viernes, 31 de mayo de 2019

El Jefe de Logística de la Defensa Aeroespacial de Venezuela también se rebeló contra el régimen de Nicolás Maduro

 

Sebastiana Barráez/ Viernes 31 de Mayo de 2019

@SebastianaSin


Tomado de Infobae

 

Aunque aún no lo ha manifestado públicamente e incluso en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no lo saben con certeza, el general de división (Av) Carlos Antonio Seijas García, quien es el Director del Centro de los Servicios Logísticos de la Defensa Aeroespacial Integral de la Fuerza Aérea Venezolana, se le insubordinó a Nicolás Maduro desconociéndolo como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada y presidente de la República.

General de División Carlos Antonio Seijas García (Foto Infobae)

Eso ocurrió el 26 de mayo 2019, cuando el alto oficial dejó de presentarse a su unidad militar y dio ese paso tan difícil para quien tiene casi tres décadas en la institución castrense y que ha coronado parte importante de su carrera militar.

Seijas García, de 52 años de edad, es un militar con buenas credenciales en la Fuerza Aérea. En el 2016, siendo comandante de la Brigada de Defensa Aérea Región Los Andes, dijo en Táchira, durante la celebración del primer grito de la Independencia ocurrido el 19 de abril de 1810, que las revoluciones “casi siempre surgen del choque de los imperios. Ejemplos vivos son la Revolución del año 1797 de Gual y España, así como la revolución que antecedió al generalísimo Francisco de Miranda en los intentos de 1806, ambas despertaron el grito de libertad que hoy subyace y que fue rescatado por la revolución bolivariana y que todos debemos defender y preservar”.

Para ese momento el alto oficial estaba convencido que “desde la llegada al poder del Comandante Supremo Hugo Chávez se logró el rescate, defensa y consolidación del bien más preciado y reconquistado por la lucha revolucionaria como es la independencia y la soberanía nacional, a través de la unión cívico-militar y el poder entregado al pueblo”.


En ese momento aseguró que “hoy más que nunca las venezolanas y los venezolanos levantan su voz contra el imperio y contra cualquier potencia extranjera que quiera volver a la época del dominio imperial por las armas, o por cualquier otro método de persuasión”, dijo en el 2016.


Ese oficial, quien en su época de capitán estuvo haciendo curso en Estados Unidos, ha decidido no seguir bajo las órdenes de Nicolás Maduro y reconocer a Juan Guaidó como su Comandante en Jefe.

Juan Guaidó (AFP)

Difícil decisión

Para aquellos militares venezolanos que han decidió abandonar a Nicolás Maduro es una decisión muy difícil, partiendo del hecho de que con ello pierden sus carreras mientras Maduro esté en el poder.

Además la situación venezolana ha colocado a los militares en una situación especial, partiendo del hecho que desde el 10 de enero Nicolás Maduro no cumple con los estrictos de ley para ser considerado presidente de la República, considerando que las elecciones del 20 de mayo 2018 entraron en un marco de dudosa legalidad y que además no fue juramentado ante la Asamblea Nacional. De manera que la proclamación del presidente del parlamento Juan Guaidó, como presidente interino estaría enmarcado en la Ley, pero para este momento ya ese plazo se ha vencido.

Entonces los militares venezolanos están ante dos presidentes de la República, ante una legal y legítima Asamblea Nacional y una ilegal de origen Asamblea Constituyente. No la tienen nada fácil los militares a la hora de decidir.

A los uniformados que han tomado la decisión de desconocer a Maduro, les abren procedimientos según el Código Penal, cuyo Capítulo I se refiere a “Traición a la patria” y se lee en el artículo 128: “Cualquiera que, de acuerdo con país o república extranjera, enemigos exteriores, grupos o asociaciones terroristas, paramilitares, insurgentes o subversivos, conspire contra la integridad del territorio de la patria o contra sus instituciones republicanas, o las hostilice por cualquier medio para alguno de estos fines, será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años”.

El artículo 131: “Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, y a tiempo que Venezuela se halle amenazada de guerra extranjera, favorezca, facilite o ayude directa o indirectamente, con revueltas intestinas, o por medio de actos de perturbación del orden público, las miras, planes o propósitos de los enemigos extraños y no se aparte de aquellas revueltas, ni se retraiga de dichos actos a la primera intimación de la autoridad pública o por propia o espontánea deliberación, será castigado con presidio de doce a veinticuatro años”.

Y el artículo 132 reza: “Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación, será castigado con presidio de ocho a dieciséis años. En la misma pena incurrirá el venezolano que solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela, o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República o difamare a su Presidente o ultrajare al representante diplomático o a los funcionarios consulares de Venezuela, por razón de sus funciones, en el país donde se cometiere el hecho”.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/31/el-jefe-de-logistica-de-la-defensa-aeroespacial-de-venezuela-tambien-se-rebelo-contra-el-regimen-de-nicolas-maduro/

 

martes, 28 de mayo de 2019

Un coronel venezolano denunció irregularidades ante Vladimir Padrino López: lo dejaron sin cargo, sin sueldo y le abrieron un expediente

 


Por Sebastiana Barráez

@SebastianaSin / 28 de Mayo de 2019


Tomado de Infoba


Desde que el coronel de la Aviación Yover Jesús Andrade Morales habló, hace dos años, con el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, a quien le hizo denuncias de irregularidades que suceden en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), le cayeron problemas y más problemas. No se sabe si el titular castrense, a raíz de eso, dio la orden que hostigaran al coronel o por el contrario ordenó que consideraran sus denuncias y eso causó recelo entre sus allegados.

