sábado, 29 de junio de 2019

Tres narcos mexicanos escaparon de una cárcel en Venezuela con la ayuda de un grupo comando

 

Los mexicanos que se fugaron responden a los nombres de Jorge Pedro Alarcón, Enrique Gastelum y Luis Felipe Fiol, quienes estaban recluidos en Venezuela por narcotráfico, desde agosto de 2018




Sebastiana Barráez/ sábado 29 de junio 2019

@SebastianaB




Tomado de Infobae 
Un comando derribó uno de los muros de la prisión para ayudarlos a fugarse (Foto: Twitter)

Tres mexicanos se fugaron de una cárcel para extranjeros en Venezuela, donde pagaban penas por narcotráfico, confirmó este sábado la ministra de Prisiones venezolana, Iris Varela.

La funcionaria dijo que se ofrecerá una "recompensa oportuna" para quienes ofrezcan "pistas efectivas" del paradero de estos delincuentes.

"Daré recompensa a quien aporte pistas efectivas para la recaptura de los tres narcotraficantes mexicanos evadidos anoche del Centro de Formación Simón Bolívar", dijo la funcionaria en Twitter, donde también adjuntó las fotografías de los fugados.

Así informó Iris Varela de la fuga (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

De acuerdo con esas imágenes, los evadidos responden a los nombres de Jorge Pedro Alarcón, Enrique Gastelum y Luis Felipe Fiol, y estaban recluidos en el centro de detención para extranjeros desde finales de agosto de 2018. No se informó de la duración de sus penas.

Según la ONG Ventana a la Libertad, que defiende los derechos de los encarcelados en Venezuela, los mexicanos huyeron de prisión con el apoyo de "un grupo comando", que destruyó una de las paredes del centro e ingresó con armas largas para ayudarles a escapar durante la noche del viernes.

Enrique, uno de los narcos mexicanos que huyeron de prisión en el país sudamericano (Foto: Twitter)

El Centro de Formación Simón Bolívar, antes conocido como La Planta, está ubicado en el oeste de Caracas y es desde hace poco más de dos años sitio de reclusión para detenidos extranjeros.

La ONG recordó en un comunicado que "no es la primera vez se registra una fuga" en este centro, puesto que en diciembre de 2018 dos reos de nacionalidad española escaparon, lo que provocó entonces la detención de varios custodios. Las fugas son frecuentes en las cárceles de Venezuela, sobrepobladas y sacudidas por la violencia.

Luis Felipe, otro de los mexicanos que lograron escapar de la cárcel venezolana (Foto: Twitter)

La ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) ha denunciado el hacinamiento de los centros de reclusión de Venezuela, tanto en cárceles como en calabozos estatales y municipales, que albergan aproximadamente a 85.000 personas, y que ha degenerado en el incremento de la violencia.

Jorge se fugó junto con otros dos mexicanos acusados de tráfico de drogas en Venezuela (Foto: Twitter)

Los datos de la ONG aseguran que los centros penitenciarios bajo el control del Ejecutivo venezolano tienen una capacidad para 35.562 personas, y la población reclusa supera las 54.000.

La información del OVP, sin embargo, no coincide con los datos oficiales del Ministerio Penitenciario que asegura que en Venezuela existe una población de 54.116 reclusos y una capacidad de ocupación penitenciaria de 82.736.

Tres narcos mexicanos escaparon de una cárcel en Venezuela con la ayuda de un grupo comando - Infobae

martes, 25 de junio de 2019

El régimen de Nicolás Maduro ascendió a los encargados de la represión en la Guardia Nacional


Distintos efectivos venezolanos promovidos son quienes habitualmente atacan con violencia a las manifestaciones contra el chavismo. Entre ellos, hay también un coronel que habría sido clave para detener a un grupo de militares durante la visita de Michelle Bachelet a Caracas


Sebastiana Barráez/ martes 25 de junio 2019

@SebastianaB



Tomado de Infobae 
Ediam Lagonell, a la izquierda, y Pedro Luis Pérez Silen, a su lado

Cuando aún Michelle Bachelet no había abandonado el territorio venezolano, los cuerpos de inteligencia venezolanos estaban capturando a varios militares de diversos componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, señalándolos de estar en un movimiento conspirativo.

