domingo, 19 de septiembre de 2021

La burlona reforma de las leyes con las que el chavismo quiere hacer creer que respetará los derechos humanos


La Asamblea del régimen pretende mostrar como una novedad lo que está expresamente señalado en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en 1999, y que ha sido violentada en cientos de casos y desde hace por lo menos 17 años


Sebastiana Barráez/ domingo 19 de septiembre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 

 

“A partir del momento en que esta Ley sea promulgada, los civiles solo podrán ser juzgados en tribunales civiles y los militares seguirán siendo juzgados en tribunales militares si incurren en una falta o delito”, dijo Jorge Jesús Rodríguez Gómez, presidente de la Asamblea Nacional chavista, en relación a  cinco leyes que supuestamente estarían demostrando la reforma del sistema judicial venezolano. Rodríguez pretende mostrar como una novedad, lo que está expresamente señalado en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en 1999, y que ha sido violentada en cientos de casos y desde hace por lo menos 17 años.
Cientos de jóvenes detenidos en las protestas en el 2017 fueron presentados ante la justicia militar de Venezuela (Foto: Reuters)

En el 2018 la Comisión Internacional de Juristas (CIJ), con sede en Suiza, compuesta por 60 jueces y abogados de todo el mundo, publicó un documento donde reveló el juzgamiento de civiles por tribunales miliares en Venezuela, destacando que “a partir del 2014, el juzgamiento de civiles por tribunales militares se ha convertido en una práctica generalizada en Venezuela”.

Jorge Rodríguez, sobre la reforma de la justicia

Ahora los parlamentarios del chavismo pretenden ignorar que, para el primer trimestre del 2017, había casi 400 civiles detenidos, en el marco de las protestas, presentados ante tribunales militares venezolanos. Foro Penal dijo entonces que 197 de esos detenidos “fueron privados de libertad acusados de delitos como rebelión militar, ataque al centinela o traición a la patria”.

La excusa para presentar civiles ante la jurisdicción militar era que el artículo 123 del Código Orgánico de Justicia Militar (COJM) establece que los tribunales militares tienen competencia para procesar “infracciones militares cometidas por militares o civiles, conjunta o separadamente”.

Es necesario destacar, para entender lo ocurrido, que el Código de Justicia Militar de 1938 fue sustituido por el COJM en 1998, pero luego fue reformado para reproducir casi totalmente el de 1938, lo que aunado a  las decisiones del TSJ, las cuales sentaban jurisprudencia, el chavismo fue adaptando la Ley a su capricho violando la Constitución de la república Bolivariana de Venezuela.

Antes de que llegara Verónica Michelle Bachelet Jeria, quien ha sido tibia ante la tortura, el asesinato, los ajusticiamientos y la violación de los derechos humanos en Venezuela, la Oficina del entonces Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reveló que entre el 1° de abril y el 31 de julio de 2017, más de 600 civiles detenidos en el marco de protestas y marchas estaban siendo procesados por tribunales militares, acusados de delitos como rebelión y traición previstos en el Código Orgánico de Justicia Militar.

Nicolás Maduro y Michele Bachelet

En la publicación que hizo CIJ destaca que “en la mayoría de los casos, a los abogados defensores se les limita el acceso a las salas de audiencia, sólo están autorizados a hablar unos pocos minutos, antes de las audiencias, con sus defendidos y se les restringe el acceso al expediente penal”.

Eso que indicó el documento de los Juristas en 2018 se acrecentó, porque desde que la Fiscal General de la República, doctora Luisa Ortega Díaz, entró en conflicto con el Ejecutivo, se crearon mecanismos para que los fiscales y jueces militares asumieran los casos de aquellos que el Gobierno consideraba sus enemigos, así fueran jóvenes estudiantes o ancianos reclamando servicios públicos. Y a los detenidos les imponen defensores públicos que responden a los intereses del régimen venezolano. Eso sigue ocurriendo.


Se viola la Constitución
En el 2017, y lo cita la CIJ, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos constató que “decenas de civiles detenidos en el marco de las manifestaciones estarían siendo procesados y/o juzgados en la jurisdicción penal militar, la cual no cumple con el requisito de independencia e imparcialidad. Además, se imputarían los delitos de ‘traición a la patria’, ‘rebelión’ y ‘ataque al centinela’, en contravención del principio de legalidad”.
En el Fuerte Tiuna están los tribunales militares de Caracas

El artículo 49 de la Constitución vigente en Venezuela, desde 1999, dice textualmente: “Toda persona tiene derecho a ser notificada de los cargos por los cuales se le investiga, de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y de los medios adecuados para ejercer su defensa. Serán nulas las pruebas obtenidas mediante violación del debido proceso”.

Agrega que “toda persona tiene derecho a ser juzgada por sus jueces naturales en las jurisdicciones ordinarias, o especiales, con las garantías establecidas en esta Constitución y en la ley”, más adelanta expresa “ninguna persona podrá ser obligada a confesarse culpable o declarar contra sí misma, su cónyuge, concubino o pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad”. Todo violentado por los cuerpos de inteligencia y los tribunales.


