miércoles, 31 de marzo de 2021

El reclamo del Frente Institucional Militar a la Fuerza Armada venezolana: “Actúa contra inocentes, pero tolera y comparte con la guerrilla”

 

263 oficiales superiores y subalternos, suboficiales profesionales de carrera y tropa profesional manifestaron alarma "por la crisis que vive el país como consecuencia del uso y abuso de las armas de la República"


Sebastiana Barráez/ miércoles 31 de marzo 2021

@SebastianaB


 

Tomado de Infobae


“Nos causa asombro y furor, saber que esos mismos mandos, que con cruad y sin compasión emprenden acciones contra inocentes y desarmados venezolanos, toleran y comparten con grupos guerrilleros colombianos y bandas delictivas muy bien armadas que se hacen llamar colectivos”, dice el Frente Institucional Militar (FIM) al recordar que hay testimonios de muchos venezolanos “que debieron buscar asilo y resguardo en las poblaciones colombianas cercanas”.

Nicolás Maduro saludo a Iván Márquez, uno de los jefes de las disidencias de las FARC

Un total de 263 oficiales superiores y subalternos, suboficiales profesionales de carrera y tropa profesional, integrantes del Frente Institucional Militar (FIM), una agrupación de militares en la Reserva Activa o retirados, manifestaron alarma “por la crisis que vive el país como consecuencia del uso y abuso de las armas de la República”.

El FIM está presidido por el Vicealmirante Rafael Huizi Clavier; el GB (Ej) Teodoro Díaz Zavala en la Vice-presidencia; Coronel (Ej) Rubén D. Bustillos Rávago, Secretario de Organización; los representantes de los componentes: Capitán de Navío Pedro Betancourt (Armada), Cnel (Av) Ángel Rodríguez Campos (Aviación), GB (GN) Simón Figuera Pérez (Guardia Nacional). Los expresidentes GD (Av) Manuel Andara Clavier, GB (Ej) Juan Antonio Herrera Betancourt y GB (GN) Miguel Aparicio Ramírez.

Hacen un llamado a “los oficiales y tropas institucionales a que exijan un retorno a la dignidad de las unidades militares y policiales, hasta lograr el empleo en sus acciones y misiones, de lo que expresamente regulan la Constitución y las leyes de la República”.

Miles de venezolanos huyeron hacia Colombia en medio del enfrentamiento del Ejército con las FARC

Piden que dedique su esfuerzo “a la eliminación de las alianzas establecidas con guerrilleros colombianos, de la delincuencia y de las fuerzas irregulares nacionales y extranjeras que establecieron sus guaridas en territorio patrio, hasta devolverle a la población, la paz y la seguridad que el Estado está obligado a asegurar”.

El FIM, donde hay oficiales que ocuparon altos cargos en la estructura militar de la Fuerza Armada, incluyendo el Ministerio de la Defensa, la Inspectoría General, los comandantes de diversos componentes, publican el llamado a la institución castrense ante los hechos ocurridos desde el pasado domingo 21 de marzo, cuando en el marco de una operación militar fueron atacados campamentos, en territorio venezolano, de una de las facciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-Gentil Duarte), con el saldo de dos oficiales del Ejército muertos, el Mayor Edwar Corobo y el teniente Yonathan Duarte.

Desde ese momento hasta ahora hay una serie de incidentes que mantienen inestable la frontera, con el desplazamiento de cientos de personas hacia territorio colombiano, el ataque de dos puestos militares, la muerte no esclarecida de cuatro miembros de una familia, así como constantes bombardeos y disparos a los largo de esa zona fronteriza del estado Apure.

Almirante Rafael Huizi Clavier, presidente del FIM

El descuido de la frontera

El FIM continúa en su pronunciamiento, recordando el orgullo que la Historia le confiere “a la Fuerza Armada Nacional (FAN) por su participación en sus luchas libertarias”, a la vez que hacen énfasis en que hasta 1999 hizo grandes aportes al país “por su integración al desarrollo económico y cultural, por su participación en el perfeccionamiento y mantenimiento de la democracia, por su sensibilidad ante la problemática social, por su inobjetable apego a los mandatos de la Carta Magna en el cumplimiento de su misión, por su imparcialidad y alejamiento de la actividad político-partidista”.

Por ello, consideran “inmerecido para el país que esté sufriendo el desprecio y la decepción de los venezolanos al confundirla con una ‘fanb’, dirigida por algunos corruptos e ineptos oficiales, ávidos de dinero y poder, que se hicieron cómplices de una clase política destructora de los principios y valores que nos inculcaron nuestros libertadores y los ilustres pensadores que inundaron nuestras fuentes originales de formación ciudadana”.

Se pronuncian sobre la “resentida economía” del país que está sufriendo fuertes erogaciones “causadas por unas operaciones militares improvisadas en la región de La Victoria del estado Apure”. Y asumen que se hacen “bajo los rumores de una actividad de colaboración con guerrilleros del país vecino”.

El FIM destaca que las guerrillas colombianas se han declarado públicamente “como aliados” al régimen de Nicolás Maduro. Critican la “completa opacidad de información”, aunque reconocen que “los testimonios, videos, escritos y entrevistas de sus pobladores, nos atrevemos a apreciar un malvado y desmedido ataque contra nuestros connacionales radicados en la zona”.

