martes, 26 de octubre de 2021

“A usted Diosdado”

 

Sebastiana Barráez / martes 26 de octubre 2021

@SebastianaB

 

Tomado de FronteraViva

La periodista venezolana Sebastiana Barráez, a través de un video subido el pasado lunes 25 de octubre en la red social Instagram, envía un claro mensaje a Diosdado Cabello, diputado a la Asamblea Nacional y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). En el video, Barráez, entre otras cosas, expone abiertamente los nexos del dirigente oficialista con la guerrilla colombiana y su afán por maltratar y ofender a las mujeres, dejando un claro resentimiento y misoginia en su actuar. (https://www.youtube.com/watch?v=wb-5_gvBblA).


Durante años Sebastiana Barráez ha denunciado la presencia de la guerrilla en Venezuela

Aquí el mensaje completo:

25 de octubre de 2021

En su atropellado desespero por proteger a la guerrilla colombiana usted me ha calificado de estar relacionada con el narcoparamilitarismo colombiano. No seas tan sucio, Diosdado. Rebasa usted los límites de la confrontación, abusa usted del poder que Nicolás Maduro le permite tener aun, de la parcela que le queda en el control del SEBIN.

¿Tanta ambición de poder tiene usted que no se cansa de sembrar dolor, muerte y llenar de sombras el alma de miles de seres humanos? Puede mirar a los ojos de esa hermosa hija que tiene sin pensar en cada familia que usted ha destruido, que a través de los mensajes en su programita los ha convertido en objetivo de los funcionarios militares y policiales, pero en algún momento debe detenerse en ese lugar entre la isla y el palacio de los hados y recordar a Nietzsche : “Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti”.

Supongo que el general Gustavo González López se apresuró a hacer un expediente en mi contra basado en cualquier invento, con algún funcionario de testigo estrella que jure sobre mil cruces que me ha visto en tal o cual lugar, reunida con tal o cual persona, sin que yo jamás haya estado ahí, sin que yo me hubiera atrevido a estar ahí.

Porque hace años Diosdado que he denunciado, con pruebas, no con inventos como los suyos, la presencia de los paramilitares y de la guerrilla en territorio venezolano. Miles, miles, de artículos míos así lo demuestran. He señalado los lugares, algunos con coordenadas, sobre los campamentos o las casas base de esas organizaciones en territorio venezolano.

A lo largo de los años y desde que apenas era una chica y empecé a trabajar la fuente de fronteras, he entrevistado a integrantes de varios grupos guerrilleros, pero no hay una sola entrevista, contacto o relación con grupos paramilitares.

Si va a acusarme, trate de montar algo menos grotesco que relacionarme con los paramilitares y el narcotráfico. ¿Pretende hacerse el loco de desconocer que cuando murió mi padre tuve que asistir con protección militar al velorio y al cementerio, porque los paracos, que tenían la certeza de que estaría ahí para despedir a mi amado viejo, pretendían aprovecharse para atentar contra mí? Era casi la única voz solitaria que, desde el semanario Quinto Día, denunciaba la presencia de los paracos en nuestra frontera, descubría sus casas de abrigo y las relaciones con diversos sectores a quienes ellos extorsionan.

Diosdado, ni a guerrilla ni a paracos se les ocurriría escribirme una carta pidiendo ayuda, como lo hizo las FARC con usted. En el fondo sabe que quien ha contribuido a que guerrilleros, paramilitares, ambos relacionados al narcotráfico, permeen y se instalen en nuestro territorio, es un  traidor a la patria. Yo los he enfrentado, usted los está protegiendo al atacarme, porque soy la periodista que desde hace años ha señalado a esas organizaciones guerrilleras y paramilitares. Y no he tratado de inventarles nombres para confundir a la opinión pública diciéndoles grupos generadores de violencia, o TANCOL, no, los he identificado claramente llamándolos guerrilla o paramilitares según sea el caso. ¿Sabe por qué? Porque tengo respeto por mi audiencia, porque no los manipulo como hace usted.

Carta de las FARC dirigida a Diosdado Cabello

¿Niegue que usted protege a la guerrilla, la misma que ha asesinado a gran cantidad de militares venezolanos, que usted no menciona en su programita, pero que yo sí he publicado en mis artículos?

El hecho de que no diga algunas cosas Diosdado, no significa que nos las sepa. Yo creo que debería tratarse ese problema que tiene con las mujeres. ¿No se lo han dicho sus amigos? Cuando usted degrada, humilla, arrincona, desprestigia y amenaza siempre su objetivo más común, es una mujer. No es por eso que trata de desgradar a una mujer hermosa y coherente como María Corina, a periodistas de quienes no soporta que no sean sumisas y que jamás le dirán a usted “sí, mi capitán”, como Carla Angola, Patricia Poleo, Marianella Salazar, Ybeyise Pacheco, poli3ticas como la gobernadora Laidy Gómez, Delsa Solórzano o incluso Michelle Bachelet; lo hace con fijación misógina, porque pretende descalificarlas llamándolas locas, alcohólicas, enfermas, compradas por el imperio y otras miserias más. ¿Sabe Diosdado? Creo que debería mirar mejor a su alrededor.

Su problema no es solo que siempre se salva usted y por eso deja atrás a sus amigos militares y civiles que caen en desgracia como a Miguel Rodríguez Torres, a Hugo Carvajal Barrios, a algunos de sus amigos de las FARC que están presos, sino que usted se mueve en las sombras.

Siente miedo de salir del juego de poder y en su desespero busca la audiencia que ha perdido en el mundo militar, en el Polo Patriótico y en el Psuv. Ha pasado de ser jefe, presidente y director a ser subalterno y solo le queda el programita corrupto. ¡Ah! y no soy yo precisamente la que aparece en numerosas investigaciones relacionadas con el narcotráfico.

Mire Diosdado, yo no tengo poder, solo la convicción cierta de defender a mi patria, a mis montañas azules y al tapiz verde de mi frontera maltratada y esquilmada. Usted sí tiene poder, ha tenido el poder de ordenar que me hicieran un expediente lo más retorcido posible que me relacione con criminales y asesinos.

¿Qué tanto es su poder que se reduce a la intolerancia de no aceptar que yo exija, como una fastidiosa letanía, que la Fuerza Armada cumpla con su función de defender el territorio y la soberanía?

Diosdado, le dedico una frase que no es mía: “cuanto más atrás puedas mirar, más adelante verás”.

Y a ustedes mis lectores y audiencia les dedico una oración que tampoco me pertenece: “Nunca se rindan, nunca cedan, por las convicciones del honor y el buen sentido. Nunca cedan a la fuerza; nunca cedan al aparentemente abrumador poderío del enemigo”

Diosdado, esta guerra, no la puedo librar yo sola, así que Dios la librará por mí.

 


https://www.fronteraviva.com/a-usted-diosdado/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El informe de Una Ventana a la Libertad descubre la situación real en las cárceles en Venezuela

Desde el retardo procesal y las enfermedades en prisión hasta el maltrato que reciben las familias que visitan a los detenidos, el trabajo d...