domingo, 17 de marzo de 2024

Al tercer jefe de la Dirección de Contrainteligencia Militar de Venezuela lo tienen preso y acusado de terrorismo

 

En la revolución bolivariana no hay nadie seguro, en cualquier momento hasta los más leales pueden terminar encarcelados o muertos


Sebastiana Barráez/ domingo 17 de marzo 2024

@SebastianaB


Tomado de Infobae

General de Brigada del Ejército, Ildderf Ibarra Tallupe, preso en Fuerte Tiuna

En la revolución bolivariana no hay nadie seguro; en cualquier momento hasta los más leales pueden terminar presos o muertos. Ocurrió con el tercer jefe de la DGCIM, el General de Brigada del Ejército, Ildderf Ibarra Tallupe, quien hasta el 18 de marzo 2023 fue el Director de Operaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Moisés, como era su alias en la institución, fue antes jefe de la Comandancia Regional de Contrainteligencia Militar N° 1 de la zona Occidental, hasta el 29 de agosto de 2022. Hace casi un año, siendo el tercer jefe de la DGCIM a nivel nacional, le quitaron el cargo, lo metieron en la cárcel de la Dgcim en Fuerte Tiuna y lo acusan de Terrorismo


Todo se inició desde que denunció a un alto poder de la Dgcim a nivel nacional por encubrir actividades del narcotráfico en el Zulia. La causa penal está en la Fiscalía con el Nr. MP-75958-2023, y el expediente es el Nr. 4CT-S-052-2023, del Tribunal Cuarto de Primera Instancia en Función de Control con competencia en casos vinculados con delitos asociados al Terrorismo. Lo imputaron por financiamiento al terrorismo, asociación para delinquir, valimiento de influencia entre otros. 


“Nadie quiere hablar porque tienen miedo”, le dice a Infobae un amigo de Ibarra, quien pide mantener la reserva de su nombre. “Todo esto fue porque Ildderf pasó un reporte, al general Iván Hernández Dala, sobre actividades irregulares y nexos ilícitos del Teniente Coronel Alexander Granko Arteaga, en la zona del Sur del Lago, Guajira y la Costa Oriental del Zulia”.

Alexander Granko Arteaga

Ante la pregunta de qué tipo de actividades y con quién, responde que con el grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) “y esos grupos que denominan Tancol (Terroristas Armados Narcotraficantes), donde Ibarra encontró argumentos y cientos de evidencias contra Granko. Cuando el general presentó las evidencias, el director general de la DGCIM, MG (Ej.) Iván Hernández Dala cuestionó a Granko, quien incluso permaneció detenido en las oficinas de Boleíta, sometido a una investigación, pero eso lo dejaron así, Granko volvió a su cargo y meses después meten preso a Ibarra”.


“El general Ibarra está enfermo por un problema de una válvula que tiene en el corazón. Las visitas que recibe es solo a través de un vidrio, no le permiten contacto físico con su familia, hablan a través del teléfono”.  

El equipo de funcionarios que trabajaba con el general Ibarra, fue desmantelado.

“Lo peor que está pasando en la Fuerza Armada (FANB) es que Granko, que es un oficial de menor rango, tiene tanto poder que se impone ante un jefe de región con el grado de General. Eso ha causado mucha molestia entre los oficiales, porque incluso un Mayor General ha sido reducido a actuar como subalterno de un teniente coronel de la Guardia Nacional como es Granko”.


Drogas, armas y guerrilla


Al explicar en detalle lo sucedido para que el general Ibarra terminara en prisión, dice que “cada vez que había un caso en el Zulia relacionado con narcotráfico, o militares de la Armada muy comprometidos, en ciertos casos, drogas, armas y ELN, siempre aparecía el nombre de Granko. Los casos más álgidos fueron los del Sur del Lago de Maracaibo, droga que viene de la Sierra de Perijá para buscar salir a las islas del caribe”.


Alias Moisés “estaba preocupado, porque se le ordenaba la liberación de narcos, encubrir casos y tergiversar procedimientos. Él sabía que eso podía terminar mal y que la soga reventará por lo más delgado”. Lo que no sabía es que en el juego del bueno y el malo, tan usado en la jerga policial, Granko aparece siempre como el malo, pero no es el único.