Ehiner Anzola Villamizar, Emilio Ramírez Villamizar, Jefferson Uriel Remolina Ramírez y Luzdey Remolina, la familia asesinada en Apure

Reconocen que la frontera “había sido descuidada por el poder central”, y que en los últimos 20 años “se había establecido la guerrilla y la delincuencia, haciéndose dueños y señores de la autoridad y la vida de sus pobladores con el consentimiento expreso, y cuidado si de la complicidad, de quienes hoy los victimizan, sin fórmula de juicio, con el poder de sus armas de fuego”.

Hacen alusión a que mientras actúan así contra los pobladores de la frontera, hay una distinta contra aquellos que incluso “se autocalifican ‘el hampa’, que azotan, roban, secuestran y dominan a los pobladores de grandes áreas de Caracas y las principales ciudades, y que realizan operaciones de terror contra sus habitantes sin que exista la menor intención de combatirlos y neutralizarlos”.

“Ejemplos sobran, no olvidemos los espeluznantes episodios de rapiña y asesinatos, en la Cota 905, La Vega, Petare, El Cementerio, la parroquia 23 de Enero. Y en el interior, los poblados fronterizos de los estados Táchira y Zulia y las infestadas zonas mineras del estado Bolívar para mencionar solo algunos”.

El reclamo del Frente Institucional Militar a la Fuerza Armada venezolana: “Actúa contra inocentes, pero tolera y comparte con la guerrilla” - Infobae

martes, 30 de marzo de 2021

Las FARC combaten en la frontera de Venezuela y Colombia mientras siguen los desplazamientos y dos pueblos piden justicia por la familia asesinada

 

El enfrentamiento del 21 de marzo dejó la muerte de cinco personas, una gran movilización de tropas y material bélico, el desplazamiento de familias completas, la presencia del FAES y dos ataques de la guerrilla contra puntos de control


Sebastiana Barráez/ martes 30 de marzo 2021

@SebastianaB

 

 

Tomado de Infobae

 


El enfrentamiento del domingo 21 de marzo, de la Fuerza Armada contra las FARC-Gentil Duarte, ha dejado incidentes: la muerte de cinco personas, una de ellas sin identificar, gran movilización de tropa y material bélico a la frontera, el desplazamiento de familias completas hacia el vecino país, la presencia del FAES, además de dos ataques de la guerrilla contra puntos de control sin muertos ni heridos. Pero también significa dos comunicados del Ministro de la Defensa y la destitución del comandante de la 92 Brigada Caribe, general de brigada Carlos José Rojas Abreu. Lo sustituyó el GB Tito Armando Gómez Ávila.

El puesto militar en Tres Esquinas atacado por las FARC la noche del domingo 28 en Apure

Siguen los desplazamientos de personas desde territorio venezolano hacia el departamento del Arauca colombiano, incluso la noche del domingo y del lunes, habitantes del municipio Páez reportaron el ruido de ráfagas y bombardeos, con la consecuencia de más gente abandonando sus viviendas y cruzando el río para el vecino país.

Nadie sabe aún por qué los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) no devolvieron a su casa a los cuatro miembros de la familia Ramírez Remolina, como sí hicieron con todas las demás familias. Sus amigos y lo que quedó de parentesco desconocen la razón y ni siquiera tienen la sospecha. Vecinos los describen como personas comunes, trabajadoras.

Lo más claro que hasta ahora existe en torno a ese caso es que no murieron en ningún enfrentamiento. Por lo menos, no esos cuatro, a quienes sacaron de su casa en La Victoria. Lo que pasó desde ese momento hasta que sus cuerpos aparecieron regados en el suelo, a 20 minutos de La Victoria, es un misterio.

Ehiner y Jefferson Uriel, eran muy jóvenes, apenas rondando los 20. Emilio Ramírez y su esposa Luzdey Remolina estaban por los 40. A diferencia de la quinta persona muerta, de quien ni el nombre se conoce, a los Ramírez Remolina sí les ha salido dolientes.

El cadáver de una de las víctimas

Ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penas y Criminalísticas (Cicpc) de Guasdualito, capital del municipio Páez de Apure, declararon dos de esos familiares: por Ehiner Anzola y Emilio Ramírez, declaró su hermana Ludys Anzola Villamizar, quien vive en San Cristóbal. Por su sobrino Jefferson Uriel Remolina Ramírez y su cuñada Luzdey Remolina, lo hizo una sobrina de la mujer fallecida.

Anzola Villamizar fue la encargada de reclamar y retirar los cadáveres, que fueron entregados días después de que ocurrieron los hechos. Y en Arauquita, del lado colombiano de la frontera, hubo un sentido homenaje. Entre lágrimas, pancartas, flores y oraciones, gran parte del pueblo pidió justicia para que esas muertes no quedaran impunes.

Aunque los funcionarios policiales del CICPC indagaron e insistieron para saber la relación con la guerrilla colombiana, no hubo indicio alguno que pertenecían a un grupo irregular.

Sus amigos y conocidos describen a Luzdey Remolina, la mujer que apareció muerta con un arma de fuego cerca de su cuerpo, como ama de casa. “No puedo decir más nada de ella, se dedicaba a su casa y a su familia”.

La muerte de los cuatro miembros de la familia ocurrió el jueves 25 de marzo. Hay testimonios que revelan que los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), junto con miembros de la Fuerza Armada, se llevaron al grupo familiar del barrio 5 de Julio de La Victoria con la excusa de hacerles unas preguntas.

