domingo, 31 de octubre de 2021

El negocio de detener y liberar a colaboradores o integrantes de las disidencias de las FARC: solo excarcelan a los de mayor poder económico

 

La mayoría de los que quedan presos son gente muy humilde y cooperaban con la guerrilla a cambio de comida y ciertas dádivas


Sebastiana Barráez/ domingo 31 de octubre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 

 

El 19 de septiembre 2020 la Fuerza Armada Revolucionaria de Colombia (FARC) se cobró la vida de cuatro militares venezolanos en el municipio Páez del estado Apure. “Sobre ese caso hubo: solo un guerrillero muerto y no 15 como anunció la Fuerza Armada, además no se destruyeron los tres campamentos de Tres Esquinas, Mata de Bambú y Las Palmitas, porque los soldados fueron emboscados antes de llegar al lugar”, revela un coronel en conversación con Infobae.

GD Nayade Solovenly Lockiby Belmontes, jefe ZODI Guárico

“Ese tema con la guerrilla ya nos ha costado varios compañeros muertos, porque después ocurrieron los 16 muertos de marzo y abril 2021, en Páez, lo que por cierto demuestra que jamás, en septiembre. ocurrió la destrucción de los tres campamentos como la FANB había dicho”.

“Ahora están dejando en libertad a los que tienen más dinero, a los poderosos, a los que sí han mantenido contacto y relaciones con las FARC, que después se dividió en el Décimo Frente y en la Segunda Marquetalia. Uno de esos que van a liberar es a Álvaro Denis Santander Quintero alias Alvarito; ya habían dejado en libertad a su mujer y a su hija. La mayoría de los que van quedando son gente muy humilde, que no tiene dinero, muchos de ellos le servían a la guerrilla a cambio de recibir comida y ciertas dádivas”.

El coronel recuerda que en  la Operación Escudo Bolivariano 2020 Centauro de los Llanos, del 19 de septiembre, que llevó a cabo el General de Brigada Robinson José Vera Cumare, entonces comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral 31 (ZODI) del estado Apure, los cuatro militares asesinados fueron: primer teniente (Av) Augusto David Linares Delgado (del GFE 20), teniente (Av) Miguel Ángel Mora García, SM3 (Ej) Gabriel Alexander Pérez Silva (plaza del Batallón Cedeño 921 Fuerte Yaruro) y S2 (Ej) Reiber David Chirino Reyes (del 992 BFE José Gregorio Monagas). Heridos resultaron el francotirador Franklin Enrique Ruiz Ramírez, C2 Fernando de Jesús Belisario y C1 Álvaro Gilberto Gregorio. 

El parte oficial de lo ocurrido el 19 de septiembre 2020

“Ya había mucha molestia porque eso que ocurrió en septiembre 2020 y luego vino lo de marzo y abril, donde murieron el My (Ej) Edward Ramón Corobo Segovia, 1Tte (Ej) Yonathan Miguel Duarte, S/2 (Ej) Jesús Alexander Vásquez Pérez,  S1 Andriel Rafael Istúriz Sojo, Tcnel (Ej) Raúl Roilander Quintero, 1Tte (Ej) Julio Manuel Inojosa Morgado, C2 (Ej) Yoendri Enrique Piñero Ortega, S1 (Ej) Breyner Alexander Granados Suarez, CN Naywill José Torres Moreno, SM2 (Ej) Wilmer De Jesús Ferrobús Garabito, SM1 (Ej) Ronal José Marcano Castillo, SM2 (Ej) Andy José Miranda, SM1 (Ej) Santiago De Jesús Reyes Farfán, S1 Álvaro Rafael Mariño Ostos, S2 Michael Miguel Medina Sequera y S1 (ARB) Luis David Lira Negrón”. (Sebastiana Sin Secretos: La derrota que amarga el Bicentenario de la Batalla de Carabobo: fingidas sonrisas versus el grito de justicia por los militares que asesinó la guerrilla)

El despliegue de Tropas de Acción Rápida hacia Apure en marzo y abril 2021

Los emboscaron
El coronel que conversó con Infobae explica que “la operación del 19 de septiembre 2020 fue un desastre. Murieron cuatro militares y solo un guerrillero. Participaron más de 300 militares que trajeron de Caracas, Brigadas de Fuerzas Especiales, brigada de Paracaidistas, pero que no conocían la zona. A quién se le ocurre que movilizar tres centenares de militares iba a pasar desapercibido en una población como El Nula, plagada de guerrilleros del ELN, pero también con algunos ojos de las FARC”.

Lo peor fue la logística, no utilizaron el sistema de radio como medio de comunicación, sino que estaban confiando en la vía celular, cuando ahí a veces funciona y casi nunca es regular, pero insistieron que se iba a usar líneas colombianas que tiene mejor recepción, pero ese día, no sabemos si fue intencional o casual, pero se cayó la señal telefónica celular en Colombia y por eso se perdió la comunicación con los soldados”.

“Por la vía La Morita – El Nula llegaron como 20 camiones con el personal militar. Apenas estaba amaneciendo. A las 7 de la mañana hicieron sobrevuelos aéreos en la zona. Horas después lo que regresaron fueron heridos y muertos, en realidad dos muertos y dos heridos, pero el helicóptero, cuyo piloto fue el My Díaz Tinedo, que debía hacer la evacuación aérea tardó más de una hora en llegar a llevárselos y los dos tenientes heridos, que llegaron vivos, murieron después. El único que murió en el sitio fue el sargento segundo Reiber David Chirino”.

Sede de la ZODI en Apure

“La ambulancia no tenía ni una pastilla para el dolor. Para la magnitud de esa operación, no se preparó la logística apropiada, no se estudió el terreno ni se previó la consecuencia. Un compañero de la zona, que vio los cuerpos de los cadáveres, asegura que los muertos tenían impacto de balas propios de francotiradores. Los seis comandantes de escuadra no eran conocedores de la zona y la guerrilla los emboscó y los asesinó a mansalva. La operación era de envolvimiento, pero los militares no alcanzaron a ver nada, porque apenas se aproximaban fueron emboscados, solo vieron cuando los cuerpos cayeron; nunca pudieron avanzar. Tuvieron que replegarse”.