¿Y los muertos y torturados?
El diputado Pedro Miguel Carreño Escobar, presidente de la Comisión Mixta, dijo que las ocho leyes del sistema judicial fueron presentadas por Diosdado Cabello Rondón y que reducirán los procesos burocráticos y coloca a Venezuela a la vanguardia de los derechos humanos.
Diosdado Cabello

Carreño dijo que con el Proyecto de Ley Orgánica de Reforma del Código Orgánico de Justicia Militar, “nunca más un ciudadano civil será juzgado en una jurisdicción militar. Cada uno será remitido a los tribunales pertinentes para garantizar el debido proceso”. Olvida el parlamentario mencionar que la Constitución se violentó con la cantidad de civiles juzgados en tribunales militares y de militares juzgados en tribunales ordinarios.

En esa sesión la Asamblea Nacional aprobó los proyectos de leyes de reforma del: Código Orgánico Procesal Penal, Código Orgánico Penitenciario, Ley de Protección de Víctimas, Testigos y demás Sujetos Procesales, Código Orgánico de Justicia Militar y Decreto con Rango, Valor y Fuerza de la Ley del Estatuto de la Función de la Policía de Investigación Científica, Penal y Criminalística.

Los diputados de la Asamblea Nacional chavista

La Asamblea Nacional (AN), ocupada por la casi totalidad de diputados oficialistas y algunos que han mantenido estrecha relación con el chavismo, ha pretendido demostrar, a través de los medios de propaganda del Gobierno de turno, que la reforma de cinco de esas leyes es un avance en materia de derechos humanos, mientras hay gran cantidad de civiles detenidos en cárceles militares, unos juzgados en la justicia militar o en los tribunales de terrorismo. 

Lo que no ha dicho Jorge Rodríguez, Pedro Carreño, Diosdado Cabello ni ninguno de los parlamentarios es qué pasará con los funcionarios que han violado la Constitución, los responsables de la muerte y tortura de militares y civiles que estaban en manos de los cuerpos de seguridad e inteligencia como la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) y Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Uno de esos hechos atroces es el del concejal Fernando Albán.

La muerte del concejal Fernando Albán sigue en la opacidad

Aunque Diosdado Cabello dijo, en la presentación de las leyes, que en tiempos de pandemia fueron visitados 394 Centros de Detención Preventiva, y atendido a 27 mil 963 procesados en distintos niveles, destacando el trabajo de la Comisión Presidencial para la Revolución Judicial, olvidó mencionar que fueron liberados gran cantidad de presos comunes, mientras los presos políticos permanecen siendo víctimas de la violación de sus derechos humanos.


La historia
La Comisión Internacional de Juristas, que en el 2018 tenía como Presidente en funciones a Robert Goldman (Estados Unidos), Vicepresidente Carlos Ayala (Venezuela), Vicepresidente en funciones la Juez Radmila Dicic (Serbia), recordó que el juzgamiento de civiles en tribunales militares no es nuevo en Venezuela.

Destaca la CIJ que si bien es cierto ocurrió especialmente en las décadas de 1960 y 1990, entre el 2000 y el 2010, se registraron varios casos de civiles procesados por tribunales militares, por ejemplo, el del General Francisco Usón Ramírez, procesado por declaraciones que dio en un programa de televisión en abril de 2004. “Algunos periodistas críticos con el Gobierno venezolano fueron procesados por tribunales militares por los presuntos delitos de injuria a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y/o revelación de informaciones que comprometen la institución militar”.

El presidente del TSJ, Maikel Moreno, y el de la Corte Marcial, GD Edgar Rojas Borges

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en el año 2005, y para complacer las exigencias de Hugo Chávez, molesto desde que el máximo Tribunal había considerado que lo ocurrido el 11 de Abril 2002 había sido un “vacío de poder”, consideró que los civiles podían ser juzgados por tribunales militares, violentando así la Constitución. Más aberrante aun es que cuando Maikel José Moreno Pérez tiene menos de un mes en la presidencia del TSJ, sucede la Sentencia N° 155 del 28 de marzo 2017, donde el máximo tribunal insta al presidente de la República, estando Nicolás Maduro en el poder, a emplear la jurisdicción militar para juzgar a los disidentes políticos.