Después los cadáveres aparecen tirados en el campo, a unos kilómetros de ahí, en el sector El Ripial. Ninguna persona de la zona da fe de haberlos visto alguna vez con la vestimenta ni las armas con la que aparecieron muertos.

El acto velatorio de los Ramírez Remolina

El adiós

Entre los familiares que llegaron a Arauquita, Colombia, para el velatorio, estuvo Ana Villamizar, madre de Ehiner Anzola Villamizar, el joven que estaba a punto de cumplir 19 años. Ella, como paciente oncológica, recibe tratamiento en Bogotá.

Entre el dolor por la muerte de sus seres queridos, los familiares debieron esperar en Guasdualito por la entrega de los cadáveres, hasta que por fin el domingo 28 les fueron entregados y de inmediato los pasaron para Arauquita, donde recibieron cristiana sepultura.

Los cuatro tenían doble nacionalidad, venezolana y colombiana. Y vivían en una casa de tres habitaciones, además del salón de recibo y la cocina, en el barrio 5 de Julio de La Victoria fue quemada, el carro y la moto, también.

Los hermanos, por parte de madre, Ehiner Anzola y Emilio Ramírez, así como Jefferson Uriel, sembraban productos agrícolas, especialmente plátano, yuca y maíz, en tierras que les prestaban, una modalidad que se usa mucho en lugares donde hay fincas o porciones de ellas que no están siendo trabajadas.

Raiza Isabel Remolina dijo que a su familia la asesinaron. “Fueron sacados mis familiares por el grupo de FAES, quienes estaban revisando todas las casas del sector, donde supuestamente estaban buscando guerrilleros. A mi primo le amarraron un pantalón”, dijo Raiza.

El jefe militar de Los Caribes en Apure fue sustituido

El sobreviviente

El único miembro principal de la familia que quedó con vida es Edinson Emir Ramírez Remolina y no se encontraba en La Victoria cuando se llevan a los Ramírez Remolina.

El joven le contó al periodista Junior Parra que el domingo, 21 de marzo, llegaron a la zona autoridades, carros, “gente que no era del pueblo”, Fuerzas de Acciones Especiales, el CONAS, la DGCIM. “Nunca se veía eso”.

Según el único sobreviviente directo de esa familia narra, los cuerpos policiales y militares empezaron ingresando por las veredas El Ripial, Capilla, Santa Rosa, Santa Rita. En el pueblo de La Victoria “se escuchaba plomo, bombardeos”. Desde ese día él decide irse con su pareja a Arauquita, pero sus padres se negaron. “No quisieron, (dijeron) que esa era la choza de ellos, que no se metían con nadie”.

El 24 de marzo Edinson Emir recuerda que estuvo en el almacén, donde trabaja en La Victoria, hasta las 2 de la tarde y se va a pernoctar en Arauquita. Al otro día, madrugó y pasó hacia el lado venezolano.

El día fatídico para la familia Ramírez fue el 25 de marzo. “Fui a la casa a hacer mi el aseo. Vi a mis padres, los saludé y les pregunté por mis hermanos y me dijeron que estaban dormidos”.

“Me refugié en la casa de un amigo”. Cuando todo pasa, narra que va a casa de sus padres, a tres cuadras de ahí, pero encuentra todo cerrado. “Me asomo por la ventana y veo todo desordenado. El televisor de la sala lo voltearon y lo partieron”. Relata que las bombonas de gas, los vehículos y las motos no estaban.

Llegó a pensar que como los funcionarios se llevaban a la gente y la regresaban después, no debía preocuparse. “Me vine para Arauquita pensando que en la noche me devolvían a mis padres”.

Desmiente al alcalde José Romero alias Chema, a quien oyó en un video que circuló. “Él dice que a mis padres no los sacaron de la casa, que ellos viven en El Ripial y que mi papá tiene una finca allá donde se hospeda la guerrilla”. Edinson Emir enfatiza que sus padres “no eran ningunos guerrilleros, era gente campesina”.


Las FARC combaten en la frontera de Venezuela y Colombia mientras siguen los desplazamientos y dos pueblos piden justicia por la familia asesinada - Infobae

lunes, 29 de marzo de 2021

Las dudas que dejó el ministro de Defensa venezolano sobre la operación contra las FARC que dejó dos militares y otras cinco personas muertas


Vladimir Padrino López dijo que fue “bien planificada”, pero varios hechos contradicen su versión


Sebastiana Barráez/ lunes 29 de marzo 2021

@SebastianaB

 

 

Tomado de Infobae

 

 

Hacía dos meses, si se toma como referencia lo dicho por el Ministro de las Defensa de Venezuela, GJ Vladimir Padrino López, que se preparaba la operación Escudo Bolivariano 2021, que se ejecutó el domingo 21 de marzo en la parroquia Urdaneta, del estado Apure. Aun los voceros del Alto Gobierno no terminan de coordinar un solo discurso y resulta contradictorio e incluso inverosímil, varios de los argumentos.