“A eso se le agrega que varios militares en la zona eran informantes de alias Ferley y alias Arturo. El general Vera Cumare nunca pretendió hacer una operación así siendo comandante de la brigada en la zona. Nadie explica por qué el personal que entró a la zona para atacar el campamento de alias Ferley era de infantería, en lugar del de artillería y los tanquistas; los tanques fueron utilizados como conos de tránsito para los ejes de carretera. Desde El Nula la tropa se movilizó hasta La Victoria, a más de una hora, donde está el campamento de alias Ferley”.

Ante la pregunta de por qué ir desde El Nula a La Victoria, en lugar de ir desde Guasdualito que está más cerca, responde el coronel “lo que sucede es que la operación contempló que el personal militar se trasladó desde el aeropuerto del Táchira y la noche anterior había pernoctado en el 921 Batallón de Caribes “G/D. Manuel Cedeño del Fuerte Yaruro.


Liberación de Alvarito
El coronel que conversó con Infobae recuerda que, “como respuesta a lo sucedido en abril y marzo, en el municipio Páez del estado Apure, el Ministro de la Defensa anunció una ofensiva ‘porque eso no se quedaría así’ según dijo, pero se está volviendo una burla. Se hizo una acción para detener a muchos de los involucrados en esos grupos de la guerrilla y a otros que son colaboradores, pero han ido soltando a los que pueden pagar, aunque estén tan comprometidos como La Patrona”. (Sebastiana Sin Secretos: Funcionarios militares y de Inteligencia detuvieron a dueños y empleados de fincas en Apure: los acusan de colaborar con las FARC)

La boleta con la que el juez Teniente de Navío José Soto Ortega deja en libertad a alias Alvarito

“En un artículo usted mencionó a los dueños de las fincas que fueron detenidos, entre ellos a Marisol Tapias Toro alias La Patrona, de la finca Agua Linda, de quien dijo que suministraba logística a los guerrilleros, pero la realidad es peor, porque en esa finca siempre funcionó un campamento de las FARC y eso se sabía en todo el municipio. ¿Sabe usted que fue la primera a la que dejaron en libertad?”.

Asegura que es vox populi el control de las FARC del sector La Macanilla. “Ahí capturaron a Álvaro Denis Santander Quintero “Alvarito”, quien desde hace muchos años tiene estrecho contacto con el Décimo Frente de las FARC. Alvarito vive en Puerto Carreño, capital del Departamento del Vichada, en la frontera con Puerto Páez, Venezuela. Les maneja fincas y negocios a muchos mandos de las FARC en el Capanaparo venezolano. Fue raro que pasara a La Macanilla donde la  Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) lo detuvo y después detienen a su mujer y a su sobrina”.

Varios militares heridos siendo trasladados desde La Charca en abril 2021

La Macanilla, es el lugar donde siempre había existido un campamento muy amplio de las FARC, usado como centro de acopio de los carteles mexicanos y colombianos, donde se veía con frecuencia a personas de Centroamérica y EEUU.

“A alias Alvarito lo enviaron a la cárcel 26 de julio en San Juan de Los Morros, estado Guárico. Ahora el Juez Militar 21 de Control, Teniente de Navío José Soto Ortega ordena ‘su libertad plena e inmediata’, después de enviar ‘un saludo bolivariano, revolucionario, antiimperialista y profundamente chavista’. Le guardó las imputaciones que le habían hecho por: ultraje a la Fuerza Armada, sustracción de efectos pertenecientes a la FANB, Rebelión y Traición a la Patria”.

“Ese juez Soto Ortega ordena que alias Alvarito se presente cada 30 días, prohibición de salir sin autorización del país o de la localidad en la que vive. Tamaño descaro. Alvarito no vive en territorio venezolano, nadie garantiza que pase a territorio colombiano cuando quiera y lo peor es que uno se pregunta ¿y cuando desaparecieron todos esos delitos? El juez pretende dejar en libertad a un hombre ampliamente reconocido en la zona de tener relaciones con las FARC”.

Fabián Guevara Carrascal, alias Ferley González es quien tiene el campamento del Décimo Frente de las FARC en Páez estado Apure

Otro que fue liberado fue Henry Santana alias Chachi El Cochinero. “Esas liberaciones de alias Alvarito y alias El Cochinero están impulsadas por el jefe de la ZODI Guárico, GD Nayade Solovenly Lockiby Belmontes”.

Hace casi un mes liberaron a 11 de los más de 100 capturados. A varios de los que detuvieron en Elorza y a otros que se encontraban detenidos desde lo ocurrido en La Victoria de Páez, los han ido trasladando hacia la cárcel en Guasdualito y los juicios los pasan del Tribunal Militar a tribunales ordinarios.

El negocio de detener y liberar a colaboradores o integrantes de las disidencias de las FARC: solo excarcelan a los de mayor poder económico - Infobae

jueves, 28 de octubre de 2021

Las maniobras del régimen de Maduro para “maquillar” la cárcel militar de Ramo Verde antes de la visita del Fiscal de la Corte Penal


El abogado Karim Ahmad Khan, que debe decidir si inicia una investigación por crímenes de lesa humanidad en Venezuela, llegará al país en los próximos días


Sebastiana Barráez/ jueves 28 de octubre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 

 

Desde que hace unos días se conoció que el abogado Karim Ahmad Khan, fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), hará una visita a Venezuela, estalló la acción febril de maquillar lo que ocurre en la cárcel de procesados militares de Ramo Verde, ubicado en el estado Miranda, a unos kilómetros de Caracas. Sacaron numerosos presos para otras cárceles, les dijeron a los presos que deben retirar los recipientes de agua de las celdas y les dieron un par de zapatos y dos afeitadoras. “Deben estar presentables y sonreír”, les dijeron los custodios.

