miércoles, 30 de septiembre de 2020

Por qué EEUU ofrece USD 10 millones por Pedro Luis Martín Olivares, cercano al ex jefe de Inteligencia Militar del régimen de Nicolás Maduro

El Departamento de Estado norteamericano le colocó precio a la captura de tres hombres ampliamente conocidos en el mundo policial, aunque no para los ciudadanos comunes


Sebastiana Barráez/ 30 de septiembre 2020

@SebastianaSin

 Tomado de Infobae

 

 

El Departamento de Estado norteamericano le coloca precio a la cabeza de tres venezolanos, que parecen piezas de bajo nivel, si las comparamos con Nicolás Maduro y Tareck El Aissami, por ejemplo, por quienes ha ofrecido 15 y 10 millones de dólares respectivamente. Ahora hay tres figuras que poco le dicen al venezolano común, pero son ampliamente conocidos en el mundo policial, principalmente Pedro Luis Martín Olivares, por quien ofrece 10 millones de dólares y 5 millones por Rodolfo McTurk-Mora y Jesús Alfredo Itriago.


El hombre por el que EEUU desató una cacería


En el caso de Martín Olivares en realidad nunca fue jefe de ninguno de los organismos de Inteligencia. En la entonces Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), que luego derivó en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) el director de la DISIP era el mayor general (Ej) Miguel Eduardo Rodríguez Torres, preso desde el año 2018, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro y es acusado de Traición a la Patria e Instigación a la Rebelión. Martín Olivares fue su subalterno como Jefe de Inteligencia Financiera y la relación entre ambos hombres fue conflictiva y de enemistad.


Siempre anda con chapas policiales, carné de identificación de algún cuerpo de seguridad y se mueve hábilmente en los organismos de Inteligencia. Ahora el Departamento de Estado ofrece, por información que lleve a su captura, 10 millones de dólares, igual precio tiene las cabezas de los poderosos hombres de poder Tareck El Aissami y Diosdado Cabello Rondón.


Una fuente con la que Infobae habló en enero del año en curso dijo entonces que Pedro Luis Martín “se mantiene en las sombras, de bajo perfil, pero es un hombre de mucho poder en las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Pedro Luis buscó destruir a ‘El Pollo’.


Después que se enfrentaron duramente buscó excluirlo de todo lo relacionado en seguridad y fue quien lo obliga a irse de Venezuela con la familia, pero sigue detrás de él y ahora monta el operativo contra la hermana del general Carvajal”.


El MG Rodríguez Torres era diretor de la DISIP cuando 
Martín Olivares fue jefe de inteligencia financiera


Reveló que el exjefe de inteligencia financiera estaba el encargado de parte importante de la seguridad del presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello Rondón, del mal llamado protector del Táchira, el policía Freddy Bernal, y de otros personajes de la Revolución Bolivariana.

 

De qué lo acusa EEUU

Según el comunicado de Michael Pompeo, secretario de Estado norteamericano, Pedro Luis Martín Olivares “conspiró con numerosos narcotraficantes”, mencionando al mayor general (Ej) Hugo Armando Carvajal Barrios “El Pollo”, quien fue Director de Inteligencia Militar (DIM, ahora DGCIM) durante gran parte del gobierno de Hugo Chávez y algunos meses del mandato de Nicolás Maduro. Por la captura de Carvajal EEUU ofreció en marzo 10 millones de dólares.


GD Carvajal Barrios El Pollo fue amigo personal de Pedro Luis Martin
La otra persona con la que el Departamento de Estado relaciona a Martín Olivares es con Roberto Méndez Hurtado alias Pluma Blanca, narcotraficante colombiano, a quien la Registraduría colombiana lo tenía reseñado como muerto, pero la policía de ese país había determinado que no solo estaba vivo, sino que usaba nueva identidad con cédula venezolana.


La declaración de alias Pluma Blanca, condenado a 19 años de prisión por narcotráfico, causó que, en agosto 2018, Martín Olivares lo demandara, así como a Álvaro Ricardo Nino Bonilla, en el Tribunal de Circuito de Miami-Dade, negando tener participación en tráfico de drogas. Su abogad, David Masey, aseguró que él era uno de los principales funcionarios de inteligencia de Venezuela y que no tenía relación alguna con Nino ni Méndez Hurtado. Contra Martín Olivares también hubo otras personas que declararon su participación en delitos relacionados con narcotráfico.