La burlona reforma de las leyes con las que el chavismo quiere hacer creer que respetará los derechos humanos - Infobae


viernes, 17 de septiembre de 2021

La guerrilla avanza sobre territorio venezolano: está armada, secuestra, castiga y se mete a las casas a exigir el almuerzo

 Llegó con el apoyo de dirigentes chavistas, empezó a patrullar las calles exhibiendo sus armas y pronto logró imponer su autoridad a los aldeanos, que dieron su testimonio a Infobae: "Me impresiona cómo controlan todo"


Sebastiana Barráez/ viernes 17 de septiembre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 

 

“Cada día se asienta la guerrilla más en mi pueblo, ya no sólo en las aldeas, sin ningún tipo de pudor andan armados en motos por el casco del pueblo de Seboruco, en las aldeas Guainía, Santa Clara y Los Ríos. Se mete a las casas y hasta hace que le preparen comida para todo el grupo”, es el relato desesperado que le hace a Infobae un grupo de productores territorio adentro del Táchira, un estado fronterizo con Colombia, mientras otros relatan lo que están viviendo con las FBL/FPLN en Apure.
El ELN controla pueblos en la frontera

En julio del 2020 el Ejército de Liberación Nacional (ELN) llegó a las aldeas más lejanas del Táchira, que eran reconocidas por la agricultura y la música, pero la guerrilla llegó de la mano de algunos dirigentes de las estructuras locales de poder del chavismo, empezó a patrullar las calles armados y a reunirse con los aldeanos a quienes les dejaron muy claro que la autoridad era ellos. (https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/07/27/ahora-nosotros-tomamos-el-control-de-la-zona-el-anuncio-de-un-comandante-del-eln-en-las-aldeas-de-un-municipio-venezolano/)

Más de un año después actúan con total propiedad e impunidad. En las aldeas es normal que el campesino se levante con el cantar de los gallos para la jornada diaria y se acuesten al atardecer. Los habitantes de los pueblos son distintos, sobre todo si son jóvenes. Los fines de semana es cuando los productores, con mayor frecuencia, bajan a los pueblos. “Me impresionó cómo controlan a Seboruco”, le dice a Infobae un agricultor que bajo a la capital del municipio a vender algo de su producción y a comprar víveres para llevar a su finca.

“El sábado 11 de septiembre 2021, poco después de las 10 y media de la noche, un grupo de esos hombres armados en moto, los del ELN, paseaban por el casco del pueblo. Ordenaban a quienes se encontraban en la calle  que se retiraran a sus casas. El domingo pasó exactamente lo mismo; seis hombres y tres mujeres encapuchados, con armas largas, intimidando a la población”.

Seboruco es un municipio del Táchira

Una mujer del pueblo también le confirma a Infobae lo sucedido. “Si, eso pasa con frecuencia. Y es cierto, el sábado les llegaron a unos que estaban hasta tarde. A Fernando, a Alejandro y a otros que estaban en la plaza los amenazaron, los obligaron a entregarles los teléfonos y a quitarles las claves, los revisaron porque sospechan que estaban vendiendo droga. Les dijeron ‘aquí lo únicos encargados de la distribución y venta de la pucha (droga) somos nosotros’. Han sembrado miedo y tienen un toque de queda en el pueblo”.

Narra que preguntó sorprendido a otros productores. “Ellos me dicen que lo han denunciado, muchos lo han hecho, ante las autoridades municipales y ante el comando de la Guardia Nacional en la población de La Grita, pero no hacen nada”.

¿La Policía? “Esos no pueden hacer algo, porque son sólo 6 funcionarios para todo el municipio y se han limitado a matraquear a los productores cuando pasamos por dos alcabalas que mantienen en Las Vegas saliendo hacia La Fría y en la capilla del Cristo de La Laja vía a La Grita”.

Así dejaron a uno que antes estuvo en el campamento Dubai

La ley soy yo

Pero si lo que ocurre en Táchira con el ELN es aterrador, no lo es menos con las Fuerzas Bolivarianas de Liberación Nacional ahora llamadas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FBL/FPLN), quienes tienen un lugar llamado Dubai donde mantienen secuestrados y someten a trabajos forzados a personas que capturan “por portarse mal”.

El sábado 11 de septiembre de ese campamento de “los boliches”, como la gente de la zona llama a los integrantes de las FBL/FPLN, se escaparon cinco jóvenes de Guasdualito, capital del municipio Páez, estado Apure. Ellos habían sido secuestrados por esta guerrilla venezolana porque habían sido contactados por otra persona para robarse unos caballos de diversos dueños.

Las FBL, que ejerce como policía, fiscal y juez, los secuestró y los puso a hacer trabajos forzados y los castigaba; la tabla del comandante Arturo tiene nombre, apocalipsis, y la tabla de Ayender la llama “game hover”. También unos muchachos, que robaron a una ancianita discapacitada en el pueblo y otros ladronzuelos también fueron a parar al campamento. Unos integrantes de las FBL que se negaron a votar por Chema en las elecciones internas completan el grupo de los enviados a los campamentos.

Las FBL tienen décadas de funcionamiento en la frontera

El campamento Dubai está ubicado a un kilómetro y medio de la Plaza Bolívar, al mando de alias Arturo de las FBL, compañero de alias Ernesto y alias Julián. Vicente Alvarado, uno de los cinco jóvenes que huyeron, habría muerto al caer al río, mientras que los cuatro restantes sí lograron huir. Otro que está desaparecido es Ramón García. “En el campamento aún quedan cinco o seis”.