En la cárcel de Ramo Verde están decorando las celdas y piden a los presos que se afeiten

Ana es la esposa de un oficial recluido en Ramo Verde; ella relató a Infobae que “es una locura la orden que dieron de sacar los tobos de agua de las habitaciones (celdas) porque el agua ahí no es frecuente. Esos tobos son fundamentales porque es lo que usan para los baños y para cocinar”.

Les entregaron un par de zapatos, tipo alpargata, y dos afeitadoras. “A mi papá, y a los otros internos, le dijeron que debía estar afeitado y por eso les dieron esas afeitadoras. Hace años que  hemos estado pidiendo que lo lleven al médico, porque mi papá tiene varios problemas de salud y ni siquiera cuando tuvo un ataque por tensión alta lo quisieron llevar al hospital. Ahora es uno de los que escogieron para que les hicieran chequeos médicos”, dijo en conversación con Infobae, Cheito, hijo de un  sargento detenido en Ramo Verde imputado por Traición a la Patria e Instigación a la Rebelión.

GD Ocrtavio Maximiliano Gómez Hernández

Los recluidos en Ramo Verde observan asombrados cómo en las últimas horas, desde que se supo la visita del Fiscal de la CPI, llegaron potes de pintura, brochas, espátulas y cuanto instrumento es importante para dar una apariencia distinta a la que existe desde hace años. “Como el que arregla y limpia para la visita de la suegra, así esconden el sucio bajo la alfombra, tratando que los detenidos tengan mejor aspecto físico por unas horas, cuando mucho de ellos están muy deteriorados por los años de mala alimentación, la ausencia de servicios sanitarios apropiados, sin atención médica”, recuerda Ana.

A los detenidos más irreverentes los han ido sacando de Ramo Verde; son muchos los que intempestivamente han sido trasladados en los últimos días, lo que ha causado hilaridad y angustia entre los familiares, porque han sido cambios bruscos a cárceles lejos de los lugares donde vive su familia, lo que imposibilita que puedan ir a visitarlos, llevarles alimentos y medicamentos como sucede con los tres policías metropolitanos del 11 de Abril trasladados a la cárcel de Barquisimeto, a más de cinco horas de Caracas: los PM Erasmo José Bolívar, Héctor José Rovaín y Luis Enrique Molina Cerrada, tienen más de 18 años detenidos.

La cárcel de Ramo Verde ha sido recinto de cientos de militares y civiles presos políticos, pero también el de cientos de militares que han cometido delitos comunes de extorsión, asesinato, robo, secuestro, entre otros. También hay guerrilleros y personas relacionadas con la guerrilla colombiana detenidas después de lo ocurrido en La Victoria del estado Apure en marzo y abril 2021.

16 militares resultaron muertos en Apure en guerra con las FARC

La carta
A través de la misiva que nos hace llegar la esposa de un militar de la Armada, preso porque el régimen venezolano lo consideró conspirador, “se evidencia un nuevo testimonio de lo que está ocurriendo en la cárcel de Ramo Verde, por orden del General de División Octavio Maximiliano Gómez Hernández, Director de Prisiones Militares (DIPMIL) por la visita a Venezuela del Fiscal de la CPI”.

Ha dado órdenes y contraordenes de acondicionar las celdas que habitamos a su gusto, quitándonos la poca privacidad, comodidad y limitándonos más de lo que ya estamos, con la amenaza de trasladarnos a Centros Penitenciarios con presos comunes sino complacemos sus caprichos”.

Nos ordenaron esconder todos los recipientes plásticos (tobos) que usamos para acumular el vital líquido para nuestro aseo e higiene personal. Es importante destacar que el GD. Octavio Gómez exige a los privados que arreglemos algunas cosas de las instalaciones, cuando eso no nos compete a nosotros sino a las autoridades”.

“Lo que sucede es que a lo largo del tiempo los privados de libertad hemos hecho arreglos y mejoras en los pisos y celdas y eso lo hemos pagado de los bolsillos de nuestras familias, la mayoría presos políticos militares y civiles”.

Abogado Karim Ahmad Khan, fiscal de la CPI

“Preocupados por la visita del Fiscal de la CPI, llegó una comisión del Ministerio de la Defensa, específicamente del Servicio de Ingeniería del Viceministerio de los Servicios y Logística, que se encuentra pintando y acondicionando las áreas externas del Penal. Ahorita sí se preocupan por tener todo bonito en apariencia, pero no atienden los retardos procesales, ni lo señalado por los presos políticos a quienes les han violado sus derechos humanos y el debido proceso”.

“Nos dieron lo que ellos llaman ‘una gran dotación para estar bien presentados el día de la esperada visita’ que consiste en dos afeitadoras y 1 par de zapatos. Todo es una farsa y una burla. Pueden maquillar las paredes con pintura, pero nadie borrará todas las violaciones de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad que han cometido las autoridades policiales y de inteligencia, violentando la Constitución de la República, Leyes y Tratados Internacionales”.

Tres de los PM detenidos por el 11 de Abril son Erasmo José Bolívar, Héctor José Rovaín y Luis Enrique Molina Cerrada

“Lo único que quieren es que estemos bonitos y el penal presentable para la visita del Fiscal de la CPI a Venezuela, cuando lo que importa realmente es el testimonio de cada uno de nosotros que ese Fiscal debe oír si quiere tener una apreciación algo fiel de lo horrible que han hecho los organismos, los esbirros militares y policiales, lo que han hecho los jueces en los tribunales militares y de terrorismo, los defensores públicos, los fiscales, los médicos que encubren las torturas”.

Finaliza diciendo “exigimos que se haga justicia con todos los presos políticos militares-civiles y con aquellos privados de libertad a los cuales se les han violado sus derechos”, finaliza diciendo al rechazar se usados como una excusa para que el régimen venezolano oculte lo que ocurre en Venezuela con los presos políticos civiles y militares, pero también lo que ocurre en las cárceles comunes donde los reclusos son sentenciados a estar al servicio de los pranes.

