jueves, 5 de mayo de 2022

El informe que revela la propagación de cultivos de coca en Venezuela, camino a convertirse en país productor de droga

 

"La Revolución de la Cocaína", publicado por InSight Crime, desmitifica al Cartel de los Soles y desnuda el riesgo cierto de que la nación caribeña deje de ser sólo un puente del narcotráfico


Sebastiana Barráez/ jueves 5 de mayo 2022

@SebastianaB 



Tomado de Infobae 


Una vez que la producción de cocaína se arraiga en un país, es muy difícil dar marcha atrás”, es una frase demoledora del informe ”La Revolución de la Cocaína en Venezuela“ que presentó Insigth Crime, desmitificando al Cartel de los Soles, desnudando el riesgo cierto de que Venezuela pase de ser un país puente del narcotráfico a ser productor, con sus consecuencias. “Como demuestra la experiencia de Colombia, los cultivos de coca ofrecen ingresos irresistibles tanto para grupos criminales como para agricultores arruinados, y una vez que la práctica está firmemente establecida, los intentos de erradicarla fomentan conflictos, resentimiento y mayores lazos entre los grupos armados y las comunidades rurales”.

En este laboratorio encontrado en el Catatumbo, Zulia, la FANB encontró 7 mil 530 Kg de Pasta Base de Coca, más químicos líquidos y sólidos, y combustible

Así lo refleja el informe de la Unidad de Investigación de InSight Crime, un centro de pensamiento y un medio de comunicación que combina el periodismo investigativo con rigor académico, basando sus análisis en la investigación en campo y testimonios de todos los actores, legales e ilegales.

La investigación que duró tres años “incluyó trabajo de campo en puntos críticos para el tráfico de drogas, cientos de entrevistas y monitoreo diario de decomisos, arrestos y operativos antinarcóticos, InSight Crime ha identificado los flujos de cocaína que se mueven por Venezuela y las redes criminales que los mantienen en movimiento”, eso es lo que les permite aseverar que “las rutas de la cocaína en Venezuela pasan por casi todos los estados del país”.

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro mantienen rivalidad por el poder

Uno de los aportes importantes del informe es que desmitifica la tesis de EEUU de que Hugo Chávez priorizaba “el uso de la cocaína como arma contra Estados Unidos e importar la mayor cantidad de cocaína posible a dicho país”. Igual sucede con el llamado Cartel de los Soles de quien dice que “nunca ha sido un cartel de drogas. Por el contrario, es una red porosa y fluida de células traficantes arraigada en las fuerzas de seguridad venezolanas, y facilitada, protegida, y, en ocasiones, dirigida por actores políticos. Y hoy en día dicha red está evolucionando”.

Sostienen que la acusación de EEUU contra Nicolás Maduro y sus co-conspiradores “presenta una narrativa simplificada, y en general distorsionada, del narcotráfico en Venezuela —una versión hollywoodense del Cartel de los Soles—. Pero si bien las conclusiones de los fiscales pueden parecer exageradas, las evidencias incluidas en la acusación y las numerosas imputaciones y sanciones que le precedieron ilustran lo que en realidad es el Cartel de los Soles”.

“A medida que las redes del Cartel de los Soles se solidificaron y ganaron influencia, los propios funcionarios antinarcóticos del presidente levantaron las alarmas. Pero para Chávez, que tenía fresco el recuerdo de golpe militar en su contra en 2002, la corrupción sistémica de los militares era un pequeño precio a pagar para garantizar su lealtad. Así, la verdadera función del Cartel de los Soles no era usar la cocaína como arma contra Estados Unidos, sino apuntalar el poder político en su propio país”.

Las fuentes suelen mencionar a Cabello como el hombre que controla o lidera el Cartel de los Soles: “el capo de los capos”, como lo describió un ex funcionario antinarcóticos. Independientemente de si esta es una información exacta u otra versión hollywoodense de una realidad más compleja, Cabello se ha convertido indiscutiblemente en la cara pública del Cartel de los Soles. Maduro, por el contrario, permanece en las sombras, pues es escasa la evidencia que lo vincula con el narcotráfico”.