La Fuerza Armada rebasada por la actuación de la guerrilla

En el barrio La Manga del Río las FBL/FPLN se reúnen con frecuencia y otras veces van a divertirse, pero al otro lado del río Sarare están los campamentos, las zonas de castigo y está la finca Dubai, que usan para los trabajos forzados. “Ahí hay gente de Santa Bárbara de Barinas, Mono Rojo, también de El Remolino cerca de Guasdualito y del pueblo”.

Los cinco muchachos que se fugaron se habían percatado de las debilidades en la custodia, estudiaron la rutina, se dieron cuenta que a la orilla del río hay unos 20 hombres armados y a 30 minutos está el campamento Dubai, donde tienen a varios de los secuestrados.

Un pueblo venezolano azotado por la guerrilla colombiana

Cuando hacen reuniones con la gente que extorsionan, los que vende carne, los pescadores, los que venden en la calle, entre otros, llevaban a los muchachos al monte donde los amarraban mientras pasan las reuniones.

Fueron seis los que planificaron huir, pero solo pudieron hacerlo cinco. Ellos se lanzaron al río frente al barrio Gamero y fueron a salir al barrio Morrones. Al que no pudo huir la guerrilla lo liberó, después de darle una paliza; lo amenazaron con matarlo si hablaba con alguien de lo sucedido, si se conectaba a internet o whatsapp y si salía de su casa.

La guerrilla avanza sobre territorio venezolano: está armada, secuestra, castiga y se mete a las casas a exigir el almuerzo - Infobae

lunes, 13 de septiembre de 2021

Un jesuita relata su viaje a la frontera venezolana en Apure: “Las guerrillas lo controlan todo”

El viaje de Johnny Veramendi desde Caracas hasta el estado fronterizo desnuda una verdad imposible de ocultar 


Sebastiana Barráez/ Lunes 13 de septiembre 2021

@SebastianaB

 Tomado de Infobae

 

El crudo, y a la vez sencillo relato que hace Johnny Veramendi S.J. sobre lo que vivió en el viaje que realizó desde Caracas hasta el estado Apure desnuda una verdad imposible de ocultar. “El país desde la frontera”, lo llamó y es parte de lo que vivió en la visita que hizo al estado Apure del 10 al 21 de agosto; él trabajo hace años en Guasdualito y, desde que fue enviado a la capital de la República, descubre las dos caras del país: la Venezuela de Caracas y la Venezuela del interior; ésta última se hace más grotesca cuando se acerca a la frontera.

Las alcabalas son un dolor de cabeza para quienes viajan por transporte público

Apure es un territorio agreste, donde hace presencia la guerrilla colombiana, tanto del Ejército de Liberación Nacional (ELN) como de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en sus dos bandos enfrentados: la Segunda Marquetalia, creada por Jesús Santrich e Iván Márquez, y el Décimo Frente de las FARC liderizado por Gentil Duarte. También hay guerrilla venezolana representada en las Fuerzas Bolivarianas de Liberación ahora llamadas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FBL/FPLN). No faltan los grupos paramilitares y bandas criminales.

A ese estado fue Veramendi, quien describe a Apure como “una de las entidades más ricas del país, también de las más abandonadas y empobrecidas. Es un estado extenso e infinito que una de sus partes es fronteriza con Colombia. Desde este rincón podremos suponer la situación de otras poblaciones fronterizas con Bolívar y el Zulia”.

 Afirma sin equívocos que “nuestra gente sufre y mucho, lucha con lo que tiene y puede para salir adelante; el país está muy lejos de ser un lugar de progreso y con oportunidades para muchos de nosotros”.

Aquí está su relato de parte de lo que vio y vivió durante esos once días en la frontera.


 Martes 10 de agosto


Entrada a El Nula. Al fondo, cuando está despejado, 
se ve la sierra nevada del Cocuy de Colombia

06:00 am: Salida, en vehículo particular, para El Nula, capital de la parroquia San Camilo del Alto Apure, se encuentra en la vía hacia San Cristóbal, Táchira; El Nula es parte de la franja fronteriza con Colombia por el Departamento de Saravena. Es semana de cuarentena radical, pero en las vías la circulación es normal, cero puntos de control, quizá porque el día fue completamente lluvioso. Lo que sí hay son largas colas para surtirse de combustible.

02:00 pm: Parada en la ciudad de Barinas para surtirnos de la gasolina que llevábamos en bidones, porque ahí las estaciones de servicio estaban cerradas. Entre Barinas y Táchira se observa a personas en solitario, grupos y familias a pie; unos de ida y otros de regreso. Son los “caminantes”, como llaman a quienes se están yendo del país, otros so los “retornados”, los que de igual manera regresan.

