domingo, 3 de marzo de 2024

“Mi hermana no es ninguna criminal”: habló la familia de una oficial venezolana detenida por la DGCIM, incomunicada y apartada de sus dos bebés

   

El hermano de Karen Nayarit Gómez Gutiérrez, privada de su libertad desde el 22 de enero de 2024, exigió a la Justicia venezolana que dé pruebas de vida de la primer teniente e insistió en su inocencia


Sebastiana Barráez/ domingo 3 de marzo 2024

@SebastianaB


Tomado de Infobae

Karen Nayarit Gómez Gutiérrez lleva un mes y 10 días detenida, sin que sus familiares ni abogado de confianza tengan acceso a ella

Hoy, la primer teniente Karen Nayarit Gómez Gutiérrez, cumplió un mes y 10 días detenida, sin que sus familiares ni abogado de confianza tenga acceso a ella. Nadie la ha visto. Nadie la ha oído desde entonces. Y ella no ha visto, abrazado a sus dos bebés menores de dos años; al más pequeño dejó de amamantarlo abruptamente desde que fue detenida el 22 de enero 2024, después que el fiscal Tarek William Saab Halabi anunció la Operación Brazalete Blanco. Hasta ese momento, la joven oficial tenía un mes acudiendo a los organismos preguntando por su esposo, coronel activo del Ejército, detenido el 15 de diciembre 2023.

Ronald Gómez, hermano de Karen Nayarit, reconoce que el tema “es muy doloroso tanto para mí como para mi familia”. Lo único que ellos han logrado saber es que la joven madre está bajo custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), supuestamente en uno de los inmundos sótanos de la sede central de Boleíta en Caracas, y que le impusieron un defensor público llamado Santos Rojas.

Ella está secuestrada por el Gobierno venezolano desde que la llamaron el 22 de enero para asistir a una reunión en la sede de la ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) en Guatire, estado Miranda. Dejó a mis sobrinos al cuidado de su vecina, pero nunca regresó”, dice Ronald Gómez.

Ronald Gómez, hermano de la joven teniente Karen Nayarit Gómez

Dice que la familia y amigos de la pareja de su hermana “también están destrozados ante esta desgracia y solo pensamos en sus hijos que, todos los días, preguntan por sus padres, agarran el teléfono de juguete para llamar a sus papás y eso nos parte el alma”.

Mi hermana fue desaparecida por la DGCIM y el gobierno venezolano. Llamo a eso desaparición porque no hemos contacto de ningún tipo con ella. Solo supimos, por informaciones públicas, que el 23 de enero fue degradada de la Fuerza Armada, sin cumplir el ciclo de investigación, violándole todos los derechos”.

Relata el angustiado hermano que “somos una familia muy humilde; mis padres viven en un campo donde se les hace difícil la comunicación. Mi mamá ha viajado desde Mérida, con todo el esfuerzo que eso significa porque hasta para movilizarse en Venezuela es una lucha”.

“Mi madre, a pesar de que está enferma, viaja a Caracas en autobús para intentar ver a Karen pero no se lo han permitido; No sabemos cómo está.  ¡Ni siquiera hemos podido constatar que está viva! Tampoco tenemos los medios económicos para solicitar la asesoría de un abogado. Todo lo que sabemos es por los comunicados y las informaciones públicas donde aparece mencionado su nombre”.

Gómez manifiesta preocupación porque “el Fiscal General Tarek William Saab afirma que mi hermana, PTTE Karen Gómez, tenía vínculos con la abogada Rocío San Miguel y que supuestamente mi hermana era la encargada de conseguir todo el material médico para los lesionados en caso de presentarse un combate”.

“Quiero aclarar que mi hermana ni siquiera conoce a la abogada Rocío San Miguel, nunca tuvieron relación de ningún tipo, ni contacto, incluso desconocía de su existencia”, dice el joven quien agrega que su hermana llegó hace unos años a Caracas y su actividad es relacionada a la fisioterapia, pero nada que ver ni con una sutura.