Momentos en que Chiche Smith es trasladado por autoridades que lo detienen en Anzoátegui

Falcón y Zulia como paraísos
Carabobo y Falcón son dos estados relevantes para el narcotráfico. “La administración del puerto de Puerto Cabello (Carabobo) está en manos de los militares y es allí donde transitan la mayoría de las drogas”, dijo a InSight Crime un ex fiscal del estado Carabobo, que pidió no ser citado por motivos de seguridad.

InSight Crime destaca que “en 2017, Víctor Clark fue elegido gobernador de Falcón y todo cambió. Joven y ambicioso, Clark fue catalogado por los analistas políticos como el acólito del presidente Nicolás Maduro, pero su campaña también contó con el respaldo personal de Diosdado Cabello”.

Relatan cómo Clark celebró su victoria electoral con un fastuoso concierto en la ciudad costera de Cabo San Román, en la punta de la península de Paraguaná; hubo camiones llenos de cerveza y pirotecnia espectacular. “Pero eso no fue lo único que llamó la atención. ‘Toda la familia de Chiche Smith estaba allí como invitados de honor y protegidos por soldados’, le comentó a InSight Crime una periodista local. Poco después de la fiesta se fotografió a Clark, con parientes de Martínez en eventos públicos. Chiche Smith se había convertido en figura pública”.

Las diputadas Taina González (izq) y Jeycar Pérez (der), con la alcaldesa Keyrineth Fernández, todas detenidas por la red de narcotráfico

Los investigadores en Venezuela de InSight Crime revelaron evidencias de la presencia de cantidades significativas de coca en al menos tres municipios de Zulia, y dos más al sur, en el estado Apure. “Estas evidencias han sido verificadas y corroboradas por múltiples fuentes confiables”, resaltando que fuentes en las zonas, agencias internacionales e informes del gobierno venezolano “muestran que los laboratorios de cristalización utilizados para convertir la pasta de coca en clorhidrato de cocaína han estado proliferando en las mismas áreas”.

Aquí domina el ELN; ellos son los que controlan toda el área desde Río Bravo hasta Río Abajo”, dijo a InSight Crime un residente del municipio del Catatumbo, que no quiso que su identidad fuera revelada. “Han estado comprando hectáreas a los propietarios de fincas para el cultivo [de coca]”, revela el informe, que se corresponde con lo publicado por Infobae, en junio del año 2019, sobre la ocupación por el ELN de 15 fincas en el municipio Catatumbo del estado Zulia. 

En entrevistas realizadas por InSight Crime durante 2021, más de ocho fuentes, entre ellas residentes de la zona, ganaderos, periodistas e investigadores, confirmaron que los cultivos de coca están echando raíces en los municipios zulianos de Jesús María Semprún, Catatumbo y Machiques de Perijá.

Perijá, Semprúm y Catatumbo, donde existen cultivos de coca en Zulia

Reconocen que “la producción de cocaína en Venezuela es incipiente, y representa solo una gota en el océano en comparación con los niveles históricos que se han registrado en Colombia en los últimos años. Pero la región fronteriza del país, pobre, aislada, abandonada por el Estado y dominada por grupos armados, representa una placa de Petri perfecta para su extensión. Y en un país ahogado en una crisis económica, gobernado por un régimen corrupto y devastado por la criminalidad, esa es una apuesta peligrosa”.

La declaración de una fuente de InSight Crime es significativa: “Los recolectores de coca siempre tienen las manos maltratadas; el color de su piel cambia”, dice. “(Los agentes de la GNB) saben a qué personas escoger en el otro lado y no las detienen, pero cuando regresan, les cobran una extorsión. Estos trabajadores migrantes traen a Venezuela, no solo los ingresos que tanto necesitan, también el conocimiento de la producción de cocaína”.