Vladimir Padrino López (foto Infobae)

Es un misterio si entre el generalato de la Aviación estén aplicando la táctica de presión para que el coronel salga hablando en contra del componente y señalarlo de conspirador. Aunque cuando el oficial fue interrogado y describió las llamadas que ha recibido de los opositores Ismael García, Delsa Solórzano, Armando Armas, Edgar Zambrano y José Trujillo, nunca recibió respuesta alguna de su componente.

El 8 de mayo el general Gerson Labrador, Director de Despacho del Ministro de la Defensa, solicitó investigar al coronel Andrade, argumentando que “violó el sistema de seguridad  del Ministerio y puso en riesgo a personalidades miembros del Alto Mando”.

La situación fue porque el coronel llegó al edificio del Ministerio de la Defensa, solicitó subir al piso cinco, como en efecto hizo después que le dieron su respectivo pase, y llegó al despacho de Padrino López, donde está instalado un sofisticado y novedosísimo sistema de seguridad. Andrade se presentó a la oficina del general, donde explicó que estaba allí para preguntar qué había pasado con las denuncias que le había hecho en el 2017. Allí le dijeron que al llegar a la oficina, sin ser previamente invitado, estaba violando el protocolo de seguridad y con ello colocando en riesgo la seguridad de los que allí trabajan, es decir el ministro,  dos vice ministros y la del general Labrador.

Le enviaron un oficio al comandante general de la Aviación, para que asuma la investigación. Llamaron al coronel a comparecer ante el general Uzcátegui Avendaño, como oficial investigador, y se refirió a las denuncian que ha hecho y que no han sido del agrado del Alto Mando, porque versan sobre las que hizo ante la vice presidenta de la República. Por eso le salió otra citación para una segunda ronda de preguntas, donde el oficial dijo que la verdadera conspiración en la Aviación está en miembros del Alto Mando que convierten a los subalternos en carne de cañón.

Por la irreverencia lo tienen durante dos días, el 14 y 15 de mayo, en interrogatorio. Le dijeron que debía buscar abogado para defenderse y demostrar si violó los sofisticados sistemas de seguridad del edificio del Ministerio de la Defensa. “Solo quiero justicia”, repitió una y otra vez el coronel.

Vladimir Padrino López junto a Nicolás Maduro (Foto Infobae)

Histigamiento

En febrero el general Bruno D’Onofrio ordenó la suspensión del sueldo del coronel Andrade hasta que consiguieran un cargo para él. El alto oficial manifestó que el Alto Mando anterior había concluido que debían sacarlo del componente por considerarlo peligroso, porque ningún general lo quiere y que el Almirante Clemente Díaz consideró que él había mal puesto al componente y que así se lo había dicho al almirante Remigio Ceballos Ichaso.

Las denuncias que internamente en el componente ha hecho el coronel son consideradas como atentados al honor militar del componente aviación e insultan al alto mando militar.

La situación se complicó desde que el coronel Andrade se reunió con el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, lo cual fue considerado por el generalato como “un agravio que no tolerarán ni dejarán pasar”.

Un general a quien consulté sobre el caso me respondió que “alguien dio la orden desde el más alto nivel para perjudicar a ese coronel. No sé decirte si fue orden del ministro pero quienes lo hacen dicen actuar en nombre del general Padrino. En eso están los generales Hidalgo Terán, Darío Pérez y Molero. La verdadera razón es que en el componente están molestos por la denuncia que el coronel hizo en la Vicepresidencia de la República”.

Por ahora se sabe que la dirección de inteligencia de la REDI (Región de Defensa Integral) ya dio parte a la DGCIM (Dirección General de Contrainteligencia Militar). La Inspectoría citó al coronel, le leyó sus derechos y lo presentó ante el Defensor Publico Militar que asumirá su defensa. Eso le ha costado hablar con el Ministro de la Defensa.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/28/un-coronel-venezolano-denuncio-irregularidades-ante-vladimir-padrino-lopez-lo-dejaron-sin-cargo-sin-sueldo-y-le-abrieron-un-expediente/

 

lunes, 27 de mayo de 2019

Nicolás Maduro quiere crear el Ministerio de Inteligencia Policial en Venezuela

 

Sebastiana BarráezLunes 27 de Mayo de 2019

@SebastianaSin

 

Tomado de Infobae

 

Ante la escasez de funcionarios de confianza a su alrededor y la necesidad de controlar las instituciones policiales, de seguridad e inteligencia, Nicolás Maduro parece querer desempolvar un viejo proyecto que se propuso desde poco después que tomó el poder. Es la creación de un Ministerio de Inteligencia policial, al frente del cual siempre tuvo como candidato al ahora mayor general (Ej) Iván Hernández Dala, que es jefe de la Dgcim y Jefe de la Guardia de Honor Presidencial.