Planta que suministra electricidad a El Nula

05:30 pm: Llegamos a nuestro destino, El Nula que es una ciudad pujante en el pie de monte andino; su pujanza se nota en los pequeños comercios (pizzerías, heladerías, hoteles, etc.), sin embargo, es solo un frágil espejismo. Los sacerdotes jesuitas tienen una casa de acogida para los “caminantes y retornados”, pues siempre hay personas que buscan un lugar para descansar, bañarse y alimentarse, antes de seguir caminando hacia un destino incierto. La luz eléctrica la quitan todos los días, incluso durante horas. El peso colombiano es la moneda en circulación; el bolívar soberano (moneda oficial de Venezuela) solo existe para para pago móvil al transferir saldo a las líneas telefónicas venezolanas.

 Sábado 14 de agosto:

Veramendi en el viaje hacia Guasdualito

Narra Veramendi que “luego de buscar opciones para dirigirme a Guasdualito, la única posibilidad que surgió fue la de ir en moto, con un señor que transporta encomiendas. Fueron cuatro horas de viaje. Llegamos a Guasdualito a las 5 de la tarde, emparamados porque llovió durante casi todo el trayecto. El pago por el servicio fue tres mil pesos por litro de gasolina, además del almuerzo para dos personas por 30 mil pesos (casi 8 dólares).

 En Guasdualito


Vía entre El Nula y Guasdualito

Capital del Alto Apure, limita por El Amparo con la ciudad colombiana de Arauca. La Victoria lo hace con Arauquita. Es tierra netamente llanera y de calor infernal; la población es mayoritariamente llanera. Es significativo el deterioro. Muchos habitantes se han ido para Colombia y otros lugares; también han llegado muchos tantos de otros estados de Venezuela “a buscar suerte”.

Veramendi observa que ha aumentado la pobreza y la delincuencia. También ha crecido el número de personas mayores solas. Las guerrillas lo controlan todo, aunque ahora su presencia es más discreta que tiempo atrás. El combustible y el gas doméstico siguen siendo un tema relevante.

En esos días en que él viajó al estado Apure, cuenta que reinaba la efervescencia, en apoyo o en contra, de las elecciones primarias del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela). Detalló que había mucho descontento hacia el gobernador Ramón Carrizales y hacia el alcalde José María Romero alias Chema; desde Caracas impusieron como candidato a la gobernación a Eduardo Piñate, ministro de Educación. Lo del alcalde estaba aún por definirse. Cuando había algo de señal me enteraba de algunas noticias., como la situación del Diálogo en México, la liberación de Freddy Guevara y el caos en Afganistán.

El peso colombiano también es la moneda que fluye en Guasdualito. El COVID-19 campea silenciosamente, mientras el hospital central abarrotado en el que sólo atienden casos Covid y sin oxígeno. Hay un médico cubano que está atendiendo esos casos a domicilio. Me dijeron que era “milagroso” pero cobra en dólares. Toda una familia conocida, los Mirabal, murió por el virus, así como muchas personas conocidas. Hay gran cantidad de personas que han vendido el ganado para poder tratarse al caer con el virus.

Tren de Aragua: Luego del conflicto armado que se dio en La Victoria, en los meses de marzo y abril 2021, y que dejó a las comunidades de la zona muy afectadas, surgió otro problema con una banda delincuencial que se trasladó hacia Arauca; hubo enfrentamientos fuertes entre ellos y las FARC. Muchos venezolanos que se mueven diariamente hacia la zona están sintiendo los efectos de este conflicto y dijeron que hubo varios muertos.

La guerrilla les costó a la Fuerza Armada la muerte de 16 militares
 entre marzo y abril 2021 en Apure.

Todo esto sucede en medio del silencio comunicacional, en el marco de un Estado prácticamente ausente, cuya presencia radica en el color rojo ‘gobiernero’ y los militares. Se está dando una ayuda importante a través de muchas ONGs nacionales e internacionales (Cáritas, SJR, ACNUR, HIAS y otras) que apoyan con medicinas, comedores populares y reparando escuelas.

Pena debe darles a nuestros gobernantes por esto, pero se dan el lujo de amenazar a esas organizaciones y sus representantes que más bien hacen el trabajo que a ellos les corresponde.

En la televisión sólo se ven los canales nacionales y algunos colombianos que no han sido censurados por el régimen. El canal Televen se ve, pero no se escucha.

El Retorno: el país en una buseta

Alcabala La Caramuca, Barinas

Me tenía que regresar a Caracas en transporte público. La única línea de autobuses que hay desde siempre es Expresos Los Llanos, todo un desastre. Hay otras no oficiales y “más cómodas” que llegan hasta Maracay. Aprovechando la semana de flexibilización, compré el pasaje con antelación por 25 dólares. Salí el viernes; el viaje estaba pautado para las 5 de la tarde, pero exigían estar desde las 3 PM, es decir, dos horas antes. La buseta Encava salió a las 9 de la noche, seis horas después de estar en espera.

Los pasajeros: Éramos 20, solo cinco hombres. Yo era el único que venía de Guasdualito, los otros llevaban unos cuatro días viajando desde Colombia, específicamente Bogotá, Bucaramanga, El Meta, Barranquilla, Medellín, Arauca, entre otros; nos dirigíamos unos a San Juan de Los Morros, otros a Puerto La Cruz, Valencia, Maracay y Caracas.

