lunes, 30 de noviembre de 2020

La expulsión de 1.473 miembros de la Guardia Nacional Bolivariana revela los alarmantes niveles de deserción de militares en Venezuela

 La medida, tomada sin realizar el procedimiento legal requerido, acelera la destrucción de la institución tras los miles de ceses ocurridos en 2019



Sebastiana Barráez/ lunes 30 de noviembre 2020

@SebastianaB

Tomado de Infobae 

 

Mientras por un lado la Fuerza Armada Nacional Bolivariana condecora a un cantante de rock disfrazado, ascienden a destiempo a gran cantidad de militares en los diversos componentes para tratar de rellenar las vacantes insostenibles en las unidades militares, por otro en un componente, en este caso solo en la Guardia Nacional Bolivariana, el 25 de noviembre 2020 se ordena la separación de la institución castrense a mil 473 militares correspondientes a la tropa.

Nicolás Maduro en el aniversario de la GNB el 4 de agosto 2020

La decisión es la Nr. 49476, basada en el punto de cuenta 03074 y la suscribe el comandante general que es el MG Fabio Enrique Zavarse Pabón. Lo insólito es que usa como excusa “el debe de no incurrir en actos o acciones afectados en los artículos 1, 13, 17 y 19 de la Ley Contra la Corrupción”.

En el punto quinto dice que “como consecuencia de los trámites administrativos realizados en beneficio del interés del personal de Tropa Profesional que se encuentra en estado difuso dentro del componente, a pesar del llamado reiterado para que normalicen su condición y que hasta la fecha, en la mayoría de los efectivos militares  que se encuentran en esta situación han hecho caso omiso al llamamiento de sus comandantes naturales, creando un ambiente de desobediencia e indisciplina, afectando con su conducta el interés jurídico del Patrimonio Público del Estado, quien es víctima por estar vinculado a los sueldos y otros beneficios económicos”.

Son cientos de nombres que demuestran la destrucción de la FANB

En realidad, lo que hay es una acelerada destrucción de la institución armada y lo que demuestra el documento es que la deserción de la tropa es alarmante. Recordemos que el 7 de diciembre 2019, Zavarse Pabón también separó de la GNB a 5.976 sargentos de ese componente. (https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/12/12/separaron-de-la-fuerza-armada-venezolana-a-casi-6000-sargentos-por-hacer-caso-omiso-del-llamamiento-de-sus-comandantes-naturales/)

Y la lista que no hace pública es donde se refleja la deserción de tenientes, capitanes, mayores, tenientes coroneles, coroneles y generales. Zavarse utiliza los mismos argumentos para justificar la aberrante decisión, porque los desertores no son separados legalmente con la sentencia de un tribunal.

Observe la decisión tomada por la Fuerza Armada

Los argumentos de la resolución no se adaptan a los hechos y otra vez utiliza los artículos 1, 13, 17 y 19 de la Ley Anticorrupción, cuando el número 1 es el objeto de la Ley, el 13 menos relación tiene porque destaca que “los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad política o económica alguna...”. En el caso del artículo 17 es el relacionado a la administración de los bienes y recursos públicos. Y en el 19 se establece que los funcionarios y empleados públicos actuarán de conformidad con lo establecido en la ley. O sea, nada de esos sustenta que los desertores sean expulsados sin juicio previo.

Ni siquiera la ilegal Ley Constitucional de la Fuerza Armada tiene con qué darle basamento a esa decisión.

MG Fabio Zavarse Pabón comandnate general de la Guardia Nacional

Cuántos son

El total son mil 473 tropa de la GNB.

Diez Sargento Superior, entre ellos es relevante que tres son del Comando de Zona 11 y cuatro del Cuartel.

16 Sargento Ayudante, cinco del Cuartel, dos de la Guardia del Pueblo, los otros de los Comando de Zona 21, 44, 11 y 62.

19 Sargento Mayor de Primera, entre los que hay 6 del Cuartel, los otros de los Comandos de Zona, resaltando los del CZ11 y de otros.

30 Sargento Mayor de Segunda, destacando cuatro del Cuartel, tres de Educación y el resto de los CZ, otra vez resaltando el CZ11.

192 Sargento Mayor de Tercera, la mayoría de los Comandos de Zona, otra vez el 11 como referencia, algunos del Cuartel, uno de antidrogas y uno del Ministerio de la Defensa.

635 Sargento Primero, entre ellos 9 de antidrogas, varios de Educación, Cuartel, Milicia e incluso del Comando Antiextorsión de Secuestro; la mayoría de los diversos CZ.

571 Sargento Segundo, también de Antidrogas, Cuartel, Educación, Guardia del Pueblo y el resto de los diversos Comando de Zona. 

Por miles

En julio 2020, el Ministro de la Defensa, GJ Vladimir Padrino López, emitió las resoluciones que retiran de la Fuerza Armada a 302 oficiales del componente Ejército Bolivariano, entre ellos a un coronel, tres tenientes coroneles, seis mayores, 27 capitanes, 142 primeros tenientes y 123 tenientes del Ejército venezolano que fueron separados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), luego de haber sido sometidos a un Consejo de Investigación. (http://www.sebastianasinsecretos.com/2020/07/el-jefe-del-ejercito-de-venezuela.html)

Vladimir Padrino López junto al general (GNB) Néstor Reverol 
y el almirante Remigio Ceballos

En esa lista del Ejército se observa que el oficial de más alto rango y el único con ese grado militar es el coronel José Alberto García Cárdenas. Los tres comandantes, son los tenientes coroneles José Luis Payema, Juan Antonio Hurtado Campos y César Ramon Matos Sucre. Entre los seis mayores una mujer, Mary Yelizza Ramírez Urbina y los hombres: Richard Leonardo Luengo Valbuena, Eduardo Antonio Galué Segovia, Edward Alejandro Salón Brito, Jorge Enrique García Rojas y José Gregorio Basantes Márquez.