Nicolás Maduro durante una de las muestras de fuerza que intentó dar tras el alzamiento del 30 de abril (Foto Infobae)
,

Desde la época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, los cuerpos de inteligencia venezolana han sido duramente cuestionados por la violación a los derechos humanos. En esa época por la sanguinaria Dirección de Seguridad Nacional y ya en democracia, en época de Rómulo Betancourt, con la tenebrosa Dirección General de Policía (DIGEPOL) que dio paso a la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) con la que entró Hugo Chávez al poder y luego cambió a Servicio Bolivariano de Inteligencia, que se mantiene con Nicolás Maduro, pero a la que debe sumarse la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Ambos organismos, policial y militar, están escribiendo la peor etapa de tortura y violación a los derechos humanos en el país.

Por una parte el Servicio Bolivariano de Inteligencia dirigido nuevamente por el mayor general Gustavo González López, quien es hombre incondicional de Diosdado Cabello, empezó por ser el organismo más denunciado por la aplicación de praxis bastante reñidas con la justicia y con el respeto al debido proceso.

Maduro junto con Gustavo González López (Foto Infobae)

Se impuso en el SEBIN una terrible praxis que no respetaba ni las órdenes de los tribunales, ni las boletas de excarcelación, ni permitía las acciones del Ministerio Público ni el derecho de los abogados a las consultas regulares con sus defendidos.

Pero también en el SEBIN se aplicó la tortura física y psicológica. Ahí empezaron a aparecer los detenidos con ojos morados, heridas en los brazos, espaldas y piernas, moretones en cuerpo y rostro, etc. Los presos empezaron a pagar para tener acceso a cualquier cosa, por muy elemental que sea.

Atrás quedó lo que tanto pregonó Hugo Chávez con todo y su Constitución Bolivariana, en cuyo preámbulo incluyó “la garantía universal e indivisible de los derechos humanos” y en sus Derechos Fundamentales “la preeminencia de los derechos humanos”, Incluso tiene un Título, el número III, especialmente dedicado a ello, en cuyo artículo 19 se lee: “El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad con la Constitución, los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y las leyes que los desarrollen”.

En el camino se quedó la Constitución con todo y el respeto a los derechos humanos. La Revolución Bolivariana ha degenerado en aquello que tanto criticó de la Seguridad Nacional y la Digepol, para dar paso a dos entes donde se cometen las más aberrantes violaciones a los Derechos Humanos, empezando por someter a civiles a ser juzgados en tribunales militares, sin que el Ministerio Público actúe ante ello.

El Helicoide, sede del Sebin, Servicio Bolivariano de Inteligencia,en Caracas (Foto Infobae)

Así tenemos en el SEBIN las oscuras celdas del Helicoide, donde desde hace 14 años están los hermanos Guevara, condenados por el asesinato del fiscal Danilo Ánderson, en el marco de un oscuro proceso judicial que tuvo como fiscal estrella a Isaías Rodríguez, el mismo que hace unos días renunció a la embajada de Venezuela en Italia. A los Guevara no les han considerado las medidas que por derecho les corresponden.

La otra instalación carcelaria del SEBIN está en el edificio principal en Plaza Venezuela, donde está La Tumba, una instalación diseñada para la tortura blanca, la peor para efectos psicológicos. En el Sebin están detenidos civiles y militares. Entre los más emblemáticos militares están: el general en Jefe (Ej) Raúl Isaías Baduel y el capitán (GNB) Juan Carlos Caguaripano.

El Sebin tiene años controlado por Diosdado Cabello a través del general González López, quien asumió el cargo desde marzo del 2014. Maduro logró arrebatarle ese control por poco tiempo, cuando a finales de octubre nombra al general Manuel Cristopher Figuera, en el marco de las fuertes denuncias por la muerte del concejal Fernando Albán, de quien aún quedan dudas de si se lanzó o fue lanzado del piso 10 del edificio de Plaza Venezuela.

Luego de descubrir que el general Cristopher fuese uno de los cabecillas en la manifestación militar del 30 de abril en apoyo a Juan Guiadó y la liberación de Leopoldo López, Maduro se apresuró a devolver el Sebin a González López, quien regresó con todo el grupo de comisarios que habían sido destituidos por Cristopher Figuera.

Foto de (Felipe Romero)

El cuarto de los locos

Así llaman los detenidos en la sede principal de la DGCIM, a una celda angosta y lúgubre, donde son llevados los militares castigados. “Se le llama el cuarto de los locos, porque quienes son llevados, salen de ahí como si estuvieran locos”, revela un militar que sufrió esa tortura. En ese centro militar se empezó a aplicar una modalidad cruel y violenta desde la llegada del coronel (Ej) Rafael Antonio Franco Quintero, quien encontró apoyo en el mayor (GNB) Alexander Gramcko Arteaga, director de Asuntos Especiales de la DGCIM.