Las maniobras del régimen de Maduro para “maquillar” la cárcel militar de Ramo Verde antes de la visita del Fiscal de la Corte Penal - Infobae

miércoles, 27 de octubre de 2021

Diosdado Cabello acusa a Sebastiana Barráez de vínculos con el paramilitarismo colombiano


Artículo publicado por espaciopublico.ong

Octubre 27, 2021


Diosdado Cabello hostigó a la periodista Sebastiana Barráez durante la transmisión de su programa  Con el Mazo Dando el pasado miércoles 20 de octubre y la acusó de estar vinculada con el "paramilitarismo colombiano".


«La señora esta tiene vínculos con el narcoparamilitarismo colombiano» expresó el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el programa tras leer un tuit de un artículo publicado por la periodista el 7 de junio de 2019. 1.


Barráez respondió a las acusaciones de Cabello en un audiovisual que publicó en su cuenta de Twitter: «No seas tan sucio Diosdado, rebasa usted los límites de la confrontación, abusa usted del poder que Nicolás Maduro le permite tener aún de la parcela que le queda del control en el Sebin», dijo la comunicadora. 2


Barráez aseveró que ella se ha enfrentado a estos grupos armados: «Usted ha tenido el poder de ordenar que me hicieran un expediente lo más retorcido posible relacionándome con criminales y asesinos. Todo se reduce en no soportar en que exija que la Fuerza Armada cumpla su trabajo de defender el territorio y la soberanía» declaró. 3

Desde Espacio Público condenamos que se utilice el canal del Estado para reproducir mensajes agraviantes en contra de periodistas. Desde los medios de comunicación  públicos no se debe hostigar a quien emite una opinión que contraríe los intereses del Gobierno, dichas prácticas implican el uso de recursos públicos para vulnerar derechos humanos, limitan  la deliberación pública,  el debate, la pluralidad y violan la libertad de expresión.


Diosdado Cabello acusa a Sebastiana Barráez de vínculos con el paramilitarismo colombiano (espaciopublico.ong)




lunes, 25 de octubre de 2021

Un acusado de colaborar con las FARC murió por falta de atención en la cárcel militar de Ramo Verde: “Nos lo entregaron moribundo”

 

Los familiares de Héctor Julio Buitrago y sus compañeros de celda relataron cómo perdió la vida por la desidia de los funcionarios penitenciarios. En otro caso de abuso, tres policías presos hace 18 años terminaron durmiendo a la intemperie


Sebastiana Barráez/ lunes 25 de octubre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 

 

En el esfuerzo por encubrir la violación de derechos humanos, cometido contra cientos de militares y civiles, el régimen venezolano ha trasladado a presos políticos a cárceles comunes. Pretenden cubrir con barniz la sangre, lágrimas, tortura y muerte de los centros de reclusión, a cargo del SEBIN y la DGCIM, cambiándoles el nombre, pasándolos al control del Ministerio Penitenciario. Uno de esos casos es el de tres policías metropolitanos condenados por el golpe militar del 11 de Abril. Pero la violación a los DDHH no se detiene, como lo revela el caso de Héctor Julio Buitrago.

El edificio de la cárcel Ramo Verde, en Los Teques. (EFE/Miguel Gutiérrez)

En la cárcel de Ramo Verde hay un gran número de personas del estado Apure señaladas de guerrilleros o colaboradores del Décimo Frente de las FARC. Uno de esos detenidos fue Héctor Julio Buitrago (64 años), oriundo de El Yagual, población del municipio Achaguas, Apure.

Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) lo detienen el 15 de agosto 2021, cuando se encontraba en su vivienda en El Yagual. A él lo relacionan con la disidencia de la guerrilla que comanda Gentil Duarte y le imputaron; Traición a la Patria,  Ultraje a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana e instigación a la rebelión militar. Lo envían al tercer piso, anexo B de la cárcel militar de Ramo Verde.

En El Yagual detuvieron a varias personas a quienes relacionan con el Décimo Frente de las FARC

El 9 de octubre comenzó a presentar mareos, debilidad y perdida de la fuerza, según el testimonio que otros reclusos le dieron a la familia de Buitrago. “Sus compañeros de celda llamaron a  los enfermeros del servicio médico del mencionado centro penitenciario, quienes determinaron que tenía la tensión muy elevada y una baja de azúcar alarmante, pero aun con esa crisis hipertensiva e hipoglicémica, solo recomendaron suministrarle un caramelo, y que los compañeros de celda lo observaran”.

Los otros reclusos se sintieron impotentes de poder ayudarlo, intentaron que comiera y reanimarlo. Esa noche del 9 de octubre empeoró la salud de Buitrago. Sus compañeros de celda alertaron en alta voz lo que sucedía, solicitaron el traslado de emergencia al ver el deterioro progresivo de su salud. Insistieron en que, avanzada la noche, si se presentaba una emergencia y con las celdas cerradas no podrían avisar a nadie.

Ante la presión de los presos, los custodios se llevaban a Buitrago, lo estabilizaban y lo regresaban a la celda. “Ellos preguntaban por qué no lo dejaban hospitalizado y la respuesta fue que la orden del Director de Dipemil, general de división Octavio Gómez, es que Héctor Julio debía dormir en el centro penitenciario”.

Ante la insistencia de los compañeros de celda de Buitrago, los custodios internos por fin lo llevaron al hospital Victorino Santaella, en Los Teques, municipio Guaicaipuro, estado Miranda, regresando con él a la una de la madrugada del 10 de octubre. Los otros reclusos insistían en que era evidente que estaba muy grave. “El 12 de octubre, cerca de las 10 de la noche, comenzó a convulsionar, sus manos se deformaron, así como su rostro. Sus compañeros de celda contaron que ellos gritaron para que lo atendieran, pero pasaron 25 minutos para que llegaran los custodios, abrieran la celda y se lo llevaran”.