En un reportaje de la Unidad Investigativa del periódico El Tiempo, en marzo 2020, se explica que Roberto Méndez Hurtado, alias Pluma Blanca, “fue capturado en Ecuador, deportado a Colombia y extraditado a Estados Unidos. Su abogado, el cubano-americano Joaquín Pérez, lo presentó ante la jueza Marcia Cooke, ante quien se declaró culpable y se convirtió en uno de los más importantes testigos contra el ‘cartel de los soles’. Contó cómo se movía la droga desde el estado de Apure en avionetas. De hecho, gracias a su información, se hizo una entrega controlada de 330 kilos en una aeronave que piloteó el colombiano Sebastián Sánchez”.


La red de alias Pluma Blanca ahora preso en EEUU


Según el Departamento de Estado norteamericano, “Martín Olivares utilizó su influencia y su posición gubernamental para permitir que los cargamentos de narcóticos salieran de Venezuela a destinos en Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos”. (https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/01/21/quien-es-pedro-olivares-el-hombre-que-persigue-al-ex-jefe-de-los-espias-venezolanos-hugo-carvajal-y-aparece-junto-a-el-en-la-lista-de-sancionados-por-eeuu/)

 

La jugada del TSJ

Se lee en los argumentos que da EEUU contra Pedro Luis Martín que “el 24 de abril de 2015, Martin Olivares fue procesado en el Distrito Sur de Florida por distribución de más de cinco kilogramos de cocaína, sabiendo que dicha sustancia controlada sería importada ilegalmente a los Estados Unidos, en violación del Título 21 del Código de los Estados Unidos, Sección 959 (a) (2); posesión con la intención de distribuir más de cinco kilogramos de cocaína a bordo de una aeronave registrada en los Estados Unidos, en violación del Título 21, Código de los Estados Unidos, Secciones 959 (b) (2); y el Título 21, Sección 963, conspiración para importar más de cinco kilogramos de cocaína”.


Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia 


En el comunicado de Pompeo se señala que Pedro Luis Martín tiene actualmente una Notificación Roja de Interpol. Recordemos que el 26 de agosto de 2015 el ex jefe de inteligencia financiera se presentó a la oficina de Interpol en Caracas, pidiendo que se constatara si había alerta roja en su contra. Le respondieron que, desde el 18 de julio de 2015, tenía la Alerta Roja Nr. A-5814/7–2015 y que además tenía una causa penal en tribunales federales del estado de Florida.


Interpol lo detiene y lo pone a orden del Tribunal 19 de Primera instancia en Funciones de Control de Caracas, pero eso no fue más que una jugada para que el caso fuera al Tribunal Supremo de Justicia, donde Maikel Moreno, presidente del máximo tribunal, presentara una ponencia, el 2 octubre 2015, colocando como condición que, para extraditar a Pedro Luis Martín, EEUU debe remitir la orden de enjuiciamiento del juez norteamericano indicando con precisión qué se le imputaba y las pruebas.


Crece la lista de solicitados por EEUU


Ante la negativa de las autoridades norteamericanas de enviar lo solicitado, Maikel Moreno presenta una nueva ponencia, el 21 de enero 2016, que llevó al máximo tribunal del país a ordenar el cese de la medida de coerción personal contra Martín Olivares y ordenara que fuera excluido de los registros de personas solicitadas y de cualquier otra que implicara la extradición.


Martín Olivares es un hombre muy habilidoso, con muchos recursos y redes de inteligencia que le han permitido moverse como hombre estratégico entre los organismos de Inteligencia policial. Esta vez los EEUU desata contra él una peligrosa estrategia, cuya recompensa es de 10 millones de dólares.


https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/09/30/por-que-eeuu-ofrece-usd-10-millones-por-pedro-luis-martin-olivares-cercano-al-ex-jefe-de-inteligencia-militar-del-regimen-de-nicolas-maduro/

 


martes, 29 de septiembre de 2020

Sospechan que un sargento venezolano fue secuestrado por el grupo armado Los Rastrojos en la frontera con Colombia, pero la Fuerza Armada hace silencio

No se conoce el paradero de Edgar Orlando Camargo Pernía desde hace una semana, cuando intentaba cruzar el límite para comprar alimentos. Su familia lo fue a buscar, pero fue amenazada


Sebastiana Barráez/ 29 de septiembre 2020

@SebastianaSin

 Tomado de Infobae


El sargento Edgar Orlando Camargo Pernía del componente Guardia Nacional Bolivariana, es tachirense, nacido en La Grita, una hermosa tierra de montaña. Él pertenece a la promoción 65 “Javier Prados Jiménez”, de la Escuela de Guardia de Cordero (Esguarnac) Nr. 20 del 15 de junio de 1993 como sargento Supervisor. Hace ocho meses pidió la baja de la Fuerza Armada pero aún no se la han dado. Está desaparecido desde hace una semana, cuando pasó a Colombia a comprar alimentos.