El Comandante General del Ejército, el mayor general Domingo Antonio Hernández Larez bas+o sus argumentos para la expulsión de esos 302 oficiales, entre otros en el artículo 94 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos.

Lo que resulta extraño es que ese articulado que menciona determina que el separado de la FANB puede apelar al recurso de reconsideración, “procederá contra todo acto administrativo de carácter particular y deberá ser interpuesto dentro de los quince (15) días siguientes a la notificación del acto que se impugna, por ante el funcionario que lo dictó. Si el acto no pone fin a la vía administrativa, el órgano ante el cual se interpone este recurso, decidirá dentro de los quince (15) días siguientes al recibo del mismo. Contra esta decisión no puede interponerse de nuevo dicho recurso”.

La GNB ha sido determinante en el control de las protestas en Venezuela

Finalmente hay que recordar que a los militares que participaron el 30 de abril en la llamada Operación Libertad, Maduró los degradó y expulsó de la Fuerza Armada; en total fueron 55 militares, encabezados por el general de división Manuel Cristopher Figuera, ex jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN). (https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/09/el-regimen-de-maduro-expulsa-y-degrada-militares-pero-no-detiene-la-conspiracion-en-la-fuerza-armada-de-venezuela/)

Esa fue la quinta vez que Maduro usó la figura de degradar y expulsar a oficiales, especialmente aquellos de quienes ha sospechado que conspiran en su contra, a excepto de la primera vez, cuya lista fue de 11 militares involucrados en la masacre de Barlovento. Desde entonces fueron listas por razones políticas: la segunda de 24 militares, la tercera de 116 y la cuarta de 13 altos oficiales.


https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/11/30/la-expulsion-de-1473-miembros-de-la-guardia-nacional-bolivariana-revela-los-alarmantes-niveles-de-desercion-de-militares-en-venezuela/


domingo, 29 de noviembre de 2020

“Nos salvamos porque Dios es aviador también”: el relato de uno de los dos pilotos de los F16 que enfrentaron a 96 aviones en el Golpe Militar de 1992

 El teniente coronel Guillermo Beltrán Vielma recordó el día, que por segunda vez en ese año, intentaron derrocar al presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez


Sebastiana Barráez/ domingo 27 de noviembre 2020

@SebastianaB

Tomado de Infobae 

 

 

Cuando pasaron las horas y el intento de Golpe de Estado, aquel 27 de noviembre de 1992, ya estaba controlado “uno empieza a medir las consecuencias, se pregunta cuántos infiltrados he tenido junto a mí y ahí empiezo a reaccionar, a darme cuenta de que nosotros nos salvamos porque Dios es aviador también. Llamé a mi esposa que estaba con los nervios al extremo, porque no nos habíamos comunicado, pues entonces no había celulares. Y de repente es cuando uno piensa en la familia, en que podía no haber vuelto para contarlo; nos sentamos unos minutos en la capilla, callados, oramos un rato y le dimos gracias a Dios. Ahí es cuando, de verdad, uno aterriza”.

Tcnel (Av) Guillermo Beltrán Vielma piloto que voló uno de los F16 
contra los aviones del Golpe 27N

Lo relata en entrevista para Infobae el teniente coronel (Av) Guillermo Beltrán Vielma, graduado en 1986, promoción “Juan Crisóstomo Ledezma Santaella”, uno de los pilotos de combate de los dos F16 que vencieron a casi un centenar de aviones que estaban en manos de los golpistas el día que por segunda vez en ese año los militares intentaron derrocar al presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez.

Beltrán, quien es piloto de prueba e Instructor de Vuelo, con más de 3.000 horas en aviones militares F-16, VF-5 y T2-D, además es licenciado en Ciencias y Artes Militares, experto en Operaciones Aéreas Tácticas y Estratégicas de Gran Escala, Oficial de Estado Mayor con Maestría en el Empleo del Poder Aéreo, explica que “el poder aeroespacial hoy en día es tan importante porque maneja la cuarta dimensión, no es lo mismo un tanque o un barco que el avión viene, con la misma capacidad de fuego y poder militar, pero 20 veces más rápido y ahí domina el tiempo, por ello el poder aéreo es muy eficaz en las guerras”.

Los insurrectos empezaron a atacar unidades militares, como la Guarida de Honor, Palacio de Miraflores, la DSIP, con aviones Bronco, Tucanos, Mirage y helicópteros. Quizá por eso a Beltrán le molesta la celebración del 27N, “porque cuando se celebra una fecha patria es porque algo se ganó: el 27 de noviembre es una fecha nefasta porque lo que hubo fue muertos, heridos, rendidos, fratricidio”.

La única forma de neutralizar a los F16 era atacando la pista de Barquisimeto. “Mandan dos Mirage, pero logramos saberlo antes: a un avión lo teníamos de sombrilla o escolta por si venía un ataque y el otro estaba en tierra reabasteciéndolo, en medio de las limitaciones que teníamos. Los Mirage nos dispararon sus cañones de 50mlts, pero le pegaron al avión de ganado que había llegado en la madrugada y estaba en la rampa del aeropuerto civil”.

