lunes, 21 de junio de 2021

La escasez de combustible en la frontera entre Venezuela y Colombia se agrava por el contrabando y la extorsión militar: “Es exasperante”

 

Los pueblos que se encuentran en el estado de Zulia denuncian que para conseguir gasolina hay que realizar pagos en dólares


Sebastiana Barráez/ lunes 21 de junio 2021

@SebastianaB

 

Tomado de Infobae


Hoy, hace 29 días que al pintoresco pueblo de San José de Perijá en la frontera de Venezuela con Colombia, por el estado Zulia, no llega combustible. “A las dos estaciones de servicio La Frontera y San José, no llega ni gasoil ni gasolina. Y es exasperante esta situación. Solo se mueven motos y bicicletas. Ah y también los vehículos oficiales”, le dice a Infobae un productor que lamenta el abandono que lucen las fincas de la zona.

Los habitantes desesperados por la falta de combustible en San José de Perijá

En la carretera Machiques-Colón se logra conseguir combustible a lo largo de la carretera y en los poblados, pero no en las gasolineras sino en ventas improvisadas. Rápidamente los conductores observan pequeños carteles que ofertan el combustible en botellas de plástico: desde 3 mil 800 a 5 mil presos la gasolina colombiana.

Mientras más se aleja del puente que está sobre el río Catatumbo, a la altura de la carretera Machiques-Colón, más se eleva el precio de la gasolina. En San José de Perijá, municipio Machiques de Perijá, estado Zulia el litro hay que pagarlo a 3 dólares o 10 mil pesos colombianos; aunque es territorio venezolano nadie paga o cobra en bolívares.


Dependiendo de la zona varía el precio del litro de combustible en la vía que lleva a El Cruce, en territorio del estado petrolero del Zulia. A lo largo se observa a adultos, jóvenes e incluso niños en ventas de combustible que ofrecen en recipientes de refrescos (gaseosas) de plástico.

Es casi una caravana de motorizados los que llegan a esas ventas improvisadas para surtirse y llevar a los vehículos. Uno de be ir a la parte de atrás de las viviendas, no visibles, para que le vendan la gasolina. Es una estrategia ingenua porque cada quiosco es una referencia de venta de combustible colombiano.

Para zonas como La Grita o La Fría, del estado Táchira, la que llega es gasolina venezolana. “La venezolana, la puede conseguir en La Fría, a unos 2.500 pesos el litro, mientras la colombiana ahí mismo está no menos de 3 mil pesos el litro”.

La diferencia de precio es por la ruta de acceso. La que llega a La Fría, desde Colombia, entra por Guarumito. A Perijá llega la que entra por el río Catatumbo y por eso es más cara, unos 4 mil a 4.500 pesos ahí mismo; más allá hasta San  José ya le cuesta 5 mil hasta 10 mil pesos el litro”.

Una de las gasolineras en San José de Perijá

Más allá del Catatumbo está El Cruce y el precio del combustible, cambia de 4 mil a 5 mil pesos. Después viene Cachamana, donde hay una estación de combustible que desde hace mucho tiempo no abren, pero el litro lo están vendiendo a 6 mil o 7 mil pesos. Después viene Machiques y San José donde el precio es de mínimo 3 dólares o 10 mil pesos el litro.

En el caso del gasoil, un bidón de 220 litros de gasoil lo cobran entre 110 a 160 dólares. El negocio del gasoil es exclusivo de los militares, porque son ellos quienes asignan los cupos de distribución.

Solo motos y bicicletas

Es una aventura salir desde San Cristóbal capital del estado Táchira para llegar al Zulia. La opción más segura es también la más peligrosa, porque además del tanque del vehículo lleno, hay que llevar recipientes de plástico con la gasolina que va a necesitar para llegar a destino.

Más de tres meses tiene el Catatumbo, estado Zulia, sin que llegue combustible. Los pueblos que se encuentran en la vía están desesperados

Hace tres meses no le llega combustible al Catatumbo

Quizá porque la alcaldesa de Machiques, Betty Zuleta, está en campaña, le está llegando combustible con más frecuencia”, es la consideración que hace una mujer de pueblo.

Las parroquias, San José de Perijá, Las Piedras, San Felipe, Calle Larga, Río Negro, todo depende de esa alcaldesa.

Las organizaciones de ganaderos han buscado apoyar, en camiones, a las personas que van a ser vacunadas contra el Covid.19. Los adultos mayores no tienen cómo trasladarse, porque no hay transporte público, solo motos y bicicletas. Em algunas fincas las camionetas que se ven son de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA).

A 4.500 pesos el litro de gasolina ofrecen esos jóvenes en la vía

En las zonas rurales cuando se va la luz y se empieza a perder la leche de ordeño, para que los camiones de Enelven puedan ir a reparar las averías, los productores tienen que darles el combustible que reservan para sus plantas eléctricas. “Los habitantes que son seleccionados para la vacuna contra el Covid19 y viven en Machiques, pueden desplazarse caminando, pero los que viven a 30 o 40 minutos, o los que están en Río Negro, a hora media, ¿cómo se trasladan?”.

Los productores han optado por comprar la gasolina o el gasoil a 10 mil pesos el litro para dárselas a los encargados de las fincas y que puedan desplazarse en moto. Muchos de ellos van hasta Cachamana, parroquia Río Negro, municipio Machiques del estado Zulia. Otros van al Cruce. Allí compran gasolina colombiana y la traen a San José u otra población donde residen. “La única manera para que los recipientes de combustible pasen en las alcabalas es que se les pague a los militares”.

Cada historia luce más sombría que otra. “Ir al río Tarra también sería una opción, pero ahí una pimpina o bidón de gasolina está por 70 mil pesos, casi 3 mil pesos por litro.

A lo largo de la carretera hay ventas ilegales de combustible

Hace un mes solo llegó gasoil a San José de Perijá para 10 productores. Lo que se suma a que la escasez de combustible agrava la situación de los contagiados por el Covid, porque no hay cómo trasladar a los pacientes si necesitan oxígeno, por ejemplo. La gente enferma se queda encerradas en sus casas.

En la carretera Machiques-Maracaibo, los indígenas Yukpa cierran frecuentemente la carretera y piden 10 dólares o gasolina a todos los vehículos que pasan. Eso ha influido para que los transportistas de alimentos no quieren viajar por esa vía.

La Asociación de comerciantes de Machiques se reunió y decidió adquirir en Colombia cajas de medicamentos e insumos para el Covid-19 que están regalando a los contagiados.

La escasez de combustible en la frontera entre Venezuela y Colombia se agrava por el contrabando y la extorsión militar: “Es exasperante” - Infobae

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El brutal video de un sargento retirado de la Fuerza Armada de Venezuela que se grabó torturando a un joven

El episodio, ocurrido en el pueblo de Siquisique, confirma que varios militares siguen manchándose de violaciones a los derechos humanos aún...