miércoles, 7 de diciembre de 2022

El caso del funcionario de la inteligencia chavista que murió tras ser abandonado por un grupo que secuestró, amordazó y robó a una familia


Luis Haguit Izaguirre Martínez escapaba de una casa en la que había sometido a una familia, uno de cuyos integrantes lo atropelló instantes después



Sebastiana Barráez/ miércoles 7 de diciembre 2022

@SebastianaB



Tomado de Infobae 
Carolina Esther Estanga y Alejandra Silva víctima de robo y secuestro

Dos jóvenes fueron detenidos después que un hombre murió arrollado. No fue un accidente precisamente, pero tampoco el fallecido, Luis Haguit Izaguirre Martínez (40 años), era un transeúnte común, en realidad era un militar con carnet de la DGCIM. El incidente tiene, de un lado, a un grupo de cinco delincuentes, y del otro, a una familia con varias víctimas. No hay una versión oficial de lo ocurrido, quizá porque no era más que una acción delictiva, robo y secuestro, contra la familia de Carolina Esther Estanga y Alejandra Silva, cuyos sobrinos son los presos.

Lo primero que se supo es que, el 3 de diciembre, en horas del mediodía, un hombre murió arrollado por el vehículo de una de las personas a quienes había atacado en la urbanización Rancho Grande, calle 44, sector Ezequiel Zamora, parroquia Bartolomé Salom, Puerto Cabello, estado Carabobo. Se agregó que los supuestos delincuentes habían huido en dos motos y que uno de ellos, Izaguirre Martínez, lo hizo a pie, siendo arrollado, llamando la atención que tenía, además de la cédula de identidad, documento de la Fuerza Armada como Sargento Mayor de Tercera y carnet Nr. 7494 como funcionario de la DGCIM.

El joven que arrolló al funcionario de la DGCIM tiene 23 años y es hijo de Carolina Esther Estanga y sobrino de Alejandra Silva. Fueron detenidos él y su hermano.

Izaguirre Martínez, junto a dos hombres, que se desconoce si también eran funcionarios de la DGCIM, salieron huyendo de la vivienda, donde tenían amordazados y secuestrados a varios miembros de una familia, después que una de las víctimas logró soltarse y salir a la calle pidiendo auxilio. Los victimarios salieron a prisa del lugar, dos de ellos se marcharon en la moto, dejando a Luis Haguit Izaguirre, quien al correr para marcharse fue atropellado por la camioneta de una de las víctimas.

Funcionarios de DGCIM usan máscaras o capuchas para algunas actividades

Luis Haguit Izaguirre Martínez había estado adscritos al entonces Comando Regional N° 5, Destacamento de Seguridad Urbana Caracas, como sargento de la Guardia Nacional. Y para el momento del suceso aparece como funcionario de la DGCIM.

Abundan los testimonios de víctimas de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) que llegan a las viviendas, rompen cerraduras, allanan sin orden, roban prendas, se llevan vehículos, incautan equipos portátiles y se llevaban a personas que desaparecían por varios días hasta que después quedaban en libertad y los presentaban ante algún tribunal. Una de esas características es que vestían de negro, algunas veces encapuchados y con armas largas.

El hecho es sórdido, causando un incómodo silencio en el organismo de Inteligencia estatal, más aún porque ocurre en un territorio donde el teniente Coronel Alexander Granko Arteaga, jefe de la Dirección de Asuntos Especiales (DAE) de la Dgcim tiene marcados intereses.

Los documentos que portaba el funcionario de DGCIM fallecido

Hay videos y testigos

Carolina Esther Estanga, dijo a través de un video, que a su casa se metieron varias personas, la apuntaron con arma de fuego, la amordazaron y le pedían dinero. “Todavía tengo marcas en las manos. No sé por qué ellos decían que yo tenía dinero”, dice a la vez que estima en más de media hora el tiempo en manos de los delincuentes, Todavía estoy en shock”.

Relata que su hija, estando en el baño, logró llamar a su hermana Alejandra Silva “a quien se le dio la voz de aviso de que estábamos arriba secuestrados y que estaban unos hombres armados”.

Cuando Silva va a casa de su sobrino, relata Estanga, ve que “a mi hijo también lo tenían amordazado”. El funcionario Izaguirre la persigue, el joven logra zafar las ataduras y se va tras el Dgcim. “Mi hermana logra meterse en la casa de un vecino. Al otro hijo mío le logra quitar los precintos que tiene puesto, prende su vehículo y en esa persecución ocurre un accidente de tránsito; el muchacho embistió a mi hijo y mi hijo lo embistió y lamentablemente está muerto”.

Relata que se dio el careo, aunque no explicó con quién, pero sí aseguró que existe una cámara que grabó todo lo ocurrido y en ella se identifica a Izaguirre, asevera Estanga. Asegura que se ha pretendido desvirtuar lo sucedido, que se siente sin apoyo y amedrentada.

SM3 de la GNB Luis Haguit Izaguirre Martínez muerto en la urbanización donde ocurrió el secuestro y robo

Todos los días viene un carro distinto a rodearnos la casa, con chaqueta negra, moto grande, vestido de negro. No me dicen nada de mis hijos, aunque les logramos pasar alimentos, aunque difirieron la audiencia y no sé por qué; no tengo para pagar un abogado”.

Estanga pide al Ministerio Público que se esclarezca el hecho, porque Luis Izaguirre, el hombre muerto, “se nos metió a nuestra casa, a robarnos y a secuestrarnos, e incluso si le hubiese dado tiempo hubiesen violado a mi hija porque él andaba con una ropa interior, hoy lo quieren pintar como una víctima”.

Asegura que sus hijos son personas intachables y trabajadoras. “Ellos son inocentes. Con los videos que hay, con las declaraciones que tiene la PTJ (Cicpc), el fiscal y tránsito, porque hemos declarado en todos lados y pueden notar que las declaraciones son las mismas. Todos los vecinos vieron lo que ocurrió”.

Ella asegura que son víctimas y aun así “le doy mi sentido pésame a sus familiares” dice refiriéndose a Izaguirre. “Somos víctimas de un secuestro, somos víctima de robo. La persona fallecida era un funcionario activo de la DGCIM. Temo por mi integridad física, temo por la seguridad de mis hijos detenidos, temo por la sentencia que le vayan a dar a mis hijos siendo inocentes”, finaliza diciendo la madre de los jóvenes presos por el hecho ocurrido en Puerto Cabello.

Por su parte, Alejandra Silva, tía de los muchachos detenidos “no es nada fácil para nosotros ser víctimas del hampa. Ya queremos salir de esto y que mis sobrinos salgan de esta situación, porque son inocentes. Tenemos los videos cuando el hombre me persigue y me encara; es horrible tener tres días que cuando me acuesto y cierro los ojos, lo primero que veo es la cara del hombre que me persigue”.

Asevera que en el video se ve cuando ella sale “descalza, con el short al revés, corriendo y el hombre persiguiéndome; era la vida mía o la vida de él. Le doy gracias a Dios por resguardar mi vida, la de mi hermana y la de mis sobrinos”, dice finalmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El largo camino de una periodista por revelar las irregularides en los Tribunales de Protección Infantil: diez casos aterradores

  Karla Salcedo Flores denuncia el negocio que hay con los niños por parte de un grupo de jueces, fiscales, consejeros y varios bufetes de a...