Beltrán Vielma asegura que cuando el otro piloto de F16, Helímenas Labarca le pregunta si se equivocaron. le respondo “Jamás en la vida y si hubiera que repetirlo, lo haríamos mil veces”, dice el oficial que se graduó con honores en la Academia Inter-Americana de las Fuerzas Aéreas (IAAFA), Oficial Piloto Instructor de Intercambio con la US NAVY por 2 años en la Estación Naval de Meridian, Mississippi. Participante de la Operación Red Flag con F-16 en Nellis AFB, Las Vegas, Nevada.

Beltrán Vielma en 1992

Confiesa que llegó a pensar que quienes participaban en el Golpe eran extranjeros. “Hasta que llegué a Caracas, y vi que eran compañeros contemporáneos míos, después generalotes de esa aviación desgarrada que tenemos. Llegué a pensar qué marciano, qué extraterrestres, qué enemigo podría estar atacando el palacio de Miraflores. Muchos de ellos me dijeron después que los habían engañado, que les habían mentido en nombre el populismo”.

La historia del 27N se resume en la traición a la Fuerza Armada venezolana, al uso de las armas de la República para tumbar a un presidente legal en el poder, a la muerte de culpables y de muchos inocentes, del quiebre institucional, pero fundamentalmente a los dos F16 que enfrentaron a 96 aeronaves que estaban en manos de los insurrectos y que hicieron historia en la primera guerra en los cielos venezolanos.

¿Qué fue exactamente lo que pasó ese 27 de noviembre de 1992 que marcó a la Fuerza Aérea de Venezuela?

Es una fecha nefasta, donde militares usando las armas de la República para defender las instituciones y la democracia, las usaron para tratar de desestabilizar. Algunos jefes, penetrados en pensamientos izquierdistas comunistas, convencieron y arrastraron a muchos jóvenes a hacer algo ilegal e injusto. Ese 27N fue la continuación del 4F, donde la preponderancia la tuvo el Ejército con el poder terrestre.

¿Dónde estaba usted ese día y cuál fue su actuación?

Como se acercaba el aniversario de la Fuerza Aérea, el 10 de diciembre, de la cual se van a cumplir 100 años, la mayoría de los aviones estaba en Maracay. Yo era teniente y no fui ese día precisamente porque tenía guardia de servicio en Barquisimeto, donde era instructor de la Escuela de Combate; hacía menos de dos meses que había llegado de la operación Red Flag.

Los insurrectos dando el mensaje después de tomar VTV

¿Cuál fue su actuación, entonces?

En la víspera del 27N ya había muchos rumores. Todas las unidades de combate tienen aviones de alerta con pilotos de alerta y yo estaba en Barquisimeto en alerta como jefe de servicios, porque los F16 estaban en Maracay; todos los aviones de toda la Fuerza Aérea de todo el país, por lo menos 110 aviones de 120 estaban en Maracay. Un hecho aislado prendió las alarmas; a las 12 de la noche, el guardia que baja a inspeccionar un avión de carga de ganado llegado de República Dominicana ve que del avión brincan tres personas que echan a correr por la rampa y dos de ellos saltan la cerca y se meten a la Base Aérea de Barquisimeto. A las 4 o 5 de la madrugada (los golpistas) estaban tomando la Base Aérea de Maracay.

¿Ahí sí arrancó la intentona golpista?

Exacto. Empiezan a tomar las unidades con muy mala planificación por parte de los líderes de esa insurrección, Luis Reyes Reyes, Francisco Visconti y todos ellos, quienes no consideraron resguardar el poder principal de la Fuerza Aérea que eran los F16, sino que empezaron a tomar los helicópteros, Hércules, Mirage.

¿Por qué cree que pasó eso?

Ellos tenían muchos pilotos de diferentes unidades, excepto de los F16, porque la doctrina está bien conformada y sólo confiaban en los 3 pilotos F16 que se metieron, que fueron (Luis Ranón) Reyes Reyes, (Luis Alberto) Plaza Paz y (Alexis José) Colina Sánchez, un general que votaron por corrupto. Para ellos fue un error grave no haber tomado los F16 y que el piloto de alerta y el de relevo, que estaban en la unidad, se montaron y despegaron. Si los F16 hubiesen apoyado esa insurrección, otro hubiese sido el resultado.

¿Los F16 empiezan a volar con pilotos aliados del gobierno de turno?

Si, dos pilotos y dos aviones, solamente.

Jesse Chacón ya rendido, participó en el ataque a VTV. 
Ha sido ministro y es embajador en Austria

¿No fue sospechoso que a unos meses del 4F planifiquen el desfile de la Fuerza Aérea concentrando tal cantidad de aviones en Maracay?

La realidad histórica ha demostrado que estaba comprometido el 25% de todo el personal, el otro 25% estuvo en contra y el 50% restante esperó a ver qué pasaba. De dónde viene la orden y quién la da, es lo que determina la decisión de un piloto cuando se monta a un avión, prende y lleva hasta 20 bombas; una sola bomba puede destruir una casa completa y el daño colateral es de unos 300mts. Un Bronco puede llevar dos; a Barquisimeto fueron 8 aviones y le echaron cohetes, bombas y cañones a todo lo que se consiguieron, buscando destruir los dos F16 que estábamos operando allá.

¿Entonces el 27N fue mucho más violento y letal que el 4F?

Por supuesto, ese es el problema del daño colateral que genera el arma aérea. En Caracas los Bronco llevaban dos lanzadores de cohetes y cada lanzador 32 cohetes; un cohete es como dos granadas de mano que explotan simultáneamente. Los golpistas, con todo el poder aéreo aplicaron ‘donde no te rindas, te ataco’ y se oían a personas conocidas advirtiendo eso.

¿En qué sitios los golpistas causaron daño con los aviones?