Franco hizo de los tenebrosos sótanos de la Dgcim una especie de campo de concentración, imponiendo normas atroces para anular la voluntad de los detenidos, someterlos, controlarlos y destruirles autoestima.

Franco fue sustituido por el coronel Hannover Esteban Guerrero Mijares, quien inicialmente eliminó algunas de las praxis aberrantes impuestas por Franco y abrió tímidamente el compás de respeto a los derechos humanos  de los detenidos, pero eso duró poco tiempo.

Hace meses que Guerrero Mijares no les permite a los detenidos tener llamadas telefónicas, de manera que aquellos con familiares en el interior del país tienen meses sin comunicarse, porque es difícil trasladarse, por la falta de transporte y porque ni siquiera tienen la seguridad de que se les permita las visitas.

(Felipe Romero)

A una anciana de más de 80 años, madre del capitán de navío Luis Humberto De La Sotta Quiroga, no le han permitido ver a su hijo desde hace semanas, porque el coronel Guerrero Mijares tienen el insólito argumento de que hasta que Juan Guaidó no se rinda, su hijo seguirá castigado. Al militar se le olvida el respeto a la dama y a los años. Deja a la anciana durante horas esperando, para finalmente negarle la visita. Tiene varias semanas que no lo ve ningún familiar ni los abogados.

Otro ejemplo es el del mayor Abraham Américo Suarez Ramos, quien hace semanas intentó suicidarse y fue llevado al Hospital Militar de Caracas, de donde lo sacaron, contra la orden médica, y recluido otra vez en los sótanos de la Dgcim, en medio de un cuadro severo de depresión. La familia no fue notificada formalmente, no se lo permitieron ver hasta que regresó a la Dgcim. Hace unos días nuevamente intentó suicidarse, pero esta vez no fue llevado al Hospital. “Aquí lo curamos, se le hicieron las curas en las heridas, pero está más o menos”, fue lo que un custodio le dijo al familiar de otro detenido que preguntó por el mayor.

En los centros de tortura, tanto el SEBIN como la Dgcim, hay hacinamiento. Maduro se propone crear un Ministerio que se encargue del control policial y de inteligencia, quizá deba llamarlo el Ministerio de la tortura.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/27/nicolas-maduro-quiere-crear-el-ministerio-de-inteligencia-policial-en-venezuela/

 

viernes, 24 de mayo de 2019

Un ex funcionario de Inteligencia intentó fugarse del Fuerte Tiuna luego de que lo imputaran por instigación a la rebelión

 

Sebastiana Barráez/ Viernes 24 de Mayo de 2019

@SebastianaSin

 

Tomado de Infobae


Alexis Bernardo Bustamante Molano tiene su sitio de trabajo en una empresa en el estado Zulia, al noroeste de Venezuela, pero viaja con mucha frecuencia a ver a su mamá a San Cristóbal, estado Táchira. El pasado viernes 17 de Mayo, fue visto por última vez en San Antonio del Táchira, cuando anunció que pasaría a Cúcuta, Colombia. Desde entonces no lo volvieron a ver y se activó la búsqueda y la denuncia a través de diversos medios.

Alexis Bernardo Bustamante Molano (Foto Infobae)

No hay ningún tipo de información oficial, pero a Bustamante lo detuvo la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) cuando regresaba de territorio colombiano y como es su estilo, lo trasladan a la sede central de Dgcim en Boleíta, Caracas, lo incomunican y mantienen absoluto silencio mientras familiares y amigos del joven de 32 años lo buscan desesperadamente. En Dgcim mintieron al decirles que ellos no lo tenían.

El miércoles 21 de mayo en la noche es presentado ante un Tribunal Militar de Caracas, con un defensor público, sin que sus familiares y amigos sepan nada de él, sin permitirle comunicarse ni solicitar a su abogado de confianza. Ahí le imputan instigación a la rebelión y traición a la patria, ordenan el tribunal que la cárcel de Ramo Verde sea su sitio de reclusión.

El activista en derechos humanos no acepta la imputación. Y ante los asombrados ojos de los funcionarios Alexis Bustamante, quien es primer teniente retirado de la Guardia Nacional y ex funcionario de la Dgcim, decide echar a correr y escaparse de los tribunales militares, que están dentro del Fuerte Tiuna. Los custodios lo persiguen y se inicia una persecución en caliente que termina cuando Bustamante es capturado entre unos matorrales en las inmediaciones del contaminado río Guaire. Ya capturado fue llevado a los sótanos donde están las celdas de Contrainteligencia Militar.

Nada se sabe de él. Hace meses que no les permiten a los detenidos hacer llamadas telefónicas, tampoco salir regularmente al sol y mucho menos tener un juicio justo. Les niegan derechos esenciales en el ser humano como tener algún libro, la foto de algún familiar, las visitas conyugales, las reuniones semanales con sus abogados, etc. Lo único que ahí se cumple fielmente es que los detenidos son llevados a celdas de tortura, son brutalmente castigados sino se someten a las humillaciones.