Los Rastrojos controlan Puerto Santander, Colombia


Desde Boca de Grita, municipio García de Hevia del estado Táchira, en la frontera con Colombia, Camargo Pernía decidió ir hasta la población colombiana Puerto Santander, como hacen cientos de personas, unas a vender y otras a comprar variedad de productos.

Esa zona, incluyendo Boca de Grita, estaba controlada por paramilitares del grupo Los Rastrojos, hasta que, a mediados de febrero del año en curso, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) los enfrentó y los desplazó, en el marco de un sangriento tiroteo de varios días, tomando el control del territorio la guerrilla colombiana. Del lado colombiano siguen controlando Los Rastrojos. (https://sebastianasinsecretos.blogspot.com/2020/02/violencia-en-la-frontera-entre-colombia.html)

Poco después comandantes elenos se establecieron en el municipio, convencieron a los habitantes de la zona, a algunos con palabras, pero a los más intransigentes con amenazas, a que aceptaran que ellos eran la nueva autoridad en el lugar. Igualmente visitaron las fincas, obligaron a los encargados o a los dueños a reunirse con algunos de los líderes guerrilleros y fijaron nuevas reglas de ocupación y colaboración. (https://sebastianasinsecretos.blogspot.com/2020/02/el-eln-y-paramilitares-de-los-rastrojos.html/)

S/A Edgar Camargo Pernía, desaparecido


Los habitantes siguieron pasando de un lado a otro, unos por el contrabando, otros por la imperiosa necesidad de conseguir alimentos o medicamentos en territorio colombiano. Cuando el sargento Camargo pasó a Puerto Santander lo hizo por una trocha, presionado por comprar comida para su familia y productos para una finca que tiene en la zona.

“Él iba mucho para Puerto Santander a comprar medicamentos, comida para los animales de la finca. El último día que él fue hubo un enfrentamiento ahí en el Puerto y me dijeron que él venía hacia Boca de Grita con uno de los obreros, que traía una bolsa, y uno de esos tipos (paramilitares) le dijo que tenía que pagar 20 mil pesos, pero el obrero se negó y Edgar (el sargento Camargo Pernía) entró en discusión diciendo que por qué el pago si él era de la zona. Y por eso se lo llevaron y lo desaparecieron”.

Ante su ausencia, varios familiares fueron al comando de la Guardia Nacional a reportar su desaparición con la esperanza que lo buscaran. “Dijeron que mejor no se hiciera ruido, porque quizá podían matarlo, que era mejor esperar”, fue la respuesta que recibieron.

 

Desde febrero el ELN controla Boca de Grita

No regresó

El último puesto militar donde Camargo Pernía estuvo sirviendo como militar activo fue en el peaje Vega de Aza. Decidió irse de la Fuerza Armada, después de 26 años y 9 meses en la institución castrense, para dedicarse a dos fincas que la familia tiene en Orope, una en la vía Norte Sur y la otra es La Cachicamo a 10 minutos del puesto de la GNB de Orope.

Después de varios días, ante el paso de las horas y la angustia, su familia y amigos trataron de indagar. Solo lograron saber que después de hacer las compras Edgar Orlando Camargo se dispuso a regresar a Boca de Grita. Un vecino explica que “cuando ya estaba de regreso, un obrero que lo acompañaba fue interceptado por varios hombres exigiéndole el pago para poder pasar. El empleado se molestó y se originó una discusión. Otros hombres llegaron en moto y le dijeron al sargento que debía ir a resolver la diferencia ‘con el patrón’. Desde entonces desapareció”.

Uno de sus compañeros de la Guardia contó a Infobae que “ante el desespero, varios familiares de Camargo fueron a buscarlo en Puerto Santander, pero unos hombres armados le manifestaron que se retiraran del lugar, porque si seguían preguntando también se las iban a llevar. Varias personas se le acercaron a la familia diciéndole que mejor se regresara porque la situación por ahí está muy peligrosa”.

Observen la ruta entre Boca de Grita, Casigua El Cubo y Santa Bárbara


Otra persona de la zona dice que “yo estaba en la trocha ese día cuando él pasó, me saludó y me dijo que iba a hacer unas compras, pero nunca regresó. Luego salió el comentario que lo había agarrado la gente del otro lado y que cuando fue la familia fue a buscarlo les dijeron que les daban cinco minutos para irse del lugar”.