La muerte
A los otros presos les decían que lo habían estabilizado y que los médicos dijeron que no era necesario mantenerlo hospitalizado. “Eso es inaudito, porque nos dijeron que seguía con los mismos síntomas, no se valía por sí solo, tenía la mirada perdida, no ingería alimentos. Así pasó el día 10 y 11 de octubre; sus compañeros de celda lo balaron, ya que al no poder valerse por sí mismo defecó y orinó en la cama. Aun en esas condiciones no le dieron  las atenciones médicas que necesitaba”.
En Achaguas ha causado impacto la muerte de Buitrago

Cuando todos creían que Buitrago había sido trasladado al hospital, sus compañeros de cárcel “descubrieron, el 13 de octubre a las 10 de la mañana, que solo lo habían sacado de la celda y lo habían colocado en un cuarto que ni siquiera era el servicio médico. Ante el reclamo, el personal de custodios del área de régimen manifestó que estaban cansados de informarle al coronel Luis Medina, director de Cenapromil, que la situación con Buitrago era grave”,

A las 11 de la mañana de ese día vuelve a convulsionar y lo sacan nuevamente de emergencia desde Ramo Verde hasta el Hospital Victorino Santaella dónde lo estabilizan y lo trasladan al Hospital Militar, donde estuvo tres días. El juez de su causa le otorga la medida de casa por cárcel, para que su familia se lo lleve. “Ya estaba casi moribundo cuando nos lo entregaron y por eso lo llevamos nuevamente al hospital Victorino Santaella, dónde murió con la excusa de que tenía Covid, que es ahora el invento para justificar las muertes como hicieron con el general Raúl Baduel”, finaliza diciendo su familia.

Al final no tuvo ni juicio ni atención médica.

Los tres policías

La medida no solo que busca que los presos políticos pasen a estatus de delincuentes comunes, sino que los expone a ser víctima de las bandas que tienen el control de esas cárceles. Uno de esos casos es el de tres policías metropolitanos condenados por el golpe militar del 11 de Abril.  

Erasmo José Bolívar, Héctor José Rovaín y Luis Enrique Molina Cerrada llevan 18 años y seis meses detenidos, acusados de las muertes ocurridas en el Puente Llaguno de Caracas el 11 de Abril 2002 cuando Hugo Chávez fue sacado del poder por varias horas. Aunque les corresponde libertad condicional, fueron enviados a un sitio en peores condiciones, corriendo el riesgo de ser asesinados por la población reclusa. Por el mismo caso fueron condenados en ese momento los comisarios Iván Antonio Simonovis Aranguren, Henry Vivas Hernández y Lázaro Forero López.

Los tres policías metropolitanos Erasmo Bolívar, Luis Molina y Héctor Rovaín

Laura Pérez, quien era esposa de Luis Enrique Molina, le dijo a Infobae que los tres PM se encontraban en la cárcel militar de Ramo Verde, cuando hace 10 días fueron trasladados, sin justificación alguna, a la cárcel Fénix de Barquisimeto, estado Lara, a casi 400 kilómetros de Caracas.

Erasmo Bolívar, Héctor Rovaín y Luis Molina, por los años de reclusión, padecen enfermedades que ameritan atención permanente y por ello sus familias les llevaban desde alimentos hasta medicinas, lo que hoy es muy difícil porque viven en estados La Guaira y Miranda.

Erasmo Bolívar padece de gastritis severa, desprendimiento de retina y daños en los ligamentos posteriores de la rodilla, por lo cual fue operado. Luis Enrique Molina es hipertenso, con frecuentes episodios que han ameritado su traslado a centros asistenciales. Héctor Rovaín sufre de la tensión y de problemas gástricos.

La falta de agua potable, baños, alimentos en buenas condiciones, aseo en las celdas de la cárcel Fénix, donde muchos reclusos deben dormir en el piso, atentan contra la salud de los funcionarios, quienes tras 18 años y seis meses de prisión han visto desmejorar su salud progresivamente.

Discrecional

Laura Pérez solita que a los tres funcionarios se le otorgue medidas alternativas al cumplimiento de la pena. “Ellos fueron condenados a 30 años de cárcel y ya tienen 18 años y 6 meses en prisión”.

El  juez que ejecutó, en el año 2010, la sentencia por el caso del 11 de Abril estableció las fechas en las cuales a los funcionarios se les podrían otorgar las fórmulas alternativas al cumplimiento de la pena con base en lo dispuesto en el Código Orgánico Procesal Penal (COPP). Desde que cumplieron un cuarto de la pena, es decir 10 años de cárcel, los policías comenzaron a ser beneficiarios de las medidas alternativas al cumplimiento de la pena que les otorga el COPP.

Adicionalmente, los policías metropolitanos están amparados por la Ley de Redención Judicial de la pena que conmuta un día en prisión por cada dos días estudiados o trabajados. “Si la jueza Ada Marina Armas aceptara realizar el cómputo por redención, que por ley les corresponde, Molina, Rovaín y Bolívar ya podrían recibir el derecho a la libertad condicional”, explicó Pérez.

Por los hechos del 11 de Abril condenaron a varios policías

Hoy, cuando ya suman 18 años y 6 meses en prisión, aún no han recibido ningún beneficio. Otorgárselos podría contribuir con la intención de la comisión especial para la Reforma del Sistema Judicial de descongestionar los penales. 

La ex esposa de Molina dice que ha habido “demasiado ensañamiento contra esos tres seres humanos que ese día lo que hicieron fue cumplir con su labor, la de resguardar la seguridad de quienes decidieron salir a la calle a manifestar”.

Laura Pérez aún espera que se haga justicia, pero ahora con más ansias, pues a raíz del traslado de Luis Molina, Héctor Rovaín y Erasmo Bolívar  a la cárcel Fénix en Barquisimeto, teme que la situación de salud de los tres empeore. “Lo más triste es que no podremos asistirlos, viajar a Barquisimeto es muy difícil para quienes vivimos en Miranda y en La Guaira. No tenemos recursos para pagar pasajes, llevarles la comida y las medicinas que en esa cárcel no les dan”.

ttps://www.infobae.com/america/venezuela/2021/10/25/un-acusado-de-colaborar-con-las-farc-murio-por-falta-de-atencion-en-la-carcel-militar-de-ramo-verde-nos-lo-entregaron-moribundo/

domingo, 24 de octubre de 2021

La historia del capitán venezolano brutalmente torturado que fue juzgado dos veces por los mismos delitos

 

Williams Andrés Rivas Jiménez vive un calvario. Además de la causa en su contra, arrestaron a sus hermanos y ocuparon la casa de su madre


Sebastiana Barráez/ domingo 24 de octubre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 

 

El capitán (Ej) Williams Andrés Rivas Jiménez era capitán de la Unidad Militar 9202 Escamoto ubicada en La Charca, parroquia Rafael Urdaneta, del estado Apure, cuando  el jefe la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI 31), GD Robinson Vera Cumare, el 19 de septiembre 2020, arrancó una operación para atacar el campamento de alias Ferley del Frente Décimo de las FARC; de ese operativo resultaron muertos cuatro militares venezolanos y un guerrillero. 