Entre todos se contaban dos familias, una señora mayor con 3 nietos pequeños, personas solas, una señora bastante mal de salud por tratamiento contra el cáncer, varios niños.

En el camino nos encontramos puntos de control y alcabalas, donde los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) “se ensañan a placer con las requisas. Son robos descarados y malos tratos. Una de las alcabalas más fuertes es la Caramuca, en la entrada de Barinas.

01:30 am: El autobús hizo una parada de 30 minutos en el sector Mirí; para que las damas usaran el baño pedían la “colaboración” de 1 dólar y a los caballeros el equivalente en bolívares (4.500.000,00); las mujeres preferían ir al de los caballeros, para hacer sus necesidades o refrescarse el rostro. Ya en la vía la GNB exige bajar todo el equipaje de la unidad. Las mujeres se quejan y quieren “negociar”. El militar se molestó y pidió a los hombres, bajar todas las maletas porque de lo contrario nos quedaríamos retenidos.

De manera que a echarle ganas; eran muchas maletas, cajas, sacos, 2 bicicletas, entre otros. En una de esas cargadas mi muslo derecho posterior hizo un movimiento raro con mucho dolor. ¿Resultado? desgarre muscular. El uniformado quizá se compadeció y revisaron solamente cinco maletones. Y volver todo a su sitio. Finalizamos la tarea, horas después, a las 05:30 de la madrugada.

El extenso municipio Páez

Siguieron las alcabalas pero con menor intensidad en los controles. Pedían documentación; a los cinco hombres nos ordenaban bajar con nuestros respectivos equipajes. A un joven, que venía luego de 4 años a ver a su mamá en Maracay, lo despojaron de su celular. A otro que era de Colombia, por no tener cédula ni pasaporte, pasó por las trochas para ver a su familia en Caracas, le quitaron todo lo que traía (100$).

Los funcionarios se abastecen de cuanto se les antoja y así van despojando años de trabajo y sacrificio, con la excusa de que se puede estar traficando con material estratégico, armas o droga. Todos somos sospechosos. ¿Entonces cómo El Coqui pasó la frontera hasta Cúcuta con tan arduo operativo? 

El transporte

Veramendi asegura que la buseta durante esas horas fue un espacio comunitario interesante. Brotó la solidaridad y la empatía entre desconocidos, conversaciones, chistes, risas y rabias compartidas; hasta el recuerdo por la madre de algún alto funcionario se hacía presente. Hubo refrescos, galletas y caramelos de todos para todos.

En medio de todo el trayecto se hizo un ambiente más holgado para tantas personas agobiadas. Dos jóvenes se hicieron cargo de la señora enferma hasta que llegamos a Maracay y la ubicaron en un taxi que la llevara hasta su casa. Una joven llevaba a su hija de meses que vomitó durante casi todo el viaje; varias mujeres se portaron como tías o madrinas de la bebé. 

El joven colombiano, a quien la GNB le robó los 100$, compartía asiento con la joven de la bebé. En uno de los puntos de control lo invitan a bajarse y la muchacha pregunta que porqué se lo llevan. Una mujer militar le sugiere que ‘no se meta en lo que no le importa’. ‘Si me meto, porque él es mi pareja’, responde la madre de la bebé. Todos nos miramos asombrados ante la inusitada solidaridad de la joven con el muchacho. Los bajaron junto con la niña con el riego de dejarlos detenidos por ilegales, lo que no sucedió y los devolvieron a la buseta.

Al regreso los cuentos. Ella logró defender y salvar al joven en apuros. Contó que no sabía el nombre del muchacho, por lo que sólo le decía “mi amor”. Al revisarle los documentos de la niña, nacida en Colombia, constatan que el padre de la nena es otra persona. Ella, venezolana, dijo que eran esposos desde hace 6 años. ‘Pero el papá es otro, porque la niña tiene 8 meses de nacida’, refutó la oficial mientras leía la partida de nacimiento. La joven respondió ‘bueno mamita cualquiera comete un error. ¿Cierto mi amor?’. Nosotros estuvimos entre risas y más risas. 

12:30 pm. Al mediodía llegamos a Maracay, estado Aragua. Allí nos despedimos y desperdigamos a otros lugares definitivos de nuestra geografía. Finalmente podemos afirmar que Venezuela es más que los lugares acostumbrados; el país, con su crisis humanitaria compleja y su debacle, cabe en un transporte público. 