La madre de Alexis Bernardo Bustamante Molano (Foto Infobae)

Desaparecido

Bustamante que es un destacado profesional, con maestría y doctorado en Educación,  difundió hace más de un año un video en las que se refería a las elecciones previstas para mayo 2018.

“Tenemos la oportunidad de reivindicarnos como seguridad del Estado y recuperar el honor que nos corresponde y debemos recuperar al país, pero no con políticas partidistas”, dijo entonces Bustamante.

Su hermana Marta Porras lo describió como “un tachirense honorable, buen hijo, buen esposo, padre de dos bebés. Mi hermano trabajó para estudiar y así se graduó en química y biología. Desde pequeño se preocupó por la defensa  de las otras personas. Estamos asustados y preocupados por lo que pueda pasarle”.

Bustamante es activista de la Fundación Redes Zulia en defensa de los derechos humanos y la denuncia de grupos irregulares. Fundaredes salió en apoyo al joven de quien destacan que  “es un ciudadano honorable, un profesional de la docencia, investigador de nuestra organización y pues, lamentamos estas angustiosas horas. Hacemos responsables a las autoridades venezolanas de la vida e integridad de Alexis Bustamante, la de su familia, así como la de los integrantes de FundaRedes; de manera que estaremos en esta campaña de visibilidad de esta desaparición, porque podríamos incluso estar frente a una desaparición forzada, que ya es un modus operandi de los cuerpos policiales de detener a una persona sin siquiera una orden de detención, y terminan trasladándolas a otros estados y siendo criminalizadas”.

Hasta el momento la familia no ha recibido ningún tipo de información oficial. 

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/24/un-ex-funcionario-de-inteligencia-intento-fugarse-del-fuerte-tiuna-luego-de-que-lo-imputaran-por-instigacion-a-la-rebelion/

 

jueves, 23 de mayo de 2019

Los cuerpos de inteligencia de Nicolás Maduro tratan con mayor crueldad a quienes han sido chavistas

 


Sebastiana BarráezJueves 23 de Mayo de 2019

@SebastianaSin 


Tomado de Infobae

 

Si aquellos militares que han enfrentado a la revolución bolivariana son tratados con crueldad y violación al debido proceso, peor trato reciben aquellos que alguna vez fueron militantes o defensores del Gobierno de Hugo Chávez, porque caen en una verdadera desgracia. Veamos tres casos emblemáticos: el general en Jefe Raúl Isaías Baduel, el mayor general Miguel Rodríguez Torres y el Teniente Coronel Igber Marín Chaparro.

Fuerzas del Sebin (Foto Infobae)

Esos tres oficiales pertenecen al mayor componente de la Fuerza Armada, el Ejército. En el caso de Baduel hay que destacar que fue jefe militar de los paracaidistas, comandante general del Ejército y Ministro de la Defensa. Estuvo relacionado al grupo de los militares del 4 de Febrero. Fue noticia cuando en el 2002 liderizó la operación que restituyó a Chávez en el poder luego del golpe de Estado del 11 de abril. Lo metieron preso por un hecho de supuesta corrupción y en el 2017 lo vuelven a detener señalándolo de estar involucrado en conspiración contra Nicolás Maduro,

Baduel siempre fue un oficial destacado en la Fuerza Armada, sobresalía por su liderazgo y prestancia. Ascendió por méritos. Un poco arrogante siempre recibió el reconocimiento de su compadre Chávez, hasta que quiso ser líder político y entonces entra en conflicto con el jefe de la revolución, quien lo deja que concluya la jefatura del Ejército, pero lo envía al cesto de los olvidados a quienes no les hace no les recibe llamadas. Poco después el alto oficial da una declaración donde demuestra que ya estaba alejado de la revolución.

Raúl Isaías Baduel (Foto Infobae)

Las torturas contra Baduel han sido más psicológicas que físicas; son interminables las veces que lo incomunican, le impiden las visitas familiares, le allanan la celda, le aplican imprevistas requisas, etc. Uno de sus hijos estuvo varios años detenido. Generó simpatías que aún conserva en la institución armada, incluso muchos civiles suspiran por él y su sueño de conducir los destinos del país. Hace tiempo está en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia.

En el caso de Miguel Rodríguez Torres la saña ha subido de tono. Lo recluyeron en una celda de los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), lo dejaron por varias semanas soportando el dolor que le produce un problema en el manguito rotador.

MRT no solo fue un simpatizante y defensor de la revolución bolivariana, sino uno de los actores decisivos del movimiento de los febreristas, reseñado en la historia por el ataque que dirigió a La Casona, la casa presidencial, aquel 4 de Febrero, fecha de la intentona golpista contra el presidente Carlos Andrés Pérez.

Rodríguez Torres fue un poderoso ministro del Interior y Justicia, luego de haber dirigido por varios años la policía política del Gobierno, con la Disip, cuyo nombre fue cambiado por el de Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN). A su favor tiene la simpatía de parte importante de los febreristas. 

Miguel Rodríguez Torres (Foto Infobae)

Voces del Gobierno le reconocen tímidamente que gracias a este mayor general, Nicolás Maduro logró vencer las guarimbas, que llegó a ser el momento en que la Oposición hizo tambalear el poder ejecutivo.