En la mayoría de las unidades militares en Maracay y Caracas; no se sabe cuál fue la verdadera consecuencia de los daños colaterales porque atacaron a civiles que no son objetivos militares. En Caracas ocurrió algo inédito, los Bronco disparaban en un lado y otro porque, aunque trataban de disparar a puntos específicos, causaron daños colaterales. Mucha gente murió ahí.

El general Francisco Visconti, el principal jefe de la Aviación en la intentona del 27N

¿Están cuantificados los muertos del 27N?

Se habla de entre 200 y 300, porque ahí entra mucho militar, el que pasaba por el lugar.

Es complejo y difícil entender las órdenes como “derribe los aviones que están sobre la Capital” y tú tienes el arma y el poder para poderlo hacer. Cuando voy detrás del avión, sé que debajo de él hay casas, edificios y el proyectil que no le pegue al avión, va para abajo; es pensar en la responsabilidad y consecuencias aun cuando ese avión enemigo está haciendo más daño porque está disparando sobre la capital y en algunos casos no contra objetivos militares, sólo para fracturar la institucionalidad democrática.

¿Quién dio la orden de derribar todos los aviones que estaba sobrevolando Caracas?

El presidente de la república Carlos Andrés Pérez.

¿Cuántos aviones fueron derribados?

(Silencio corto) Derribos formales, fueron tres; uno en Barquisimeto, uno en Maracay y uno en Caracas. Tucanos impactados sin derribo, solo daños, fueron 8; se impactó para efecto psicológico, de manera que, si golpeo un avión, el piloto va a decir ‘Yo no vuelo más porque ahí hay alguien y me va a matar’.

La guerra en el cielo cuando un F16 derriba a un Bronco aquel 27N

¿Eso ocurrió en La Carlota?

Al avión en La Carlota lo impacta una artillería antiaérea. No entendíamos por qué llegaron a esos niveles de locura y menos cuando escuchábamos los gritos de personas conocidas a través de las transmisiones. Nosotros sólo teníamos dos aviones que podíamos recargar de combustible, pero no de municiones, eran sólo dos aviones alerta con sus proyectiles. Las misiones empezaron a salir a cumplir la orden directa del presidente como única forma de neutralizar el daño contra la institución democrática.

¿Qué fue lo que oyó a través de los radios que le causó tanta perturbación?

En una de las misiones, cuando llegué a Caracas, pongo la frecuencia de la torre, clarito escuché a William Fariñas gritarle a un subteniente de un Bronco, lo que me hizo tomar la decisión final. El subteniente le dijo a Fariñas que está en tierra; ‘Mi comandante, yo no voy a disparar porque ahí hay civiles’. La respuesta de Fariñas fue: ‘Mald…nuevo, dispara’. Le confieso que antes de despegar nos habíamos dicho ‘no matemos a los pilotos’, por aquello de la doctrina de un avión muy poderoso contra otro, así como la doctrina de combate, la intención es neutralizar lo antes posible. Cuando yo oí a Fariñas, llamo por radio y digo que desalojen la Capital porque hay instrucciones de derribo, dando la oportunidad a que se den cuenta del poder del F16 contra cualquier avión.

Una de las bombas que no estalló fue lanzada contra el Palacio de Miraflores

Quienes enfrentaron el Golpe derribando aviones son muy cautelosos en esa parte de la historia, ¿Es porque se menciona que violaron protocolos internacionales al atacar un avión aterrizando?¿No estaba justificado si lo más importante era salvar la república?

Correcto. Y es tan importante esa pregunta porque ante el Derecho Internacional Humanitario y los tratados internacionales de conflicto hay cosas que dice el que se defiende que debieron ocurrir, similar al que dice que a un paracaidista que va cayendo no se le debe disparar. Ahora bien, si ese paracaidista, tiene granadas y fusiles en qué se convierte una vez que suelte el paracaídas, eso es muy diferente al que se eyecta para salvarse. Con el avión es igual cuando es de guerra y no de pasajeros, una vez que el avión aterriza no lo va a guardar en el hangar para lavarlo y sacarlo a pasear; lo van a rearmar para salir a atacar como lo hicieron cientos de veces. Si yo no mato al piloto, por lo menos le estoy salvando la vida y eso lo hicimos muchas veces en ese día fatídico para Venezuela y para la Fuerza Aérea, sino muchos de ellos no estuvieran echando el cuento. La capacidad de tiro de un F16 es de 6 mil tiros por minuto, pero la capacidad montada son 500; cumplimos varias misiones con varios ataques y solo gastamos 280 porque teníamos que rendir los proyectiles. Se obligaron a aterrizar los aviones en la madrugada.

¿En el momento en el que desde el F16 se disponía a derribar a otro avión, llegó a pensar que en ese otro avión iba un compañero suyo?

Claro, claro. Y por eso, antes de comenzar a disparar, viendo lo que estaba ocurriendo, logramos que todos los aviones desalojaran. Mi voz y mi acento es muy particular porque soy de los Ándes, así que cuando empecé a hablar a través de los radios transmisores, advirtiéndoles “suelten el arma o les disparo”, supieron quién era yo y vinieron los insultos; recuerdo las voces de Fariñas, Rosales, que en paz descanse, y de otros.

Wilmar Castro Soteldo ha permanecido en el poder
 toda la revolución bolivariana

¿Quién de los que participó ese día le sorprendió a usted de manera particular?