Asevera que eso ocurría cuando su amigo Moisés ocupaba el cargo de Comandante de la Región de Contrainteligencia (Recim) Occidental. “El general Hernández Dala nombra a Ibarra, el 29 de agosto 2023, Director de Operaciones; aunque Granko regresó a su cargo, ya la guerra con Ibarra estaba declarada. Además, los asesores cubanos de Contrainteligencia Militar del G2, quienes son “consejeros” en la DGCIM, recomiendan postular a Ibarra para sustituir al Subdirector de la Dgcim, quien estaba con problemas de salud”.

En Fuerte Tiuna hay una cárcel bajo custodia de la DGCIM

“Hay que entender que a Granko, jefe de la Dirección de Asuntos Especiales (DAE) y jefe del Despacho de Hernández Dala, no quería que se diera ese nombramiento. Fue así como fabricó una historia contra el general Ibarra, para desacreditarlo y así detenerlo, usando al Ministerio Público, donde tiene muchas influencias”.


Insiste que se explique que al general Ibarra lo detienen inicialmente con la excusa de que tendría conversaciones con sectores de la Oposición. “Le llegaron a Moisés, sus propios compañeros de la DGCIM, y le dijeron que entregara su teléfono, sin el mínimo respeto a que es un General, que le ha servido fielmente a la institución; allanaron su vivienda y las de todos los que trabajaban con él”. 


“En esa oportunidad mantuvieron al General en las oficinas de Operaciones, es decir recluido en su dormitorio del tercer piso. Hoy está en la cárcel que acondicionaron en el Fuerte Tiuna”. 


Igual receta


El expediente contra Ibarra, otrora jefe regional de Dgcim, “contó con la participación de investigadores de la DAE, subalternos de Granko Arteaga, y liderizados por el Mayor Jeanpierre de Jesús Soto alias (César), quien llevó a cabo las acciones con las fiscalías N° 17 y 55 con competencia nacional”. 


Ni familiares ni amigos pueden visitar al GB Ibarra Tallupe, “está aislado, quizá porque goza de buena reputación dentro de la DGCIM y la Fuerza Armada. Imagine lo absurdo que es, está incomunicado”.


El 30 de julio 2023 se habría quitado la vida el General de División Luis Rafael Laiza Linares, quien era subdirector de la DGCIM, por lo que en el orden de mando le seguía el general Ibarra, como Jefe de Operaciones, pero fue detenido inicialmente con el argumento de que estaba relacionado con unas bandas de delincuentes”.

MG Iván Hernández Dala jefe de la DGCIM

Revela que “los comandantes que llegan a las regiones reciben bondades y por eso no se quieren ir. Ibarra estaba preocupado cuando lo sacaron de la Recim pero después estuvo tranquilo cuando lo nombran tercero a bordo de la Dgcim en Caracas. Un día me dijo que Granko le estaba haciendo la vida imposible. ‘Ahora es peor porque al denunciarlo se convirtió en una pelea con él’, me dijo lamentándose. Me contó que a Granko le habían dado un golpe interno, porque no solo fue él quien lo denunció sino también otro general, que era presidente de la Corporación Venezolana de Guayana Logística, Jorge Luis Gómez Pimentel, y que fue detenido por la trama Pdvsa. Así mismo, el coronel que estaba en Investigaciones y a quien metieron preso por un empresario detenido con credenciales y amigo de Hernández Dala y Granko Arteaga. No fueron los únicos, son unos cinco y todos terminaron presos”.


Por otra parte, el equipo de trabajo que tenía el general Ibarra Tallupe en el Zulia, fue desmantelado y las investigaciones realizadas por ese grupo desaparecieron.


https://www.infobae.com/venezuela/2024/03/17/al-tercer-jefe-de-la-direccion-de-contrainteligencia-militar-de-venezuela-lo-tienen-preso-y-acusado-de-terrorismo/



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La historia de El Rojo, el intocable y poderoso familiar de El Aissami en Apure

   Alex Aamer es primo de Rodaima Amer, esposa del ex ministro de Petróleo en Venezuela. Su inmensa fortuna va aceitando el paso a través de...