Sábado 21 de agosto. A las 03:00 de la tarde  llegué a Caracas. La conclusión es que los venezolanos somos de una talla excepcional que se crece con humor y sentido de pertenencia en momentos como este y eso vale mucho.


https://www.infobae.com/america/venezuela/2021/09/13/un-jesuita-relata-su-viaje-a-la-frontera-venezolana-en-apure-las-guerrillas-lo-controlan-todo/

domingo, 12 de septiembre de 2021

Hugo “El Pollo” Carvajal, el hombre que guarda los secretos más importantes de la estructura de poder que montó Hugo Chávez y que heredó Nicolás Maduro

 

El ex jefe de la Inteligencia venezolana, arrestado días atrás en España, tuvo acceso a información privilegiada sobre los nexos del chavismo con el narcotráfico, y sus relaciones con la guerrilla colombiana y con grupos terroristas como Hezbollah. Conoce los datos más escabrosos de cada uno de los oficiales que crecieron con la revolución


Sebastiana Barráez/ domingo 12 de septiembre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae

 

Alrededor del Mayor General retirado del Ejército, Hugo Armando Carvajal Barrios, recién detenido en Madrid, se tejen infinidad de especulaciones, algunas más adornadas que otras, unas aseguran que no le causa preocupación a Maduro, otras son teorías conspirativas sobre cárteles de la droga e incluso que estaría infiltrado en el gobierno interino de Juan Guaidó. El Pollo, como lo llaman, es depositario de los secretos más importantes de la estructura de poder de la revolución bolivariana.
Nicolás Maduro lo acompañó en la tribunal cuando la DEA se vio obligada a liberarlo en Aruba por ser cónsul

Aunque el alto oficial pone a temblar a funcionarios civiles y militares, el verdadero interés en él es que conoce el origen y el destino de recursos, económicos y humanos, usados por Hugo Chávez para construir la estructura geopolítica que le fue exitosa en sus años en la presidencia y el papel del entonces canciller Nicolás Maduro en ella, que no ha logrado aniquilar el poderoso imperio norteamericano.

Es cierto que la DEA ha demostrado interés en el exjefe de Inteligencia Militar, desde hace años, por la relación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), organización que Estados Unidos catalogó de narcoterrorista, pero para EEUU ese interés no ha sido determinante en otros casos de militares venezolanos involucrados en el narcotráfico.

En octubre 2019 Carvajal reveló: “en el 2009 Hugo Chávez me ordenó comprobar una situación irregular en nuestra embajada en Damasco y parte del resultado de esa investigación instruyó pasársela al canciller, la repuesta de Maduro fue “si se meten con Venezuela incendiaremos a América”. Yo pensé, este está loco”.

Hugo Carvajal fue un hombre de extrema confianza de Hugo Chávez por dos décadas (Foto: Archivo)

Funcionarios policiales y de inteligencia estadounidenses hicieron varios intentos para tratar de llegar a un acuerdo con Carvajal. Hubo esfuerzos importantes para que el militar fuera a EEUU en calidad de testigo e imputado, pero él se negó. Algunos amigos del chavismo cercanos al General aseguran que se volvió inflexible en aceptar otra propuesta que no fuera inmunidad total a cambio de aportar la importante información a la que tuvo acceso durante su paso por el cargo de director de Inteligencia Militar.

Carvajal, a quienes militares y civiles siempre consideraron astuto, estableció una poderosa red de informantes. Chávez, quien desconfiaba de su entorno después de lo ocurrido durante el golpe del 11 de Abril 2002, le ordenó espiar a todo el entorno que lo rodeaba, principalmente a sus hombres armados más cercanos en la Casa Militar o Guardia de Honor Presidencial. Esa poderosa estructura de Inteligencia siempre contó con cuantiosos recursos económicos, a través de una abultada partida secreta que no estaba sujeta a las auditorías, ni siquiera al conocimiento, de la Contraloría ni de otro ente.

Ese nivel de vigilancia, en el caso de los militares, es más relevante de lo que muchos pueden recordar, porque Carvajal logró espiar durante más de una década a los integrantes de la Fuerza Armada.

Los ascensos

Desde que asumió la jefatura de la DIM, el general Carvajal Barrios fue clave para decidir los ascensos en la institución castrense. Hay exfuncionarios militares y civiles viviendo fuera del país, incluso en los Estados Unidos, de quienes Carvajal tiene mucho qué contar y eso abarca las relaciones de esos militares con mafias del narcotráfico.
Hugo Armando Carvajal en la tribuna de oradores de la Asamblea Nacional como parte de la bancada del PSUV

El Pollo Carvajal manejó y tuvo acceso a información privilegiada de la estructura que Hugo Chávez creó en el continente. Ese es un tema que involucra relaciones con la guerrilla colombiana, con grupos terroristas como Hezbollah y otras implicaciones con organizaciones en el continente. No es solo el tema económico, el del narcotráfico, sino el de las armas y el nivel de compromiso con determinadas personas y agrupaciones; y en esa lista de espiados está aquel Canciller Nicolás Maduro Moros.

Ya electo presidente de la República, después de la muerte de Chávez, Maduro nombra a Carvajal, en abril 2013, al frente de la Dirección de Inteligencia Militar, pero no para compartir el poder, sino para mantenerlo cerca. Nueves meses después el Mayor General sale del cargo, en medio de una tensa relación, además del problema que le creaba la abierta intromisión de los cubanos en los temas de inteligencia de Gobierno y especialmente de la Fuerza Armada.

