó que “ha llegado la hora de que los sectores institucionales de la FANB le den la espalda al tirano”. Aseguró que “entre nuestros compañeros de armas existe reserva de civismo, patriotismo y verdadero espíritu institucional”.

Ellos son un grupo de jóvenes oficiales que aseguran que no involucraron a oficiales superiores porque “todos están corrompidos”. Contó que pensaron tomar un sitio emblemático para luego dar el golpe más mediático que militar y demostrar a la población el descontento de las Fuerzas Armadas. “Padecemos –confesó- los mismos males que el resto de la población. Sabemos de la putrefacción y corrupción dentro de la FANB en todos los espacios, hemos despertado y somos conscientes de que todo fue una mentira. No creemos en guerra económica, sino en la pésima gestión del gobierno”.

La reacción de la FANB fue tratar de ubicar a los integrantes de La Espada de Dios. Citaron, para el 27 de marzo 2017, a todas las promociones del año 2012, entre ellas la “Cnel. Diego Jalón Dochagavia”, la de Méndez y Rodríguez. Luego suspenden la reunión, pero al TTe Alfredo Rodríguez Contreras lo buscaron en su casa en Margarita, el 18 de marzo.

Los primeros detenidos fueron los primeros tenientes José Ángel Rodríguez Araña, Ronald Leandro Ojeda Moreno y Marco Antonio Briceño Camacho; así como el capitán Víctor Asdrúbal Pereira Labrador. Los imputaron por rebelión, instigación a la rebelión, motín y traición a la patria.

Méndez asegura que “las FANB no somos chavistas, ni antiimperialista ni socialistas, ni nada de eso. Queremos recuperar el prestigio y la admiración del pueblo. Quiero que sepan que estamos cayendo por una causa noble, pero que esto es sólo el inicio de la caída del régimen, pues por cualquier parte esto va a estallar. Es inevitable”.

En comunicación que Méndez, Contreras y Mogollón le hacen a la Organización de Estados Americanos (OEA) denuncian “la abierta politización y partidización de las Fuerzas Armadas. La obligación de firmar planillas contra de la Ley de Amnistía y del decreto de Barack Obama que sanciona a funcionarios oficialistas; la designación de comisiones militares en comunidades indígenas para cedularlos e “inducirles a votar por los candidatos a diputados de los partidos oficialistas en las elecciones del 6D”. Contaron las sanciones contra efectivos que firmaron a favor del Referéndum Revocatorio. Y denunciaron el deterioro de los sistemas de armamento, la arremetida del hampa contra compañeros de armas con total impunidad y las precarias condiciones de alimentación en los cuarteles.

Por ese caso detuvieron a los primeros tenientes: José Ángel Rodríguez Araña, Ronal Ojeda Moreno, Osman García Vivas, Marco Antonio Briceño Camacho, Daniel González Bolaños, Rafael Arreaza, Carlos Terán Lacau, Eliécer Vásquez Guillen, David Vásquez Rodríguez y Luis Eduardo Berbesí Mora.

 

Militar de la Armada

El 01 de junio 2017, el sargento primero de la Armada, Giomar Alexánder Flores Ortiz, de la Policía Naval, se declaró en rebeldía. Dijo que él era un militar con recto cumplimiento de su deber. “Ratifico mi rechazo contra Nicolás Maduro como Presidente y desconozco a su gobierno que no respeta la Constitución y menoscaba los derechos humanos”, dijo Flores Ortiz.

Pidió que “no le tengamos miedo, cumplamos el deber de defender a la nación de tan aberrantes acciones que comenten estos funcionarios corruptos. Acompañemos y defendamos al pueblo venezolano por la restauración de nuestra democracia”. Pidió la liberación de los presos políticos, el cese de la persecución política en contra de quienes tienen derecho a manifestar pacíficamente. Y solicitó que se acepte la ayuda humanitaria.

 

Mujeres también

A través de un video revelado el 21 de julio 2017, se pronuncia la teniente (Ej) Carolina Draegert, emplazando a sus compañeros de armas “unámonos de una vez, es ahora o nunca”. Le pide al presidente Maduro que renuncie él “y todo su gabinete asqueroso”. Asegura que tienen el tiempo contado.

Emite advertencias. “Así como ustedes manejan la información de nuestros tenientes nosotros también la de ustedes. Es momento de que Dios dirija nuestra nación”.

Se dirige a Delcy Rodríguez “te queda muy poco tiempo, voy a hacer todo lo posible para que usted pague el daño que le han hecho a este país. Yo como oficial del ejército de mi país voy a hacer lo humanamente posible para que tú estés presa. No se equivoque. Vivimos en una dictadura y usted lo sabe”.

El más reciente pronunciamiento lo hizo la Alférez de navío Evelyn Andrade López, quien dijo colocarse al lado del pueblo venezolano. “Me declaro en legítima rebeldía. Desconozco a Nicolás Maduro como presidente de la República y desconozco la autoridad del Alto Mando Militar”. Pidió la libertad de los presos políticos.

“Cuenten conmigo para conquistar la libertad. Somos la mayoría en la Fuerza Armada”, dijo a la vez que se refirió a las torturas y humillaciones. “No podemos seguir siendo el brazo armado de los políticos y negociantes”.

Asegura que en las elecciones del 30 de julio se consumó un gran fraude para apoyar a una constituyente fraudulenta. “Jamás podrán vencer un ejército libertario donde cada día aparecen cientos en apoyo a la operación David, dispuestos a empuñar sus armas y a ocupar sus puestos en lucha contra la tiranía”. Expresó apoyo al capitán Juan Carlos Caguaripano y al 1Tte Jefferson García.