También lo envían con cierta regularidad a incomunicación, le allanan la celda, y hace unos días fue detenida y golpeada su pareja.

En el caso del comandante Igber Marín Chaparro se ha convertido en un problema y estorbo para quienes dirigen la Dgcim. Él era el jefe del Batallón Ayala de Fuerte Tiuna. Desde que lo enviaron a los sótanos de la DGCIM ha sido tratado con profunda crueldad. Ya tiene semanas que no le permiten visitas, ni ver a su esposa ni a sus niños.

El fin de semana antes del día de la madre, al impedirle la visita a su familia, el oficial gritó desde los sótanos reclamando su derecho a la visita, les gritó a los funcionarios que eran violadores de derechos humanos. A su grito desgarrador se sumaron los de solidaridad del capitán de navío Luis De La Sotta Quiroga. La respuesta del coronel Hannover Esteban Guerrero Mijares fue suspenderle la visita a él, de manera que dejó a su anciana madre de más de 80 años esperando por cuatro horas y aún así no le permitió ver al capitán de navío.

Igber Marín Chaparro (Foto Infobae)

Nunca antes en la historia de la Revolución Bolivariana hubo hechos de ese tipo que le mostrara al país y al mundo la fea cara de los funcionarios torturadores del Gobierno.

Un hecho que sorprende fue lo ocurrido en febrero con el Teniente Coronel Ovidio Carrasco Mosqueda, miembro de la Guardia de Honor Presidencial y Jefe de la Dirección de Comunicaciones; él fue degradado y expulsado de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, y puesto a orden de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM). La excusa es que él habría suministrado información confidencial al Diputado Julio Borges y a funcionarios de la Central de Inteligencia Americana (C.I.A), sobre los movimientos del Presidente de la República ciudadano Nicolás Maduro Moros.

Carrasco no solo fue detenido y torturado, sino que también apresaron a su pareja.

El haber sido tratados con tal brutalidad le trae consecuencias no solo a ellos y a sus familiares y amigos, sino a los altos oficiales de la institución armada que ven y callan y esa atroz realidad.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/23/los-cuerpos-de-inteligencia-de-nicolas-maduro-tratan-con-mayor-crueldad-a-quienes-han-sido-chavistas/

lunes, 13 de mayo de 2019

Tras la denuncia de Iván Duque, la Fuerza Armada chavista arrestó a cuatro presuntos guerrilleros del ELN

 

 

Sebastiana BarráezLunes 13 de mayo de 2019

@SebastianaSin

 

Tomado de Infobae


En un sitio ampliamente conocido, el municipio Jesús María Semprún del estado Zulia, por el control que en él tiene el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la Fuerza Armada Nacional Bolivariana capturó a cuatro individuos que se presentaron como miembros de esa organización guerrillera.

Terroristas del ELN (Foto Infobae)

El día sábado, en el marco de la llamada Operación soberanía Patria 2019, sale una comisión de Ejército y Guardia Nacional, al mando del coronel Kenneth García Sánchez, Jefe de Estado Mayor de la 12 Brigada Caribe, y del mayor Alexis Leal Cortez, con tres oficiales subalternos y un centenar de guardias.

Ellos se trasladan en vehículos militares hacia el sector KM-7 del mencionado municipio al Sur del Lago, para operaciones militares de patrullaje, escudrillamiento y reconocimiento.

Según el reporte militar los cuatro guerrilleros iban en una camioneta modelo Fortuner, marca Toyota, color Blanco, placas AB663OR y cuando vieron a los militares giraron en sentido contrario. Es cuando los guardias nacionales los abordan y capturan a los cuatro individuos, quienes llevaban 3 pistolas automáticas, dos de ellas Prieto Beretta 9mm, y otra Frederickburg, calibre 5.7x28, cada una con un cargador, además de 28 cartuchos calibre 9mm y quince calibre 5.7x28mm y dos granadas de mano fragmentarias.

Los cuatro sujetos detenidos (Foto: cortesía El Pitazo/Freddy Alvarado)

Solo identificaron a dos de los hombres: Wilmer Enrique Durán Fernández con cédula venezolana y con centro de votación en el municipio Páez del estado Apure, otra región donde el ELN funciona desde hace años. El otro sujeto es Jainir Herrera Blanco y dos indocumentados.

Ellos les dijeron a los militares que formaban parte del grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nación (ELN). Y los funcionarios militares los llevaron al Fuerte Motilón, Batallón 123 Caribe.

Ahora la Fuerza Armada no tiene excusa para decir que no lo sabe el Alto Mando, porque el incidente fue notificado Comando Superior, así como a la Fiscalía Militar.

Esto sucede durante la misma semana en que Venezuela y el ELN han sido noticia. Ya desde el 3 de enero el gobierno de Colombia ha avanzado en el tema, cuando en ese momento hizo una petición formal, a través del Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos,luego de varios meses señalando al Gobierno de Nicolás Maduro de refugiar a la guerrilla colombiana.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores (...) transmitió, el pasado 3 de enero, a través de nota verbal, un requerimiento de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, solicitando al Gobierno de Venezuela verificar la presencia y permanencia en su territorio de algunos miembros del ELN",  notificó Colombia a través de un comunicado, a la vez que solicitó hacer efectiva la circular roja de Interpol, contra Eliecer Herlinto Chamorro Acosta, alias "Antonio García"; Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias "Pablito"; y Rafael Sierra Granados, alias "Ramiro Vargas", de la cual no se supo que hubiese respuesta.