Algunos vecinos aseguran que los hombres que tienen el control en Puerto Santander han dicho a quienes preguntan por el sargento que “mejor es que lo busquen a la orilla del río”.

Un guardia retirado de la zona dice que “no es seguro ir al puerto porque un militar así sea retirado está mal visto por los problemas que ha habido. Del otro lado han dicho que Camargo maltrataba a los obreros, por lo que hay quienes aseguran que lo mataron”.

“Aquí en la frontera se llevan a las personas, civiles o militares, hacen lo que les da la gana, incluso los matan y piden rescate para entregar el cadáver, así estamos. Uno se cansa de ver a familias sufrir, destruidas y lo que hay es silencio”, dice un indignado guardia nacional que está retirado.

Han pasado los días y, como en casi todos los casos de la frontera, la Fuerza Armada hace silencio. Los familiares acudieron al Comando Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Fría y colocaron la denuncia.

 

Boca de Grita es pueblo que da paso a Puerto Santander

En Zulia

Por otra parte, a unos 73 kilómetros de Boca de Grita, Táchira se llega hasta Casigua El Cubo, estado Zulia. Ahí el Destacamento 116 de la Guardia Nacional Bolivariana reportó al Comando de Zona del estado Zulia que el 25 de septiembre, en horas del mediodía, una comisión de efectivos de Tropa Profesional, dirigida por el Mayor Rafael Quintero Vargas, segundo Comandante del D-116, realizó un Patrullaje de Seguridad Fronteriza.

Según narran al llegar al Km 07 carretera Casigua el Cubo-Santa Bárbara, municipio. José María Semprún, estado Zulia, coordenadas: Norte 8.7958319 y Sur 72.5011839 interceptaron un vehículo tipo camioneta color beige, marca Toyota, modelo Hilux, placas A27AL9T. “Al darle la voz de alto, emprendieron la huida de forma violenta, accionando armas en contra de la comisión, por lo que se reaccionó de forma inmediata para repeler el fuego, resultando un enfrentamiento directo”.

El puente La Unión que divide a Boca de Grita con Puerto Santander en la frontera


Del hecho, aseguran, resultaron dos personas abatidas y un detenido quien se identificó como Luis Alberto Nava Ortiz, indocumentado. Les incautaron “un Afag M60, cartuchos sin percutir calibre 762x51, un Fusil de asalto modelo Galil calibre 5.56mm y un cargador con trece proyectiles sin percutir. También, una pistola marca Prieto Beretta modelo 92F calibre 9mm y un cargador con 15 proyectiles sin percutir”.

Como parte del encubrimiento implementado, desde la época en Hugo Chávez gobernó el país, para no mencionar a la guerrilla en territorio venezolano, llaman a todos los grupos irregulares (guerrilla y paramilitares) como Grupo Estructurados de Delincuencia Organizada (GEDO). En el reporte indican que los muertos y detenidos pertenecen a GEDO “quienes ingresaron al país con el fin de desestabilizar el venidero proceso electoral del 6 de diciembre del año en curso. Quedando a órdenes de la Fiscalía Militar Vigésima Cuarta”.

https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/09/29/sospechan-que-un-sargento-venezolano-fue-secuestrado-por-el-grupo-armado-los-rastrojos-en-la-frontera-con-colombia-pero-la-fuerza-armada-hace-silencio/ 

lunes, 28 de septiembre de 2020

Un ex capitán de navío pidió a Juan Guaidó la intervención de una fuerza humanitaria de paz en Venezuela: “No deje que terminen de destruir al país”

 Omer Enrique Hevia Araujo, quien conoció y estuvo bajo el mando del abuelo del presidente interino, instó en una carta a que “acabe de una vez por todas con los inescrupulosos delincuentes y cómplices" que gobiernan el país caribeño


Sebastiana Barráez/ 28 de septiembre 2020

@SebastianaSin

Tomado de Infobae

  

El Capitán de Navío retirado Omer Enrique Hevia Araujo le dice, en una misiva, a Juan Gerardo Guaidó Márquez, luego de recordarle los méritos de su abuelo materno quien fue capitán de navío, que “solicite por el bien y salvación de Venezuela y la libertad de nuestro pueblo, la intervención de una fuerza multinacional humanitaria de paz, contemplado en nuestra Constitución”.

Juan Guaidó el 30 de abril rodeado de militares en el distribuidor Altamira


Desde que el 23 de febrero 2019 cientos de militares activos decidieron seguir a Guaidó como presidente interino y reconocerlo como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada, su actuación en materia militar ha tenido muchos errores y pocos aciertos, lo que se refleja no solo en la gran cantidad de esos militares, sumados con cientos de los retirados, que no encontraron un plan establecido ni una estrategia castrense planificada.