GJ Vladimir Padrino, Ministro de la Defensa

Asegura Padrino que el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), al mando del almirante en Jefe Remigio Ceballos Ichaso, sabía desde el 21 de enero, por “los organismos de Inteligencia, la DGCIM, más nuestro sistema de protección para la patria”, que algo estaba pasando por los indicios surgidos con relación al caso de 4 aeronaves, localizadas en diferentes sitios de Apure. “Comenzamos a preparar una operación bien planificada y excelentemente ejecutada por el Comando Estratégico Operacional (Ceofanb)”, aseguró el titular castrense. Los resultados demuestran otra cosa.

¿Cómo es que no detuvieron o dieron de baja al comandante del campamento, alias Farley, ni siquiera a su grupo o parte de él? El balance, según el Ministro reconoce, es de “seis terroristas neutralizados, 27 sospechosos puestos a orden del Tribunal Militar 14 de Control, otros 12 detenidos ayer y el decomiso de armamento, granadas, municiones, explosivos, prendas militares, vehículos, drogas y equipos tecnológicos con información relativa a sus actividades”.

La cuenta de twitter del programa de Diosdado Cabello hizo un hilo, que fue inmediatamente retuiteado por el canciller Jorge Arreaza con la acotación “Extraordinario Hilo para entender la situación presentada en el estado Apure”. En realidad, se lee “la madrugada de ese domingo 21 se procedió a capturar y neutralizar un grupo aproximado de 120 hombres armados identificados como "disidencias de las FARC" que los organismos de inteligencia venían haciendo seguimiento desde días antes”. Si Padrino habló de 27, ¿de dónde salieron los otros 93 detenidos y neutralizados que menciona esa cuenta?

Un puesto fronterizo de la FANB fue destruido por la disidencia de las FARC en Apure

Por otra parte, si la operación fue “bien planificada y excelentemente ejecutada”, ¿cómo es que, entre los seis muertos, mencionados por el Ministro, hay cuatro miembros de una sola familia? Un hijo, Edinson Emir Ramírez Remolina, ha desmentido que sus padres, hermano y tío pertenecieran a la guerrilla, también lo han negado vecinos y otros familiares. Esta vez el general Padrino no habló de los seis campamentos destruidos, que mencionó en el comunicado del 22 de marzo. Seis muertos, seis campamentos.

Es culpa del vecino

Hay un hecho indiscutible, el movimiento de tropa y equipos militares se dio desde una semana antes al 21 de marzo. Era conocido por todos en La Victoria que iban a atacar el campamento de alias Farley, quien abandonó el lugar el sábado 20 de marzo en la noche, según testimonios de habitantes de la zona.

Si las FARC de la facción de Gentil Duarte, tenía esos seis campamentos en territorio venezolano que fueron destruidos en la “bien planificada y excelentemente ejecutada” operación, ¿cómo es que el resultado militar fue tan pobre? Con la actuación de las Fuerzas de Acciones Especiales aparecen después los cinco muertos de la familia Ramírez Remolina.

De la familia Ramírez Remolina, en la gráfica, solo sobrevivió Edinson Emir (a la derecha) 
(Cortesía Junio Parra)

Padrino López, en su más reciente comunicado, el del sábado 27 de marzo, le recuerda  “a la comunidad internacional, que los precitados grupos cuentan con el patrocinio del gobierno de Colombia y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), razón por la cual, sus incursiones en el espacio geográfico venezolano deben considerarse como una agresión auspiciada por Iván Duque”, asegurando que el presidente colombiano les proporciona “apoyo logístico–financiero”.

Perfila los grupos, a los que jamás se refiere como guerrilla y ni siquiera se atreve a mencionar la palabra FARC, y tilda de “bandas facinerosas”, asegurando que “se dedican al narcotráfico, extorsión, secuestro, trata de personas, explotación sexual de niñas y adolescentes, contrabando y minería ilegal, entre otros delitos”.

Se quejó Padrino de que los “infames malhechores”, como llama a los guerrilleros usan las redes sociales para infundir psico terror en los moradores, forzándolos a movilizarse para usarlas como “escudo humano para huir hacia Colombia, donde no son perseguidos”.

Como si la violencia en la frontera fuera inédita, “está afectando a nuestros estados limítrofes con la nación neogranadina”, explicando que es consecuencia del total abandono de las fronteras por parte de Colombia. A su juicio el conflicto armado que durante décadas se libra en el vecino país tiene su origen “en la desigualdad social, la injusticia y el ejercicio ciego del poder de una rancia oligarquía subordinada a lineamientos imperiales”.

Además de responsabilizar al país vecino por lo que ocurre en la frontera, también cargó contra “algunas organizaciones no gubernamentales, así como la politización de tan nefastos acontecimientos”.

Repitió “la inquebrantable disposición de expulsar del territorio nacional a cualquier grupo al margen de la ley, y expresamos solidaridad incondicional al pueblo venezolano, con el irreductible compromiso de velar por su paz, su libertad, su soberanía e independencia”.