Capitán (Ej) Williams Andrés Rivas Jiménez

Al día siguiente detienen al capitán responsabilizándolo de haber saboteado la operación, aunque él no participó en la misma. Ahora lo juzga un tribunal de terrorismo, a la vez que tiene dos hermanos y una cuñada detenidos y a su mamá le incautaron la casa donde vivía.

Momentos en que al capitán Rivas Jiménez se lo llevan detenido en Guasdualito

Rivas Jiménez fue torturado brutalmente y luego fue procesado en el Tribunal Militar Décimo Cuarto de Control de Guasdualito, estado Apure, a cargo del coronel Benigno Antonio Medina, por los delitos de: Contrabando Agravado, concusión y Asociación. Con el tiempo le quitan los cargos y él admite el de desobediencia, quedando en libertad. El 14 de mayo detienen a dos de sus hermanos: Luis Augusto Piligra Jiménez, presidente de Lácteos Los Andes y Pedro Álvarez Jiménez.

Quince días después detienen al capitán Rivas, por orden del Tribunal de Terrorismo, que le imputa exactamente los mismos delitos que el año anterior le había señalado el Tribunal Militar de Guasdualito. Es por esa razón que su defensa, el abogado Juan Carlos Guillen Rosales,  alega que hay violación al debido proceso.

El caso actual es el Nr. 01°CT-S-044-2021 y está en manos de Claudia López, juez estadal de primera instancia en casos vinculados con delitos asociados al terrorismo, aunque son los mismos delitos del expediente en el Tribunal Militar: Contrabando Agravado, concusión y Asociación.

La razón de la detención del capitán Rivas estaría relacionada a las acciones que el Ministerio Público ha tomado contra familiares de quien fuera presidente de Lácteos Los Andes, quien hasta ese momento era un hombre reconocido como leal a la revolución bolivariana, que exhibía una cuantiosa riqueza y que ahora está detenido en los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) sin acceso a visitas familiares o de sus abogados.

A raíz de la golpiza que le dio la DGCIM, el capitán Rivas debió recibir atención médica

Dos causas
El 26 de septiembre 2020, el Tribunal Militar Décimo Cuarto de Control de Guasdualito, estado Apure, a cargo del coronel Benigno Antonio Medina Valero, emite la orden de aprehensión N° 047-2020 contra el capitán Williams Rivas Jiménez, por los presuntos delitos militares contemplados en el Código Orgánico de Justicia Militar de: Traición a la patria, Espionaje, Contra la Seguridad de la Fuerza Armada, Contra el Decoro Militar y Desobediencia.

Al día siguiente, 27 de septiembre del año pasado, funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), detienen a Rivas Jiménez. El 28 de septiembre ocurre la audiencia de presentación en el Tribunal Militar Décimo Cuarto de Control con sede en Guasdualito del Estado Apure, que lo deja privado de libertad, ordenando que sea recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, en los Teques, estado Miranda.

Pasaron más de tres meses y el 18 de diciembre 2020, se celebra la Audiencia Preliminar del capitán Rivas Jiménez; el Fiscal Militar Quincuagésimo Tercero, Primer Teniente Edwin Omar Arévalo Martínez, solicita el sobreseimiento de los delitos Traición a la patria y  Espionaje, a la vez que el Tribunal Militar Décimo Cuarto de Control decreta el sobreseimiento de los delitos Contra la Seguridad de las Fuerzas Armadas y Contra el Decoro Militar, a la vez que le cambia la calificación jurídica del delito de Desobediencia.

La guerrilla destruyó algunos puestos militares como La Charca en Apure

Y finalmente, a solicitud de la defensa le conceden la Suspensión Condicional del Proceso. Esa es la causa CJPM-TM14C-085-2020 y FM53-099-2020, que tuvo como Defensora Pública Militar a la abogada Clendys Yacare Pantoja.

Pasaron casi seis meses cuando el 2 de junio 2021, funcionarios de la DGCIM detienen al capitán Williams Rivas, argumentando que tienen orden del Tribunal Especial Primero de Primera Instancia en Funciones de Control con Competencia en Casos Vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo.

Dos días después, en la Audiencia de Presentación, le imputan los delitos de: Contrabando Agravado, Concusión, y Asociación, por lo que el Tribunal lo deja privado de libertad a solicitud del Ministerio Publico; el acto conclusivo fue presentado por la Fiscalía 67 el 19 de julio 2021. Es decir, son los  mismos delitos por los que había sido señalado el año anterior y de los que había resultado en libertad. Permanece detenido en el Centro de Formación del Hombre Nuevo “Simón Bolívar”.

Desde que su hermano, el coronel Luis Augusto Piligra Jiménez fue detenido la vida de toda la familia cambió. El oficial pasó de ser un hombre afecto a la revolución que estaba al frente de la empresa de productos lácteos, de haber dirigido CVG Venalum y Bolipuertos, a ser un renegado. Detuvieron a su pareja Amelys Aracely Cabrera Gómez y a sus hermanos William y Pedro, así como la esposa de este último; allanaron y ocuparon la casa de su mamá.

Así le sacaron las pertenencias de la casa de la mamá del expresidente de Lácteos Los Andes

El pote

Desde hace años, en las alcabalas o puntos de control militares, la excusa de cobrar a todo el que pasaba en carro particular o transporte público, es que el funcionario debía recoger determinado monto de dinero para ingresar al pote, una especie de colecta que se repartían altos oficiales.