Mis compañeros de Mérida, mi ciudad natal; nacidos y crecidos ahí, con quienes jugué metras. No entendía qué pastilla les dieron para meterse en eso, Muchos me dijeron que los habían engañado, que les dijeron que se estaba destruyendo el país. La noche anterior hubo influencia de alcohol, de celebración por parte de los pensadores maquiavélicos a los niveles de Reyes Reyes, (Wilmar Alfredo) Castro Soteldo, William Ramón Fariñas y todos los de esa lista. Unas de las condiciones que pusieron, entre ellos Visconti, en los dos Golpes, es que el comandante de la Base Aérea, General Juan Antonio Paredes Niño estuviera preso, porque era un líder natural. Era lógico, porque obedecerían a Paredes y no a Visconti.

¿Usted que piloteaba un F16, sintió miedo en algunos de esos momentos?

No, realmente uno se entrena y estaba muy joven, recién casado. Uno se transforma, esa es la pasión y entrega al trabajo. Y el piloto de combate está solo, eres el de armamento, el navegante, el piloto, el que toma decisiones, lo que llevas y lo que puede hacerte daño. Es una formación integral del piloto. A pesar de que a la pista de Barquisimeto le lanzaron once (11) bombas, el avión tiene tanto nivel de supervivencia que en medio de los huecos se limpiaron las piedras y el avión despegaba y cumplíamos la misión, ellos tiraron bombas al dormitorio y al estacionamiento de los oficiales. El único miedo es volar y no regresar, pero en ese momento es tanta la adrenalina, las razones y las causas que no piensas más que en cumplir la misión.

¿Usted en el avión iba solo?

Sí, los dos aviones eran monoplaza. Los Mirage, los F16 y los F5 eran por excelencia los aviones de caza. En la gestión del general Maximiliano Hernández Vásquez, estadista de la Fuerza Aérea, él logró coordinar la compra de veinticuatro (24) aviones, de los cuales seis (6) eran doble comando.

¿Recuerda qué pensaba en ese momento estando en el aire?

Cuando estaba en la cabecera preparándome para despegar, sin mucho tiempo para planificar, en esa misión que duró una (1) hora y diez (10) minutos, desde despegar de Barquisimeto e ir a Caracas, cumplir la misión y regresar. Antes de despegar me persigné y me dije a mí mismo ‘Dios ponga por delante lo que debe ser, no creo lo que está pasando, pero tengo esta misión’. Eso sí lo recuerdo.

William Fariñas otro de los que pretendieron el Golpe de EStado
 y también ha pemanecido en el poder con la revolución 

¿Después del 27N se encontró cara a cara con algunos de quienes intentaron tumbar al gobierno ese día?

Sí, a muchísimos de ellos, algunos que eran mis compañeros y trabajamos juntos, otros que estuvieron presos. Muchos oportunistas, otros con mucha rabia y sed de venganza, sentimiento que aún muchos tienen, sobre todo los que aún reciben privilegios, tienen rabia porque no los dejamos hacer lo que querían en 1992 y nos ven a nosotros como los malos.

¿Y a algunos de los jefes de ese 27N se los llegó a encontrar después?

Nunca me he encontrado con un Fariñas, un Castro Soteldo para decírselo en la cara. Desde el 11 de abril de 2002 a mí no se me permitió volar más, pero yo no me quería ir porque creí que esto iba a cambiar, aunque a un piloto que lo saquen del vuelo se desmoraliza; en Barquisimeto, durante mi último ascenso un coronel me dice que no quiere que asista al acto donde estaría el gobernador Reyes Reyes, pero yo le dije que sí lo iba a hacer. Se aseguraron de colocarme en una posición para que no quedara frente a él. Estuve siete años entre Puerto Ayacucho, El sombrero y Guasdualito, hasta que en el 2010 me botaron ilegalmente y después me persiguieron

https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/11/29/nos-salvamos-porque-dios-es-aviador-tambien-el-relato-de-uno-de-los-dos-pilotos-de-los-f16-que-enfrentaron-a-96-aviones-en-el-golpe-militar-en-1992/

viernes, 27 de noviembre de 2020

Después de que lo secuestraron descubrió que uno de sus captores era “el Loco Iván”, de las FARC: “Se hacía llamar Comandante Esteven”

 Jesús Vásquez, un comunicador empírico del estado Bolívar, reclama que el Ministerio Público engavetó el secuestro del que fue víctima por parte del ex presidente de Bauxilum y varios guerrilleros


Sebastiana Barráez/viernes 26 de noviembre 2020

@SebastianaB

Tomado de Infobae 

 

“Cuando vi, hace unos días, el caso de los guerrilleros de las FARC abatidos en Ciudad Bolívar reconocí, en las fotos del Loco Iván, al guerrillero que estuvo tratando de ahorcarme el día del secuestro. A ese individuo lo había visto muchas veces en Pijiguaos, pero se hacía llamar Comandante Esteven; Pedro Rivero era su mano derecha, quien siempre lo acompañaba y juntos hacían allanamiento a viviendas de los pobladores del Jobal y Capachal, pueblos ubicados al margen del rio Orinoco”, dice Jesús Vasquez un comunicador del estado Bolívar.


Jesús Vásquez, el comunicador que denunció su secuestro
 y la participación de funcionarios y guerrilla

Asegura que a partir de ahí entendió que “Bauxilum haya intentado manipular mi caso e incluso difamándome con una supuesta denuncia por violencia de género, realizada cuando el secuestro ya se había denunciado en Caracas. Las diligencias solicitadas por la Dirección de Derechos Humanos de la GNB fueron obstaculizadas por el General Adolfo Rodríguez Cepeda, quien ha sido colaborador de la guerrilla colombiana para mi búsqueda, así como el diputado del Consejo Legislativo de Bolívar, Jhon Zárate el llamado Canciller de la Guerrilla y mano derecha del gobernador Justo Noguera Pietri”.