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, denunció el 8 de mayo que "Según nuestros informes de inteligencia calculamos que entre un 45% y 47% del ELN está en Venezuela. Igualmente sus cabecillas, por ejemplo ‘alias Pablito’ permanece en el estado de Apure y varios líderes de la dirección nacional de este grupo guerrillero”, agregó.

Dos días después, el 10 de mayo. el presidente de Colombia, Iván Duque aseguro que el gobierno de Maduro propicia el terrorismo al apoyar al guerrillero Ejército de Liberación Nacional en Venezuela, “lo grave de todo esto es que Nicolás Maduro está en convivencia con el ELN desde hace varios años y para nadie también es mentira que el ELN opera en territorio venezolano como un cuerpo terrorista al servicio de Nicolás Maduro, que también maneja negocios de minería ilegal”.

La respuesta del canciller venezolano. Jorge Arreaza fue decir que el mandatario colombiano, “miente de manera escandalosamente compulsiva para evadir sus responsabilidades y distraer a la opinión pública. Debería ponerse los pantalones y cumplir con sus compromisos internacionales y con su Pueblo, que desde hace décadas desea desesperadamente un poco de paz”.

Hay evidencias claras que desde hace décadas la guerrilla colombiana habita territorio venezolano. El de mayor influencia fueron las ahora diezmadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), de cuyos disidentes hay varios en territorio venezolano principalmente en la frontera.

Pero el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, secundó a Duque al decir que "Es el momento de que nuestra Fuerza Armada ejerza la soberanía de la Nación y luche contra esta ocupación irregular en nuestro territorio", indicando que intervención ya hay en Venezuela con “la penetración del ELN y de los cubanos”.

En el caso del Ejército de Liberación Nacional (ELN) desde hace casi un año se ha extendido rápidamente por varios estados del país, donde hacen vida activa armado y uniformado, como sucede en varios de los municipios del Sur del Lago, en parte importante de la frontera de Apure, en los estados Barinas, Amazonas, Bolívar, entre otros.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/13/tras-la-denuncia-de-ivan-duque-la-fuerza-armada-chavista-arresto-a-cuatro-presuntos-guerrilleros-del-eln/

 

viernes, 10 de mayo de 2019

La Fuerza Armada del régimen de Maduro ya no niega la presencia del grupo terrorista ELN en Venezuela

 


Sebastiana Barráez Viernes 10 de Mayo de 2019

@SebastianaSin

 

 Tomado de Infobae

 

El Ministerio de la Defensa y el Comando General de las Fuerzas Militares de Colombia (FMC) publicaron un comunicado, el 8 de mayo, denunciando la violación de su territorio por 30 unidades militares venezolanas, el pasado lunes, en el sector de El Hueco», que hace parte del caserío de San Faustino, zona rural de Cúcuta. Y ese mismo día, el general Luis Fernando Navarro, comandante de las FMC, aseguró que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) tiene en Venezuela el 45% de sus guerrilleros, una denuncia que destacó no es nueva.

El ELN es la máxima preocupación del gobierno colombiano (AFP)

El general, al presentar los resultados de la ‘Operación Orión’, de lucha contra el narcotráfico, precisó que “por cálculos, especialmente de los frentes que delinquen en zona limítrofe de Colombia con Venezuela, allá permanecen esas estructuras y sus cabecillas y podemos estar hablando de unos 1.000 o 1.100 hombres”.


Mencionó entre los integrantes del Comando Central (COCE) y de la Dirección Nacional del ELN que estarían en Venezuela, a uno de los más reacios a las conversaciones de paz Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito, quien permanece en el estado de Apure y quien consideró "acción legítima contra las fuerzas militares" el atentado con carro bomba cometido por el ELN el 17 de enero contra una Escuela de Oficiales de la Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.

La respuesta de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, fue un escueto comunicado, suscrito por el ministro de la Defensa de Venezuela, G/J Vladimir Padrino López, en el cual destacan varios aspectos, además de negar rotundamente que haya ocurrido la violación territorial por parte de unidades militares venezolanas. Y en eso el titular castrense pudiera tener razón, tomando en consideración la delicada situación interna que hay en la Fuerza Armada desde hace tiempo, y que desde enero les impide a los militares venezolanos cualquier cercanía con la línea fronteriza, sin previa autorización.

Guerrilleros del ELN (Foto Infobae)

Lo insólito es la respuesta castrense ante la presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en territorio venezolano. “Estas afirmaciones no son otra cosa que un subterfugio para intentar desplazar hacia Venezuela la responsabilidad de los nefastos efectos del conflicto político, social y económico que padece Colombia desde hace ya más de siete décadas”.

