viernes, 3 de mayo de 2024

Dos militares venezolanos siguen presos tras ser obligados a declarar contra un presunto espía de EEUU que ya regresó a su país

 

El SM3 Darwin Andreizo Urdaneta Pardo sigue en la cárcel y en el olvido judicial junto al primer teniente Reinaldo Enrique Finol


Sebastiana Barráez/ viernes 3 de mayo 2024

@SebastianaB


Tomado de Infobae

En la foto tomada en Los Pedros no hay armas, explosivos ni lanzagranada

No fue el 11, sino el 9 de septiembre 2020, cuando fueron detenidos. Durante una semana los torturaron y los obligaron a grabar videos para que dijeran que el espía americano iba a atentar contra Venezuela. Los dejan detenidos por averiguaciones, “pero los siembran y los obligan a grabar videos para señalar al americano”, dice familia del SM3 Darwin Andreizo Urdaneta Pardo, quien sigue preso y en el olvido judicial junto al primer teniente Reinaldo Enrique Finol, porque el llamado espía gringo, Matthew John Heath, fue enviado a los EEUU como parte del canje por los sobrinos de Cilia Flores de Maduro que habían sido condenados por narcotráfico en los EEUU.

Como ha ocurrido en muchos otros casos, la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) dice que les permitieron una llamada a un familiar, pero eso nunca ocurrió, alteraron el día de la detención, hubo torturas y un viciado proceso judicial. “Dicen que llevaban un lanzagranadas en la parte atrás del asiento del vehículo, un Chery modelo Arauca, donde es imposible que entrara el artefacto”.

La familia de Urdaneta, en conversación con Infobae, precisa que “el 9 de septiembre son detenidos el estadounidense y tres hombres, en la alcabala Los Pedros, entre Zulia y Falcón. Les dijeron que era por averiguaciones para saber qué hacia el estadounidense en el país. Les toman una foto, donde se ve claramente que no había armas ni explosivos, dos días después las autoridades dicen que les encontraron lo que ni siquiera cabía en la maleta del carro”. 

Además de todo lo que vivieron desde que fueron detenidos, el “espía gringo” fue liberado el 01 de octubre 2022 y enviado a su país como parte del canje por los sobrinos de Cilia Flores que habían sido condenados por narcotráfico en EEUU. Eso fue hace casi dos años, pero aún hoy en día el SM3 Darwin Urdaneta sigue preso, con su carrera destruida y con la esperanza de que la juez por fin reciba la llamada que espera para darle curso al caso. 
Las armas y explosivos que aparecieron en la sede de la DGCIM

La familia de Urdaneta revela que “ese 9 de octubre 2020 nos enteramos de que había sido detenido porque un compañero de la Guardia Nacional nos llamó para decirnos, pero no supimos más nada porque cortó comunicación con nosotros. Tratamos de indagar qué había sucedido, pero en ningún organismo nos dijeron nada. Ellos estuvieron una semana en Falcón. Pasó un mes en desaparición forzada y al mes logramos saber, por un familiar de otro preso, que él estaba detenido en la sede de DGCIM, en Caracas”.

Durante ese mes que no sabían del militar, la familia denunció en todos los organismos, incluyendo en el Ministerio Público, la desaparición forzada del SM3 Darwin Urdaneta. La respuesta fue tardía e ineficiente. 

El caso lo lleva Ariuska Arvelo, Fiscal provisorio y Jonathan Jesús Ramos, fiscal Auxiliar Interino 54 Nacional Contra la Legitimación de Capitales, Delitos Financieros y Económicos. El Tribunal Especial Primero de Primera Instancia en Funciones de Control con Nacional y competencia en casos vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo. Defensor Público Nr. 60, Franchely Acosta.

Fue tal la brutalidad de las torturas que recibió el SM3 GNB Darwin Urdaneta que, sin conocimiento de su familia, fue operado por las secuelas de las torturas sufridas. “El día que lo detienen, el 9/9/20, Darwin había salido de permiso y pidió un aventón donde iba el gringo. La Dgcim lo desapareció por más de 23 días y fue torturado.
Primer Teniente Reinaldo Enrique Finol

Los 5 detenidos

Los señalados en esa causa fueron cinco, los cuatro primeros detenidos el 9 de septiembre 2020, en la Acusación Nr. 1CT-S-040-20 y MP-170687-202. Ellos son:  


El estadounidense Matthew John Heath, de 39 años, a quien DGCIM dice que perteneció a una contratista de mercenarios, cumpliendo misión en Irak, del 2006 al 2016, tres meses por año, como operador de comunicaciones en Base Secreta de la CIA. Asegura que le encontró fotografías en su celular de la Refinería de Amuay, Base Naval de Punto Fijo, Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) Nr. 12, Parque de Armas de la Cuarta Compañía, Destacamento 111 del Puente sobre el Lago del estado Zulia y del 192 Grupo Misilístico de Defensa Antiaérea del estado Falcón. 


Marco Antonio Garcés Carapaica, chef entonces joven de 24 años, quien vivía en Maracay, estado Aragua y a quien calificaron de traductor a Matthew John Heat desde Santa Marta, Colombia, hasta el estado Falcón en Venezuela; además de que colaboraría en el cambio de aspecto físico del estadounidense. A él, según dice la Dgcim, le permitieron hacerle una llamada a su mamá.