Carvajal espió a los militares de la era Chávez como gran parte de los que después llegaron al Gobierno de Nicolás Maduro. Una de las estrategias más perversas, pero funcionales, de Chávez en el poder fue ir creando a cada funcionario su respectivo expediente; ese archivo guardaba fundamentalmente debilidades económicas, aunque no faltaban las familiares, incluso los deslices amorosos. No fue casual que se flexibilizaran las medidas contraloras y se presionara al funcionario, aunque algunos lo hacían voluntariamente y con una sonrisa, hasta que incurriera en acciones que ameritaran ser sujeto de sanciones contraloras y judiciales.

El hoy preso de la justicia española conoce los secretos militares más escabrosos de cada uno de los oficiales que crecieron con la revolución, así como las tareas que cada uno de ellos realizó de manera ilícita, los intríngulis de la relación con Cuba hasta el armamento que se le compró a Rusia.

La Policía española lo detuvo el 9 de septiembre pasado

El hombre misterioso
Chávez (promoción 1975) mantuvo una estrecha relación con Carvajal Barrios, cuya amistad nació y se fortaleció en la Fuerza Armada, siendo el número 59 en la promoción Pedro Camejo Negro Primero de la Academia Militar en el año 1981. Quien con los años sería presidente de Venezuela fue instructor de Carvajal, a quien llevó a la jefatura de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM).

El ahora detenido fue primero Director de Investigaciones de la DIM, entre los años 2000 hasta que fue nombrado, en el 2004, subdirector del cuerpo de Inteligencia; después asciende a Director, cargo del cual Chávez lo saca a finales del año 2011 después de un incidente donde resultaron muertos varios miembros de las Fuerzas Bolivarianas de Liberación ahora llamadas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FBL/FPLN). Carvajal Barrios debió pasar a retiro en julio del 2011, pero Chávez le prorrogó la condición activa seis meses más.

Durante sus años en Inteligencia, Hugo Carvajal era el hombre a quienes todos en el poder del chavismo y la Fuerza Armada mencionaban, pero pocos conocían realmente; El Pollo parecía una leyenda urbana. Su rostro era casi desconocido, aunque su nombre aparecía en todas partes, solo rodaba una foto borrosa y antigua sobre él. Todo cambió cuando en 2014 funcionarios de la DEA lo retienen en el aeropuerto de la isla de Aruba.

Imputación de los cargos que le hicieron a Carvajal Barrios en el 2013

El Gobierno de Nicolás Maduro dijo que era cónsul venezolano y lo reclamó como diplomático. Hasta ese momento la leyenda tomó rostro nítido y hasta una leve sonrisa exhibió en un acto público. Lo recibieron personalmente Tarek El Aissami, Cilia Flores, el entonces canciller Elías Jaua y el viceministro Calixto Ortega; sobre la tarima, en el acto público, estuvo además rodeado de la ministra Eugenia Sader, del segundo hombre del chavismo Diosdado Cabello Rondón entre otros.

A su llegada a Venezuela el día que Carvajal se le salvó a la DEA

El general que tenía amigos muy poderosos también tiene enemigos del mismo calibre. Hace años fue preparando su retirada y quizá por ello cambió su apellido por lo que pasó a ser Hugo Armando Peck Peck y su entonces esposa Gladys Coromoto Segovia de Peck, con quien tuvo tres hijos. Hace años aparece en su vida su actual esposa Angélica Flores, con quien procrea dos hijos, que llegaron a conformar su numerosa familia de ocho hijos.

Esto lo publicó El Pollo el 01 de septiembre en su cuenta Twitter

Su relación con Diosdado Cabello fue muy cercana y por ello logra ser diputado a la Asamblea Nacional por el estado Monagas, para el período 2016 al 2021. En la guerra interna del poder que se libra en el chavismo, Carvajal se vio en peligro y trató de buscar aliados en el gobierno interino, por lo que el 21 de febrero 2019, pidió a través de un video que Nicolás Maduro abandone el poder, que la Fuerza Armada se rebele y que haya elecciones libres. Manifestó respaldo a Juan Guaidó Márquez. Un mes después apareció en España y ahí se inicia la etapa que lo lleva a fugarse hasta el jueves cuando fue descubierto en un apartamento de Madrid.

Carvajal tiene el poder de las pruebas y la información sobre los hombres de Chávez, las herramientas utilizadas por el líder de la revolución y a quiénes utilizó para formar toda la estructura de poder que consolidó en Latinoamérica.

Hugo “El Pollo” Carvajal, el hombre que guarda los secretos más importantes de la estructura de poder que montó Hugo Chávez y que heredó Nicolás Maduro - Infobae

La burlona reforma de las leyes con las que el chavismo quiere hacer creer que respetará los derechos humanos

La Asamblea del régimen pretende mostrar como una novedad lo que está expresamente señalado en el artículo 49 de la Constitución de la Repúb...