El entorno de Guaidó no creyó en los militares como aliados, ni siquiera los entendieron, no supieron interpretar la siempre compleja relación entre civiles y militares. La única figura militar que tuvo un débil respaldo del gobierno interino fue el general de división (Av) Francisco Esteban Yánez Rodríguez, quien siendo Director de Planificación Estratégica del Alto Mando de la Aviación Militar de Venezuela reconoció a Guaidó como presidente interino.

GD (Av) Francisco Yánez


Pero Yánez no tiene el liderazgo ni la ascendencia en la institución armada, cuyo componente más fuerte es el Ejército. Fue desastroso el manejo del tema de los militares que pasaron a Cúcuta el 23 de febrero, aunado a lo ocurrido el 30 de abril 2019 con el plan del general de División Manuel Ricardo Cristopher Figuera que solo sirvió para sacar a Leopoldo López de su casa por cárcel para la embajada de España, pero principalmente para que el ex jefe del SEBIN lograra su refugio en los Estados Unidos.

Guaidó no tiene Alto Mando Militar, ni un Estado Mayor, ni siquiera una figura militar con liderazgo que lo represente, lo que ha complicado las rencillas domésticas y ambiciones personales de varios generales en el exterior.

Resulta propicia, entonces, la comunicación que el hace el CN Hevia Araujo, quien inicia su misiva “anteponiendo gratos recuerdos de mi juventud en la Armada venezolana, específicamente en la Infantería de Marina, en donde me honré en conocer y estar bajo el mando de su querido abuelo materno, el Capitán de Navío Juan Bautista Márquez Moreno, ejemplar Oficial de recio carácter y recto proceder”.

Destaca que el abuelo materno de Guaidó “tuvo la oportunidad de actuar en dos levantamientos militares (El Porteñazo y El Carupanazo), al igual que los movimientos guerrilleros importados, inspirados en consignas e ideales comunistas de tendencias castristas y leninistas, por medio de los que se atentó contra nuestra Constitución Nacional”.

La Historia de Venezuela resalta que esos dos eventos, El Carupanazo que sucedió el 4 de mayo de 1962, en Carúpano, estado Sucre, cuando infantes de marina y guardias nacionales del Destacamento 77, se revelaron contra el gobierno del presidente Rómulo Betancourt. El otro hecho fue El Porteñazo, ocurrido, el 2 de junio de 1962, cuando se sublevó la base naval Agustín Armario de Puerto Cabello.

Sobre los dos acontecimientos le recuerda a Guaidó que esos dos hechos fueron “contrarrestados, fulminados y desaparecidos, militar y políticamente,  por más de cincuenta años, hasta que violenta, traicionera e ilegalmente irrumpieron en el panorama nacional, los golpistas del 4 de febrero de 1992, encabezados por el cobarde y traidor Tcnel Hugo Rafael Chávez Frías”.

 Oiga al pueblo

Justifica el oficial, en su comunicación, que “esta breve reseña de nuestra más oscura historia republicana, la traigo intencionalmente a colación, para que se sienta orgulloso de ser su nieto y para iniciar el objetivo real de esta misiva”. 

“Bien es sabido por Ud, y los demás factores de la oposición, la clase y ralea de los integrantes de este infernal gobierno,  que ya casi acaba de destruir a nuestro país, los que no tienen propósito alguno de actuar con integridad, con decencia, con lealtad y con apego a nuestra Carta Magna”.

Militares que pasaron a Cúcuta el 23 de febrero y reconocieron al gobierno interino


“No actuaron, ni actúan, ni actuarán en conjunción con los más elevados valores, normas, principios y criterios que conduzcan al bienestar integral de los ciudadanos de este país, sino todo lo contrario, seguirán utilizando las más viles estrategias de dominación, sometimiento y esclavitud de un pueblo inocente e históricamente valiente y luchador, pero vilmente engañado y dominado,  por la aplicación de diabólicas estrategias que empleó el precursor de la destrucción de la Patria”.

Está convencido de que ese pueblo “hoy se arrepiente en su gran mayoría, pero las condiciones de descomposición, el secuestro de los poderes públicos y el poder que lograron acumular los delincuentes de alta peligrosidad que integran el gobierno, hacen casi imposible el derrumbar pacífica y constitucionalmente, la muralla que rodea este peligroso régimen”. 