Un hecho relevante que surge del caso que tiene preso al capitán William Rivas es la declaración de un funcionario militar no identificado, quien el 22 de septiembre 2020 dijo que él era el chofer del capitán y que su única función era recoger el pote en tres puntos de control: 1) Kilómetro 30, donde el S/1 Wilber Esterny Hernández Rojas le entrega todos los sábados 400 mil pesos colombianos. 2) Mata de Barza, donde el S/1 José Manuel Reyes Nelo entrega 300 mil pesos colombianos. 3) Puerto Bolívar donde el S2 S/1 Milver Soto Moreno entrega 500 mil pesos colombianos.

Luis Augusto Piligra Jiménez junto a Diosdado Cabello

Explicó ese funcionario que el monto total de ese pote se lo entregaba al Capitán Williams Rivas semanalmente, quien enviaba a su chofer con un sobre, a la 92 Brigada Caribe, y entregarlo al primer teniente al Ptte Jhonatan Gómez, que está adscrito al 922 Batallón Blindados Vencedores de Araure. Según lo revelado en ese caso, ese primer teniente se encargaba de mantener al personal de confianza en los diferentes puestos de control para que pudieran sostener el pote. La red del “pote” la maneja, según el funcionario, José Noel Ortega Fandiño alias El Cherry.

La declaración que hizo el funcionario ese 22 de septiembre da cuenta de haber observado al capitán reunirse con un colombiano a quien identifica como alias Alfonso conocido en la zona como guerrillero disidente de las FARC al mando de alias Ferley; esas reuniones se habrían realizado en diversos lugares: estas reuniones se realizaban en diversas direcciones, una de ellas en la Parada del Buey y la otra en el Sector Tres Esquinas, de El Nula, Apure.

La historia del capitán venezolano brutalmente torturado que fue juzgado dos veces por los mismos delitos - Infobae

jueves, 21 de octubre de 2021

El decreto de Nicolás Maduro que pretende convertir a los presos políticos en reclusos comunes

 

Al cambiar la figura y el nombre de los principales centros de tortura en el país, los guerrilleros quedan bajo custodia castrense, mientras que los militares pasarán a depender del Ministerio Penitenciario


Sebastiana Barráez/ jueves 21 de octubre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae 


La estructura de poder en Venezuela, durante años, instaló una plataforma de tortura y violación a los derechos humanos, con participación de funcionarios militares y policiales, medicina forense, jueces, fiscales, defensores públicos, incluso abogados privados. La nueva estrategia es calificar a los presos políticos como delincuentes comunes cambiando la figura y el nombre de los principales centros de tortura en el país, al pasarlos de los organismos de Inteligencia al Ministerio Penitenciario. El informe de la Misión de Determinación de los Hechos y la supuesta visita de la Corte Penal Internacional (CPI) apuraron la medida.

La cárcel de Ramo Verde

Militares como el general Raúl Baduel, a quien le imputaron conspiración y traición a la patria cuando estaba a punto de terminar su condena por corrupción, solo para mantenerlo preso y quien tenía casi cinco años sin juicio en el centro de tortura La Tumba del Sebin, lo pasaron a otra cárcel del SEBIN a la que le cambiaron el nombre; murió ahí. Otro de los militares presos políticos más simbólicos, Caguaripano Scott, también fue llevado al SEBIN, obligado a usar el uniforme de los presos de las cárceles comunes.

Todo es parte del decreto que en mayo firmó Nicolás Maduro para maquillar la cara de los centros de tortura, para desaparecer la fachada y el nombre de los lugares donde han sido torturados y asesinados varios presos políticos.

La hermana del capitán de Navío De La Sotta Quiroga ha llevado su reclamo a diversas instancias internacionales

Ya sucedió en El Helicoide y en la DGCIM Boleíta en Caracas. Lo mismo sucederá con las otras cárceles o centros de reclusión donde hay presos políticos civiles y militares, como Fuerte Tiuna; incluso también ocurrirá con la única verdadera cárcel militar en Venezuela, el Centro de Procesados Militares de Ramo Verde en el estado Miranda.

Los presos políticos pasan a tener estatus de presos comunes: los únicos que mantendrán un estatus distinto son los guerrilleros del Décimo  Frente de las FARC que dirige Gentil Duarte, de los cuales hay bastantes en la DGCIM y en Ramo Verde.

El 15 de octubre fue el acto de entrega de la custodia en la DGCIM Boleíta, con retiro de los estandartes militares, siendo sustituidos por los del Ministerio Penitenciario. Obligaron a los militares detenidos a usar el uniforme de presos comunes, lo que  causó la protesta de algunos de ellos, como también ocurrió en El Helicoide con Baduel y Caguaripano.

Parte del decreto de mayo de 2021

La ONU y Bachelet
Familiares de presos políticos militares y civiles le entregaron a la representante de la ONU en Venezuela un documento sobre la situación de los militares presos políticos. Cuando poco después llegó uno de los delegados de Bachelet y reconoció que el gobierno venezolano no reconoce el estatus de preso político.

Las familias denuncian la inacción que los delegados en Venezuela de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ante los funcionarios del régimen venezolano, en detrimento de los detenidos, torturados física y psicológicamente en los sótanos de la DGCIM, del SEBIN, de El Helicoide y otras instalaciones.

El primer caso ocurrió con los detenidos en La Tumba, centro de tortura, ubicado en el sótano del edificio principal del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN); desde el 2014, con un intervalo de 6 meses durante el cual estuvo el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, hasta ahora, el director del organismo ha sido el General en Jefe (Ej) Gustavo Enrique González López, uno de los hombres más incondicionales de Diosdado Cabello Rondón.

El GJ Gustavo González López, jefe del SEBIN desde hace años

Los Tribunales Militares han violentado el debido proceso de los presos políticos militares

Desde La Tumba hasta El Helicoide, que también estaba a cargo del SEBIN, trasladaron al General en Jefe (Ej) Raúl Isaías Baduel, quien 12 días después muere en condiciones aun no esclarecidas totalmente; también trasladan al capitán (GNB) Juan Carlos Caguaripano Scott, quien lideró la Operación David, la del asalto al Fuerte Paramacay en el 2017.