“Cualquier grupo sea su tendencia ideológica, política, su naturaleza u origen, que venga a intentar posarse en este suelo patrio, recibirá la respuesta contundente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana llámense como se llame, llámese como lo llaman en Colombia, es su guerra, es su conflicto, nosotros nos mantendremos al margen, pero para acá no vengan”.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2021/03/29/las-dudas-que-dejo-el-ministro-de-defensa-venezolano-sobre-la-operacion-contra-las-farc-que-dejo-dos-militares-y-otras-cinco-personas-muertas/

 


domingo, 28 de marzo de 2021

“No somos guerrilleros, somos venezolanos”: el indignado reclamo de una mujer que tuvo que huir a Colombia después del bombardeo en la frontera


Clara Rangel, de la población Santa Rosa, estado Apure, detalló para Infobae el horror del ataque de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de las FAES . “La guerrilla está en el monte. ¡Vayan a buscarlas allá! ¡Vayan a enfrentarse con ellos! Pero no maten a nuestros seres queridos”, exigió


Sebastiana Barráez/ domingo 28 de marzo 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae


“Lo que viví el domingo, fue algo de terror”, revela Clara Rangel, a la vez que recuerda que ese día despertó entre el ruido de los bombardeos “que solo había visto por televisión, en películas”. Tuvo miedo por ella y por su familia, ver a sus hijos asustados, “llorando, yo también llorando, pensando que nos podían matar en cualquier momento”.

Clara Rangel narra por qué huyó desde Apure hacia Colombia

Hace una semana que, en el marco de la Operación Escudo Bolivariano, comisiones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) atacaron la ubicación del campamento de Fabian Guevara Carrascal alias Farley, perteneciente a la facción de Gentil Duarte, el comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) enfrentado a Jesús Santrich e Iván Márquez.

“A las 6 y media de la mañana empezó todo”, le contó a Infobae Clara Rangel. Ella tiene su vivienda en la población Santa Rosa, estado Apure, donde hay unas 160 familias. Se atreve a declarar Infobae, aun cuando confiesa que su familia está preocupada por las consecuencias. “Es que yo soy venezolana y debo regresar a mi casa en algún momento”, se justifica.

Subraya que a las 11 de la mañana de ese domingo 21 de marzo, a unos 50 metros de su casa, explota una bomba. “Eso fue algo terrible”, dice mientras se estremece. “Tener que abandonar nuestras casas por una guerra que no nos compete a nosotros. Tener que abandonar para que no nos mataran, no acribillaran a nuestra familia, a nuestro esposo, a nuestro hermano, porque eso es lo que está haciendo el Ejército venezolano”.

La presencia de las FARC en Venezuela (Cortesia Fundaredes)

Responsabiliza a los militares de estarse llevando a los hombres de la comunidad. “Los maltratan. Roban , porque están robando, quemando nuestras casas simplemente porque ellos dicen que nosotros somos guerrilleros; no somos guerrilleros, entienda eso señor Presidente, señor alcalde, ministro de Defensa, entienda Ejército, Guardia. No somos guerrilleros, somos venezolanos, campesinos, luchadores que día a día, con lo poco que nos ganamos estamos saliendo adelante”.

Le reclama a las autoridades militares, a quienes señala de querer tener más poder. “Nosotros somos entendidos de que ustedes, el Ejército, el Gobierno, tenía un tratado con esa gente”, dice refiriéndose al grupo de la guerrilla colombiana que hace vida en Apure. Y sentencia “mientras uno menos sepa, más vive, pero hoy en día nos quieren matar a todos, porque eso es lo que están haciendo”.

Asegura que “nos han explotado bombas. Ver cómo caían bombas y a los tres segundos escuchar cómo retumbaba eso, es algo de terror. A mí me tocó salir huyendo con mi familia el día lunes, al mediodía, sin almorzar, sacar a mis hijos para que no me los mataran”.

Clara Rangel no duda en manifestar su tristeza por tener que abandonar sus animales, “dejar todo tirado, por el temor que nos mataran, que nos quemaran vivos o el temor que nos asesinaran como asesinaron a esa familia inocente, y los están vistiendo como guerrilleros”. 

Cómo regresar a sus casas, es la pregunta que Clara
 le hace a las autoridades venezolanas

Están en el monte

“Aquí no hay guerrilleros”, enfatiza Rangel. “La guerrilla está en el monte, está en las montañas. ¡Vayan a buscarlas allá! ¡Vayan a enfrentarse con ellos! Pero no maten a nuestros seres queridos”,

Manifiesta su impotencia por no poder pasar a grabar cómo están las casas. “No puedo, porque me da miedo que me vayan a agarrar y me vayan a matar. Uno no puede hablar, no puede mandar un audio, porque están quitando los teléfonos, se están robando las motos; a mi hermano se la quitaron y se la llevaron, a mi sobrina le quitaron el celular y la plata (dinero), se llevan todo”.

“A mi sobrina la agarraron el día domingo, la tuvieron detenida todo el día y decían que era una guerrillera, cuando es una mujer de 25 años con tres niños y ellos lo que hacían era reírse, burlarse de nuestro dolor”.

Mientras el alcalde Romero anunciaba el regreso de los desplazados, 
detrás suyo pasaba una embarcación de quienes huyen hacia Colombia

Critica el video del alcalde del municipio José Antonio Páez, José Romero alias Chema, “quien hoy sale diciendo que todo está en paz, que no está pasando nada. Entonces cómo hacemos nosotros para volver a nuestras casas y ver todo como está; ¿él lo que quiere es que nos vayamos y nos maten? Pues no, porque queremos tener paz y tranquilidad”.

Le dice a Nicolás Maduro que quieren volver a sus casas, “queremos recuperar nuestras vidas, queremos que nuestros hijos sigan viviendo en paz, que esto termine, ya está bueno de que esa gente quiera pelear con guerrilla invisible, porque ellos van y no encuentran a nadie y entonces atropellan al venezolano que se consiga, al campesino que consiga”.