“Considero personalmente, como pacifista de naturaleza, el intento ya repetido y demostrado, que a través de elecciones, diálogos, diplomacia u otro medio, logremos terminar con esta dictadura, que ha dilapidado los dineros de la nación, que han destruido nuestra moneda y economía, que penetraron y defenestraron las fuerzas armadas, convertidas hoy, en la base que sustenta este oprobioso gobierno,  que ha acabado con nuestro potencial petrolero,  industrial y con toda la producción textil, agrícola y pecuaria, alimentos, hierro, aluminio y farmacéutica, que han dividido peligrosamente, en chavistas y no chavistas a nuestro pueblo, con un alto riesgo de potenciar una catastrófica  guerra civil”. 

Le solicita que “oiga el clamor de un pueblo que sufre, interprete el  sentimiento y las aspiraciones de ver libre a nuestra Patria, que hoy padece duramente los mortales efectos de esta mundial pandemia, puesta sobre todo de manifiesto por la brutal escasez de medicinas, insignificantes ingresos para la adquisición de los mismos, de los alimentos y de todas las consecuencias generadas por el descomunal colapso de los servicios públicos y del sistema de salud, reducido a su mínima expresión y que no garantiza la vida de nuestros congéneres”. 

Militares venezolanos durante un desfile en Los Próceres


Por todo lo expuesto le hace “un llamado a su razón y buen juicio, para que en virtud de lo que considero una lucha de David contra Goliat, solicite por el bien y salvación de Venezuela y la libertad de nuestro pueblo, la intervención de una fuerza multinacional humanitaria de paz, contemplada en nuestra Constitución”.

A juicio del capitán de navío Hevia Araujo será posible que se “acabe de una vez por todas con los inescrupulosos delincuentes y cómplices que nos gobiernan, sean expropiados de sus ilícitas y cuantiosas fortunas y sean debidamente juzgados y severamente castigados e inhabilitados políticamente de por vida, por los crímenes de lesa humanidad que vilmente han cometido contra nuestro sufrido pueblo”.

“Ya basta de esperar a que cada día se continúe con el proceso de aniquilación de un país, que llegó a alcanzar a ser una de las más sólidas economías del mundo, el tercer país con las mayores reservas petroleras, gasíferas, auríferas y en donde sus ciudadanos devengaban uno de los más elevados ingresos mensuales del mundo. No deje que terminen de destruirlo”.

“Estoy seguro, como Oficial de la Infantería de Marina y como subalterno muy amigo, que su distinguido y querido abuelo,  aplaudirá y admirará desde el cielo, su valor, su elevado criterio y su patriótica gestión como Presidente de la Asamblea Nacional y Presidente Interino de la República de Venezuela. Ha sido bendecido por Dios, para actuar en nombre de los venezolanos y cumplir con esta gloriosa misión”, finaliza diciendo el capitán de navío Omer Enrique Hevia Araujo.


https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/09/28/un-ex-capitan-de-navio-pidio-a-juan-guaido-la-intervencion-de-una-fuerza-humanitaria-de-paz-en-venezuela-no-deje-que-terminen-de-destruir-al-pais/


domingo, 27 de septiembre de 2020

Lo que ocurrió después de que el Ejército venezolano se enfrentó a la guerrilla colombiana en Tres Esquinas del estado Apure

 En el episodio, la semana pasada, murieron cuatro militares y cientos de campesinos fueron desplazados


Sebastiana Barráez/ 27 de septiembre 2020

@SebastianaSin

Tomado de Infobae

 

 

Ese sábado Ana Luisa, como pidió que la identificáramos, estaba preparando un guarapo de malojillo y limón para el catarro. Pensó en dormitar unas horas para espantar el malestar y fue cuando oyó el ensordecedor ruido de aviones. “Se oían casi sobre mi cabeza. Después fue como una explosión que me dejó mareada. Me caí, traté de levantarme, pero no pude y me arrastré hasta debajo de la mesa y grité, llamando a mi hijo, pero nadie respondió y yo me quedé ahí llorando, creyendo que iba a morir”.

Militares del Ejército venezolano


Ella es habitante del sector Tres Esquinas, estado Apure, en la frontera con Colombia, que el sábado 19 de septiembre vivieron el enfrentamiento entre soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y miembros de la guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Decidió hablar con Infobae para contar lo que vivió durante el enfrentamiento y hasta que los soldados venezolanos abandonaron la zona, el sábado 25 de septiembre. De ese hecho quedaron cuatro militares venezolanos muertos y una frustrante derrota para la institución castrense.