Destaca Vásquez que “el actual presidente de Bauxilum, Ernesto Rivero trata de ocultar mi denuncia y lucha para que la causa no llegue a tribunales, además se niega a poner a disposición del Ministerio Público a los oficiales de Protección Planta ni a Pedro Rivero quienes participaron en mi secuestro”.

Aunque Jesús Vásquez no es periodista, realizó un diplomado en la Universidad Bolivariana de los Trabajadores Jesús Rivero (UBJRT) núcleo Sidor y creó el portal informativo Caicaraldia, que por razones de costos solo puede mantener por redes sociales. La ausencia de medios de comunicación digitales en el municipio Cedeño del estado Bolívar, lo convirtió en un reportero de su medio digital desde hace cuatro años.

Jesús Vásquez, el comunicador que denunció su secuestro
 y la participación de funcionarios y guerrilla

Desde esa plataforma Vásquez se dedicó a señalar casos de corrupción y lo que acontecía en la zona, lo que le permitió que algunos editores de medios de comunicación impresos, radiales y digitales le solicitaran apoyo para obtener informaciones de lo que sucedía en el municipio. 

Narra a Infobae que todo se trastocó el día 19 de noviembre 2019. “Yo estaba en las inmediaciones del edificio de telecomunicaciones del campamento Bauxilum Los Pijiguaos, cuando fui abordado por dos hombres que llegaron en una moto, queriendo hablar conmigo. Me dio temor que me robaran el teléfono, así que los esquivé y me fui caminando por la acera, pero ellos subieron la moto a la acera y me siguieron, yo corrí y el parrillero me dio un golpe en la cabeza con el casco de motorizado”.

Dice que del impacto es lanzado contra el piso. Los dos hombres de la moto se bajan y lo golpean hasta someterlo. “En ese instante llega una camioneta Tacoma gris, de la cual desciende el entonces presidente de Bauxilum, Antonio Parra Suárez, su chófer y otras personas que me sostienen para que él me diera patadas estando en el piso”.

Antonio Parra Suárez, ex presidente de Bauxilum

Al lugar, dice, “llegan dos vehículos más, con varios guerrilleros y Pedro Rivero quien era el jefe de seguridad Bauxilum Pijiguaos, quien al ver que sigo resistiendo se dirige al jeep Toyota blanco de la empresa Bauxilum, del cual saca un mecate y le pide a quienes me sostienen que me amarren. Entre los hermanos Pérez y el oficial de seguridad Carlos Silva me amarran. Se acerca un hombre con acento colombiano que trata de ahorcarme con el sobrante del mecate. ‘Vamos a matar a este perro aquí’, dijo luego del intento de ahorcarme el colombiano que usaba una pañoleta tipo Palestina en el cuello”.

Relata que lo suben a la tolva de la camioneta Tacoma. “Pedro Rivero dijo ‘vamos a matarlo al rio simonero’, a la vez que ordenan a Carlos Silva que me custodie, quien me mantenía con la cabeza baja para que no me vieran algunos transeúntes. Todos los carros se dirigen por las calles del campamento Bauxilum, pasamos por la casa asignada al presidente Antonio Parra, quien dialoga con alguien que lo esperaba. Alcancé a ver que montaron un bidón de gasolina. Arrancaron la marcha”.

 

Pedro Rivero

El grito de auxilio

“Se dirigieron hacia la salida de portón A del campamento Bauxilum y recordé que saliendo está el punto de control de la GNB 3era compañía del Destacamento 626. Al pasar frente a la alcabala, por el reductor de velocidad que hay en la vía, la camioneta da un brinco y el bidón se voltea. Carlos Silva se apresura a levantarlo y es cuando levantó la cabeza y grito ‘auxilio, me traen secuestrado’. Los GNB detienen la camioneta y todos los vehículos”.

Según dice Vásquez, Antonio Parra Suárez baja del vehículo y le pregunta a un GNB por el capitán. “Un Sargento que estaba comandando el puesto le pide a Parra que no grite. Y al verme preguntó qué pasaba, por qué estaba atado y ordenó desatarme. Carlos Silva asustado me soltó el nudo de los pies y fui ayudado a descender de la camioneta golpeado y con un fuerte dolor en la costilla. Parra Suárez inicia una discusión con los GNB y gritaba que llamaran por teléfono al general Rodríguez en Puerto Ordaz. Un Guardia Nacional me dice que ingrese y me siente en la banqueta que está en la entrada del punto de control”.

Jesús Vásquez recuerda que cuando le permiten sentarse en la entrada del comando, simultáneamente se inicia una fuerte discusión entre los hombres que lo habían llevado hasta ahí y los funcionarios de la Guardia Nacional. “Aprovecho el momento e informo vía whatsapp al portal Tubazos y la licenciada Carmen Carrillo redacta una nota y la publica de manera expresa. Envío el link de esa nota a mis contactos en whatsapp y se lo envío al General Pedro García Pacheco, quien entonces comandaba la 532 Brigada de Infantería de Selva, quien me llama por teléfono y le comunicó lo que está ocurriendo. Prometió que llamaría al comandante de la GNB en Caicara”.

Denuncia que hace Vásquez ante la Defensoría del Pueblo

Un funcionario militar le dice que lo llevarán para que le atiendan las heridas, porque el tobillo le sangraba por el roce del mecate. “Fui llevado al hospital dentro de Bauxilum. De regreso al Comando y como no había vehículos, pregunté dónde estaban los secuestradores y me respondieron que fueron liberados por órdenes del General Rodríguez y cuando insistí con más preguntas el GNB me dijo que no sabía más nada”.