Hasta ahora se conocen los nombres de cinco de ellos: por la Aviación, el general de brigada Miguel Sisco Mora y los coroneles Miguel Castillo Cedeño y Francisco Torres Escalona; por el Ejército, el teniente coronel Pedro Caraballo Lira; y por la Marina, el capitán de corbeta Rafael Acosta.

Todo ocurrió cuando el recién nombrado coronel (GNB) Pedro Luis Pérez Silen, comandante del Destacamento de la Guardia Nacional en El Rodeo, convocó el jueves a un grupo de oficiales para una reunión que se realizaría el día viernes. Pérez Silen pidió dejar los vehículos en el Centro Comercial Buenaventura en Guatire, estado de Miranda y los mandó a buscar a los oficiales en un vehículo militar que los trasladó hasta el comando, donde se reunieron con él.

Ediam Gabriel Lagonell Hernández

Al término de la reunión, el comandante de El Rodeo los envió de regreso al estacionamiento del CC Buenaventura. Apenas se bajaron del vehículo oficial, ya estaba ahí una comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), quien procedió a detenerlos.

El único oficial que fue detenido posteriormente y en su lugar de trabajo en el aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía fue el teniente coronel del Ejército Caraballo Lira.

Los cuerpos de Inteligencia buscan activamente a un capitán de fragata y a otros funcionarios, de quienes suponen que están en un movimiento de rebelión para derrocar a Nicolás Maduro.

Asdrúbal José Brito Hernández

Los ascensos

Pérez Silen fue ascendido de número 4 de orden a coronel el martes 18 de junio. Tres días después realiza la reunión que lleva a la detención de los cinco militares, pero él está en libertad y en su cargo, lo que indica que fue la pieza clave para cazar a los oficiales detenidos.

Él es compañero del también ascendido ese día, el coronel Rubén Darío Santiago Sevigna, ex director de la policía de tránsito de la Policía Nacional, quien el 4 de mayo quema en la cara a unos manifestantes la Ley de Amnistía que le entregaron.


Ese oficial, quien ascendió de número 5 a coronel, responde a la línea del MG Néstor Reverol, con quien trabaja desde que era capitán.

También forma parte del grupo de compañeros de Pérez Silen el recién ascendido a coronel, en el segundo lugar de mérito, Juan Leonardo Yusti Pérez, quien comanda el Destacamento de la GNB de Santa Elena de Uairén.

Ascensos a coronel

Es otro de los pupilos de Reverol, con quien trabaja desde que el ministro estaba al frente de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA).

El número 6 de los ascendidos a coronel es Ediam Gabriel Lagonell Hernández, quien viene de comandar el destacamento móvil de Orden Público de la GNB. En la institución castrense lo consideran un símbolo de la represión.

Aunque es el jefe del Comando de la GNB en Guri, es llamado a Caracas cada vez que hay manifestaciones para comandar las operaciones de orden público. Es pieza clave de la represión en Caracas aunque poco conocido porque casi siempre usa pasamontañas durante las operaciones.

El que ascendió de número uno es Asdrúbal José Brito Hernández, quien trabaja en la Dirección General de Contrainteligencia Militar y, además, es director de Contrainteligencia en la Guardia de Honor Presidencial.

El régimen de Nicolás Maduro ascendió a los encargados de la represión en la Guardia Nacional - Infobae

La desaparición forzada de un dirigente revolucionario que el régimen venezolano no quiere investigar

  Luis Alcedo Mora Márquez, mejor conocido como Batería, es un dirigente de la vieja izquierda venezolana Sebastiana Barráez/  martes 27 de ...