Entrada al caserío Tres Esquinas


El miedo de Ana Luisa es como la del resto de la población civil, víctima de la presencia de los grupos irregulares, a lo largo y ancho de la frontera del llanero estado Apure. Los campesinos son los más afectados, porque son vulnerables ante un ejército guerrillero armado, que se ha instalado en el territorio con la tímida mirada del ejército venezolano, especialmente desde la llegada de Hugo Chávez al poder y su reconocimiento a los grupos guerrilleros de Colombia.

“Después supe que cayeron granadas en el techo de una de las casas, ahí estaba una muchacha con un bebé que, gracias a Dios, salieron ilesos. Mi sobrino me contó que bajaba un grupo del Ejército y que después de la escuela de Pueblo Nuevo, en la siguiente finca, entre Caño Hondo y Pueblo Nuevo, fue que se enfrentaron los militares con los guerrilleros; a 18 kilómetros de Caño Hondo está Tres Esquinas”, narra Ana Luisa.

Así quedó el techo de una de las viviendas después de las bombas lanzadas


“Lo que más me afectó fue el ruido y ver que los aviones soltaban las bombas, como en las guerras de la televisión, porque además de los disparos hubo aviones del ejército que bombardearon; por ahí decían que quedaron 19 muertos, pero nadie los vio y por miedo nadie se va a acercar a esa zona”.

Hay consenso, no solo entre la familia de Ana Luisa, sino de otras familias de la zona que el enfrentamiento fue entre la Fuerza Armada Nacional venezolana y la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). “Yo no me acerqué por ahí, pero varios aseguran que junto con los soldados venezolanos había hombres vestidos de negros y encapuchados. Pero lo que sí es que fue las FARC contra soldados venezolanos”.

 Sí, sí están

Ana Luisa, quien creyó que, ese sábado 19, lo peor que iba a pasarle era lidiar con su catarro, de repente estaba tratando de sobrevivir. Le pregunto por la presencia de la guerrilla. “Para nadie es un secreto que los grupos irregulares tienen fincas y se movilizan libremente por la zona”, responde. Le insisto en que nos diga quiénes son. “Ellos tienen explosivos enterrados a la orilla del camino y en el puente de Caño Hondo también tienen explosivos”, dice como justificando lo difícil que se le hace identificarlos.

“Nosotros hemos vivido aquí desde hace muchos años y nunca había pasado nada así. Me preocupa que por decir estas cosas ponga en peligro a mi familia o a mis vecinos. Aquí nadie nos defiende”, expresa con angustia, hasta que le prometo que no mencionaremos su nombre ni publicaremos las fotos, que nos interesa saber qué pasó, qué sucede con la población civil y quién es esa guerrilla.


Las FARC siguen teniendo presencia en territorio venezolano


“No sé decirle dónde están exactamente, si son los de las FARC o el ELN, porque ellos están por toda la zona, pero las FARC son los que más tienen presencia en este lado, más allá, hacia El Nula, hay más ELN. Esa gente está en la zona desde hace años; dos fincas más allá de pasar el puente de Caño Hondo, ellos tienen un campamento grande; esos son colombianos y son de las FARC”.

Revela que como los grupos guerrilleros tienen mucho dinero y han comprado muchas propiedades en la zona, aun cuando son colombianos y eso debe estar prohibido en la frontera. “Sí, sí están ahí en fincas que han ido comprando en Tres Esquinas, Pueblo Nuevo, Los Laureles, Caño Hondo. Fueron comprando pequeñas fincas, unas vecinas de otras, y han hecho grandes fincas”.

“Hay propiedades que ha comprado la guerrilla de las FARC y a unos cinco kilómetros compraron los del ELN. Los que llegaron primero, los de las FARC, tienen más poder en esta parte y por eso se pasean en sus lujosas camionetas, con armas grandes, mientras que los del ELN pasan en motos”.

“El martes (22 de septiembre) muchos dejaron sus fincas, con sus niños en brazos, por el temor a un nuevo enfrentamiento. En la iglesia de Los Laureles entraron más de cien vecinos y otra gran cantidad salieron por Valle Verde, porque por Tres Esquinas los soldados no dejaban pasar a nadie. Yo también decidí irme a la iglesia con mi nieto”, finaliza diciendo Ana Luisa.

Aquí, en la iglesia católica de Tres Esquinas, se refugiaron campesinos
 que huyeron del enfrentamiento


El 22 huyeron

Oscar, un obrero, que trabaja en la finca de la familia de Ana Luisa, da fe del pánico que se desató el martes 22 de septiembre. “Decenas de personas salieron a prisa, algunas llevando solo un morral o un bolso en la mano. En el tiempo que llevo aquí nunca había sentido tanto miedo entre los habitantes, la verdad, nunca sentí que corriera peligro como ahora. Unos días antes hubo tiroteos, pero más allá hacia El Nula, pero aquí nunca hemos tenido esos problemas”.