“Los sargentos Morgado y Campos liberaron, por orden del general Adolfo Rodríguez Cepeda a quienes me secuestran, es decir a Antonio Parra Suárez, al Loco Iván, al paramilitar Pedro Rivero y a varios empleados de la seguridad de Bauxilum”.

 Las denuncias

Lo único que sí hizo el guardia, según Vásquez, fue anotar una especie de denuncia en el libro de novedades correspondiente al Comando. “Me fui a mi vivienda en compañía de mi esposa y unos trabajadores de Bauxilum que la acompañaron. Al día siguiente mi casa amaneció cercada de guerrilla colombiana quienes vigilaban quien entraba a la calle. Notifique de esa situación al Fiscal Superior del estado Bolívar quién me dejó esperando el apoyo para que me trasladaran a Ciudad Bolívar”.

Medida de protección que le direron a Vásquez

“El General García Pacheco se negó a atenderme el teléfono. Así transcurrió el fin de semana hasta el domingo a las 9 de la noche cuando, apoyado por trabajadores, salgo del campamento Bauxilum hacia el poblado de Morichalito. Esa noche inicio viaje hacia el poblado fronterizo del Burro, límite con el estado Apure. Al amanecer observo que los guerrilleros colombianos habían colocado un Punto de control y revisaban los vehículo y transportes públicos que abordaban la chalana”.

La estrategia que usa, según su narración, es que “decido escabullirme y abordar la chalana a pie con la excusa que solo iba hasta Puerto Páez a comprar en la bodega. Burlado ese tramo caminé hasta la salida del sector comercial y pude abordar un pequeño bus que los guerrilleros ya habían registrado. Dos días después llegué a Caracas donde coloqué la denuncia en la Dirección antisecuestro de la Fiscalía General y al día siguiente también fui ante la Dirección de Derechos Humanos de la GNB, donde coloqué la denuncia ante la Coronel Lisbet Seijas. Esa misma tarde expuse mi situación ante Provea quien lo divulga en redes sociales”.

Que parezca enfermo

Lamenta Vásquez que su denuncia esté engavetada. “En marzo, por presiones para que se cumpliera la medida de protección emitida por tribunales, la Fiscalía Superior de Caracas y la Comisión de Protección a las Víctimas (Conapro) supuestamente articulan para resguardarme de la guerrilla colombiana me llevan al Negra Hipólita, que resultó ser un centro de recuperación de indigentes, alegando que no contaban con presupuesto ni albergue dónde enviarme. En ese Centro, que está en las instalaciones del Terminal de Oriente, fui revictimizado; ahí vi mucha gente morir por desidia y abandono, golpizas, corrupción, hambre y sufrí agavillamiento por parte de la directora del Centro y varios empleados en un motín que hubo por comida en mayo; hui después de la paliza que me dieron por pedir comida”.

Hombre al mando del Loco Iván que participó 
en el secuestro del comunicador

Sospecha el comunicador que “la intención de depositarme en Negra Hipólita era para desquiciarme y hace creer que era un paciente más y olvidar la causa. Eso se articuló desde la vicepresidencia por instrucciones de Larry Devoe quien se negaba a atender a las personas del Comité Internacional de la Cruz Roja quienes presionaba, junto con la Defensoría del Pueblo, por mis derechos fundamentales”.

“Para esa jugada sucia de recibirme y hacerme pasar como paciente de Negra Hipólita se prestó el Almirante José Luis Pestana, Viceministro de la Felicidad suprema y el capitán Valentín Assentao quien fungía como supuesto director del Centro que recibía toneladas de comida, que llegaban en gandolas, pero los pacientes y residente pasaban hambre. Todo se denunció y la Fiscalía nunca consideró mi situación”.

Finalmente expresa Vásquez que “mi caso continúa engavetado en la Fiscalía 46 Nacional y la Fiscalía Primera de Bolívar; de la 46 enviaron a un fiscal auxiliar a investigar, tomar entrevista y hacer levantamiento de Antena en el sitio del secuestro, pero al llegar a Caracas esas actuaciones se perdieron”.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/11/27/despues-que-lo-secuestraron-descubrio-que-uno-de-sus-captores-era-el-loco-ivan-de-las-farc-se-hacia-llamar-comandante-esteven/



jueves, 26 de noviembre de 2020

Sebastiana Barráez| Partidos chavistas de la APR protestaron frente al BCV por el fracaso de la política monetaria del Gobierno

 Con sus banderas, sus consignas y para entregar un documento llegaron a las puertas de la institución, que está a unos pasos de la Vicepresidencia de la República, en el centro de Caracas.


Sebastiana Barráez/ jueves 26 de noviembre 2020

@SebastianaB

Tomado de Punto de Corte

 

La división de las fuerzas políticas que hasta ahora habían acompañado a Nicolas Maduro en el poder, se están convirtiendo en su peor oposición, quizá por aquello de que no hay peor astilla que la del propio palo. Este jueves los candidatos de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) que agrupa a las organizaciones más importantes del chavismo, después del PSUV, se plantaron frente al Banco Central de Venezuela (BCV).

Dirigentes de la APR con el documento en mano que esperaban entregar al BCV

Con sus banderas, sus consignas y para entregar un documento llegaron a las puertas de la institución, que está a unos pasos de la Vicepresidencia de la República, en el centro de Caracas. “No hay autoridades en el BCV" fue la respuesta que les dio la Seguridad de la institución, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) que los esperaban al momento que la APR exigió ser atendidos por la directiva del BCV.

Entre las cosas que solicitaron está el “cese de la entrega de nuestra soberanía monetaria”, a la vez que acusaron al BCV de “financiar a la oligarquía enemiga de la patria”.

