domingo, 31 de mayo de 2020

La Fuerza Armada venezolana usa civiles armados para enfrentar a las bandas que se disputan las minas de oro

31 de Mayo de 2020
  @SebastianaB
Tomado de Infobae

Mientras el ministro de la Defensa, G/J Vladimir Padrino López está ocupado y preocupado en el anuncio de la embajada de Estados Unidos en Colombia de una brigada militar para la lucha contra el narcotráfico, que durante varios meses estará en el vecino país, la realidad en territorio venezolano es alarmante, no solo por la presencia de los grupos irregulares colombianos, sino por la proliferación de bandas usando armas de guerra. Lo insólito es que hay territorios en manos de extranjeros como ocurre en parte del municipio Catatumbo del Zulia. La Fuerza Armada recurre al apoyo de civiles o irregulares armados para enfrentarlos, como ocurrió en el estado Bolívar el 26 de mayo.

En el estado Bolívar se ha librado una verdadera guerra entre comisiones de militares y civiles contra las bandas de los pranes llamados El Toto y Zacarías, que tienen control en El Callao; miembros del Ejército de Liberación Nacional enfrenta a los grupos que hay en la zona para apropiarse de las minas de oro.

El Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) dice ayer, en sus redes sociales, que la Fuerza Armada Nacional “quiere paz y para eso, con máxima constancia y disciplina, nuestro Ejército Bolivariano se mantiene alerta en defensa de nuestras fronteras. ¡Aquí no se rinde nadie! ¡Bajo el espíritu bolivariano e ideario revolucionario! Nosotros lucharemos hasta vencer”. 

Lo insólito es que ni el Ministro de la Defensa, ni el Comandante Estratégico Operacional, ni los comandantes de componente, ni las redes de la Fuerza Armada parecen preocupadas por el asesinato de militares. En Bolívar ocurrieron tres enfrentamientos con solo horas de diferencia.

Hace unos días ocurrió la muerte del primer teniente Jesús Manuel González Gómez, Comandante de la Compañía de Apoyo y Combate del 511 Batallón de Infantería de Selva "G/B Domingo Antonio Sifontes" quien se encontraba destacado en la 5109 Compañía de Francotiradores. No hubo información oficial. Sólo se supo que fue a causa de un enfrentamiento en el sector minero La Anza, en El Perú, cuando grupos que operan en la zona hicieron frente a funcionarios del 511 Batallón de Infantería de Selva G/B Domingo Antonio Sifontes.

Todo lo cubrieron con una Orden de Operaciones Escudo Bolivariano de la Orden Fragmentaria Callao Seguro 01-2020. El reporte interno dice que estaban en un patrullaje con “16 VV/SS/VV, en conjunto con 8 franco tiradores pertenecientes a las 5109 Compañía de Francotiradores, en el Sector la Anza”.

La fecha del incidente es del 26 de mayo. Y asegura que estando en el patrullaje visualizaron a un grupo no determinado de individuos armados que se encontraban en plena vía principal. “Al visualizar la comisión militar abrieron fuego en contra de ésta, originándose un intercambio de disparos, hiriendo de gravedad a la altura de caja toráxica, al Primer Teniente Jesús Manuel González Gómez”.

Agrega el reporte que el oficial fue llevado al Hospital del Seguro Social Juan German Roscio, de El Callao, para que se le aplicaran los primeros auxilios, pero falleció en ese centro hospitalario.

Después llegaron al sector el general de brigada (Ej) Noel Eduardo Montes Fuenmayor, Comandante de la 51 Brigada de Infantería de Selva y el Teniente Coronel Juan Villalobos, Comandante del 511 Batallón de Infantería de Selva.

Por su parte, el Sargento Mayor de Tercera Dervis Daniel Quintana, plaza de la 5109 Compañía de Francotiradores recibió un roce de impacto de bala en el pómulo derecho de la cara, quien fue trasladado al hospital militar de Puerto Ordaz en una ambulancia de la alcaldía de El Callao.

La única acción real de los organismos de seguridad es declarar toque de queda en la zona minera de El Perú, mina Finlandia, antigua Hecla, sector La Hansa, es decir las zonas donde tenía control alias El Toto, quien tiene bajo su mando a unos 300 hombres y sería responsable de múltiples crímenes, entre ellos el de la dirigente social Mara Valdez, en El Callao.

Hace poco en la mina 3 Esquinas, el empresario Carlos Clark falleció tiroteado por delincuentes que intentaban extorsionarlo. A Luis Enrique Alvarado Rodríguez, dueño de un molino en El Callao, y su compañero José Ricardo Ramírez, oficial jefe de la Policía del estado Bolívar, también los mataron a tiros en sector El Perú.

 

Muere agente Dgcim

Por los enfrentamientos en la zona del oro en el estado Bolívar hubo el 26 y 27 de mayo, doce personas muertas, entre ellos el teniente del Ejército y el funcionario de Dgcim.

 El 26 de mayo un reporte de información destaca que a las 2 de la tarde de ese día, una comisión adscrita a la Unidad Especial de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), acantonada en El Callao, municipio Callao del estado Bolívar, vio en el sector Finlandia a un grupo de individuos armados, que no consideraron la voz de alto y que “abrieron fuego contra la comisión”.

Resultó muerto, con cinco disparos en la región parietal derecho, cráneo y clavícula, el funcionario de la DGCIM “con el grado Agente 1” llamado Rafael José Blanco Molina, quien estaba adscrito a la Unidad Especial Domingo Sifontes.

Fueron abatidos dos individuos del grupo Toto y Zacarías, alias Cancerbero y alias El Chino. Desde tiempo de Hugo Chávez se implementó una perversa modalidad para no dar a conocer cuándo son guerrilleros o cuando bandas comunes y las disfrazan con Grupos Generadores de Violencia o Grupo Estructurado de Delincuencia Organizado (GEDO).

El caso es que la comisión oficial estaba integrada por oficiales que no identifica el reporte y que ninguna fuente oficial dio a conocer. Supuestamente había dos oficiales superiores y dos oficiales subalternos, además de 20 tropa profesional, y 26 acreditados externos, es decir civiles armados que incluyen en las operaciones.

El 27 de mayo en la madrugada, en el sector Hong Kong, funcionarios de la subdelegación municipal Tumeremo del Cuerpo de investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) se enfrentaron con integrantes de las bandas, muriendo alias Tito y El Iverson.

A principios de abril 2020, el comandante del Batallón 512 Fuerte Tarabay,  teniente coronel (EJ) Ernesto Solís León y el sargento Gustavo Flores fueron emboscados y asesinados, por una de esas bandas que buscan el control de minas de oro en la zona.

La Fuerza Armada Bolivariana está bastante ocupada en el tema de la gasolina, de enviar mensajes de los héroes de la patria y cosas por el estilo. Lo que la Constitución le señala como función esencial, es decir la defensa del territorio y la soberanía, las han dejado en manos de civiles, policías y grupos irregulares. 

https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/05/31/la-fuerza-armada-venezolana-usa-civiles-armados-para-enfrentar-a-las-bandas-que-se-disputan-las-minas-de-oro/


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Después de que lo secuestraron descubrió que uno de sus captores era “el Loco Iván”, de las FARC: “Se hacía llamar Comandante Esteven”

 Jesús Vásquez, un comunicador empírico del estado Bolívar, reclama que el Ministerio Público engavetó el secuestro del que fue víctima por ...