A El Helicoide le cambiaron el nombre por Centro de Reclusión Región Capital de Máxima Seguridad; anteriormente habían pintado diversas áreas, arreglado la forma del lugar para hacerlo más agradable a la vista de los delegados de Bachelet. Aunque Nicolás Maduro decretó en mayo que en un mes dichos lugares deberían pasar a manos del Ministerio Penitenciario, fue hace un par de semanas, quizá por el duro informe de la Misión de Determinación de los Hechos cuando se aceleró el traslado.

Hay guerrilleros presos en DGCIM por la muerte de militares asesinados en Apure

Ni casa de los sueños
En la sede principal de la DGCIM en Boleíta empezó la inusual presencia de muchos policías nacionales. Llegaron altos funcionarios del Ejecutivo y anunciaron que la custodia ya no estará en manos de militares, de manera que el coronel (GNB) Asdrúbal José Brito Hernández, quien era el director de Investigaciones, fue sustituido por un funcionario del Ministerio Penitenciario, a quien un custodio de la DGCIM describe como “mal hablado, tal como hablan los pranes, no tiene ninguna formación. Veo estoy muy mal, porque varios de los funcionarios del Ministerio Penitenciario son expresidiarios”, le dijo a Infobae un custodio militar.

Dice el funcionario de la DGCIM que en la explicación que dio el nuevo director de los detenidos en DGCIM fue “que en las próximas semanas ya no estaríamos aquí porque seríamos relevados por personal del Ministerio porque esto ahora es una cárcel de máxima seguridad porque las personas que están aquí son muy peligrosas”. “Y la ministra Contreras dijo en un discurso que a los presos aquí los tratarían de reinsertar a la sociedad. Varios de los militares detenidos la increparon diciéndole que ellos no eran violadores ni asesinos, que eran presos políticos. La respuesta que ella les dio fue: ‘si, si, serán hombres nuevos’, por lo que concluí que ella no sabe a qué se referían los militares en su reclamo”.

Aunque la Ministra del Servicio Penitenciario es la abogada Mirelys Zulay Contreras Moreno, en realidad se mantiene intacta la plataforma de personal que instaló la exministra María Iris Varela Rangel.

El centro de tortura de la DGCIM es ahora Centro de Máxima Seguridad, aunque no terminan de quitar el nombre DGCIM. La seguridad externa del lugar también cambió. La línea de mando, que se encontraba en la entrada del edificio, después de subir unos cuantos escalones, ya no está; en los últimos meses han estado colocando ahí propaganda política en alusión a Nicolás Maduro, a Hugo Chávez y algunos pensamientos de ellos.

Ministra Mirelys Contreras en visita a centros penitenciarios

La Policia Nacional a la que pertenece el FAES tomó control de la custodia de presos políticos en la sede DGCIM

El área llamada La Pecera, donde los detenidos recibían las visitas de sus familiares, está plagada de fotos de Nicolás Maduro, Chávez y el che Guevara. El lugar fue remodelado, construyeron oficinas y echaron pintura nueva. Los cuartos de tortura ya no existen en esa sede. Ni siquiera el llamado “refrigerador” que era un camión donde enviaban a muchas personas a quienes no les aparecían dolientes o cuyas familias no sabían que estaban ahí, se sabe qué hicieron con él.

Por otro lado, los guerrilleros del Décimo Frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que son más de 40, no reciben visitas, están aislados en la Casa de Los Sueños y no fueron uniformados. “Ellos no tienen causa abierta en tribunales, es decir, ellos están aquí como castigados, no presos”, revela el custodio que habló con Infobae.

Es importante destacar que la Casa de Los Sueños fue remodelada, pintada de blanco y le dibujaron en letras grandes, parafraseando al che Guevara: “aquí nace el hombre nuevo”. Entre los disidentes de las FARC que se encuentran detenidos hay algunos jefes de la organización que tenían mando en el estado Apure. “El acento de algunos es colombiano, pero otros son del llano venezolano”, reveló el custodio.

Desde que Bachelet visitó a Venezuela la situación de tortura y violación de DDHH se ha profundizado

El decreto
En la Gaceta Oficial 42.125 del 12 de mayo 2021, con el decreto 4.610, Nicolás Maduro ordena que, en un mes, es decir, el 12 de junio, la DGCIM y el SEBIN deben transferir al Ministerio Penitenciario las funciones de custodia de los detenidos. Tampoco se cumplió. Pasaron cinco meses para la ejecución del decreto:

Artículo 1º. La Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), órgano desconcentrado del Ministerio de Defensa y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), órgano desconcentrado del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, deberán transferir al Ministerio para el Servicio Penitenciario el ejercicio de las funciones de custodia de personas privadas de libertad, en el plazo de treinta (30) días contados a partir de la entrada en vigencia de este Decreto.

Artículo 2º. Se exhorta al Ministerio Público y al Poder Judicial a adoptar las medidas necesarias para contribuir con el cumplimiento de este Decreto, incluyendo la emisión de las autorizaciones pertinentes para el traslado a otros recintos de las personas que actualmente permanecen privadas de libertad en las instalaciones de la DGCIM y el SEBIN.

A los detenidos en la sede de la DGCIM en Boleita los custodian funcionarios del Ministerio Penitenciario

Artículo 3º. La DGCIM y el SEBIN deberán adecuar su estructura, normas de funcionamiento, manuales y procedimientos a lo dispuesto en el presente Decreto.

Presos civiles de la cárcel de Ramo Verde empezaron a ser trasladados a cárceles comunes, también a los del SEBIN y DGCIM, seguirán con Fuerte Tiuna.

El decreto de Nicolás Maduro que pretende convertir a los presos políticos en reclusos comunes - Infobae

 

Los desesperados esfuerzos del máximo jefe militar chavista por culpar a grupos colombianos del tráfico de drogas en Venezuela

  El general Domingo Antonio Hernández Lárez dice que la FANB cumple con la defensa del territorio y la soberanía, pero la zona fronteriza e...