“Prefirieron dejar todo abandonado ante un posible nuevo enfrentamiento. Se fueron en moto, incluso montaron las motos en canoas y atravesaron el río Sarare para salir por Valle Verde”.

“En la iglesia de Los Laureles había como 100 personas. Claro, hubo personas que se quedaron en sus fincas por temor a que les roben el ganado. Pasando el río Sarare, hay otra iglesia y hasta allá fueron a parar otra cantidad de personas”.

Esto ocurrió en la finca de Daniel Medrano



Le pregunto a Oscar por qué la gente decide huir tres días después de lo sucedido. “El sábado nadie se podía mover del lugar y luego pensamos que ya todo había pasado, pero no fue así, se siguieron oyendo disparos. El domingo continúo el enfrentamiento. El lunes, algunos del pueblo hablaban de una reunión para resolver el problema; se supo que la reunión entre los grupos guerrilleros y el ejército venezolano para llegar a un acuerdo se dio, pero como nadie podía entrar o salir de la zona, tampoco había certeza de si continuarían los tiroteos”.

“El martes la gente salió aterrada, sin esperar permiso o información de nada, aun cuando los grupos estaban ahí en el monte. Fue muy grande el miedo a que el Ejército venezolano entrará a enfrentarse con los guerrilleros; lo ocurrido el sábado 19 no fue más fuerte porque los soldados venezolanos agarraron a los de las FARC descuidados, porque para esta zona nunca hubo problemas”.

“El enfrentamiento del sábado fue en Caño Hondo, en los linderos de tres fincas, la de don Daniel Medrano, la de don Fermín Blanco y la de don Rafael Guerrero, pero bajaron disparando hasta la finca de don Alipio Cruz y la del señor Aristóbulo Zambrano; es una zona donde hay unas 15 fincas, más la comunidad siguiente que son Los Laureles y por la parte de arriba están los del Consejo Comunal de Pueblo Nuevo, que están bastante cerca”, considera Oscar.

Los terroristas

El viernes 25 los soldados venezolanos se fueron de la zona. Quedaron como resultado cuatro militares presos y los cinco “terroristas” capturados, según dijo el ministro de la Defensa GJ Vladimir Padrino López en un escueto comunicado, pero veamos quiénes serían los detenidos, que el titular castrense no quiso mencionar.

El radiograma que da cuenta de los militares asesinados y heridos


Detuvieron a Carmen Cecilia Cubidez a quien estarían responsabilizando por la muerte de uno de los militares; hay quien asegura que ella se encontraba oculta, debajo de la cama, con sus dos hijos y su papá que padece Parkinson, al momento en que ocurrió el enfrentamiento.

En el caserío Tres Esquinas culpan a los soldados de haber insultado y golpeado al comerciante Luis Emilio Contreras, de quien aseguran que él estaba en su casa con sus dos hijos y esposa.

El SM3 Gabriel Alexánder Pérez Silva asesinado por las FARC


De una vivienda sacaron a golpes a Jaime Durán, quien estaba en pantalón corto, descalzo y sin camisa cuando los militares venezolanos se lo llevaron. Dos personas cuyos nombres no se sabe, pero que fueron detenidos también estaban en pantalón corto, sin camisa y descalzos como acostumbran a andar muchos habitantes del llano.

Los cuatro soldados venezolanos muertos: SM/3ra.  Gabriel Alexander Pérez Silva, S/2do Reiber David Chirino Reyes, 1TTE Augusto David Linares Delgado y Tte Miguel Ángel Mora García.

Lo que quedó entre la gente de Tres Esquinas, Pueblo Nuevo y Caño Hondo del estado Apure, fue el miedo a que se repita una acción similar. “Y nos quedan los impactos de los disparos en las paredes de varias casas”, dice Oscar, el obrero de la finca de Ana Luisa.


https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/09/27/lo-que-ocurrio-despues-de-que-el-ejercito-venezolano-se-enfrento-a-la-guerrilla-colombiana-en-tres-esquinas-en-el-estado-apure/


El ministro Vladimir Padrino López pregona soberanía mientras Venezuela es escenario de guerra entre grupos irregulares

Pese a las declaraciones del ministro de Defensa, la realidad brutal es que amplias extensiones del territorio están bajo el control de grup...