La APR dejó por escrito ante el BCV que la fijación que han hecho del tipo de cambio frente a las principales monedas de los países con las cuales Venezuela mantiene relaciones comerciales, “entre ellas el dólar, cuya colocación en Bs 925.505,89 al jueves 26 de noviembre, es la confirmación oficial del fracaso de la política monetaria y cambiaria del gobierno nacional, que tuvo como objetivo, desde  enero del 2019, estabilizar el tipo de cambio en unos Bs. 3.300  por dólar para ese año, lo cual al día de hoy ha devaluado nuestro bolívar en 28.000%”.

Los dirigentes de partidos como Patria para Todos (PPT), en la persona de Rafael Uzcátegui, de Oscar Figuera, secretario general del Partido Comunista de Venezuela (PCV), de Féliz Velásquez por Izquierda Unida y de los representantes de otras organizaciones políticas, aglutinadas en la APR, acompañaron la propuesta y la exigencia ante el BCV.

Señalaron que el Banco Central “ha pasado, desde la medida restrictiva de la liquidez monetaria, donde fijó el encaje legal en 100% que dejó a la banca sin la suficiente liquidez para ejecutar sus operaciones financieras y de especulación cambiaria con el objetivo de estabilizar el tipo de cambio y frenar la hiperinflación, a medidas expansivas de la liquidez monetaria, al liberar Bs. 30 billones semanales al sector bancario como núcleo central de las empresas de cada grupo económico y sus allegados”.

Aseguran que con ello “estos grupos financiaron sus actividades económicas con el dinero emitido por el Banco Central, sin necesidad de repatriación de los dólares que han acumulado en el exterior por los mecanismos de sobrefacturación de las importaciones cuando el Estado les vendía los dólares subsidiados”.

Con pancartas artesanales

Necesario rectificar

Consideraron los dirigentes de APR que “en las condiciones de confinamiento en las cuales estamos, la reactivación económica sin el incremento de la producción petrolera y de sus exportaciones y sin el levantamiento del bloqueo financiero, el nivel de actividad económica con las medidas de flexibilización del encaje legal, que surgió como una medida para frenar la hiperinflación y estabilizar el tipo de cambio, aumentó la cantidad de bolívares en poder de la banca privada e incrementó la demanda de dólares por parte de la oligarquía financiera con la consiguiente devaluación del bolívar decretada por el banco central”.

Lo acusan de que en lugar de aplicar medidas de corte monetarista, si quería incrementar la demanda para reactivar el aparato productivo, “el gobierno ha debido incrementar los salarios de la administración pública, llevarlos a nivel del salario digno que cubra las necesidades materiales y sociales y por esa vía canalizar el aumento de la cantidad de dinero, para beneficiar a la clase trabajadora del Estado lo que a su vez, además de dignificar el salario real de ese sector, aumentaría su poder adquisitivo y en consecuencia, la demanda de bienes y servicios estimulando la producción”.

Protestaron por la devaluación de la moneda

“En otras palabras, lo que esto revela al pueblo venezolano es la posición genuflexa del gobierno al lado de los sectores más reaccionarios de la sociedad, la oligarquía financiera”.

Explicaron que han insistido “en la necesidad de rectificación de la política económica que ha favorecido a la burguesía apátrida y ha golpeado a los trabajadores y a los sectores más vulnerables de la sociedad”.

“En los actuales momentos debido a esas medidas expresamente fracasadas las reservas internacionales de la República se sitúan en 6 mil millones de dólares, la emisión de deuda soberana está en 160 mil millones de $ y el PIB se ha reducido a 60 mil millones de $ que nos pone en una economía más pequeña que cualquiera de nuestras hermanas islas del Caribe”.

“Tal es el nivel de afectación que la oligarquía tiene en los paraísos fiscales más de 500 mil millones de dólares del pueblo venezolano y sigue la expoliación a través del ventajismo, la exoneración de impuestos y el financiamiento sin condiciones mientras al pueblo trabajador se le niega un salario digno y se le criminaliza si se atreve a exigir sus derechos”.

 

La seguridad de PNB y SEBIN los esperaba en las puertas del BCV

La peligrosa inflación

Advierte la APR que “con esta medida devaluacionista seguiremos por la senda de la hiperinflación y el aumento de la tasa de cambio. Sin posibilidades por parte del ejecutivo de reestructurar la industria petrolera e incrementar la producción y las exportaciones a corto plazo en el contexto de la agresión imperialista y todo esto dentro de un final de año electoral, que encienden las disputas entre los diferentes grupos políticos y entre estos y el gobierno y crean la necesidad de refugiarse en la divisa norteamericana”.

A su juicio “lo que demuestran estas medidas es el fracaso de las políticas de corte monetarista que favorecen a la oligarquía financiera y la burguesía en general en detrimento de la clase trabajadora”.

“Además ha revelado los límites de una política económica convencional que en las condiciones actuales de cerco financiero y agresión imperialista crean la necesidad objetiva de ejercer un férreo control del sistema financiero y bancario en la misma medida que se requiera para el desarrollo nacional soberano e independiente, que implica ejecutar una política monetaria que controle verdaderamente el tipo de cambio y la liquidez monetaria, favorezca  al pueblo trabajador, pueda derrotar la hiperinflación y estabilizar el tipo de cambio”.

Finalmente abogaron por “salarios suficientes para vivir dignamente y que garantice el acceso a la canasta básica”.


https://puntodecorte.com/partidos-chavistas-de-la-apr-protestaron-frente-al-bcv/


La burlona reforma de las leyes con las que el chavismo quiere hacer creer que respetará los derechos humanos

La Asamblea del régimen pretende mostrar como una novedad lo que está expresamente señalado en el artículo 49 de la Constitución de la Repúb...