Las pruebas

Ronald Gómez relata que cuando funcionarios de la DGCIM hicieron un allanamiento en casa de su hermana ahí estaban los dos niños con sus abuelos paternos, quienes estaban a aterrorizados, llenos de miedo y con la incertidumbre de lo que podría suceder.

Según el fiscal Saab Halabi, en el allanamiento habrían encontrado pruebas, “pero lo que según ellos se llevaron fue un tensiómetro digital que mi madre dejó la última vez que visitó la casa de Karen, ya que mi madre es hipertensa y cuatro pares de guantes quirúrgicos. Esas son las pruebas que ellos tienen supuestamente para vincular a mi hermana de magnicidio. Cualquiera de nosotros puede tener en casa guantes quirúrgicos y un tensiómetro, en la caja de primeros auxilios o en la caja de materiales de limpieza”.

El Fiscal Tarek Saab en una de las versiones de la Operación Brazalete Blanco

Explica que su hermana Karen se fue a estudiar la carrera militar a los 16 años, porque “mis padres no tenían cómo pagarle una carrera universitaria. Después de 4 años de estudio se graduó en la academia de la Fuerza Armada Militar venezolana como oficial en Ciencias y Artes Militares mención Fisioterapia, esa es el área a la que ella se dedicaba en la Fuerza Armada Nacional”.

Asegura que desde hace tres años “Karen se dedicó a ser una ama de casa, ya que, con sus dos embarazos seguidos y complicados, solo asistía pocas horas a su trabajo”.

“Desde hace 3 años o más ella solicitó la baja de la institución, pero nunca se la dieron.  Mi hermana solo tiene 29 años, aún es muy joven y no es justo lo que están haciendo, están culpando a gente inocente y usan ese mecanismo de defensa por miedo”.

Es enfático al afirmar que su hermana “no es médico, no es enfermera, tampoco asistente médico, ella es incapaz de hacer una sutura.  Las personas que la conocen saben la calidad de ser humano que es Karen, es una persona íntegra, con valores, humilde, madre dedicada a su hogar, a sus hijos. Es además, una hija, hermana y amiga ejemplar”.

Considera que su error “fue creer en la justicia venezolana, creer que ella podía tener un futuro sirviendo a nuestro país.  El día 14 de diciembre se llevan a su pareja, el Coronel Carlos Jesús Sánchez Vázquez, por lo que ella en su desesperación, por no saber nada de él, puso la denuncia ante las autoridades venezolanas”.

Coronel Carlos Jesús Sánchez Vásquez, esposo de la teniente también detenida

Gómez agrega que “aquí también hablo por todas esas víctimas que han sido privadas de su libertad y por todos los perseguidos políticos, por los miles de presos bajo este gobierno dictatorial”.

Le solicita a la Corte Penal Internacional (CPI), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a la Organización de Estados Americanos (OEA) y Organización de Naciones Unidas,  ¡y todos los organismos internacionales que nos hacen a hacer justicia!”

“No tienen idea del miedo que sentimos, de cómo cada día le pedimos a Dios que proteja a mi hermana. No sé si han visto el video de El Helicoide, es tan horrible lo que han vivido las personas que han estado ahí, quienes dicen que el pensamiento más recurrente era que querían morir”.

Finaliza diciendo que exigen “una fe de vida de Karen Nayarit Gómez Gutiérrez, ¡que nos permitan verla y saber que está bien! Pedimos que se le respeten sus derechos. Mi hermana no es ninguna criminal”.

“Mi hermana no es ninguna criminal”: habló la familia de una oficial venezolana detenida por la DGCIM, incomunicada y apartada de sus dos bebés - Infobae

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La historia de El Rojo, el intocable y poderoso familiar de El Aissami en Apure

   Alex Aamer es primo de Rodaima Amer, esposa del ex ministro de Petróleo en Venezuela. Su inmensa fortuna va aceitando el paso a través de...