Reclama que “ya basta, queremos tener paz, queremos tener la libertad que teníamos antes, sonreírle otra vez a la vida, al mundo, pero en paz, con un gobierno que de verdad valore la vida del venezolano, no que nos maten como unos cobardes, matando a la gente sin importarles nada”.

Hicieron las cosas mal, le dice Clara Rangel al Gobierno y a la FANB

Desde que pasaron para Arauquita, población colombiana al frente de La Victoria, “todos los días escuchamos tiros de ráfagas. No es justo que tengamos que abandonar todo por culpa de un gobierno que es bruto, porque en vez de hacer las cosas como debe, vienen atropellando a la gente, a los ciudadanos, a los venezolanos. Somos venezolanos, no guerrilleros como el gobierno lo dice. No solo en La Victoria están maltratando a la gente, en el eje Arauca completo, casas en El Ripial saqueadas por el Ejército venezolano”.

“No es la guerrilla, no. Son ustedes sinvergüenzas, ladrones, asesinos, que no tienen vergüenza. ¿Por qué nos hacen eso a nosotros los venezolanos? Gracias a esta gente colombiana nosotros podemos estar un poco tranquilos, pero queremos volver a nuestras casas”, finaliza diciendo.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2021/03/28/no-somos-guerrilleros-somos-venezolanos-el-indignado-reclamo-de-una-mujer-que-tuvo-que-huir-a-colombia-despues-del-bombardeo-en-la-frontera/

 


viernes, 26 de marzo de 2021

La Fuerza Armada venezolana reportó un nuevo combate contra grupos irregulares y hubo saqueos en la frontera con Colombia

 Muchos pobladores que regresaron a sus casas las encontraron desvalijadas y destruidas. Además, hay reportes militares que hablan de varios “irregulares” caídos


Sebastiana Barráez/ viernes 26 de marzo 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae

 

El sector Ripial de la parroquia Urdaneta, municipio José Antonio Páez del estado Apure se ha convertido en el centro del conflicto, entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la facción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia al mando de alias Farley (FARC-Gentil Duarte). Muchos pobladores que regresaron a sus casas las encontraron saqueadas y destruidas. Además, hay reportes militares que hablan de varios “irregulares” caídos; familiares denuncian que eran civiles y que fueron masacrados.

Desde que Maduro invitó a las FARC
 hasta el asesinato de oficiales de las FANB

Tres reportes, dados a conocer casi simultáneamente, habla de acciones contra las FARC en Apure y también contra paramilitares de las AUC, sin señalar cuál es la organización a la que pertenecerían los dos fallecidos, pues esa estructura de las Autodefensas Unidas de Colombia hace años que no existe y los grupos paramilitares que pululan en la frontera son agrupaciones muy sangrientas pero independientes, como Los Urabeños, Los Rastrojos, lo que queda de las Águilas Negras y otras mucho más pequeñas.

En uno de los reportes militares que desde diversos sectores de la Fuerza Armada filtran intencionalmente, para que los medios de comunicación los difundan sin que quede como información oficial, se da cuenta de “cinco terroristas neutralizados” el día de ayer en El Ripial, por parte de una comisión integrada por militares del Ejército y Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

“Sostuvieron enfrentamiento armado con grupo de terroristas, quienes hicieron frente a la comisión, resultando neutralizados. Igualmente, se les incautó armas de fuego, granadas de mano, cilindros explosivos, pertrechos y uniformes militares, insignias y revistas de las FARC”, dice uno de los reportes. Es la primera vez que utilizan en alguno de esos reportes las siglas FARC, porque ya es inocultable que es una agrupación guerrillera.

Así quedó una de las viviendas en Apure

No son guerrilleros

Fabiola Álvarez denuncia que la Fuerza Armada asesinó a sus suegros y a dos de sus cuñados. “Lo que hicieron fue una masacre, un falso positivo. Mis suegros jamás fueron guerrilleros; mi suegro era trabajador del campo, mi cuñado era un niño que, aunque tenía 20 años, no salía de las calles de su barrio. Mi suegra era una señora de casa, a quien jamás se le veía en la calle, siempre atendiendo su hogar”.

El periodista Junior Parra revela que la pareja asesinada responde al nombre de Emilio Ramírez y su esposa Luz Dery Remolina; también murió su hijo Jefferson Uriel Ramírez. El otro joven muerto sería Ehiner Yafrán Anzola Villamizar, cuñado de Luz Dery.

 

Luz Dery Remolina y su hijo Jefferson Uriel Ramírez, 
murieron  a manos de la FANB-FAES (Cortesía periodista Junior Parra)

De Apure a Táchira

En otro reporte se lee que hubo un “enfrentamiento y neutralización de dos paramilitares  colombianos, integrantes de las "Auto Defensas Unidas de Colombia" AUC, e incautación  de armamento, material de intendencia, comunicaciones, explosivos y munición, los cuales serían utilizados para cometer actos terroristas a unidades militares como parte de acciones iniciadas en el estado Apure”, resaltando que eso ocurrió “en el sector paso ilegal trocha Los Mangos, coordenadas 07°48'25" n - 72°27'22", municipio Bolívar, estado Táchira”.