Menciona el informe el caso del general Aquiles Leopoldo Lapadula Sira quien, en el 2019, siendo comandante de las fuerzas del Ejército en Zulia, fue detenido por delitos de narcotráfico, entre ellos por autorizar el tráfico de precursores químicos.

Militares destruyen una pista de aterrizaje usada por el narcotráfico

El negocio en Apure y Amazonas
Insight Crime asevera que, en Apure, “sus sabanas poco pobladas han servido durante décadas como refugio de las guerrillas de las FARC y el ELN y punto de partida de los narcovuelos hacia Centroamérica”, agregando que Mildred Teresa Camero Cevallos, quien fue juez y presidente de la Comisión Nacional contra el Uso Ilícito de las Drogas (Conacuid) de Venezuela, dijo que ocasionalmente se han encontrado pequeñas plantaciones de coca en Apure, al menos desde comienzos de la década de 2000. Y ahora, al igual que en Zulia, hay señales de una aceleración de la producción de cocaína en la región.

La coca siempre ha crecido mejor a altitudes de 1.000 a 1.200 metros, pero el informe revela que los productores de drogas han desarrollado cepas que abren posibilidades para cultivar coca en lugares considerados inviables, como habría sucedido en Apure. “Hoy en día, se encuentran plantaciones de coca dispersas en los municipios de Rómulo Gallegos y Pedro Camejo, particularmente a lo largo de las orillas de los ríos Capanaparo, Cinaruco y Riecito, según residentes locales, líderes políticos e investigadores”.

La Unidad de Investigación de Insight Crime ha descubierto que, así como en Zulia, también en Apure “hay evidencia de que la expansión del cultivo de coca en Apure está siendo facilitada por grupos guerrilleros que utilizan testaferros para comprarles tierras a agricultores de la zona empobrecidos y amenazan a quienes se niegan a vendérselas”, lo que podría corresponderse con lo publicado por Infobae sobre la acelerada compra de tierras en el estado.

En este mapa de las rutas impresiona la importancia que tiene el estado Falcón en la salida de droga vía marítima

Una fuente le dijo a los investigadores que del Putumayo, departamento colombiano que hace frontera con Ecuador, trajeron a unos hombres llamados ‘los químicos’, para que les enseñaran a unos 20 o 25 jóvenes reclutados cómo preparar la cocaína. “Mildred Camero corroboró este dato, afirmando que había recibido información similar de jóvenes reclutados para aprender los procesos de cristalización de cocaína en laboratorios venezolanos, muchos de los cuales ahora operan con un alto grado de sofisticación”.

En el caso de Amazonas, un representante indígena, le dijo a InSight Crime que se han visto cultivos de coca en los municipios de Autana y Maroa, así como laboratorios de cristalización en Autana. “Los cultivos [de coca] comenzaron a aparecer hace unos tres años”, dijo durante una entrevista en 2020. “Se siembran en áreas desprotegidas que no tienen títulos legales. (Los grupos guerrilleros) reclutan indígenas para sembrar, cosechar y cuidar la tierra”.

Consideraron los investigadores que Amazonas es uno de los territorios que ofrece mayor estabilidad para el tráfico de cocaína. “Allí los corredores de drogas están bajo el control del Frente Acacio Medina, de las ex FARC mafia. Allí existe evidencia sólida de colusión entre los disidentes y el Ejército”.

El informe que revela la propagación de cultivos de coca en Venezuela, camino a convertirse en país productor de droga - Infobae

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Una mujer denunció cómo funcionarios de Inteligencia la torturaron y la presionaron a firmar pruebas falsas contra un juez

  María Lourdes Ojeda González detalló que la golpearon, le colocaron una bolsa en la cabeza y amenazaron a su hijo. "Me dejaron secues...