Darwin Andreizo Urdaneta Pardo, quien al ser detenido era un militar activo, Sargento Mayor de Tercera de la Guardia Nacional Bolivariana, para entonces de 35 años y quien vivía en La Fría, estado Táchira, pero estaba adscrito en el Cuarta Compañía del Destacamento 113 del Zulia. Supuestamente sería el encargado de burlar los puestos de control. La DGCIM dice que se le permitió llamar a su esposa Nayeli Victoria García Zambrano.

SM3 Darwin Andreizo Urdaneta Pardo

Daeven Enrique Rodríguez Argueta, tenía 39 años cuando fue detenido. Hacía funciones de taxista y técnico en refrigeración automotriz. Residenciado en Los Puertos de Altagracia en el estado Zulia. La tarea encomendada, dijo la DGCIM, era conducir el vehículo desde Maracaibo a Falcón. La Dgcim asegura que le permitió llamar a su pareja, Ivonne Barrios, para que supiese lo que estaba sucediendo con su detención. 


Reinaldo Enrique Finol, primer teniente activo, de 32 años, adscrito a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en la región occidental y residenciado en Maracaibo, estado Zulia. Él es detenido el 15 de septiembre 2020. La tarea de Finol sería facilitarle la gorra con letras de la Dgcim, facilitaría el ingreso a territorio venezolano desde Colombia a Maracaibo.


A ellos les incautaron sus teléfonos celulares; a Rodríguez también el certificado de circulación del vehículo en el que se trasladaban y que estaba a nombre de Ivonne Coromoto Barrios Finol. Al estadounidense Matthew dijeron que le hallaron una caja con un teléfono satelital, tarjetas bancarias, licencia de conducir em EEUU, un pasaporte de origen norteamericano, dos libretas con anotaciones y 15 mil 280 dólares. 


Luego la DGCIM asegura que encontró en el vehículo 4 barras de presunto explosivo, una subametralladora UZI con mira y apuntador laser, un cargador con 32 cartuchos 9MM, otro cargador de subametralladora con capacidad para 25 cartuchos, un lanzacohetes antitanque, una gorra con las iniciales DGCIM. 

Matthew John Heath llamado el espía gringo fue liberado hace casi dos años

El espía

La DGCIM dice que recibió información el 8 de septiembre 2020 de la existencia de una organización delictiva, que conforman agentes de inteligencia extranjeros en colaboración con civiles y militares venezolanos, que estaban ejerciendo actividades de espionaje y sabotaje contra la soberanía e instituciones militares, eléctricas y petroleras; el funcionario de la DGCIM, inspector Jefe Abel Angola,  es el funcionario que monta la historia de que en Colombia, según registro del Servicio Integral de Información Operativa (SIIO) de la DGCIM, hay una base de operaciones de los Servicios Especiales de EEUU, donde planifican actividades de espionaje y sabotaje en Venezuela. 


Por ello asegura que, el estadounidense detenido, buscaba información estratégica de la Refinería de Amuay para posible sabotaje, así como información estratégica de unidades militares en los estados Zulia y Falcón. Y que planificaban un falso positivo de ruta al utilizar al territorio venezolano para el tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas desde Colombia con destino a Aruba.


Alegan que la Dirección Especial de Investigaciones Penales y Criminalísticas de la DGCIM hizo una investigación que determinó que ingresarían agentes extranjeros, a territorio venezolano, por la frontera con la Guajira colombiana. Y aseguran que así supieron que entraría, por la Guajira hacia el Zulia, un agente de inteligencia de EEUU llamado Heath Matthew John, con cierto disfraz en su aspecto físico y acompañado de funcionarios para pasar desapercibido en los puntos de control. 


Aseveran la DGCIM que el estadounidense Heath Matthew John iba a usar una prenda alusiva a la DGCIM le fue suministrada por el primer teniente Finol. 


El 11 de septiembre 2020 funcionarios de la DGCIM, adscritos al Segundo Pelotón de la Tercera Compañía del Destacamento 134 de la GNB del estado Falcón, detienen al estadounidense, a un militar y a dos civiles, en el punto de control Los Pedros, municipio Mauroa. 


La comisión de la DGCIM, que detuvo a los cuatro hombres, fue encabezada por el Mayor Marlon Salas, inspector Joan Sandoval y los agentes I Freddy González y Reinaldo Hernández, y el agente III Jhondre Caldera, de la DGCIM Nr. 13 de Punto Fijo.


Cinco después de haber sido detenidos se realizó la audiencia de presentación ante la juez Carol Bealexis Padilla Reyes de Arretureta, del Tribunal Primero de Primera Instancia de Control en Casos Vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo. La Fiscalía los imputó por Traición a la Patria, terrorismo, Tráfico Ilícito de Armas y Asociación. 


La juez Alejandra Romero, quien tiene un año con el caso, está esperando instrucciones para poder darle una medida.


https://www.infobae.com/venezuela/2024/05/03/dos-militares-venezolanos-siguen-presos-tras-ser-obligados-a-declarar-contra-un-presunto-espia-de-eeuu-que-ya-regreso-a-su-pais/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cinco de los condenados por el “caso del dron” en Venezuela denunciaron que fueron torturados en presencia del fiscal Farik Mora

  En el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro el 4 de febrero de 2018 fueron detenidos civiles y militares, algunos sin relación con e...