En uno de los reportes militares, en este caso de la 21 Brigada de Infantería del Táchira, se refiere a que “mediante labores de inteligencia realizadas y apoyo del SP3 por este comando, indican que Grupos Estructurados de Delincuencia Organizada (GEDO) y Grupos Armados Generadores de Violencia (GAGV) del vecino país (paramilitares colombianos) tenían previstos actos de saboteo y ataques a unidades militares del Ejército Boliviano y la GNB e instalaciones estratégicas fronterizas”.

Agregan que esas “acciones terroristas” son parte de las iniciadas “por elementos en el estado Apure, por lo que se incrementaron los patrullajes y actividades operacionales preventivas en todas las Unidades adscritas a la ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) Táchira”.

Destacan que “patriotas cooperantes” les dieron información de “movimiento de elementos irregulares” en el sector Los Mangos, San Antonio del Táchira, donde hay una concurrida trocha. La información que recibieron es que “los irregulares llevaban radios, uniformes y material de guerra”.

Nicolás Maduro salud a Ivan Márquez, 
uno de los jefe de las disidencias de las FARC

Es por eso que el primer teniente Armando José Uzcátegui Cedeño, Comandante de la Base de Protección Fronteriza del estado Bolívar, el 24 de marzo, salió a patrullar con una Unidad Magnitud Pelotón perteneciente a la Unidad Especial.

“Al llegar al sector, cercano al río Táchira que divide a la República Bolivariana de Venezuela con Colombia, se detectó un grupo de individuos, se procedió a dar la voz de alto y los irregulares abrieron fuego a la Comisión Militar, se respondió contundentemente el fuego haciendo uso de las armas, abrigo y encubrimiento logrando neutralizar dos irregulares colombianos, el resto emprendió la huida cruzando los límites de nuestra frontera”.

Y destacan que incautaron una pistola y un revolver, una granada de fabricación artesanal, pólvora, proyectiles, 78 municiones, dos brazaletes identificados con las siglas AUC, 2 radios transmisores, 2 bolsos y vestimenta camuflados”.

 https://www.infobae.com/america/venezuela/2021/03/26/la-fuerza-armada-venezolana-reporto-un-nuevo-combate-contra-grupos-irregulares-y-hubo-saqueos-en-la-frontera-con-colombia/

jueves, 25 de marzo de 2021

Más tensión en la frontera de Colombia y Venezuela: las FARC se enfrentan con oficiales que desde hace años se instalaron en Apure


Tanto fuerzas que responden al gobierno de Nicolás Maduro como grupos guerrilleros se desplazaron hacia la zona limítrofe desde Caracas u otras regiones del país


 Sebastiana Barráez/ jueves 25 de marzo 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae


Mientras comisiones de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se dirigían hacia la frontera venezolana desde Caracas y otras zonas del país, también las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se fueron desplazando hacia la parroquia Urdaneta del estado Apure, para apoyar a alias Ferley. Ayer miércoles 24 de marzo hubo muchas llamadas de guerrilleros con funcionarios del Gobierno con quien han sostenido relación desde hace años y también con militares, aunque algunos de Apure se negaron a responderle los teléfonos.

Guerrilla Vs militares de Apure

Ante la fuerte presión que se vive en la zona fronteriza desde que la Fuerza Armada venezolana decidiera, la madrugada del domingo atacar el campamento de alias Ferley y la zona bajo el mando de alias Arturo, algunos hechos se han desarrollado vertiginosamente.

Entre los argumentos de los guerrilleros está que quien ideó esos ataques son generales, especialmente de la Guardia Nacional y algunos del Ejército, en el estado Apure, con los cuales entraron en conflicto. Desde hace tiempo altos oficiales causaban mucho ruido por sus relaciones con los grupos irregulares, muy ostentosos y sin querer salir del estado Apure.

El nombramiento del jefe de la Zona de Defensa Integral (ZODI), General de División (Ej) Robinson José Vera Cumare, según resolución 036808, fue dos meses antes de los regulares cambios militares, y después que sacaron, sin explicación alguna, al GD Ghimi José Santini Reyes. En el marco de lo oscuro que funciona la situación militar, es asesinado, en un aparente atraco, el general Sergio Negrín Alvarado, cuando se dirigía a tomar el cargo de jefe del Comando de Zona Nr. 35 de Apure. (http://www.sebastianasinsecretos.com/2020/10/asesinaron-un-militar-venezolano-horas.html)

El acto velatorio de los dos oficiales asesinados en Apure por las FARC

Una fuente militar reveló a Infobae que “esa relación de los generales con el Décimo Frente, se advirtió varias veces, desde que ocurrió aquella operación militar que montó el general de división Robinson Vera Cumare el año pasado”, dijo en referencia al suceso del 19 de septiembre 2020, del cual un reporte militar habló de 15 irregulares muertos, cuyos cadáveres nunca aparecieron. En esa oportunidad fueron asesinados cuatro militares venezolanos: los tenientes Augusto David Linares y Miguel Ángel Mora, así como los sargentos Gabriel Pérez Silva y Reiber Chirino Reyes.

“Esos generales Vera Cumare y Corona Preciado le han disputado al Décimo Frente el control que desde hace años tienen del paso del río, específicamente en lo que llaman la vereda de Jururu y Los Cedritos, donde incluso hay romanas donde pesan el ganado que pasan a territorio colombiano, además de cantidad de productos alimenticios, hierro y cualquier cosa. La vacuna de todo lo que pasa por ahí lo cobra el Décimo Frente”. 