La excusa del ministro es que la denuncia de las autoridades colombianas “forma parte del libreto impuesto desde el imperio norteamericano, que con actitud genuflexa asume la oligarquía colombiana, caracterizada históricamente por su agresiva política exterior en contra de Venezuela. Pretenden llevar a cabo una escalada mediática complementada con falsos positivos, que deliberadamente está alineada con las recientes declaraciones y visitas de funcionarios del gobierno de los estados unidos a ese país”.


Destaca que son una Fuerza Armada con vocación “eminentemente pacifista, humanista y respetuosa de las leyes” y que solo ha cruzado las fronteras para exportar libertad a otras naciones, entre ellas Colombia.


Y finaliza diciendo que es inquebrantable la voluntad que tienen de defender la soberanía e independencia de la nación “ante amenazas de cualquier naturaleza, sea cual sea su procedencia”.

Amenazas del ELN a la marcha del 1 de mayo en Venezuela (Foto Infobae)

El ELN sí está

Ni una palabra en el comunicado que responda al señalamiento de la presencia en Venezuela de la guerrilla colombiana, ni siquiera porque el jefe militar del vecino país destaca el caso de alias Pablito.

Lo que demuestra el escueto documento de nuestra Fuerza Armada es que no se atreven a negar que hay presencia del ELN en territorio venezolano y no solo en Apure, como dicen las autoridades colombianas, porque hay testimonios y claras evidencias de la presencia también de la guerrilla colombiana en Táchira, en Zulia, en Bolívar, en Barinas y hasta en Caracas.

La Fuerza Armada de Venezuela ha sido víctima de la guerrilla y muestra de ellos es que hay varios oficiales muertos a manos de esos irregulares. El 10 de marzo 2012 el ELN asesinó en Baritalia del estado Táchira al primer teniente Jackson Ruiz Niño y al sargento segundo Nelson Jhoan Gómez Ortega, dejando herido al sargento primero Juan Carlos Pereira Amaya. 

En febrero 2017 en horas de la noche unos 60 hombres, que se identificaron como miembros de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC), tomaron por asalto el Puesto de Comando Fluvial (PCF), en el sector “El Suspiro”.  Además de destrozar el Puesto de Comando Fluvial, se llevaron los teléfonos celulares de los militares, tres fusiles AK-103, con sus tres cargadores y treinta cartuchos, de los seriales: 071630659, 071665676, 071630815. Los irregulares les dijeron a los militares que si querían que les devolvieran las armas, debían entregarles las dos embarcaciones con su respectiva carga que el Comando DF-632 les había incautado en el Puesto de Comando Fluvial “El Suspiro” de la GNB.

Tampoco se atreve el Ministro de la Defensa a mencionar dónde está Luis Felipe Ortega Bernal, alias “Garganta”, comandante del grupo que asesinó a los sargentos primero  de la Guardia Nacional Alfredo Antonio  Zolano Guevara, Robert José Artahona Díaz y  José Jean Pierre Martínez, en el sector Picatonal,  municipio  Átures del estado Amazonas.

El ELN está avanzando en algunos de los territorios dejados por las FARC

Ni se le ocurre mencionar el comunicado que el 2 de agosto 2018 una comisión de la Asamblea Nacional se trasladó hasta la isla de Anacoco a hacer presencia en un acto de soberanía. Se encontraron en plena vía una alcabala del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia. Los diputados  Williams Dávila, Freddy Valera, Sergio Vergara, Francisco Sucre, Teodoro Campos y Luis Silva, fueron víctimas y testigos del hecho.

Se le olvidó a la FANB mencionar que el 27 de septiembre 2018 el alcalde del municipio Colón del Zulia, Bladimir Labrador Mendoza, convocó a los productores de la zona para la instalación del Comité Agrícola del Sur del Lago. Y ahí la alcaldesa del municipio Jesús María Semprún, Keyrineth Fernández, acompañada del comandante Eliécer del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a quien presentó como productor de palma aceitera. Él fue reconocido por los productores de la zona como el comandante del grupo del ELN, que el 19 de julio 2018 asesinó al teniente (Ej) Roberto Ultin González, en Puente de Casa de Tubo. 

Tampoco aparece en la respuesta del Ministro a Colombia que el 5 de agosto 2018, cerca del puente “La Repelona” estalló una de las minas sembradas por el ELN,  matando al sargento segundo Brayan Alexander Acosta Fruto e hiriendo al primer teniente Junior Javier Hernández Viloria y al SM3 Julio Cesar Soto Amaya, del 121 batallón de infantería motorizada Venezuela.

Estos son solo algunos de los casos de agresión de la guerrilla contra funcionarios de la Fuerza Armada en territorio venezolano. 

https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/10/la-fuerza-armada-del-regimen-de-maduro-ya-no-niega-la-presencia-del-grupo-terrorista-eln-en-venezuela/

 

La lapidaria carta de un reconocido abogado al gobierno de Maduro: “Le impiden a los venezolanos tener acceso a las garantías constitucionales”

Natalio Valery denunció ante el presidente de la Asamblea Nacional que la modificación de varias leyes convertirá al país petrolero en un &q...