Chema y Zambrano

La operación militar, del domingo 21 de maro 2021, trajo como consecuencia la muerte del Mayor (Ej) Edward Ramón Corobo Segovia y del primer teniente (Ej) Yonathan Miguel Duarte, cuando uno de los vehículos pisó una mina antipersona, que las FARC ha sembrado en los lugares que controla.

Chema, alcalde del municipio Páez de Apure

A causa de eso, José María Romero alias Chema, alcalde del municipio Páez de Apure, quien formó parte activa del grupo guerrillero venezolano Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), que después se ha llamado Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FPLN), calificó de “osadía” que “grupos armados”, de quienes dijo pretenden ocupar el territorio “han tenido la osadía de colocar minas antipersonales que han segado la vida de militares de nuestra FANB”.

Aunque el burgomaestre de Paéz pretenda ignorarlo, el gobierno, la Fuerza Armada y los habitantes de la frontera saben que la guerrilla, así como paramilitares, han ido sembrando de minas antipersonal el territorio en la frontera. El 16 de febrero 2019 una de esas minas le causó la muerte a un oficial en el Zulia. Y el 6 de agosto 2018, otra mina le amputó las piernas al sargento Bryan Acosta, quien murió después en Hospital Militar de San Cristóbal.

Diputado Orlando Zambrano

Otro que salió a pronunciarse fue el diputado Orlando Zambrano, también reconocido en Apure por ser parte de la guerrillera FBL/FPLN, quien dijo que apoyaba las acciones de la FANB en el estado frente “a un grupo que pretende instalarse en el territorio e instalar una estructura del narcotráfico y suplantar el papel del Estado”.

Asegura Zambrano que se está golpeando a “una estructura del narcotráfico que le es funcional al estado colombiano y al imperio norteamericano para seguir agrediendo a Venezuela. No se está golpeando a un movimiento de izquierda ni a una organización revolucionaria, se esta golpeando a una estructura del narcotráfico que ha colocado minas en el territorio para afectar a la población”.

Confundidos

La noche anterior al ataque alias Ferley abandonó, junto con sus anillos de seguridad, el campamento que tenía a unos kilómetros de La Victoria, quedando apenas un pequeño grupo de combatientes. La FANB asegura que capturó a 32 irregulares, pero no ha dado a conocer sus nombres. 

Movilizacion militar en Apure, en medio de la tensión entre FANB y FARC

A través de sonidos y videos, se han pronunciado varios voceros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), del ala de alias Gentil Duarte, asociado con alias Arturo y alias Farlay, y enfrentados con el ala de alias Jesús Santrich y alias Iván Márquez. Lucen confundidos. Algunos han expresado amenazas, otros tratan de restablecer las buenas relaciones e incluso de replegar sus fuerzas. De lo que no hay duda alguna es de su permanencia y vida en territorio venezolano.

En uno de los sonidos se oye a un individuo, con acento colombiano, decir “hale con la gente, que vengan, que se atreviesen con banderas blancas, para que no los bombardeen, para que no los masacren. Que se paren para defender sus bienes, porque ellos están acostumbrados a actuar como delincuentes y llegan a saquear a las casitas y después se las van a bombardear para decir que ahí se mantiene la guerrilla, cuando eso es mentira”,

“Nosotros no buscamos las casas, nos rebullamos entre las matas y ahí los vamos a esperar el tiempo que sea necesario. Hable con la gente que, si necesitan novillas para comer, nosotros le colaboramos”, finaliza diciendo.  

En otro de los sonidos se oye: “si ustedes como pueblo proponen salir a las calles, con las banderas de la paz, exigiendo la paz, nosotros las FARC, el Décimo Frente vamos a estar en apoyo a ustedes. No se preocupen que nosotros no vamos a ser obstáculos. Estamos en contra de la represión. Nos consideramos revolucionarios, no tenemos por qué perseguir revolucionarios, pero si no son revolucionarios, que nos sigan buscando y ahí estaremos”.

La camioneta de la empresa de electricidad que se dirigía a La Victoria
 a restablecer el servicio y  fue atacada por los irregulares

Agrega “estamos convencidos de la lucha y seguiremos, unas bombas no nos van a callar, porque estamos acostumbrados”. Con ironía dice que el pueblo “se de cuenta los revolucionarios que tienen liderando el país”, agregando que “dicen ser revolucionarios y se han escudado en la revolución para poner a aguantar hambre a un pueblo, como está Venezuela hoy en día, mientras unos pocos viven bien. Eso no es revolución”.

“Hoy en día mandan a unos soldados que se ganan por ahí 20 mil pesos al mes a hacerse matar, mientras otros le sacan provecho a esa guerra. Y a esa guerra le saca provecho el imperio norteamericano y la oligarquía colombiana”, termina diciendo.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2021/03/25/mas-tension-en-la-frontera-de-colombia-y-venezuela-las-farc-se-enfrentan-con-oficiales-que-desde-hace-anos-se-instalaron-en-apure/


La lapidaria carta de un reconocido abogado al gobierno de Maduro: “Le impiden a los venezolanos tener acceso a las garantías constitucionales”

Natalio Valery denunció ante el presidente de la Asamblea Nacional que la modificación de varias leyes convertirá al país petrolero en un &q...